CRISIS MUNDIAL

Precios del petróleo: el imperialismo toma medidas para derrumbar el capitalismo

Por: Ricardo Robledo

Según los informes de los comentaristas internacionales, el imperialismo está aplicando técnicas que presionan los pozos petroleros árabes para que produzcan al máximo durante los próximos cinco años. Por el efecto de la oferta y la demanda y de la especulación del mercado, se espera obtener así una rebaja del precio del barril, lo que traería una baja de costos para algunas industrias, a la vez que se afectaría la economía de los países que son competencia del imperio o que se han salido de su órbita servil, como los son Rusia, Venezuela, Irán.

Esta es una jugada más que se suma a la destrucción de Libia, Irak y otros países árabes, que le han permitido al imperio tomar mayor control sobre los pozos de petróleo. No es otro su interés, así se presente como una lucha por la libertad, la democracia y la defensa de la humanidad ante el fundamentalismo religioso encarnado bajo la figura del islamismo y el terrorismo. Esta es la labor de desestabilización sobre los países que le estorban para sus propósitos de dominación. El capitalismo sólo puede mantenerse y desarrollarse mediante el despojo y el saqueo a los pueblos del mundo basado en la especulación, el dominio ideológico, la traición y la agresión, con su poderío militar y económico.

El capitalismo es una relación social de producción que se da entre productores y propietarios de los medios de producción. Su contradicción principal es la de la socialización de la producción y la apropiación privada de las ganancias. El grado de industrialización ha llegado a tal grado que se socializan otras cosas, como la contaminación ambiental que pone el riesgo la vida en el planeta; tal es el nivel de la ambición de una minoría de seres humanos.

No existe un desarrollo sostenible. Es falsa la producción “verde”, no es más que una estrategia publicitaria; es falso el tipo de alimentación que promueve, porque no es sana; son falsas las soluciones de vivienda que crea, porque son inalcanzables para las poblaciones empobrecidas; es falsa la educación que ofrece, porque embrutece; es falsa la salud que garantiza, porque se basa en medicamentos que enferman. Es un mundo falso.

Uno de los aspectos del fetichismo de la mercancía, analizado por Marx en el Capítulo I del Capital, es que hace aparecer como una relación entre cosas, lo que en realidad se da entre personas: explotadores y explotados. A los planeadores del imperio, su egocentrismo e intereses no les dejan ver un panorama completo de lo real. Nadie sabe el curso que pueden tomar los acontecimientos pero se toman medidas dentro de la lógica del capitalismo; rebajando los precios del petróleo se van a afectar las economías de Venezuela, Rusia, Irán, es cierto, pero no se tiene en cuenta la capacidad de reacción de estos países y el peso del factor humano de sus poblaciones, que es algo que el capital no valora.

La sociedad burguesa actual es una civilización basada en el petróleo; de toda esta lucha económica de precios y sanciones políticas y administrativas, lo que principalmente puede salir lesionado son las relaciones sociales capitalistas entre las personas; si las medidas les funcionan  de acuerdo con sus intereses, lograrán concentrar los beneficios en la minoría que agrede al mundo. Si algo se va a derrumbar en Venezuela y Rusia, es lo que tengan de capitalistas. El capital sólo puede desarrollarse a riesgo de profundizar sus contradicciones y  revolucionar las relaciones sociales de producción.

No va ser fácil, pero si doloroso. Es de esperarse que se van a generar violentas acciones de desestabilización con paramilitares colombianos, la derecha internacional, mercenarios, las oligarquías regionales, -que posarán de inofensivos estudiantes- para adelantar revueltas sociales de “oprimidos venezolanos”. Estas, acompañadas de sanciones de organismos mundiales tan amañados como la ONU, la OEA; además de toda clase de medidas según su diplomacia; es por esto que,  en una jugada de artes marciales políticas, el imperialismo le abre los brazos a Cuba, para luego asfixiarla. Se equivocan todos los que creen que la construcción del socialismo y su desarrollo dependen de que el imperio les abra las puertas.

Es algo que el Comandante Chávez visualizaba cuando dijo que sin comunas no hay nada. En el Libro Azul, cuando habla de los canales por los cuales corra el poder popular, dice: “En tal sentido, las comunidades, barrios, pueblos y ciudades deben contar con los mecanismos y el poder para regirse por un sistema de autogobierno que les permita decidir acerca de sus asuntos internos por sí mismos, a través de procesos y estructuras generadas en su propio seno.

Es decir, el pueblo debe contar con canales de información suficientes y órganos de decisión en el interior de su anatomía, que le permitan seleccionar sus metas u objetivos, corregir el rumbo hacia ellos, cuando estuviese desviado y, finalmente, producir los cambios en su composición interna, a medida que éstos sean requeridos por los procesos históricos”

De la agresión imperialista va a surgir la libertad de los pueblos del mundo. No va ser fácil y habrá que superar la interpretación positivista de la Dialéctica, según la cual los procesos van de lo inferior a lo superior, de lo simple a lo complejo; es decir que no hay retrocesos, ni errores, ni traiciones. Tales visiones mecánicas del materialismo histórico son las que han permitido presentar al capitalismo de estado como socialismo real. Las revoluciones pueden fracasar, el fascismo puede triunfar; pero si llegara a suceder, como dijo el Comandante, será sólo por ahora.

Al imperialismo no le interesan las personas, las poblaciones, sólo los pozos petroleros. ¿Qué tiene la oposición venezolana para ofrecer? ¿Cuáles son sus intereses dentro los conflictos mundiales? Los pueblos de América Latina y del mundo deben estar alertas, para enfrentar la agresión y para sacudirse de las cadenas, que es lo único que tienen para perder.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s