Archivo mensual: abril 2016

Proyecto HAARP

RELACIONADOS:

COLOMBIA: LA CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA, ASUMIÓ LA INVESTIGACIÓN POR EL INCENDIO DE LA CENTRAL DE GUATAPÉ

BOLETÍN DE PRENSA

LA CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA, ASUMIÓ LA INVESTIGACIÓN por el INCENDIO DE LA CENTRAL DE GUATAPÉ, Y POR LOS DINEROS DEL CARGO DE CONFIABILIDAD QUE SE ENCUENTRAN EXTRAVIADOS

BOLETIN

La Dirección de Estudios Sectoriales de la Contraloría Delegada para el Sector de Minas y Energía, de la Contraloría General de la República, asumió la investigación por el incendio en la Central Hidroeléctrica de Guatapé, y por la posible pérdida de los dineros del cargo de confiabilidad girados a las Empresas Públicas de Medellín. Todo, a raíz de la solicitud que hemos hecho a los distintos organismos de control, para que comiencen una pronta y efectiva investigación, que conduzca a que aparezcan los responsables del desastre que se presentó en esta generadora de energía. En los lugares donde hemos tenido la oportunidad de explicar las causas de este siniestro, lo atribuimos a la falta de un mantenimiento adecuado, a la desueta tecnología de los cables, a la vida útil agotada y a la tercerización de labores propias de la entidad.

Hemos denunciado ante los organismos de control, que lo más preocupante del asunto, es que el gobierno nacional, le giró a las Empresas Públicas de Medellín, algo más de tres billones de pesos del cargo por confiabilidad, para el control de la sedimentación y el mantenimiento total de la Central Hidroeléctrica de Guatapé y otras generadoras, y que no se sabe a dónde fueron a parar estos dineros, que son el producto de las contribuciones que hacen todos los usuarios de la energía, y que la desaparición de estos recursos merece una investigación muy exhaustiva y a fondo.

El Movimiento Cívico de Medellín y el Área Metropolitana y UNIGEEP, esperan, tanto de la Fiscalía General de la Nación, como de la Procuraduría y de la Contraloría General de la República, una pronta respuesta a la denuncia que de manera oportuna presentáramos, atribuyéndoles la responsabilidad a los altos funcionarios de las Empresa Públicas de Medellín.

De la Comunidad y los Trabajadores en General,

GONZALO ÁLVAREZ HENAO        JESÚS MARÍA LÓPEZ VELÁSQUEZ

Presidente                                                         Presidente

Movimiento Cívico de Medellín               UNIGEEP

Y El Área Metropolitana                                Unión Sindical Grupo Empresarial EPM

Se desmorona la institucionalidad burguesa

Por: Ricardo Robledo

INSTITUCIONALIDAD B

En cerca de quinientos años de existencia, el capitalismo ha recorrido el globo terráqueo, reproduciéndose mediante el colonialismo en todas las sociedades que encuentra. Las relaciones tribales han sucumbido bajo la dominación y el despojo. Las tribus que sobrevivieron por milenios a las inclemencias de la naturaleza, son reducidas a parias en su propia tierra, en unos cuantos años de invasión colonial.

Trátese de Africa, América, Asia, el sistema colonial ha actuado sin contemplaciones, sin otra mira que el dinero. La historia de Suramérica está plagada de relatos que denuncian los atropellos de los invasores. Pero esto ha sido algo que no quedó en el pasado.

A finales del Siglo XX el genocidio en Ruanda extendió sus consecuencias en la región; esto dice Wikipedia:

Es sabido que el subuelo del Congo  contiene yacimientos de  cobre, niobio,  cobalto, zinc , plata, diamantes, uranio, cadmio, carbón, petróleo, coltán y otros metales raros, pero sobre todo concentraciones de oro en cantidades excepcionales. Este hecho puede ser un elemento importante a la hora de observar las distintas actitudes de los países que tradicionalmente han dominado la zona desde la época colonial. Las grandes concentraciones de oro (24 quilates) se convierten en un factor más para comprender el insolidario comportamiento de algunos países occidentales, que podrían haber priorizado su competencia por controlar los ingentes recursos naturales de la zona a las vidas humanas”.

 La estrategia que se impulsa es que los nativos combatan a los nativos, por eso esa actitud insolidaria no es tan clara al momento de preguntar: ¿quién les dio las armas? No es casual que en tierras con tales riquezas los pobladores decidan enfrentarse por supuestas razones étnicas.

 En las últimas décadas en Colombia, miles de campesinos fueron desalojados  violentamente de sus tierras, mientras los títulos mineros hoy se extienden hasta la región amazónica y parques nacionales. Cerca de seis millones de desplazados enfrentan su miseria en las ciudades.

 El enfrentamiento entre los mismos pobladores no siempre reviste ese carácter tan abiertamente violento, se usan también métodos más sutiles cuando de corporaciones políticas se trata. Con tantos años de existencia, el capitalismo parece enfrentarse a su obsolescencia. Su institucionalidad ya no parece tan sólida y pierde su vestidura sacra ante la población; otras estrategias son usadas para el control ciudadano –además del terror estatal directo.

 El engaño electoral ya no pasa tan desapercibido para la ciudadanía que percibe cómo el juego de la democracia burguesa se agota en el cinismo. El Brasil 367 personas, quieren desconocer la decisión electoral de 54 millones votantes. Los malabares y embelecos de la política burguesa, así lo permiten.

 En Venezuela, mientras la izquierda acepta los resultados de los electores, así sean adversos, los partidos de la oligarquía tradicional quieren desconocer las decisiones de las urnas cuando les son desfavorables y recurren a todo tipo de artimañas legales e ilegales. O sea que el voto ciudadano que decide ya no lo ven válido; el juego democrático burgués se agota; se vuelve obsoleto.

 El retroceso de las decisiones electorales promovido por las élites, no tiene otra cosa para ofrecerles los ciudadanos que no sea la continuidad de privilegios para una minoría y la miseria para la mayoría.

 Pero el deterioro de la institucionalidad burguesa, no representa el fin de la humanidad. La vida sigue y los ciudadanos encontrarán otras formas de acordar las normas que han de continuar rigiendo la sociedad humana. Hay que responder a este curso de la historia.

Abril 27 de 2016

El juicio ilegal de la burguesía contra Dilma Roussef

Por: Ricardo Robledo

En política no se suma como en las matemáticas. Muchas veces el que gana pierde. Es decir cree ganar; sobre todo cuando el triunfo se logra a partir de la fuerza o del engaño; pues, llega el momento en que la población supera su estado de postración y confusión; entonces, actúa, haciendo avanzar a la historia como nunca, de un día para otro.

En América Latina, la izquierda ha sido demasiado benévola con la oligarquía, ha aprovechado los resquicios de la democracia burguesa y le ha respetado sus instituciones tratando de rescatar el contenido liberal que pregona desde sus argumentos fundacionales.

 Pero los dueños del capital mundial y del orden económico, se dieron cuenta que sus discursos y estamentos democráticos dejaban grietas por donde han entrado propuestas de gobierno que quieren aplicar realmente las bases de los contratos sociales que enuncia el liberalismo: la libertad, la fraternidad y la igualdad.

 Los burgueses en todo el mundo no han sido capaces de aceptar los resultados de su propia argumentación democrática. Los gobernantes de izquierda, así elegidos, han sido perseguidos, desprestigiados, enjuiciados, destituidos, asesinados, les bloquean sus programas. El ataque mediático es permanente y tenaz.

 Ahora se aumenta la presión sobre Dilma Roussef, en un juicio en el que 100 de los 367 diputados votantes en contra, están investigados por corrupción. Llama también la atención aquellos que hablan con dios y votan en su nombre. Se invoca lo sobrenatural para enjuiciar sin bases a una presidente que no ha cometido delito alguno ante la ley de su país; ningún otro delito que no sea luchar contra el neoliberalismo y sus consecuencias sobre el empobrecimiento de la población.

 Las burguesías no aceptan las derrotas y desconocen los resultados en los que han perdido en franca y honesta lid el debate electoral; de esta forma deslegitiman sus instituciones y discursos democráticos y se vuelven ilegales a ojos vistos en el plano nacional, regional e internacional. Señores periodistas latinoamericanos ¿Qué es lo que está en crisis? ¿La izquierda o el sistema capitalista? En Venezuela, ahora quieren la amnistía para los implicados en acciones violentas contra la sociedad y la institucionalidad y que continúan las acciones de bloqueo a los planes del gobierno popular.

 Ha sido tan bondadosa la actitud de la izquierda que convoca a la población a defender la democracia; o sea, a defender la misma democracia burguesa de los ataques de la burguesía.

 Que recuerde los burgueses que son una minoría en toda parte del mundo y que tratando  de proteger intereses inmediatos pueden despertar al pueblo latinoamericano, que entenderá que tiene que ser más contundente e instalar su propia institucionalidad para dar nacimiento autónomo a una nueva sociedad, en la que las personas se reconozcan como iguales y en la que se establezcan relaciones de respeto entre ellas.

Abril 21 de 2016

EL NECIO, SILVIO RODRIGUEZ

“El Necio”

Para no hacer de mi ícono pedazos,
para salvarme entre únicos e impares,
para cederme un lugar en su parnaso,
para darme un rinconcito en sus altares.
Me vienen a convidar a arrepentirme,
me vienen a convidar a que no pierda,
mi vienen a convidar a indefinirme,
me vienen a convidar a tanta mierda.

yo no se lo que es el destino,
caminando fui lo que fui.
allá dios, que será divino.
yo me muero como viví,
yo me muero como viví.

yo quiero seguir jugando a lo perdido,
yo quiero ser a la zurda más que diestro,
yo quiero hacer un congreso del unido,
yo quiero rezar a fondo un “hijo nuestro”.
Dirán que pasó de moda la locura,
dirán que la gente es mala y no merece,
más yo partiré soñando travesuras
(acaso multiplicar panes y peces).
yo no sé lo que es el destino,
caminando fui lo que fui.
allá dios, que será divino.
yo me muero como viví,
yo me muero como viví.

yo me muero como viví,
yo me muero como viví,
como viví
yo me muero como viví.
como viví

y me muero como viví
Dicen que me arrastrarán por sobre rocas
cuando la revolución se venga abajo,
que machacarán mis manos y mi boca,
que me arrancarán los ojos y el badajo.
será que la necedad parió conmigo,
la necedad de lo que hoy resulta necio:
la necedad de asumir al enemigo,
la necedad de vivir sin tener precio.

yo no sé lo que es el destino,
caminando fui lo que fui.
allá dios, que será divino.
yo me muero como viví.
yo me muero como viví.
yo me muero como viví.
yo me muero como viví.

Silvio Rodriguez

La paz como una estrategia de agresión y saqueo

Por: Ricardo Robledo

Es indudable que la paz es un importante logro para el pueblo colombiano que es el que pone los muertos de cualquier bando. Este carácter humanista de defensa de la vida, es el verdadero significado que debe guiar las negociaciones y por el que hay que trabajar y el que se debe delinear.

 Pero el establecimiento de la paz en Colombia tiene sentido diferente para los otros actores involucrados.

 Para la oligarquía es una oportunidad para continuar la entrega del país a las empresas extranjeras facilitándoles el acceso a los territorios que antes estaban vedados en razón del conflicto; es decir, la presencia de rebeldes armados entorpecía el avance hacia zonas de la selva amazónica, territorio verde de riqueza vegetal y de todo tipo de recursos inexplorados que incitan a continuar la búsqueda de “El Dorado”. A la clase dominante no la mueve el carácter humanitario del fin del conflicto; esta bondad no hace parte de su trayectoria histórica. Siempre se han nutrido de venta de los recursos del país. En depredadora alianza van por la Amazonía.

Para el paramilitarismo, los territorios que abre la paz, representan narcotráfico, minería, proyectos agrícolas, poder local militar y político, control y explotación de la población, manejo de los presupuestos municipales, impunidad. Están también los enemigos de la paz.

 Para el imperialismo, la paz es la anulación de opositores armados por vía diplomática, que es mucho más barata que cualquier enfrentamiento, con menos riesgo de daño de su imagen internacional, para de esta forma poder adelantar con mayor facilidad sus planes y acciones de agresión a los pueblos latinoamericanos que construyen proyectos de libertad.

 Mientras el poder imperialista apoya las negociaciones en Colombia y cambia su estrategia con respecto a Cuba y se le aproxima como buen vecino reflexivo, incrementa sus mañosas amenazas contra Venezuela, Brasil, Bolivia, Ecuador y adelanta infames ataques a sus sistemas democráticos y a sus programas económicos nacionalistas, por ser ajenos a la injerencia de las herramientas de opresión y control imperialista, como USAID, ONU, OEA. En Brasil se golpea dos veces, a los BRICS y a la izquierda latinoamericana.

 Otras decrépitas economías, como la de España, intervienen descaradamente en la región, guiados por la inconsecuencia de pretender solucionar lo que en propio país no pueden mejorar. La real intención de sus llamados es a continuar su historia colonialista de abuso y despojo.

 Hace parte de la historia de la oligarquía colombiana su sumisión al imperialismo; así lo reseñan los sucesos que rodearon a la masacre de las bananeras; este es parte de un panfleto que circuló en diciembre de 1928:

 “Piden las gentes obreras

que de modo más humano

y de mejores maneras

los trate en las bananeras

el patrón americano.

 Mas como se ha declarado

ya en sitio aquella región,

el pueblo será baleado

y Colombia habrá logrado

rearfirmar su sumisión.”

 (Conflicto social y rebelión armada en Colombia. La dimensión internacional del conflicto social y armado en Colombia por Renán Vega Cantor, pg 383)

 La concesión de títulos de explotación en la sierra de la Macarena muestra que la situación parece no haber cambiado en 90 años.

 En 1942, hablaba así el embajador de los Estados Unidos, Spruille Braden:

 “Hemos obtenido todo lo que hemos solicitado a este país (…) Colombia no ha regateado sino que de todo corazón ha salido en apoyo de nuestra política (…) y no existe país en Sur América que se haya desempeñado en forma más cooperativa” (Ibid pg 374)

 Este apoyo de todo corazón continúa con la admisión de las 7 bases militares en territorio colombiano y con el respaldo a las políticas de invasión a pueblos del mundo. Es el maléfico eje Miami, Madrid, Bogotá. No se puede esperar otra cosa en los planes de agresión.

 Recientemente esto decía el comandante del sur:

 “Si Pastrana fue la norteamericanización de la política de seguridad colombiana, en la medida en que la estrategia que buscaba una salida negociada al conflicto y la formulación inicial del Plan Colombia como una estrategia integral para el desarrollo terminaron adaptándose a la agenda y los intereses del gobierno norteamericano, Uribe es la “colombianización” de la estrategia de seguridad norteamericana en el  país, es decir la interiorización de los dictámenes de Washington, ya no una adaptación de una iniciativa propia, sino una traducción del diagnóstico, las políticas y demandas estadounidenses” (Ibid pg.. 375)

 Así las cosas, las decisiones norteamericanas con respecto a las negociaciones del conflicto en Colombia, se parecen más a una estrategia de agresión a los pueblos de América Latina. El león es un sanguinario en toda generación, dice la canción de Violeta Parra. El capital no tiene contenido democrático ni humano ni busca la paz ni la fraternidad ni sabe de reconciliación.

En riesgo los defensores de DD.HH. en Colombia. Paramilitarismo la mayor amenaza

Apr 16, 2016

 

Foto: rueda de prensa Informe DD.HH 2015 /Miguel Martínez.

Foto: rueda de prensa Informe DD.HH 2015 /Miguel Martínez.

 Bogotá D.C. 13 de abril de 2016

Ante la opinión pública presentamos el “Informe 2015 sobre la situación de derechos humanos y DIH en Colombia”. CINEP/Programa por la Paz y el Banco de Derechos Humanos y Violencia Política ven con preocupación las sistemáticas violaciones a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario en Colombia y alertan sobre el riesgo que representa para la vida y la garantía del derecho a defender el aumento de las amenazas de grupos paramilitares en contra de líderes sociales y defensores de DD.HH.

Con relación a las violaciones a los derechos humanos por persecución política, abuso de autoridad e intolerancia social, se reportaron como principales presuntos responsable los paramilitares con 1064 hechos victimizantes, seguidos por la Policía Nacional con 572, el Ejército Nacional con 292. Las regiones más afectadas son Bogotá con 375 hechos, seguido por Cauca con 237, Santander con 188, y Valle del Cauca con 175. Con respecto al método de victimización más utilizado en Bogotá y Cauca es la amenaza; mientras que en Santander priman las ejecuciones extrajudiciales. Pero también se reportan casos de victimización como las ejecuciones extrajudiciales y las detenciones arbitrarias.

Según Luis Guillermo Guerrero Guevara, director general del CINEP/Programa por la paz, “una sociedad que amenace, persiga, asesine y desaparezca a sus defensores de derechos humanos es una sociedad que camina por los senderos de la antidemocracia, es una sociedad éticamente enferma, una sociedad con muchos desafíos para construir una paz con equidad, con justicia y con el reconocimiento profundo de la diversidad y dignidad de todos sus ciudadanos”.

Por otro lado, el registro hecho por el Banco de Datos de Derechos Humanos y Violencia Política del CINEP/PPP confirma que la “guerra sucia sigue vigente en Colombia”, en palabras de Guerrero, puesto que en los casos de amenaza y asesinato, documentados durante 2015, los presuntos responsables actuaron de manera encubierta y no existen hasta el momento posibilidades de saber quiénes fueron los perpetradores. Esta idea la complementó Javier Giraldo, S.J., investigador del Banco de datos de Derechos Humanos del CINEP/PPP, explicando en contraste lo que sería una “guerra limpia”, dijo: “¿Que sería una guerra limpia? Aquella que establece parámetros entre combatientes, por su parte la guerra sucia es la que quiere destruir una persona porque tiene ideas contrarias usando métodos clandestinos”.

Otro de los asuntos que preocupan es la creciente criminalización de la protesta social mediante la judicialización de líderes sociales, ambientales y defensores de derechos humanos que da cuenta de las variaciones de la violencia y atentan contra la superación del conflicto armado, “la defensa de los derechos humanos es el primero de nuestros deberes de paz”, afirmó Alejandro Angulo, S.J., coordinador del equipo de Derechos Humanos del CINEP/PPP.

Como caso regional Erika Agredo, líder y activista de la organización Territorios  por la vida digna en el Cauca, presentó la situación de los defensores de derechos humanos en este territorio, según Agredo, “el accionar paramilitar ha sido sistemático, 2015 fue el año de la amenazas y al parecer 2016 será el año de los asesinatos”. Según Agredo, en los últimos dos meses se han dado asesinatos de líderes afrodescendientes, campesinos e indígenas. Agredo señaló con nombre propio cinco de estos casos.

 Modificado por última vez en Miércoles, 13 Abril 2016 18:53

 cinep.org.co