Archivo mensual: marzo 2016

LE ALBOROTARON LOS DEMONIOS A ALVARO URIBE (3): William Cardona

El cura de las dos biblias

COLOMBIA: PARO NACIONAL. MARZO 17 DE 2016

Fabio Arias, CUT
15 Mar 2016

Este 17 de marzo el Movimiento Social se pone cita para salir a las calles con el pliego de exigencias que da paso el PARO Nacional. Entre los diferentes sectores que confluirán en la movilización están la Central Unitaria de Trabajadores, La Cumbre Agraria, diferentes organizaciones estudiantiles, organizaciones gremiales, medioambientales, campesinas, indígenas y otras 46 organizaciones sociales del país.

Fabio Arias, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores comenta queEl pliego consulta las necesidades más sentidas de la población y este es un buen motivo para que el gobierno nacional entienda que tiene que atender las inquietudes e inconformidades que tiene la gente, vamos a respaldar la paz pero también vamos a reclamarle al gobierno solución a nuestras peticiones”.

El pliego de exigencias que abandera el PARO Nacional y la movilización del 17 de marzo se construyó a partir de las inconformidades que presenta el movimiento social con los diferentes incumplimientos del gobierno frente a temas como la venta de ISAGEN, la firma de TLC con diferentes países, el aumento del desempleo, la crisis hospitalaria, y en general la falta de garantías laborales, económicas y sociales en las que se encuentra el país.  El pliego se  conforma por 15 puntos:

  1. Desarrollar un programa estructural con medidas de emergencia para el pueblo guajiro y otros más donde la hambruna y la muerte de la niñez, es una vergüenza para Colombia.
  1. Cumplimiento de los acuerdos firmados entre el gobierno y las diferentes organizaciones representativas de los trabajadores, pensionados, campesinos, afros, estudiantes, indígenas, transportadores y empresarios agrarios.
  1. Frente a la carestía de la vida, demandamos alza general de salarios y del subsidio de transporte, con equidad salarial para las mujeres y reducción de las tarifas de los servicios públicos y el transporte. Disminución del costo de la canasta familiar y el establecimiento de mínimos vitales.
  1. Defensa del patrimonio público, especialmente de Ecopetrol (construcción del PMRB, no a la venta de las filiales ni al cierre de campos petroleros) y las empresas públicas territoriales, entre otras: Aseo, ETB, EAAB, EEB, Emcali y la participación del Estado territorial en ISA, ISAGEN.
  1. Evaluación y revisión de los Tratados de Libre Comercio. Defensa de la producción nacional, tanto agropecuaria como industrial, mediante mecanismos arancelarios, tributarios, financieros, (condonación parcial de deudas y rebaja de intereses para los afectados por el verano), entre otros. Rechazo a la importación de alimentos con arancel cero y el desmonte de las licoreras.
  1. No a la privatización de la salud y la educación a cargo del Estado y demandamos  Incremento presupuestal para estos sectores. Dignificación de la salud de los y las docentes y pago de deudas laborales. Reforma universitaria democrática y concertada y la condonación de deudas de estudiantes con el ICETEX y fortalecimiento presupuestal del SENA.
  1. Promoción del empleo en condiciones de trabajo digno y decente, política de formalización laboral y ampliación de las plantas de personal en el sector público y privado, con quienes cumplan funciones permanentes y misionales, así como protección del derecho al trabajo y acceso al espacio público para los informales.
  1. Promover un ordenamiento territorial con base a la protección del medio ambiente, el agua como un derecho humano fundamental y los ecosistemas estratégicos esenciales para la vida. Exigimos la moratoria minera, los acatamientos a los fallos de la Corte Constitucional, la consulta previa vinculante y decisoria para los proyectos minero- energéticos y prohibirlos en los cascos urbanos.
  1. Reducción de los precios de los combustibles y congelamiento de peajes, así como también, impedir la cesión de corredores viales.
  1. La reforma tributaria no puede ser de carácter regresivo, por consiguiente, se elimine las exenciones tributarias a las multinacionales y no se aumente el IVA, ni se amplié su base gravable, ni se impongan cargas tributarias a la clase trabajadora y pensionados y se elimine el 4×1000.
  1. Defensa de la tierra y los territorios para la producción agropecuaria del campesinado y el reconocimiento de sus derechos. Fortalecimiento de la economía propia. Sustitución concertada y gradual para los pequeños productores de cultivos de uso ilícito.
  1. Garantía plena de los derechos humanos, libertades sindicales y no criminalización ni judicialización de la protesta social y reparación colectiva. Desmonte del ESMAD.
  1. Fortalecimiento del régimen de Prima Media (Colpensiones) y no realizar modificaciones regresivas al régimen pensional. Pleno reconocimiento de los derechos prestacionales de militares y policías en retiro.
  1. Disminución de las tasas de interés acabando la especulación financiera, protegiendo al sector de la economía solidaria (cooperativas, cajas de compensación).
  1. Definir una política pública concertada de lucha contra la corrupción y la impunidad, que tenga en cuenta el fortalecimiento de los órganos de control y la justicia.

La movilización tendrá diferentes puntos de concentración nacionales.

Bogotá: Parque Nacional, Universidad Nacional,  Centro Administrativo Nacional, Calle 72 con carrera Séptima, Hospital La Hortúa, localidades como Ciudad Bolívar, Usme, Suba y el municipio de Soacha contarán con puntos de concentración.

Medellín: Concentración será en Carabobo entre los sectores Jardín Botánico y Parque explora, y harán un recorrido hasta La Alpujarra.

Cali: Concentración en el parque de Las Banderas y recorrido hasta la gobernación.

Barranquilla: Concentración en la Plaza de la Paz y recorrido hasta la gobernación.

Cartagena: Concentración en Universidad de Cartagena sede Piedra de Bolívar y recorrido por la avenida principal hasta llegar al centro de la ciudad.

Ibagué: Concentración en el parque Galarza y recorrido hasta la gobernación.

Bucaramanga: Concentración en la Plazoleta Luis Carlos Galán y recorrido hasta la gobernación.

Villavicencio: Concentración en el Parque de los Fundadores y recorrido hasta la gobernación.

Ocaña: Concentración en la plazuela del complejo histórico y recorrido hasta el parque San Agustín realizando un pare en la plaza del 29 de Mayo.

Tunja: Concentración plaza de Bolívar y recorrido por la Avenida Norte hasta la entrada de Combita.

Manizales: Concentración en el parque Antonio Nariño y recorrido por la Avenida Santander hasta la Plaza de Bolívar.

Armenia: Concentración en el parque Los Fundadores de Armenia y recorrido por vías principales hasta llegar a la gobernación.

Neiva: Concentración en el parque Lesburg y recorrido por vías principales hasta el parque Santander frente a la gobernación.

Yopal: Concentración en el parque Resurgimiento y recorrido por vías principales.

TOMADO DE:

http://www.contagioradio.com/el-pliego-de-peticiones-del-paro-nacional-articulo-21493/

Aunque parezca extraño, en Colombia hay enemigos de la paz

Por: Ricardo Robledo

Debió existir un momento en la historia de la humanidad en el que las tribus sedentarias se dedicaron a la agricultura y en el que las nómadas se orientaron a la recolección y a la caza, (factor que las especializó en la fabricación de armas). Estas condiciones tal vez facilitaron que, atraídas por la abundancia de la cosecha, estas últimas asaltaran y dominaran a las primeras, llevando así el sometimiento hasta la esclavitud. Con tales procederes, la fuerza de las armas fue provocando que las sociedades quedaran gobernadas y lideradas por los violentos.

 Si los sometidos decidían armarse y responder a la violencia, terminaban reproduciendo sobre el modelo social los mismos patrones de muerte que querían combatir. Es decir no se lograba un avance de la civilización hacia la valoración de la vida y el respeto por lo humano. De ahí la importancia de construir una sociedad de derecho, que no permita que la usurpación y la maldad sean las guías de las comunidades; tal debe ser la esencia de un Contrato Social, a través del cual los ciudadanos acepten ponerse bajo la tutela de un estado con el fin de recibir su protección.

 No es exagerado reconocer que, contrario a lo esperado, los violentos se han impuesto en las sociedades que hasta ahora ha conocido la humanidad. No en vano Marx y Engels inician el Manifiesto resaltando que la historia de la humanidad es la historia de la lucha de clases. Cruda realidad que se ha extendido hasta nuestros días; pero hoy, además de afectar a cosechas y a personas, la dominación busca también ejercerse sobre los demás recursos naturales como el agua, los hidrocarburos, los metales, las piedras preciosas y sobre la biodiversidad en general.

 En la actualidad las armas ya no son el arco y la flecha, sino los misiles, los drones, los portaviones, la manipulación informativa, las bombas inteligentes, las de destrucción masiva; a las naciones se les aterroriza con la amenaza nuclear. La dominación mundial de los violentos, se soporta en el poder local del terror y se blinda con la legislación y la ideología.

 Las naciones que osen ejercer soberanía sobre su territorio y sus recursos y que no se sometan a los dictámenes y al asalto de los agresores, son catalogadas como crueles dictaduras, violadoras de derechos humanos, terroristas, paraísos del narcotráfico, ejes del mal, peligro para la humanidad. A partir de estos descarados calificativos se justifican ante los ojos del mundo, las persecuciones, las sanciones, los bloqueos, los ataques y las diversas formas de la guerra económica.

 La maldad se extiende por el mundo bajo la presentación de pulcros propósitos morales, pero que en realidad esconden en el fondo los mezquinos intereses de oscuras ambiciones. En la lucha del estado contra la izquierda en Colombia- país consagrado por la élites al Sagrado Corazón-, el paramilitarismo obró siguiendo una lógica perversa, pero efectiva: hacían una masacre en una población, esperando que aquellos que tenían algo que temer, huyeran; con los que se quedaban adelantaban sus proyectos y se repartían las propiedades de los desterrados.

 Estas prácticas fueron promovidas por piadosos personajes capaces de entrar a los templos de rodillas desde el parque principal hasta el altar mayor y de rezar para que el Señor “nos dé la paz”; como si la guerra y la paz no fuera un problema de los humanos sino de Dios o de causas incontrolables. Se convierten así, en ejemplos del tema del libro “La Virgen de los sicarios” del maestro Fernando Vallejo: “orar para que nos vaya bien matando”, con lo que la religión se deshace de la espiritualidad y de la doctrina y se reduce al rito y a la superstición. Se repiten las justificaciones de la muerte, ahora actualizando el lineamiento: “maten comunistas que Dios perdona”. Y a estos se asimilaban todos los opositores al régimen y los distanciados de sus políticas perversas. Para ellos, también se volvieron peligrosos los campesinos con buenas tierras o asentados en zonas de riqueza natural.

 Así se hace justificable un ataque sangriento contra los supuestos enemigos de la fe, en abierta inconsecuencia con los preceptos cristianos del amor al prójimo, de no robar, no matar, de la fraternidad universal. Hoy cuando algunos procesos judiciales llaman a cuentas a unos cuantos responsables de las masacres, huyen del país, reapareciendo de esta forma la lógica que impusieron, según la cual los que no tienen nada que temer se quedan.

 Más allá de los oscuros intereses también hay perfiles psicológicos que tienen su peso en la lucha social. Como manifiesta Michel Onfray en su libro “la Fuerza de Existir” el mundo está liderado por psicópatas, enfermos de poder y de grandeza – y no lo dice como insulto, sino como una lamentable realidad-

Es interesante estudiar por qué siniestros personajes cubiertos en dinero y en poder, no se dedican a amar a las personas y a combatir los males en este valle de lágrimas, sino a promover la guerra y a matar. La vida es muy corta en el tiempo, ¿por qué no emplearla en hacer el bien y promover la felicidad aquí en la Tierra?

Con la finalización de la guerra resultan perdedores los violentos, la maldad y la ilegalidad. El pueblo colombiano y los ciudadanos en el mundo, deben reflexionar quiénes y por qué, cuando hoy la insurgencia llama a terminar el conflicto, oscuras fuerzas muy claras, se oponen a la paz nacional y regional.

 

La mesa está en crisis y hay que prepararnos: Timochenko

http://caracol.com.co/radio/2016/03/11/nacional/1457715276_230140.html

“En este momento no sabemos cómo pueda terminar este pulso. Estamos haciendo hasta lo imposible para normalizar esta situación. Pero si el gobierno se mantiene en la raya, buscando presionarnos con la fecha o con lo de Obama, no hay más que hacer que continuar con lo que en más de 50 años hemos venido haciendo. Así que sin dejar de un lado las tareas que están desarrollando, tomen todas las medidas del caso para no irles a la permitirá santos que nos haga una jugada sucia”.

ESCUCHAR EL AUDIO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

http://caracol.com.co/radio/2016/03/11/nacional/1457715276_230140.html

RECHAZANDO EL ASESINATO DE WILLIAM CASTILLO CHIMA

La inconsecuencia de los medios de comunicación sometidos

Por: Ricardo Robledo

De acuerdo con la información de los medios de comunicación en Colombia, ahora los niños no mueren de hambre en el país, sino de “problemas asociados al bajo peso”. Forma descarada del lenguaje, que ofende porque además suponer la idiotez de los oyentes -a quienes se les presenta la ignominia en el celofán de los eufemismos- trata de ocultar las crudas realidades de su modelo social, no sólo para la nación, sino también para el resto del mundo. Importa sí mantener las estadísticas, no vaya a ser que dejen de mirarnos como el país más feliz del mundo.

 A no ser que con tales palabras quieran mostrar preocupación por el bajo valor del peso, acosado  por el intercambio monetario, fórmula que descarga sobre la población las desgracias del deterioro de los negocios capitalistas. Corresponde a los pueblos asegurar con hambre las ganancias que la crisis del sistema mundial y local no permiten alcanzar. Sólo así se podrían entender los problemas asociados al bajo valor del peso que afecta la capacidad de compra de los ciudadanos más pobres.

 Las poblaciones más vulnerables son la que más directamente sufren las desgracias de la sociedad burguesa. A las tribus milenarias de la Guajira nunca las diezmó la inclemencia de la naturaleza -a la que se han enfrentado durante tanto tiempo- pero sí las decisiones del capitalismo en cinco años; pues, desde las esferas gubernamentales se ha cohonestado con el desvío de los ríos para favorecer el desarrollo de las empresas multinacionales. Basta con mirar hacia los desiertos de la Guajira para ver la sequía de lo humano de la sociedad dominante en Colombia.

 Todos estos infortunios cubren todo el planeta; a tal punto que ponen en riesgo la existencia misma de la raza humana y  de la vida en la tierra. Como lo expresa Marx, a medida que se adquiere un mayor dominio tecnológico sobre la naturaleza, con sorprendentes logros nunca antes vistos, esto sólo sirve para regar la pobreza sobre el mundo entero. El hambre que acosa a América, Asia, África y Europa, sucede por la misma causa: la explotación capitalista.

 Con estas constantes manipulaciones mediáticas se violenta el derecho a la información y a la verdad; lo que confirma a diario que estas tres categorías no se cumplen. Ya se trate de la situación en Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina, Brasil, Nicaragua, Cuba, Siria o de las negociaciones de Paz en Colombia. Buscan mostrar incoherentemente que la gloria es el sistema neocolonial existente en Colombia y que alejarse de éste representa el infierno. La crisis está en los gobiernos progresistas regionales y nunca en el hambre y la miseria de los ciudadanos propios.

 Más allá de desinformar, manipular y tergiversar, fomentan el odio irracional contra los ciudadanos y dirigentes de los países vecinos que apoyan y representan a sus gobiernos nacionalistas y soberanos. Con mayor énfasis lo promueven en el propio territorio nacional contra todo tipo de posiciones políticas opuestas al régimen neocolonial.

 Para contrarrestar todas estas aberraciones informáticas, es primordial fomentar medios alternativos de información que respeten a los interlocutores y sean guardianes de la vida, la verdad y la democracia.