Catatumbo postparo construye la paz

Se levantó el bloqueo de las carreteras del Catatumbo que ha sido la principal herramienta de lucha de los campesinos para defender su pliego de reivindicaciones agrarias. El presidente Santos retoma los diálogos con las organizaciones populares para avanzar en las soluciones correspondientes.

Horacio Duque Giraldo / Sábado 3 de agosto de 2013
Se levantó el bloqueo de las carreteras del Catatumbo que ha sido la principal herramienta de lucha de los campesinos para defender su pliego de reivindicaciones agrarias. El presidente Santos retoma los diálogos con las organizaciones populares para avanzar en las soluciones correspondientes.

Después de 55 días de histórica movilización popular, la huelga del Catatumbo ingresa a otro momento con la suspensión del bloqueo de las vías que desde Tibú conducen a Cúcuta, la capital de Norte de Santander, que debe darse desde hoy sábado 3 de agosto en las primeras horas de la mañana.

Con la mediación de una comisión integrada por reconocidas personalidades como el vicepresidente Angelino Garzón, el ex presidente Ernesto Samper, el sacerdote jesuita Francisco de Roux, el presidente del Senado Juan Fernando Cristo, el senador Iván Cepeda y el representante de las Naciones Unidas Tedd Howland, las organizaciones agrarias y sus líderes han tomado la determinación de permitir el flujo por las carreteras, cuya interrupción fue su principal arma de lucha, para entrar a una nueva fase de diálogos y acuerdos.

El presidente Juan Manuel Santos, en un giro adecuado, ha dado su consentimiento y ha manifestado su voluntad de adelantar la concertación para debatir las demandas agrarias sin vetos a los puntos del pliego de peticiones formulado. Su propuesta apunta a convertir la región del Catatumbo en un “experimento de paz” que debe replicarse por otras áreas de la geografía nacional, que bien puede ser una alternativa a las 20 zonas de recuperación y consolidación estratégica organizadas desde la administración del señor Uribe Vélez, y defendidas por el ministro de la Defensa Pinzón, las cuales han devenido en focos del neoparamilitarismo y el desmán del militarismo.

Entramos en el postparo del Catatumbo y el espíritu de la movilización sigue intacto. No hay vencedores ni vencidos.

Lo que sigue es la construcción de un pacto social alrededor de las coincidencias y consensos sobre la organización de la zona de reserva campesina y la implementación de su plan de desarrollo; la aplicación de los programas sociales alternativos para la sustitución de cultivos de coca; el pago de los subsidios por $1’500.000 a cada familia cocalera; la ejecución de un plan de derechos humanos; la defensa del medio ambiente frente a los impactos de la locomotora minera que amenaza los recursos naturales; y las garantías judiciales de no penalización de los dirigentes del paro por parte de la Fiscalía.

Lo ideal es la construcción de un nuevo Conpes de Paz que recoja y corrija los dos anteriores, distorsionados por la insoportable presión clientelar del senador Juan Manuel Corzo, el gamonal conservador que prospera con la violencia neoparamilitar y el sistema prebendario de su empresa electorera afincada en Tibú y los otros municipios.

Para cerrar, digamos de manera general que en el Catatumbo se configuró, con los eventos de la huelga, un “campo de conflicto” de alcance estructural, no puramente coyuntural, que visibilizó la crisis y debilidad del Estado planteando la posibilidad de una transformación con afectación de las vetustas estructuras de poder predominantes por la primacía de la hacienda señorial y el sistema clientelar.

Conflictividad que ha propiciado la constitución de nuevos sujetos sociales por la agregación, articulación y construcción discursiva que han inducido un cambio cualitativo y el alcance de la acción colectiva, en tanto que en situaciones históricas en que no existe conflictividad o esta se reduce a cuestiones puntuales, los sujetos colectivos tienen a inhibirse e incluso a desaparecer.

Un enfoque de tal naturaleza nos permite abordar el movimiento campesino del Catatumbo en su multiplicidad, en sus desplazamientos entre los diversos ámbitos del sistema y del campo político como las instituciones centrales del Estado (Presidencia, Vicepresidencia, ministerios y Planeación Nacional), los poderes regionales/locales, los medios principales de comunicación, los partidos políticos, la Iglesia, el campo binacional/global y la sociedad civil.

Contexto que permite plantear que la identidad del movimiento campesino del Catatumbo no es una simple esencia sino el resultado de “intercambios, negociaciones, decisiones y conflictos entre diversos actores con peso específico” (Melucci).

55 días de dura conflictividad en la región han dado forma a un sujeto social y político alterno a los actores institucionales de la democracia neoliberal representativa, con irrefutables repercusiones en otros puntos de la geografía colombiana.

Seguimos al tanto de los nuevos rumbos en la región. Ojalá los líderes de la acción popular saquen las lecciones correspondientes para acceder a otros niveles de la lucha para materializar el proyecto democrático-participativo que la paz que se dialoga en La Habana perfila en las rondas de intercambio entre el gobierno del Presidente Santos y los delegados de las FARC que representan la resistencia campesina revolucionaria.

FUENTE:  Horacio Duque Giraldo “Prensa Rural” http://prensarural.org/spip/spip.php?article11532

miércoles, 31 de julio de 2013

COMUNICADO A LA OPINIÓN PUBLICA : ASOCIACIÓN CAMPESINA DEL CATATUMBO

Por: Asociacion Campesina del Catatumbo.
30 de Julio de 2013
El Catatumbo vive horas decisivas. Imágenes de la resistencia campesina. Foto: Gerald Bermúdez (Foto: Geraldkurt                      )
  El Catatumbo vive horas decisivas. Imágenes de la resistencia campesina. Foto: Gerald Bermúdez Foto: Geraldkurt
 Pregunta al Gobierno de Colombia: 
 ¿Los Campesinos del Catatumbo somos un objetivo de ataque militar?
Los campesinos del Catatumbo, quienes resistimos de manera civil y pacífica,  pero sobre todo con dignidad y valentía, no solo al abandono estatal, a años de violencia y control paramilitar, de abusos y atropellos de la Fuerza pública, al conflicto armado; sino ahora el desinterés y la arrogancia del Gobierno, que ha prolongado esta protesta por 50 días,  ya que no quiere darle una salida democrática, pacifica, dialogada con los campesinos; sino que impone una salida militar y policial, el uso y abuso de la Fuerza es la única respuesta que hemos recibido los campesinos no solo a la crisis, al pliego de peticiones sino a más de 10 propuestas que se han presentado.

Denunciamos ante la opinión pública y la comunidad nacional e internacional y ante los organismos, organizaciones y órganos que velan por el respeto y aplicación de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, lo ocurrido en las últimas horas:
1. Desde el día de ayer 29 de Julio de 2013,  sobre el medio día, nuevamente el ESMAD de la Policía Nacional, dirigió ataques contra los campesinos que se encontraban concentrado en el lugar de “La Uno”, y nuevamente como en lo ocurrido en Ocaña, había presencia de efectivos de la Policía Nacional armados con fusiles, los cuales apuntaron contra los campesino manifestantes y efectuaron disparos al aire, mientras esto ocurría en el mismo sector sobrevolaron a muy baja altura 2 aviones Kfir por largo tiempo, causando gran pánico, terror y zozobra dentro de los manifestantes y de los habitantes de este sector.Los policías nuevamente dispararon contra los comunicadores alternativos que cubrián los enfrentamientos.  Efectivos del ESMAD capturaron hacia las una de la tarde al campesino menor de edad, Stiven Peña, según la policía fue trasladado a la ciudad de Cúcuta.

2. Luego desde las 6 p.m. empezó a sobrevolar nuevamente un avión Kfir.  Durante la tarde se presentaron sobrevuelos de un avión no tripulado (conocido como DRON), aviones utilizados para hacer inteligencia militar, propio de operativos militares, ya que se utiliza entre otras para hacer fotografías, grabaciones y lograr la ubicación de objetivos militares.
3. Desde las 10 p.m. nuevamente sobrevolaron y arrojaron aparatos conocidos como (globos y DRON), para seguir haciendo inteligencia militar y  tomando fotografías; también lanzaron luces de bengala, en los lugares conocidos como “ La  Cuatro y  J10”, situación que se prolongó por más de tres horas, hasta después de la medianoche.
4. A las 12 y 30 a.m. del día de hoy 30 de julio de 2013 se escucharon varios disparos en la zona conocida como “ Tres bocas” en dirección a la frontera con Venezuela, se presume que fue el Ejército Nacional, quienes hacen presencia en este lugar.
5. El Ejército Nacional comenzó a movilizar cinco a esa  (5) comboy (tanquetas/vehículos) y atravesaron uno de los puntos donde se concentraban los campesinos, conocido como “Punta de Palo”, los camiones llegaron hasta el puente del río Tibú.
6. Desde la 5:30 a.m. del día de hoy 30 de julio de 2013 se movilizan 15 camiones particulares tipo turbo, que trasladan un gran número de integrantes del ESMAD y soldados del Ejército Nacional, el recorrido lo vienen haciendo desde el corregimiento de  Campo dos hacia La Aduana.
7. Desde las 7 de la mañana de hoy 30 de julio los sitios de ubicación de los campesinos son sobrevolados permanentemente por un avión no tripulado –Drone y una avioneta exploradora.
Los campesinos nos dirigimos a Ustedes para denunciar y socializar, las  estrategias de guerra, de presión sicológica y de ataques que el Gobierno Nacional sigue dirigiendo contra la protesta de los Campesinos, ante esta terquedad, arrogancia, cobardía, y abuso de poder del Gobierno Colombiano y de la Fuerza Pública (Policía y Ejército), nosotros persistimos en promover, y abrir espacios democráticos de dialogo y de solución.
Por eso los Campesin@s del Catatumbo, les invitamos a todas las organizaciones sociales, sectores sociales, organizaciones políticas y partidos políticos, organizaciones y plataformas de derechos humanos, para promover la organización de un encuentro/evento en la ciudad de Bogotá para hacer un “Acuerdo Social para el Catatumbo”, porque la situación del Catatumbo y la lucha de los campesinos, es la lucha de todos y son realidades que también se enfrentan en todo el territorio nacional.
Por el agravamiento de las condiciones de seguridad, que aumentan cada vez más el riesgo y con una amenaza directa para la vida, la integridad personal y la libertad de los campesinos que legitima y legalmente protestamos, y porque este gobierno ha sido no solo incapaz, sino insensato y arbitrario, y ha prolongado esta situación por ya casi 50 días, les solicitamos que este espacio sea convocado y organizado, esta misma semana (miércoles a viernes) en la ciudad de Bogotá, y que de las conclusiones del mismo se puedan organizar ruedas de prensa simultaneas en Bogotá y Cúcuta.
Agradecemos todos los pronunciamientos de solidaridad y las manifestaciones de respaldo y preocupación, así como los buenos oficios de quienes han intentado y persisten en mediar con el gobierno indolente y terco de Juan Manuel Santos, y esperamos y solicitamos que se pronuncien ante el gobierno nacional, el ministerio de defensa y la Fuerza Pública, por la forma violenta y abusiva como han controlado esta protesta social y pacífica.
Asociación Campesina del Catatumbo
30 de Julio de 2013. 7:00 a.m.
La Aduana. Tibú. Catatumbo. Colombia
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s