COLOMBIA. Declaración sobre el paro nacional del 17 de marzo

FAEl Frente Amplio por la paz –Antioquia– fue creado para apoyar y contribuir a que el proceso de paz entre el gobierno y las insurgencias llegue a feliz término, a través de unas negociaciones exitosas cuyos acuerdos sean refrendados directa y democráticamente por los ciudadanos.

Siempre ha sido claro, sin embargo, que una cosa es la finalización del conflicto armado y otra muy distinta, la construcción de la paz propiamente; que la paz significa reformas profundas y requiere que se ejecuten los cambios que los gobernantes del país vienen aplazando desde hace un siglo.

De tal suerte que, más allá de la finalización del enfrentamiento a través de las armas, construir la paz es construir una sociedad con derechos, con equidad y con justicia social. Construir la paz nos enfrentará inevitablemente con el modelo neoliberal que ha despojado al pueblo colombiano de sus derechos adquiridos, ha profundizado la desigualdad, la corrupción en las instituciones del estado y la entrega del patrimonio público a los emporios transnacionales.

Seguiremos apoyando con toda decisión las negociaciones de paz, la desmovilización de combatientes, la firma de los acuerdos y su futura refrendación, pero esa paz no será sostenible ni duradera bajo la dictadura del capital financiero y su modelo neoliberal. Una paz neoliberal sería una caricatura, una burla al esfuerzo nacional por salir de cinco décadas de guerra. Por esta razón simple apoyamos las luchas populares por mejores ingresos, por no dejarse reducir al hambre, por los derechos sociales, contra la corrupción y por la defensa del patrimonio público. Apoyamos resueltamente el paro nacional del 17 de marzo contra el nuevo paquete neoliberal del gobierno de Santos, y en respaldo a los acuerdos de La Habana y su refrendación.

En Colombia como en toda América Latina, el neoliberalismo y la violencia contra los movimientos sociales, han ido siempre de la mano. Ese modelo es esencialmente dictatorial; sus políticas se nos han impuesto represivamente. El Plan Colombia, el paramilitarismo, la doctrina militar, la legislación autoritaria y la guerra mediática, han sido instrumentos al servicio de ese modelo para someter a quienes nos le oponemos. Es el neoliberalismo y las élites que lo sustentan, quienes han aprovechado la violencia y todas sus expresiones para preservar sus intereses.

Medellín, febrero 18/2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s