AYOTZINAPA: PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO

AL PUEBLO DE MEXICO

A LOS PUEBLOS DEL MUNDO

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NACIONALES E INTERNACIONALES

A LOS ORGANISMOS NO GUBERNAMENTALES DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS

A LAS ORGANIZACIONES POLITICAS, POPULARES Y REVOLUCIONARIAS

A LOS NORMALISTAS DE AYOTZINAPA, A LOS PADRES DE FAMILIA, A LOS FAMILIARES DE LOS ASESINADOS Y DETENIDOS-DESAPARECIDOS

¡NO ESTAN SOLOS!

¡HERMANOS, HERMANAS, CAMARADAS!

En Guerrero como en todo México, la guerra del Estado contra el pueblo es clara e inocultable, desde las estructuras del aparato represivo se despliega todo el terrorismo de Estado, entre dichas prácticas contrainsurgentes está la guerra psicológica que va de la mano de la mediática para imponer por todos los medios la versión maniquea de la actual junta administrativa para endosar el crimen de Estado cometido en Iguala a la mítica delincuencia organizada.

También es clara la respuesta del pueblo donde todos hemos expresado nuestro dolor, indignación y la disposición combativa en las diversas formas de organización y lucha. Este es un pueblo con memoria histórica, con tradición de lucha indomable, con dignidad que en los momentos cruciales también sabe y sabrá aplicar la justicia popular.

Nadie tiene el derecho de escamotear la solidaridad, de descalificar las diferentes formas de lucha, quien así lo hace asume parte en el cometido de los crímenes de Estado. Las variadas formas de lucha y expresión popular deben confluir en la consigna y exigencia popular de la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa detenidos-desaparecidos, así mismo la exigencia de juicio y castigo a todos los responsables.

Las decenas de fosas clandestinas encontradas –tan solo en un municipio de Guerrero– por la acción solidaria de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), comprueban que en todo México hay miles de tumbas de esta naturaleza, por consecuencia miles de asesinados extrajudicialmente, un crimen de lesa humanidad que no se puede borrar de la realidad mexicana por ser una práctica sistemática transexenal del Estado mexicano que durante años en complicidad de todos los niveles de gobierno se esforzaron por ocultarlas bajo la cortina de humo de la supuesta lucha contra el narcotráfico, para generar la indolencia e indiferencia colectiva ante los miles de detenidos desaparecidos, de asesinados, de desplazados de forma forzada, los miles de presos injustamente porque se trataba de “delincuentes”, de “narcos”, porque supuestamente formaban parte del entorno criminal y así son sustraídos de facto de todo derecho constitucional y humano.

La cercanía geográfica con el 27 batallón de infantería con las tumbas clandestinas comprueba una vez más el origen de la mano criminal, reafirma que los autores materiales de estas ejecuciones extrajudiciales es el mismo ejército federal en coordinación con los demás cuerpos policíaco-militares-paramilitares. Crímenes de Estado que han estado vinculados al aparato represivo desde siempre.

“Los misteriosos civiles” a los que supuestamente les fueron entregados los normalistas, son militares en misión contrainsurgente de paramilitarismo, para fabricar el crimen perfecto endosado a los delincuentes, el cual a estas alturas se les desdibuja y aflora tal cual es, UN CRIMEN DE ESTADO CON MOTIVACIONES POLITICAS, DIRIGIDO CONTRA JOVENES ACTIVISTAS DE LA FECSM.

Llama la atención la “celeridad y efectividad” al encontrar las fosas clandestinas desde las instituciones del Estado, esto solo exhibe una conclusión, eran del conocimiento y control de las estructuras de gobierno, desde policías-militares hasta el generalato. Todas las instituciones están involucradas en los crímenes de lesa humanidad.

La verdad histórica debe conocerse, cual fuesen los motivos, ya sean políticos o sociales, las decenas de restos humanos encontrados ultimados, ahora debe ser una exigencia más del pueblo, conocer las identidades y exigir castigo a los responsables de estos abominables crímenes.

En el desarrollo de su burda maniobra el Estado ha fabricado de forma expedita a los autores materiales, por cierto, tropa y funcionarios de menor rango; no se muerden la lengua al señalar al autor intelectual, una pieza menor y desechable dentro del andamiaje de la política burguesa para sostener contra viento y marea la tesis de la autoría del crimen organizado.

Desde la posición perversa del Estado ahora se pretenden diluir los motivos políticos y revertir la acción de la justicia hacia los 43 detenidos-desaparecidos y normalistas en general, al revictimizar y criminalizar la PGR a los normalistas de Ayotzinapa vinculándolos con el narcotráfico.

Este crimen de Estado, también es el resultado de años de una campaña permanente de criminalización desde los monopolios de la comunicación y sus voceros contra el normalismo rural, la juventud y la lucha popular que se solidariza con las causas justas.

Que se sepa en todo México y en todo el mundo que políticos de oficio de toda laya, y lo más pusilánime de las plumas mercenarias, intelectuales orgánicos del régimen y empresarios oligarcas también son responsables de todos los crímenes que se han estado cometiendo contra el pueblo al ser parte fundamental del engranaje represivo.

AFIRMAMOS Y ACUSAMOS ANTE EL PUEBLO Y LOS PUEBLOS DEL MUNDO QUE EL ESTADO MEXICANO Y LA ACTUAL JUNTA ADMINISTRATIVA SABE PERFECTAMENTE EL PARADERO Y LA CONDICIÓN NO SÓLO DE LOS 43 NORMALISTAS DETENIDOS-DESAPARECIDOS, SINO DE LOS MÁS DE 70 MIL MEXICANOS QUE ESTÁN EN ESTA INHUMANA CONDICIÓN.

 No basta con la “científica localización-detención” del denominado “A5” y su conyugue, con la licencia a modo del gobernador figueroista, las renuncias de funcionarios menores, porque el cerebro y la mano criminal permanecen intactos y protegidos por el estado de derecho oligárquico que les da fuero e impunidad a los criminales de Estado. En éste y en todos los crímenes de lesa humanidad, en todo momento, la responsabilidad única y exclusiva viene de las estructuras del Estado sin importar el ámbito, acciones de lesa humanidad que emanan de las entrañas del poder oligárquico.

Todos los “hombres de bien” y las “buenas conciencias” gritan, se escandalizan, se horrorizan por los hechos “vandálicos” y “criminales” en referencia a las acciones combativas del pueblo en la lucha por la presentación con vida de los detenidos-desaparecidos, pero sus hipócritas e infames berridos –como decía el inolvidable José de Molina– no son tan fuertes para condenar el asesinato a mansalva del 26 de septiembre y la detención-desaparición masiva de 43 normalistas.

Sus golpes de pecho y rasgaduras de vestidura no son suficientes para debelar toda la podredumbre criminal de las instituciones del régimen antipopular y represivo desde donde se planifican estas masacres y crímenes de Estado, por el contrario tienen la tendencia de crear la distracción para desviar y desvirtuar la esencia de estos crímenes de Estado.

Nosotros y el pueblo preguntamos, señores voceros oficiosos del Estado con ropaje de periodista ¿Se encuentran satisfechos con la reciente misión de terrorismo de Estado en Guerrero?, ¿Se ha cumplido la cuota de sangre que desde sus columnas demandaban al estado policíaco militar para imponer la voluntad oligarca?, ¿Contentos ya, con el asesinato y detención-desaparición de los normalistas?, ¿Contentos con el asesinato de la luchadora social Rocío Mesino y muchos más en su misma circunstancia?, ¿Felices con las miles de ejecuciones extrajudiciales?, ¿De plácemes con el asesinato político de decenas de profesores de la CNTE?, según su dedo inquisidor ¿Quién sigue, MORENA, el SME, la CNTE, los insurgentes, un falso positivo…?

Sí, nos referimos a ustedes a los que desde el periodismo representan oficiosamente a la parte más reaccionaria y recalcitrante del medio y la sociedad, plumas y voces mercenarias del régimen y sus cuerpos represivos que rayan en la concepción fascista y malthusiana, piezas que hacen el papel de juez y parte en la criminalización de la protesta popular y la ejecución de crímenes contra los luchadores sociales, instrumentos clave para imponer la dictadura de opinión que justifica el terrorismo de Estado.

Sr. Ciro Gómez Leyva, con las decenas de miles de detenidos-desaparecidos que existen en el país por motivos políticos y sociales, según usted, ¿Ya se compara nuestro país y los gobiernos neoliberales con los niveles de barbarie que cometieron gobiernos dictatoriales y autoritarios en Centro América y Sudamérica, para ser denunciados como crímenes de lesa humanidad?, ¿Ya se dio cuenta que en el país no solamente existen dos detenidos-desaparecidos?, ¿Ya reparó que son decenas de miles de ejecuciones extrajudiciales y miles de tumbas clandestinas donde impunemente fueron arrojados?

 Sr. Raymundo Rivapalacio ¿Contento? Resulta que a quienes señaló en sus columnas como vínculos y entorno del narcotráfico o la delincuencia, hoy en esos hogares familias enteras lloran a sus seres queridos asesinados y detenidos-desaparecidos, como también a los que equivocadamente señala que tienen un vínculo con el EPR, son perseguidos, hostigados y obligados al exilio.

Sr. Ricardo Alemán, lo más rancio y atrasado de la sociedad no está en nuestras filas, se encuentra en las estructuras a las que sirve como pluma, vocero oficioso y justificante mediático para la represión. Lo más criminal y antihumano está del lado del régimen, con los que se codea y obtiene cómodas quincenas. Con sinceridad, responda de frente al pueblo ¿Según su oficio criminalizador quién sigue como víctima de la violencia del Estado? queda claro el oficio de juez incriminador para que pueda actuar el aparato represivo contra los que ha señalado, es decir, usted pide, clama y exige la represión contra la CNTE, MORENA, AMLO, LA FECSM, EL SME, al pueblo de Guerrero, Michoacán, Oaxaca que unas veces los trata como delincuentes, otras como guerrilleros o narcotraficantes. ¿Qué le hicimos para que destile odio hacia nosotros, hacia los normalistas rurales y a todo el pueblo?

Por lo visto su perversidad y bajeza humana no tiene límites, porque ante un pueblo asesinado, masacrado, desangrado y objeto de crímenes de lesa humanidad ahora exigen en voz del señor Aguilar Camín-Televisa el ensanchamiento de las leyes fascistas para castigar a los que exigen justicia; voz que se conjunta con el coro reaccionario de voces profascistas.

El pueblo una vez más habla a través de las acciones de protesta, legítimas y necesarias, ¿Qué esperaban ante tanto agravio hacia el pueblo? ¿Cómo querían que respondiera? ¿Qué marche el pueblo como mansos corderos hacia el degolladero? ¿Qué religiosamente siga poniendo eternamente la otra mejilla?

Desde nuestras filas, es decir, desde la crítica política de las armas preguntamos con sinceridad a nuestro pueblo, si tenemos en el país el dolor que nos genera más de 70 mil detenidos desaparecidos, decenas de miles de ejecuciones extrajudiciales e igualmente miles de presos injustamente ¿Qué se podría hacer si todos nos hubiéramos unido para enfrentar a este gobierno terrorista como fuerza organizada del pueblo? Sin embargo, el pueblo ha sido desangrado sin siquiera darle la oportunidad de defenderse, los hijos del pueblo colman las cárceles y fosas clandestinas, han sido puestos como ofrenda a los dioses de la violencia del Estado.

A pesar de toda esta estela funesta de violencia institucional y dolor del pueblo, hay algunos que afirman que no es válida la lucha armada revolucionaria porque sería un suicidio enfrentarse al sistema, pero ¿No acaso nos están asesinando y deteniendo desapareciendo de forma inerme por miles por no dar paso firme y consciente a la organización y lucha revolucionaria? Del tamaño del agravio cometido contra el pueblo, éste siempre sabrá responder en consecuencia. A un lado deben quedar las discusiones superfluas y estériles para dar paso a la verdadera unidad popular.

 La movilización y resistencia popular debe continuar en combinación con la generalización de las acciones políticas de masas que golpeen a los puntos nodales que sostienen a la dictadura del capital.

Si como se consigna en las diferentes ciudades ¡Ayotzinapa somos todos¡ que el grito de justicia popular atruene en cada rincón del país conduciéndose por valles, montañas, costas, barrios, colonias, pueblos, centros de trabajo y estudio. Porque el color de la sangre jamás se olvida, el pueblo clama que los masacrados deben ser vengados. A desarrollar la iniciativa y creatividad en la lucha popular.

¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!

¡PRESENTACION CON VIDA DE LOS 43 NORMALISTAS DE AYOTZINAPA DETENIDOS-DESAPARECIDOS POR EL ESTADO!

¡A SEGUIR EXIGIENDO LA PRESENTACIÓN CON VIDA DE TODOS LOS DETENIDOS DE AYER Y HOY¡

¡A CERRAR FILAS CONTRA EL TERRORISMO DE ESTADO!

¡POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!

¡VENCER O MORIR!

¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!

¡RESUELTOS A VENCER!

¡CON LA GUERRA POPULAR!

¡EL EPR TRIUNFARA!

COMITÉ DE PRENSA Y PROPAGANDA DEL PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO

PDPR

 Año 50.

República mexicana, a 28 de octubre de 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s