¿Armas de guerra ideológica, o medios para acercar la Utopía?

Por: Gonzalo Salazar “Cuadernos de Reencuentro”

Los grandes Medios de comunicaciónoficiales (RCN, Caracol, El Tiempo…)son vallas de propaganda politiquera, anestesia ideológica, cortinas de humo ante las verdaderas tragedias que vive la humanidad y el pueblo colombiano, difunden las mismas mentiras –repetidas miles de veces- para que la población termine creyéndolas como verdades; de otra manera no cumplirían su papel en esta sociedad de consumo; si dijeran la verdad, nadie compraría cosas innecesarias, nadie votaría por corruptos ni criminales, ni apoyaría guerras de rapiña contra otros pueblos. Desde la propaganda comercial, pasando por la política, la información científica y económica, el orden público, hasta los chismes de farándula, son objetos de tergiversación y engaño; se ocultan hechos importantes mientras se magnifican otros insignificantes; se especula con la salud, se hipnotiza con el fútbol y la farándula mientras la ética periodística brilla por su ausencia. Se corta fuera del contexto para pegar en una realidad que no existe, como lo hace la oposición fascista en Venezuela, y el neonazismo en Ucrania, en Colombia, en todo el mundo, en un falso positivo global.

¿Qué independencia, qué ética pueden tener los grandes medios en Colombia, si son propiedad de capitalistas nacionales y de monopolios neocolonialistas, ahora estadounidenses, británicos, mexicanos y españoles?

Los estilos y formatos de la información nacional e internacional vienen prefabricados desde Atlanta, New York, Londres, Madrid (CNN, FOX, BBC, Planeta, Prissa) obedecen a las políticas de las transnacionales de la información y las comunicaciones, nada tienen que ver con un periodismo nacional y menos en identidad o en defensa de los sectores populares, víctimas de un régimen, corrupto y violento. Los medios en nuestro país pasan a representar grupos políticos de derecha y ultraderecha otrora liberal y conservador, representantes y defensores directos de los grandes capitales nacionales y transnacionales. En la mayoría de los casos los periodistas y presentadores no tienen responsabilidad de lo que dicen o muestran en los medios oficiales, pues son esclavos del capital, quien ordena a nivel mundial y nacional lo que se debe presentar y cómo presentar. Es tanta la restricción informativa, la censura y la autocensura, que Colombia es el país donde más se reprime, se condena y se asesina a los periodistas por ejercer la ética, la independencia y la objetividad. Las modernas escuelas neoliberales de “periodismo” y de comunicación social se enfocan en la formación ideológica ytécnica de estos profesionales en los objetivos neoliberales.

En la guerra estos comunicadores se convierten en auxiliares portavoces de jefes militares, de paramilitares, de las grandes empresas y del gobierno de turno, hasta actúan como jueces condenando y criminalizando la protesta social, estigmatizando y señalando de criminales, terroristas y colaboradores de la subversión a quienes critican o denuncian las atrocidades cometidas por agentes legales e ilegales del estado. Los ejércitos de la OTAN y de los EE.UU. llevan en sus operaciones un contingente de “periodistas”, al lado de los tanques, detrás de los francotiradores, quienes describen los teatros de la guerra de acuerdo a las necesidades de los comandantes. Estos informadores mostraban los bombardeos sobre las poblaciones vietnamitas como combates con los comunistas, cuando en realidad perdían la guerra; como lo siguieron haciendo en Yugoslavia, en Irak, en Afganistán, en libia, etc. de acuerdo al libreto escrito en el pentágono o emitido por la CIA. En Colombia se ha aplicado la misma estrategia de la Seguridad Nacional que Washington impuso en la guerra fría en los 60, en la que los medios son más de la mitad del arsenal que destruye y asesina física, política y moralmente a personas y pueblos, como lo ha hecho durante más de 50 años la oligarquía a través de portavoces oficiales, mercenarios y comandos francotiradores mediáticos que identifican los blancos a eliminar, con la complicidad de un sistema judicial domesticado, comprado o chantajeado que acepta los falsos positivos difundidos por la tele, la radio y la prensa oficiales como ciertos, prueba de esto es la impunidad de más del 95% de los crímenes de Estado y del narcotráfico en los últimos 30 años.

El periodismo ético y objetivo se ejerce como expresión de libertad en democracia (que en nuestro país no existen), por ello es muy importante defender, impulsar y ampliar la difusión de los medios independientes-alternativos populares, que rescaten la objetividad en la crítica, la denuncia y la formación de opinión política de los ciudadanos, exigiendo al Estado respeto a la libertad de prensa y de información; periodismo investigativo que además de informar abra espacio para el debate de las ideas y la tolerancia, que propicie la unidad, la solidaridad y la democracia de los ciudadanos, medios que rescaten la utopía, como lo hacen con mucho esfuerzo el periódico desde abajo (con un excelente equipo intelectual y periodístico y sus proyectos audiovisuales y editoriales) además de una gran cantidad de publicaciones de gran calidad, a través de diversos formatos y tecnologías a niveles nacional, regional y local, elaborados por sectores populares de izquierda y democráticos.

La formación de redes de medios populares, local, regional y nacionalmente es una necesidad, una alternativa a la desinformación, a la superficialidad, a la mala prensa. Periódicos, revistas físicos y virtuales, emisoras de radio y televisión virtual, Blogs, páginas web, son canales, que orientados hacia los intereses populares, permiten difundir las culturas populares, los conocimientos e informaciones, que los grandes medios ocultan y niegan (como la verdad de la guerra en nuestro país y en el mundo), haciendo posible la interrelación y la integración de los sectores populares. Los ciudadanos con criterios propios tienen el derecho y el deber de acceder a medios alternativos, independientes y diferentes a los oficiales para informarse, comprobar la veracidad y las causas o razones de los hechos difundidos por cualquier medio, en el país y en cualquier parte del mundo.

“Las grandes movilizaciones que ha ocurrido desde inicios de 2011 como las Primaveras Árabes, el 15M-indignados, el Occupy Wall Street, el #YoSoy132, el #OccupyGezi en Turquía o los (aún vigentes) movimientos sociales en Brasil han tenido a las redes e Internet como una base de apoyo importantes. Se toman las plazas, se toman las calles, se toman las redes. Gentes diversas que se concentran en espacios públicos para exigir cambios políticos, con el lema “no nos representan” o “somos el 99%” por ejemplo, que utilizan las nuevas tecnologías para enlazarse y comunicar al resto de la sociedad e incluso para debatir y proponer.”[1]

En el proceso de cambios estructurales a favor del pueblo, es fundamental el conocimiento y la utilización de las telecomunicaciones y la información (TIC), para lo cual es indispensable la constitución de un sistema nacional de comunicaciones de carácter independiente, alternativo, popular, que recoja las diferentes expresiones y tendencias políticas y culturales del campo popular. Las comunicaciones son básicas en la construcción y mantenimiento del poder popular, como lo son para la oligarquía y el imperialismo. No podemos prescindir de ellas, tanto en los procesos productivos como en lo investigativo, lo social y educativo. Otra cosa es la magnificación que han hecho los grandes medios al servicio del capital, quienes pretenden poner la tecnología por encima de las personas y la sociedad cuando llaman a la época actual como la “era de la información” y que internet es el medio más democrático y seguro que beneficia a todo el mundo. Basta saber en qué forma, quienes y para qué objetivos se creó este sistema de información, -internet- empezando por responder que fue desde el pentágono que se originó, se utilizó para espiar y transmitir información militar y científica de otros países y movimientos políticos con intereses diferentes a los del imperio; funciones que aún sigue cumpliendo, ampliado a la enésima; además, como todo producto en el capitalismo, sufre un proceso de monopolización y control por parte de quienes se apropian del conocimiento, del poder político, económico y militar en el mundo.

Los medios oficiales además de desinformarnos, controlan nuestro tiempo, nuestros gustos, nos entretienen aislados de la realidad; no hay alternativas, podemos pasar por todos los canales, podemos darle la vuelta al dial y siempre será la misma propaganda, la misma trama del mercado, las mismas emociones, en el idioma que sea –NewsCorporation, Disney, Time Warner, Viacom, Fox, Sony-. Si abrimos una cuenta en Internet (E-mail, Blog, FaceBoock, Twitter), ahí están los administradores de datos que radiografían nuestras vidas, nuestros hogares, hasta nuestros pensamientos, lo mismo si compras algo en el supermercado o por Internet o si hacemos una transacción financiera, toda la información va a dar a los bancos de datos de Android, Google, Windows Fone-Microsoft, Nokia, Research In Motion, etc. los cuales la venden al mejor postor, a otras transnacionales, a la CIA, a la NSA o a Echelon (redes de espionaje sabotaje y conspiración puestas en evidencia por disidentes norteamericanos de estas agencias como Bradley Manning y Edward Snowden, por Julián Assange, la comunidad de hackers Wikilieaks, Anonymousy promotores de software librecomo Richard Stallman).

La decadencia imperial de USA conduce a la monopolización de los medios (TIC) para controlar y chantajear a todo el mundo, (incluidos los ciudadanos norteamericanos) los medios manejados desde las metrópolis imperialistas son todo un complejo Sistema de Posicionamiento y control Global al servicio del mercado y del terrorismo, que siempre sabrá qué consumimos, qué decimos, que hacemos y donde estamos, si usamos la computadora o el teléfono móvil. Las TIC de última generación pueden ser utilizadas como armas de destrucción masiva política, económica y culturalmente. A propósito, ¿Qué es la red Echelon?

 “Esta red es un sistema de espionaje global de todos los sistemas de comunicación e información: emails, llamadas (fijas y de celular), chats, faxes, blogs, internet, vigilados por una entramado de satélites, códigos, ejércitos de inteligencia y mucha lógica, matemática y sistemas computacionales. Es decir, se trata de la interceptación de toda clase de señales electrónicas y de comunicaciones, tanto como de los sistemas de comunicación oral.”

 “La red tiene sus antecedentes. Originalmente, durante la Primera Guerra Mundial se implementó el sistema The Big Ear (La gran oreja), el cual, durante la Segunda Guerra Mundial da lugar al sistema denomina Ukusa, por las siglas de Inglaterra y de los Estados Unidos. A este sistema se unirían posteriormente Canadá, Australia y Nueva Zelanda, como un sistema centrado en el mundo angloparlante, como se aprecia.”[2]

Ya nos hemos acostumbrado al dominio virtual de las TIC, que hasta nos parece normal la violación a nuestra intimidad, la manipulación por otros de nuestra información personal y de nuestras vidas; a pesar de todo esto, Internet, televisión y prensa son herramientas para difundir y acopiar información, para relacionarnos a través de las redes sociales, son ventanas virtuales, canales que nos traen al instante el mundo real e imaginario, que sirven para mantener el sometimiento, el control y el consumismo, o para generar y fortalecer movimientos de liberación social, cultural política y económica, para denunciar, proponer y convocar a la movilización e integrar redes de solidaridad aquí y en todo el mundo; lo que tenemos que hacer los usuarios es luchar por su democratización, por el derecho a la intimidad, por la utilización gratuita sin control político ni comercial ni apropiación, ni manipulación por otros de nuestros datos.

Por: Gonzalo Salazar “Cuadernos de Reencuentro”

 

[1] El Estado: ¿un mal necesario? – Publicado en www.rebelion.org – 25-09-2013

[2] “La red Echelon: el control de internet y de todas las comunicaciones”. Escrito por  Carlos Eduardo Maldonado para Le Monde Diplomatique Martes, 09 Julio 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s