“En Chile no hay un giro a la Izquierda, hay una toma de razón”

Guillermo Teiller15.12.2013

Por Lisandro Sabanés (Santiago, enviado especial)Después de 40 años, el singular PC chileno se apresta a volver a formar parte de un gobierno de la mano de Michelle Bachelet. En entrevista con LPO, el titular del comunismo chileno, Guillermo Teiller, enfrenta los cuestionamientos por ‘izquierda’ y asegura que “los cambios se hacen desde la política”.

-La primer pregunta tiene que ver con las expectativas para la elección del domingo, en tanto coalición Nueva Mayoría (el frente que agrupa a socialistas, democristianos, radicales y comunistas) en general como Partido Comunista en particular.

-Creo que va a ganar Michele Bachelet de manera holgada, creo que eso está claro. Porque es la candidata que ha logrado concitar mucho más apoyo después de la primera vuelta, lo que no ha ocurrido con (Evelyn) Matthei que no ha logrado nada, al contrario se ha desperfilado desde ese punto de vista.

Nosotros como partido tranquilos, esperando el resultado. Hemos trabajado bastante desde la primera vuelta hasta ahora para que vaya mucha gente a votar y que vote por Bachelet y después del domingo nosotros tomaremos definiciones como por ejemplo si entramos o no a ese gobierno. Para eso vamos a hacer un pleno del Comité Central el día 21 de diciembre y ahí se resolverá. Independientemente de esto, nosotros como partido vamos a apoyar el programa de gobierno de Nueva Mayoría y la implementación del mismo será nuestro objetivo fundamental en estos cuatro años.

-Visto desde afuera, llama la atención el giro a la izquierda de Bachelet que contradice un poco lo que fue su propia gestión como Presidenta y ese giro se ve avalado de algún modo por la presencia del PC en Nueva Mayoría que le da credibilidad al mismo. ¿Ustedes son conscientes de esto? ¿Lo comparten?.

-Yo no sé si hay un giro a la izquierda tan marcado. Lo que hay es una toma de razón de que Chile vivió y está viviendo una convulsión social bastante grande en este último tiempo y que hay una sociedad que ya se expresa en relación a determinados objetivos. Como ha expresado Bachelet, reforma de la constitución, reforma tributaria, reforma de la educación, nuevas leyes laborales, etc. Ahora si esto se plantea como un giro a la izquierda…bueno claro que es un giro a la izquierda pero esto representa a la centroizquierda muy claramente. El programa de NM es un programa que hemos acordado entre todos, no representa necesariamente nuestro programa y creo que tampoco representa la totalidad de los programas de los otros partidos, pero cada partido algo ha aportado a su construcción y lo mejor de todo es que representa un sentir popular.

Ahora que nosotros seamos aval… yo no lo siento así, si fuéramos eso… no, nosotros estamos porque realmente se cumplan estos objetivos. Eso es lo que nos va a mover y lo que nos mueve y lo que nos ha llamado a participar de esta construcción tan amplia de fuerzas políticas. Solos no lo podemos hacer y los otros partidos por sí solos tampoco, la antigua Concertación (NdR alianza que gobernó Chile entre 1990 y 2010) ya se vio que tampoco podía hacerlo y entonces nace la Nueva Mayoría que es una construcción nueva con un programa totalmente nuevo al de los gobiernos anteriores, es decir esto no es la continuidad de los gobiernos de la Concertación sino que es el inicio de un nuevo proceso.

-Usted habla de un sentir popular que empuja el programa de NM. ¿Cuánto margen hay en la política real y sobre todo en la economía, para llevar adelante este programa que usted menciona?

-Con la cantidad de parlamentarios que obtuvimos en la elección, ya prácticamente tenemos todos los quórums calificados de nuestro lado salvo uno que es el cambio de la constitución. Pero todo el resto sí, es decir podemos trabajar muy rápidamente en poner en práctica estos objetivos.

Y respecto a lo económico, para la reforma tributaria tenemos quórum de sobra en el parlamento. Es posible que existan resistencias pero por lo que he leído del gran empresariado que se verá afectado por eso, ellos se dan cuenta de que sus márgenes de utilidades son tan grandes, que esto no les va hacer daño en absoluto. Más aún, les permite seguir teniendo ganancias con una sociedad un poco más tranquila aunque yo no creo que vaya a ser así porque esto es parte de un proceso más amplio.

-¿Y en qué consistiría a grandes rasgos esta reforma tributaria?

-Básicamente en hacer que aquellas grandes empresas que tributan muy poco o no tributan, finalmente empiecen a pagar o paguen más. Ese es el secreto, no es otro. La carga de tributaria de Chile está muy por debajo de la de otros países y hay temas que no se han planteado en esta reforma como los royalties mineros que aquí no existen, lo que hay es un impuesto específico a la producción minera que es muy bajo y constitucionalmente no podemos modificarlo, por eso hablamos de reforma constitucional, para cambiar esas reglas de juego que fueron establecidas bajo la dictadura de Pinochet. Recordemos por ejemplo que el 10% de las ventas de cobre de Codelco (NdR: la empresa estatal que explota aproximadamente el 35% del cobre y que sostiene el desarrollo económico chileno) va directo al Ejército con un control parlamentario que es muy relativo y que nosotros queremos profundizar.

-El PC ha duplicado su presencia en la Cámara de Diputados(NdR: paso de 3 a 6) aún en el marco de sistema de elección binominal que perjudica a las terceras fuerzas. La modificación del mismo es otro de los objetivos de una reforma?

-Claramente. Nosotros propiciamos un sistema proporcional. Hay inclusive ahora en la derecha divisiones respecto al punto, porque hay un sector que se da cuenta de que si esto pasa para el próximo período, la discusión de la ley electoral nueva va a ser mucho más avanzada y por eso quieren adelantarse y están proponiendo una reforma al sistema que lo transforme en un sistema mixto pero manteniendo el rasgo binominal muy marcado. Yo prefiero que se discuta en el próximo período cuando estemos instalados en el Parlamento como fuerza mayoritaria. Pero es un tema esencial porque el binominalismo es el que establece los empates en el Parlamento y eso impide, aun con amplias mayorías, romper los quórums calificados necesarios para la sanción de las leyes más importantes del país.

-Desde otros sectores de izquierda se cuestiona directamente el sistema representativo -puntualmente se ha visto en estos días en las actividades de la Federación Estudiantil que conduce el anarquismo- y en esa línea se cuestiona la participación del PC en NM. ¿Usted considera que es un precio a pagar por una estrategia política o las críticas no tienen mayores fundamentos?

-¿Y que van a hacer esos sectores, con los cuales hemos compartido luchas muchas veces en pos de una reforma de la educación, cuando el proyecto y los proyectos de reforma educacional empiecen a llegar al parlamento y muchos sectores estudiantiles apoyen la aprobación de esa ley?. No sé porque podrían oponerse, porque le falta una coma, un punto. La reforma a la educación está planteada no al 100% pero si como una enorme reforma educacional para Chile, absolutamente nueva y distinta a lo que hemos tenido hasta ahora. Entonces sí no lo entienden así esos sectores, bueno flaco favor le hacen a todos aquellos que han luchado por tener una reforma a la educación.

En cuanto al precio a pagar. Nosotros seguimos siendo una fuerza grande y consistente en el movimiento estudiantil(NdR: los anarquistas desplazaron al PC del liderazgo de la FECH) y en todo el movimiento social. Ahora nosotros no vamos a ser bomberos del movimiento social de ninguna manera. A nosotros se nos achaca que nosotros controlamos sectores del movimiento social y que nosotros deberíamos alinearlos inmediatamente con el nuevo gobierno. Eso nosotros no lo vamos a hacer porque el movimiento social ha existido antes de que existiéramos nosotros y va a seguir existiendo de cualquier manera. Pero si ese movimiento social nos elige a nosotros como sus dirigentes tendremos que propender hacia lo que plantee ese movimiento social y tendremos entonces que establecer lo que siempre hemos dicho, la necesidad de diálogo en Chile entre el movimiento social, los gobiernos el Estado y no plantear diferencias tajantes entre el movimiento social y la política porque en definitiva los cambios que propone el movimiento social debemos hacerlos desde la política.

En ese sentido, usted de está de acuerdo con el voto voluntario? ¿Qué evaluación hacen del mismo?

-Tenemos dudas, pero se le achacan demasiadas negatividades al voto voluntario porque si bien es cierto que sí ha habido una gran abstención, la misma ha crecido porque hay 13 millones de inscriptos automáticamente en los registros electorales. Antes de eso había 8 millones de inscriptos y 5 millones que estaban fuera y entre los que se abstenían más los que no se inscribían daban una abstención total de más del 50%. Entonces lo que ha pasado ahora es que eso se ha sincerado. Lo que tenemos que tratar de aquí en adelante es que eso cambie concientizar que el voto no es solo un derecho sino un deber de cumplir porque si uno vota tiene el derecho a reclamar.

En Chile tuvimos a Pinochet durante 17 años aplastando a los partidos políticos y después mucha gente se frustró porque lo que vino después de la dictadura no cumplió con las expectativas porque los objetivos que tenemos hoy día son los que se vienen discutiendo desde antes que venga la dictadura, no es algo nuevo. Y mucha gente pensó que al finalizar la dictadura eso se iba a cumplir y como no hubo viso de que eso fuera así, empezó a crecer la desconfianza y la sensación de que ¨todos son iguales¨. Yo aspiro que cuando los proyectos empiecen a ser discutidos en el Congreso, esa sensación empiece a cambiar.

-¿Por qué el PC chileno ha logrado una inserción tan fuerte no solo en lo político sino también en lo sindical, estudiantil, movimientos sociales, etc y ha llegado a participar de gobiernos nacionales sumados a que eventualmente ahora formaría parte del de Bachelet. Lo cual es inédito para la región.

-Creo que es por nuestra trayectoria. Nosotros hemos estado en dos gobiernos de Chile nada más. Primero acompañamos a Pedro Aguirre Cerdá (1938-41) que fue un gran presidente que hizo mucho por el desarrollo industrial de Chile y la educación, pero no estuvimos en su gobierno sino que solo lo apoyamos. En 1946 elegimos a Gabriel González Videla (1946-52). (Pablo) Neruda fue su generalísimo de campaña y González Videla nos puso 11 años fuera de la ley y Neruda tuvo que salir del país. Y la segunda vez que estuvimos fue con Salvador Allende (1970-73) y hubo un golpe de estado. A nosotros González Videla porque nos puso fuera de la ley? Porque nosotros apoyamos la lucha de los trabajadores del carbón. Esa fue la excusa, el motivo real fue el contexto de post guerra con el inicio de la guerra fría.

Nosotros hemos sido leales con los trabajadores. Bajo la dictadura se persiguió a los trabajadores y nos persiguieron a nosotros, pero nunca dejamos de luchar por sus intereses y creo que la gente reconoce nuestro papel en la lucha contra la dictadura, porque se dice que Pinochet cayó por un voto, pero esa fue la culminación de un proceso que toda la gente conoce y sabe cómo nos hemos portado con Allende siendo que somos el único partido en Chile que nunca ha estado en una asonada militar y hemos defendido siempre la democracia y la gente nos tiene confianza.

-En referencia a la política exterior, Chile está en la Alianza del Pacífico que se ha puesto un poco como la contracara del Mercosur en lo económico pero también en lo político e ideológico. Ustedes plantean salir de la Alianza del Pacífico, mantenerse?

-Yo creo que en el futuro gobierno hay partidarios de seguir en la AdP pero yo por lo menos no soy partidario de eso sino de reforzar lo que ya existe en el Continente. La AdP es un intento creo yo hasta desesperado de EE.UU por incidir en la política latinoamericana sobre todo mirando a Brasil. Este papel que le han dado a México de transformarse en la gran potencia latinoamericana creo que en general la AdP no ha dado resultado y está fracasando. Yo apostaría por la Unasur, la Celac, no se sí el Mercosur donde Chile no es miembro y no se claramente si debería serlo pero si hay acuerdo de todas las fuerzas que componen NM que debemos reforzar la integración latinoamericana.

http://www.lapoliticaonline.com/nota/77103-no-hay-un-giro-a-la-izquierda-hay-una-toma-de-razon/

☼     ☼     ☼

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s