Para sorpresa mundial, en el reino unido votaron por el sí a la paz en Colombia

El 26 de junio pasará como un día histórico; pues, en esa fecha se celebró la consulta popular para decidir si el reino unido continuaba en la unión europea después de casi 60 años de existencia del acuerdo que integraba a países del viejo continente.

 Un grupo de colombianos que tenían ya el pasaje comprado para una fracasada rumba donde un amigo menéndes de San Pelayo, decidieron entonces viajar a Londres para no perder los tiquetes y dejar guardadas las pintas ya compradas para la celebración y aprovecharon la ocasión para  meter en la consulta los formatos para recoger firmas en contra de la paz en Colombia.

 Nunca en las centenas de años de su vida democrática, los ingleses habían vivido tal despelote creado al momento de evaluar en las urnas; pues, todos los papeles estaban mezclados y quedaron sorprendidos de las marrullas usadas en el tercer mundo. Hasta una señora de apellido parker, muy amiga de charles, apareció firmando y nunca se supo como resultó con cédula colombiana. Fue por esta verdadera causa que muchos sectores llamaran a anular los resultados y a repetir la consulta.

 Pidieron entonces a ordoñes –santo hombre- para que procurara investigar lo sucedido, pero al ver que estaban involucrados sus amigos, solicitó que le mandaran en latín la carta de solicitud. Cosa que realmente se complicó; pues, la palabra “chanchullo” es moderna y no  se le encuentra traducción en lengua tan retardataria. Se abrió un concurso nacional para ver quién se atrevía a hacer una propuesta; sólo apareció en Cali la de un artista Julián Rodríguez –uno que usa pelucas como de trapeadora- pero salió fue con una canción relacionada con el tema. Definitivamente con esta gente del trópico es imposible: todo lo vuelven fiesta.

 Ante este impase, ordoñes –santo varón-, dijo que era que le molestaba un ojo y que a pesar de que él era el mejorcito, tenía un rasquiñero en la entrepierna. (No faltaron los que especularon que le picaba la banda presidencial que le midieron; pues, como que le quedó grande).

 Otra razón de peso –o mejor de libras- para repetir la consulta, estaba motivada en que algunos rolos que se sienten más ingleses que el Big Ben, expresaron su malestar porque no fueron tenidos en cuenta ni llamados a votar.

 Desde que Einstein propuso la teoría de la relatividad, todo depende desde donde se mire; por eso un sí, puede ser un no. El voto de los que querían la salida, representó un no para los que deseaban la permanencia en la unión. Así, el no a la paz en Colombia, significa que sí se alejan del proceso. De ahí fue donde surgió el uribexit, para indicar que se salen de las negociaciones y de los acuerdos alcanzados. Todo tiene su lógica.

 Claro que al líder de los seguidores de esta última medida le gusta más el montealegrexit por que quiere decir que este malvado personaje se va, como por un eurotúnel, desde el tercer mundo al obsoleto continente. ¡Eso si es tener suerte!: salir del montealegre y encontrar trabajo en un país civilizado ganando billete duro, mientras que al otro se le va pasando el dolor de patria. Jugada a tres bandas.

 Como la reina hace fuerza por que apenas le quedan dos trillones de libras de lo robado en las colonias, desde esta soberana nación tropical se propuso al resto de los países colonizados que hicieran empanadas para ayudarle a su majestad; esto para agradecerle las marcas en la espalda, por haberlos introducido en la civilización de la esclavitud asalariada y demás  recuerdos gratos. Una acertada convocatoria; ¿ustedes se imaginan lo que puede aportar la venta de más de mil millones de empanadas en la India? Todos recordaran que los ingleses siempre fueron muy caballerosos: hasta le ponían ropas nuevas a los rebeldes de las colonias, para fusilarlos.

 Un avivato comerciante colombiano dijo: “Nada de libras; que la reina diga cuantas toneladas necesita y se las hacemos llegar y después arreglamos con algunos de sus bancos que son de nuestra confianza; puede ser en las islas caimán o en panamá.”

 Un gordito de apellido pretelt, siempre con su gran vocación de servicio, dijo que si la reina estaba apretada y tenía alguna finquita para vender, él se la compraba, eso sí: baratica; así fuera en terrenos enredados como las Malvinas, etc.

 Es muy difícil que todos entiendan esto, ya que ahí se revuelven la historia, las medidas económicas, las relaciones exteriores y el temblor en las bolsas de los capitalistas en el mundo. Es bueno que los pueblos vayan tomando medidas para cuando todo se desplome, o les dan plomo otra vez. (Si vio, si no aprenden de la historia; es que dicen)

Julio 2 de 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s