…HACE 4 AÑOS A LA FECHA

Por: JulioCésar, “Cuadernos de Reencuentro”

Las elecciones presidenciales, cuatro años atrás, tenían un país electoral claramente definido, y un país abstencionista estadísticamente esperado. El país electoral presentaba un candidato Santos, fortalecido, con el aval preponderante de la extrema derecha colombiana y una derecha tradicional diluida en los bríos sombríos de la extrema derecha.

El proceso electoral actual, 2014, se establece de hecho como un indicador que nos permite afirmar que algo ha pasado al interior del régimen político colombiano.: hace cuatro años la fuerza fundamental de las clases dominantes la ejercía la extrema derecha colombiana, hoy, ese poder, expresado en lo aparente, marca una diferencia y desequilibrio en el bloque de poder (50% vs 50% ).

Lo impensable sucedió y el presidente Santos marcó territorio y le dio forma a la derecha tradicional, diluída tiempo atrás, en el bloque de la extrema derecha, delimitó camposcon su mentor y principal defensor, el expresidente Alvaro Uribe Vélez.

Las clases dominantes colombianas pasan por un momento de indefinición, en el que de alguna manera, juega un papel importante la situación internacional, y concretamente lo que esta pasando política y economicamente en américa latina. Sin llamarnos a engaños, respecto al papel de la burguesía en un contexto de clase, debemos señalar que existe la posibilidad de un leve alejamiento del bloque de poder de la burguesía colombiana liderada por Santos, respecto de la burguesía internacional y el imperialismo. En este período presidencial Santista las relaciones internacionales con Venezuela y con Ecuador se han llevado de una manera cordial, Colombia ha participado cómodamente en UNASUR y en los eventos internacionales su participación respecto a latinoamerica ha sido moderada y favorable como fue el caso de la 44 asamblea de la OEA.

Si las próximas elecciones en Colombia las gana el señor Oscar Iván Zuluaga, se fortalecería la burguesía internacional, la cual cuenta en su interior con lo más abyecto, antietico, inmoral y sin principios del ser humano. El imperio norteamericano se ha rodeado de lo peor y cruel en cada país, ejemplo de esto lo tenemos en Venezuela, Colombia, Argentina, Ucrania, Israel, España, y sigue la lista.

Existe una lucha al interior de las clases dominantes colombianas, los dos bloques están medianamente definidos y cualquiera de los dos que heguemonice en las próximas elecciones tendrá la enorme posibilidad de desarrollar sus estrategias de gobierno y de clase.

Si gana la extrema derecha del señor Zuluaga, será fácil para la burguesía internacional al tener un aliado tan incondicional, en el evento de no salir elegido, igual será un aliado incondicional y seguirá ejerciendo presión al interior del bloque de poder de las clases dominantes.

Si gana el candidato Santos, habrá ganado una posibilidad de “solución negociada” a un conflicto bélico, habrá ganado una luz que subyace presa en un paquete antidemocrático (ausente en el paquete de Zuluaga).

En esta contienda electoral del próximo 15 de junio, se enfrentan dos viejas comadres que se conocen muy bien y aún guardan secretos. El centro democrático recibió hace cuatro años una “carta envenenada” lanzada por Santos, carta peligrosa porque Uribe se convenció que jugaba para él. Hoy, Santos ya tiene todas sus cartas sobre la mesa  de la derecha y en apariencia es una partida y dos jugadores.

A la fecha el candidato Santos ha recibido importantes respaldos a nivel nacional como internacional. Sectores de la derecha colombiana de los partidos tradicionales, de organizaciones sociales y políticas del campo popular, apoyo silenciso de las FARC y el ELN, . Internacionalmente cuenta el apoyo de la 44 asamblea de la OEA al proceso de paz liderado por el señor Santos, en el que el bloque de UNASUR llegó unido.

El candidato Oscar Iván Zuluaga, cuenta con el apoyo incondicional de la burguesía internacional y el imperio norteamericano, con su máximo exponente en latinoamerica, el expresidente Uribe Vélez. Ambos candidatos conocen bien del “truquito y la maroma”, ambos candidatos tienen incidencia en la maquinaria política y económica colombiana. En estos momentos juega la teoría del 50% para ambos candidatos: aquel que logre controlar ladinamente la maquinaria estatal será el próximo presidente de Colombia.

Muchos colombianos NO DESEAMOS que gane el “Centro democrático” de Zuluaga y creemos que su propuesta no se ha fortalecido mayor cosa, pero nada en la vida real va a depender de nuestros deseos. Ojalá que el pueblo colombiano y latinoamerica pueda contar con un espacio que le permita sacar adelante los proyectos de cambio y sus objetivos políticos.

Por: JulioCésar, “Cuadernos de Reencuentro”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s