Archivo mensual: agosto 2016

Insólitas reacciones ante los acuerdos de paz

A la vez que se celebraba en la Habana la firma del acuerdo de PAZ entre un sector de la insurgencia y el gobierno de Santos, un grupo de potentados que se han declarado en resistencia civil, acordaron, que así como en ocasiones se han creado zonas de distención, iban a establecer una zona de confrontación en una de las extensas fincas de uno de los promotores.
Hacia allá se dirigieron en ordenada caravana, acompañados de sus hijos, abuelos, familiares y más cercanos amigos. El gobierno nacional aceptó tal decisión, pero puso como condición que los combates se hicieran entre ellos con rifles y balas de las usadas en paint ball, para que experimentaran y conocieran de cerca una simulación de la guerra. Un general, de esos que no se arrodilla ante nadie, marchaba feliz detrás de los soldaditos de plomo que le habían asignado. Por razones humanitarias la Cruz Roja Internacional dijo que destinaría ambulancias y paramédicos para recoger los afectados, pero estratégicamente ubicados por fuera de los linderos, no fuera a ocurrir que les cobraran el derecho de pernada, de terrazgo o como mínimo, alquiler. Todos los marchantes se mostraron satisfechos con estos para_refuerzos por que no eran de ninguna EPS de las que ayudaron a fundar.
Casi irreconocible por su vestimenta y agresividad iba el padre chucho: Se especuló que le había echado ácido al agua bendita por si se encontraba con un algún cristiano extraviado que estuviera convencido del amor al prójimo, para exterminarle de raíz sus ideas comunistas o para los que se tragaban el cuento de los discursos universitarios de Pachito el Ché.
Iba m f cabal elegantemente vestida con un costosísimo camuflado diseñado por versace, cargada con 10 fusiles ametralladoras importados exclusivamente para la ocasión, desde Sinaloa, México. A su lado marchaba lafourie tirando de una recua de reses que le había aportado la asociación como apoyo a la causa.
El comandante pachito iba cargado de nuevas granadas y llevaba unas pistolas eléctricas, las cuales agitaba apasionadamente, con la melena revuelta, la corbata floja y suelta y con rencor al mirar. “No me pregunten muchachos” les solicitó a unos periodistas que quisieron entrevistarlo. Era el de aspecto más agresivo entre el grupo; caminaba casi arrastrando sus pies de manera engreída y posuda; curvaba sus brazos al estilo de los vaqueros del oeste, como si estuviera presto a disparar; sus amigos se sentían bien respaldados por él; pues -decían- que no hay como contar con un maniático armado. “Un bobo cariado mata a la mama”, recordaban otros.
Ordoñes –santo varón- iba repartiendo unos volantes en latín con unas citas incendiarias de un tal Nerón, los cuales procuraba entregar a los curiosos, en ellas condenaba al fuego eterno a los que manejaran lo público y no apoyaran la causa, así como a las mujeres públicas que comercian con sus pecaminosos cuerpos sin tributar y así no alcanza para mandarle a sandra morelli, que está tan urgida; pues, ya ni los británicos quieren colaborarle con el arriendo en Europa.
Unos agraciados muchachos iban disfrazados de unos animales de la especie delphinidae, de la familia de cetáceos odontocetos, parados en sus colas y aplaudiendo como palmípedos; para mayor claridad el nombre de estos mamíferos empieza por d, lleva una f y una i, las demás letras no se dicen, no vaya a ser que digan que estamos haciendo propaganda a algún grupo subversivo que lucha por la soberanía nacional haciendo uso del sagrado derecho a la rebelión. Cada uno iba al lado de su mommy y hablando así muy gomelos:
-O sea, tu sabes papi, superhiperincómodos; es decir, o sea, todos estos tipos supersudados, ¡qué asco papi!

– ¿Allá nos darán champaña o un helado de fresa? – continuaron
– ¿Hay algún pub para el after party?. O sea ¡qué oso papi!
– ¿No era mejor cuando gobernábamos a nuestros súbditos desde la casa de nari?
-No hijito- Contestó uno de los padres- esos arriendos están carísimos; allá llegó un tipo que se alió con unos revoltosos y puso una cuota muy alta, como de 6 y medio millones de votos y para eso hay que gastar mucha plata y dar mucho tamal. Y en tiempos de vacas flacas hasta los cenadores deben apretarse el cinturón.
También participaban unos muchachos muy emprendedores, quienes toda arma que tocaban la dejaban recubierta inmediatamente de un baño dorado que las hacía no chatarizable, para su propio lamento. Como si fueran reyes midas, todo material de hierro que compraban a un dólar la tonelada, quedaba convertido en oro que exportaban, pero que registraban en la DIAN como material ferroso. Así colaboraban muy eficientemente con la ecología.
Siempre con la pujanza de todo hábil negociante uno de ellos dijo:
-Apá ¿porqué mejor no convertimos estos terrenos en una prometedora zona franca?-
-Vamos por partes, hijitos, que estas tierras están comprometidas con unos inver_sionistas extranjeros. Pero una vez las liberemos se las entregamos, pero primero tenemos que invitar a los amigos de la MUD de Venezuela para que vengan y aprendan cómo es que es.
-¡Ayyy!. Qué dicha papi, no digás. ¡Ayyy qué alegría!- apuntó una mona Tintoriada, a la que en algún momento de su vida dura le tocó vender minutos prepago.
-Pero eso sí -continuó la figura paterna- ni se les ocurra invitar a los del CTI por que esos empiezan a querer sembrar y escarbando, escarbando, muchas cosas se van encontrando.
-¡Que susto apá!- recalcó uno de los emprendedores.
Se fueron alejando sin que fuera posible intervenirles en tan interesantes lesiones financieras, lamentó un contralor.
Entre ellos también iban unos concejales de Medellín, la ciudad más innovadora. Casi sin poder hablar bien por que estaban armados hasta los dientes, decían: “venga que acá los atendemos, papá”, siempre mostrando la amabilidad y actitud negociante de los paisas.
Uno de los marchantes iba diciendo que lástima que su primo ya no estuviera; pues, ése si les hubiera dado bastantes tierras y apoyado con sus muchachos.
Un diputado de Antioquia, la más educada, iba con unas pistolas, pero de las de fumigar y dijo que era para perfumar las heces de los habitantes del Chocó; luego comenzó a repartir plata entre los asistentes. Cuando alguien sugirió a gritos: “chequeen los billetes; chequeen los billetes”. Este les contestó, pronunciando con énfasis en su entonación paisa:
-¡Tranquilo papá que estos ya los lavó un amigo mío! Pero ni se les ocurra gastar esa plata en esa zona del Pacífico. ¡Fó! –agregó.
También iban algunos de esos que alardeaban de ser de tanta confianza que hasta entraban por la puerta de atrás en la casa de nari, en la que el inquilino, que se creía propietario, los atendía con la paciencia de Job. Decían que durante sus visitas, nunca se había perdido nada por que ellos muy transparentes, tal como lo podían evidenciar las cámaras antes de que les borraran las grabaciones; es decir, ni siquiera quedaba en ellas debido a su transparencia. En sus manos derechas llevaban unas motosierras made in usa, pero no de las de verdad.

Cuando el jefe principal empezó a estornudar, “hache, hache”, uno de los del anterior conglomerado, se atrasó y le dijo:
-¿Me llamaste?
– No hijito, es que estoy muy trasnochado y congestionado por esta lucha por la patria- contestó.
En el medio iba un grupo de seis, todos encapuchados de los cuales nunca ha quedado clara su identidad, pero que son de mucho peso, sí..
Cuando una bandada de palomas blancas se aproximó por la izquierda, todos se apostaron al lado derecho apuntándoles con sus armas y empezaron a insultarlas.
-Castro-chavistas internacionales, no las habrán mandado desde la Habana el barbudo y Maduro, o Francisco, u Obama, o la OEA, o la ONU, o el resto del mundo; partida de narcoterroristas.
Se salvaron porque otra paloma, de mayor abolengo, que iba con ellos les dijo que frescos que no les pararan bolas, que solo querían darse un vueltón.
A continuación, arengando a sus amigos por un megáfono, con una voz muy nasal y resonante como si saliera de una caverna, iba un tipo de una nariz prominente que hace unos editoriales radiales muy desenfocados y hasta chistosos por lo obtusos y ridículos.
Atrás, siempre sonriente, caminaba lentamente pretelt llevando una de las cargas más pesadas. Sus amigos decían que era porque toda tierra que iba quedando por ahí, rápidamente se la enmochilaba. Y así se esforzaba con tal de servirnos a todos los colombianos; aunque muchos quisieran sacarlo de su cargo.
También, unos como muy confundidos, que llevaban máscaras de donald trump y saludaban como si fueran de esta clase, aunque iban por la mitad y pensando en cómo pagar sus deudas en el banco.
Resaltaban las pancartas que decían: “ordoñes presidente, popeye al senado, la gata ministra de finanzas, nule ministro de obras, pretelt oficina de restitución de tierras, pachito electrificadora nacional” y otras igual de sorprendentes.
Cerrando tan particular caminata, iban bandadas de pájaros, águilas negras y otros carroñeros a la espera de dar cuenta y desaparecer los cadáveres mal enterrados, por si resultaban, como ocurre casi siempre en toda confrontación armada. No faltaban los vendedores de tinto, de minutos, de fritanga, maromeros de semáforo, grupos de gimnastas de la tercera edad, que eran los que con mayor fervor cantaban la marcha por la resistencia civil.

Agosto 24 de 2016

Una carta para el pueblo colombiano – Martha C. Nussbaum

http://200.24.23.172/publico/carta-pueblo-colombiano-Martha-Nussbaum.pdf

Imagen

MEDELLIN: COMUNICADO SOLIDARIDAD CON LA ENS

ENS

SI SE CERRARAN EL CONCEJO DE MEDELLÍN, LA CONTRALORÍA Y LA PERSONERÍA, NOS AHORRARÍAMOS CERCA DE 70 MIL MILLONES DE PESOS AL AÑO, Y NO PASARÍA NADA, PORQUE ESTOS ORGANISMOS NO SIRVEN PARA NADA, SON UNA VERGÜENZA PÚBLICA.

BOLETÍN DE PRENSA

G
PRIMERA ENTREGA

Se podría pensar que esta es una afirmación tremendista y carente de la más sana lógica, pero qué objeto puede tener contar con un Concejo como el de Medellín, cuyo funcionamiento nos cuesta a los contribuyentes más de19 mil millones de pesos al año, siendo su mayor balance el de avalar la corrupción o participar de ella, sin que ejerza su tarea fundamental, como lo es el control político de los actos administrativos.

Qué sentido tiene contar con una Contraloría en Medellín, que les cuesta a los contribuyentes más de 31 mil millones de pesos, para que se dedique a tapar la descomposición reinante, que es la tarea más importante que ha hecho en los últimos tiempos. En esta Contraloría existen funcionarios muy valiosos, honrados y trabajadores, pero su esfuerzo se ve truncado, porque los altos cargos, que están comprometidos hasta los tuétanos en el encubrimiento de la corrupción en nuestra ciudad, les cambian los informes, en manera ilegal.

Para que necesitamos una Personería que ha guardado silencio cómplice, frente a los abusos en el ejercicio del poder por parte de los Concejales de Medellín y de los funcionarios de la administración central y de las entidades descentralizadas, y que nos cuesta su funcionamiento más de 18 mil millones de pesos al año, si su mayor balance es hacer tutelas.

Si se acabara con estos entes burocráticos e inoperantes, no pasaría absolutamente nada, y la ciudad se ganaría cerca de 70 mil millones de pesos, que se pudieran utilizar para la educación, la salud y la alimentación de niños y ancianos de bajos recursos económicos. Estos son organismos parasitarios y decadentes, controlados por politiqueros corruptos ¿En dónde estaba El Concejo de Medellín, la Contraloría y la Personería, cuando administraciones perversas de la mano de los politiqueros hipotecaron y saquearon a Medellín?

Alguien podrá pensar que esta propuesta está salida de tono y carente de toda lógica, pero la situación financiera en la que se encuentra el Municipio de Medellín, y sus entidades descentralizadas, es catastrófica, y ninguno de los tres organismos de control, reseñados anteriormente, ha hecho nada para impedir que se llegara a la situación en que nos encontramos.

El Movimiento Cívico de Medellín Y El Área Metropolitana y UNIGEEP, sin recursos y sin una estructura sofisticada, han venido ejerciendo el control político de los actos administrativos, y han adelantado unas investigaciones, del manejo financiero del municipio y de sus entidades descentralizadas, que nos han permitido afirmar que tanto el Concejo de Medellín, como la personería y la Contraloría General de Medellín, han venido actuando con complicidad indiscutible, frente a este descalabro financiero.

Empresas públicas de Medellín, como empresa industrial y comercial del estado de propietario único el Municipio de Medellín, no está autorizada para crear empresas en el país o en el exterior, y las inversiones en el extranjero que sobrepasan los 5 billones de pesos, tenían que ser ampliamente debatidas en el Concejo de Medellín y de cara a la ciudadanía. Esta improductiva y millonaria inversión en el exterior, llevó a EPM a endeudarse, en menos de 9 meses, en 1.300 millones de dólares, que hoy, a la tasa de dólar actual, nos están costando $4.017.000.000.000, léanse: cuatro billones, 17 mil millones de pesos. ¡Y lo más triste, no hay quien evite esta ignominia!

Adenda: primero, en el próximo boletín continuaremos profundizando en este escabroso asunto; segundo, agradeciendo a uno de nuestros miles de lectores quien nos pusiera al tanto, como en un pasado boletín nos referirnos al nuevo Gerente del Metro de Medellín como Ramón Elejalde Escobar, hacemos la debida corrección, pues su nombre es Tomas Elejalde Escobar.

De la Comunidad y los Trabajadores en General,

GONZALO ÁLVAREZ HENAO JESÚS MARÍA LÓPEZ VELÁSQUEZ
Presidente Presidente
Movimiento Cívico de Medellín UNIGEEP
Y El Área Metropolitana Unión Sindical Grupo Empresarial EPM

TE REGALO LA LUNA

La conquista de España sobre América, y en especial sobre Colombia, estuvo plagada de exterminios, asesinatos, excesos, robos, abusos y extravíos propios de la época y de sus conquistadores, en donde Juan de Castellanos, perteneciendo al bando de los invasores, escribió el siguiente poema:
Y así fue que los hombres que vinieron
en los primeros años fueron tales
que sin refrenamiento consumieron
innumerables indios naturales,
tan grande fue la prisa que les dieron
en uso de labranzas y metales
y eran tan excesivos los tormentos
que se mataban ellos por momentos.
Lamentan los más duros corazones
en islas tan ad plenum abastadas
de ver que de millones de millones
ya no se vean rastros ni pisadas
y que tan extendidas poblaciones
estén todas vencidas y asoladas
y de ellas no quedar hombre viviente
que como cosa propia lo lamente.
Nosotros los baquianos que vivimos,
todas aquestas cosas contemplamos
y recordándolos de lo que vimos
y como nada queda que veamos
con gran dolor lloramos y gemimos,
con gran dolor gemimos y lloramos.
Versos que nos recuerdan desde hace más de cuatro siglos el cuadro sicológico de los civilizadores enviados por los imperios y que todavía persisten. Ante la noticia esta semana de que el Gobierno norteamericano, a través de la Administración de Aviación Federal -FAA (por sus siglas en inglés)- igual que nuestra Aeronáutica Civil, había autorizado por primera vez en la historia a una empresa privada extraer metales y riquezas de la Luna… me pregunto ¿y quién les regaló la Luna?
¿Es que los metales, piedras preciosas y elementos de la Luna pertenecen al Gobierno norteamericano y a través de permisos se los puede ceder a los privados? No lo sabía. Y si es así, ¿en dónde están los estudios previos necesarios de impacto causados por estas futuras extracciones de nuestro satélite natural que nos pertenece a todos los terrícolas, inclusive al resto de seres o elementos del sistema lunar que dependerían de ella?
Moon Express es la compañía autorizada a enviar cápsulas no tripuladas a la Luna el próximo año, y a extraer todos los metales y piedras valiosos que quieran de ella. Fundada en 2010 con sede en Cabo Cañaveral en el estado de Florida, que obtuvo la licencia de la Agencia Federal de Aviación (FAA), previa consulta a la Casa Blanca, el departamento de Estado y la NASA, la agencia espacial estadounidense.
“Ahora somos libres de despegar como exploradores al ‘octavo continente’ de la Tierra, la Luna, a la búsqueda de nuevos conocimientos y recursos para expandir la esfera económica de la Tierra para beneficio de toda la humanidad”. Expresó Naveen Jain, cofundador de la compañía, a los diferentes medios de comunicación. Informó que la empresa aún trabaja en la fabricación de su cápsula, bautizada MX-1, el cual despegará a fines de 2017 impulsado por un cohete producido por Rocket Lab. “El cielo no es el límite para Moon Express, es la base de despegue. En un futuro cercano, nos vemos trayendo valiosos recursos, metales y piedras lunares a la Tierra”. Expresó Naveen.
Es decir, ¿quién es dueño del brillo y de sus mareas? ¿El que cree ser el primero en conquistarla? Tal como nos ocurre cuando la regalamos a los que a cambio entregan su amor, o son dueños los supuestos civilizadores llamados imperios?
Tarde o temprano nos tenía que pasar, la enfermedad de extraer los recursos naturales de su sistema original para comercializarlos sintiéndose dueños, esta vez fue mucho más allá del cielo. El nuevo pequeño paso en la Luna, donde el hombre repite los errores cometidos en la Tierra, esta vez no será un gran paso para la humanidad
La quiebra de los imperios y el espíritu religioso y empresarial acompañado de incivilizadas prácticas científicas, son el origen de este nuevo imperialismo que seguirá repitiendo sus prácticas extractivas hasta el exterminio, frente a la mirada serena y menguante de la humanidad … y repito ¿y a estos quién les regalo la Luna?.

BRASIL: el golpe es una farsa jurídica y política


ASALTO AL PODER EN BRASIL
Por Atilio A. Boron

Una pandilla de bandidos tomó por asalto la presidencia de Brasil. La integran tres actores principales: por un lado, un elevado número de parlamentarios (recordar que sobre unas dos terceras partes de ellos pesan gravísimas acusaciones de corrupción) la mayoría de los cuales llegó al Congreso producto de una absurda legislación electoral que permite que un candidato que obtenga apenas unos pocos centenares de votos acceda a una banca gracias a la perversa magia del “cociente electoral”. Tales eminentes naderías pudieron destituir provisoriamente a quien llegara al Palacio del Planalto con el aval de 54 millones de votos. Segundo, un poder judicial igualmente sospechado por su connivencia con la corruptela generalizada del sistema político y repudiado por amplias franjas de la población del Brasil. Pero es un poder del estado herméticamente sellado a cualquier clase de contraloría democrática o popular, profundamente oligárquico en su cosmovisión y visceralmente opuesto a cualquier alternativa política que se proponga construir un país más justo e igualitario. Para colmo, al igual que los legisladores, esos jueces y fiscales han venido siendo entrenados a lo largo de casi dos décadas por sus pares estadounidenses en cursos supuestamente técnicos pero que, como es bien sabido, tienen invariablemente un trasfondo político que no requiere de mucho esfuerzo para imaginar sus contornos ideológicos. El tercer protagonista de esta gigantesca estafa a la soberanía popular son los principales medios de comunicación del Brasil, cuya vocación golpista y ethos profundamente reaccionario son ampliamente conocidos porque han militado desde siempre en contra de cualquier proyecto de cambio en uno de los países más injustos del planeta.

Al separar a Dilma Rousseff de su cargo (por un plazo máximo de 180 días en el cual el Senado deberá decidir por una mayoría de dos tercios si la acusación en contra de la presidenta se ratifica o no) el interinato presidencial recayó sobre oscuro y mediocre político, un ex aliado del PT convertido en un conspicuo conspirador y, finalmente, infame traidor: Michel Temer. Desgraciadamente, todo hace suponer que en poco tiempo más el Senado convertirá la suspensión temporal en destitución definitiva de la presidenta porque en la votación que la apartó de su cargo los conspiradores obtuvieron 55 votos, uno más de los exigidos para destituirla.Y eso será así pese a que, como Dilma lo reconociera al ser notificada de la decisión senatorial, pudo haber cometido errores pero jamás crímenes. Su límpido historial en esa materia resplandece cuando se lo contrasta con los prontuarios delictivos de sus censores, torvos personajes prefigurados en la Ópera del Malandro de Chico Buarque cuando se burlaba del “malandro oficial, el candidato a a malandro federal, y el malandro con contrato, con corbata y capital”. Ese malandraje hoy gobierna Brasil.

La confabulación de la derecha brasileña contó con el apoyo de Washington -¡imaginen como habría reaccionado la Casa Blanca si algo semejante se hubiera tramado en contra de alguno de sus peones en la región! En su momento Barack Obama envió como embajadora en Brasil a Liliana Ayalde, una experta en promover “golpes blandos” porque antes de asumir su cargo en Brasilia, en el cual se sigue desempeñando, seguramente que de pura casualidad había sido em​bajadora en Paraguay, en vísperas del derrocamiento “institucional” de Fernando Lugo. Pero el imperio no es omnipotente, y para viabilizar la conspiración reaccionaria en Brasil suscitó la complicidad de varios gobiernos de la región, como el argentino, que definió el ataque que sus amigos brasileños estaban perpetrando en contra de la democracia como un rutinario ejercicio parlamentario y nada más.
En suma, lo ocurrido en Brasil es un durísimo ataque encaminado no sólo a destituir a Dilma sino también a derrocar a un partido, el PT, que no pudo ser derrotado en las urnas, y a abrir las puertas para un procesamiento del ex presidente Lula da Silva que impida su postulación en la próxima elección presidencial. En otros términos, el mensaje que los “malandros” enviaron al pueblo brasileño fue rotundo: ¡no se les vuelva a ocurrir votar a al PT o a una fuerza política como el PT!, porque aunque ustedes prevalezcan en las urnas nosotros lo hacemos en el congreso, la judicatura y en los medios, y nuestro poderío combinado puede mucho más que sus millones de votos.
Grave retroceso para toda América Latina, que se suma al ya experimentado en la Argentina y que obliga a repensar que fue lo que ocurrió, o preguntarnos, en línea con el célebre consejo de Simón Rodríguez, dónde fue que erramos y por qué no inventamos, o inventamos mal. En tiempos oscuros como los que estamos viviendo: guerra frontal contra el gobierno bolivariano en Venezuela, insidiosas campañas de prensa en contra de Evo y Correa, retroceso político en Argentina, conspiración fraudulenta en el Brasil, en tiempos como esos, decíamos, lo peor que podría ocurrir sería que rehusáramos a realizar una profunda autocrítica que impidiera recaer en los mismos desaciertos.

En el caso del Brasil uno de ellos, tal vez el más grave, fue la desmovilización del PT y la desarticulación del movimiento popular que comenzó en los primeros tramos del gobierno de Lula y que, años después, dejaría a Dilma indefensa ante el ataque del malandraje político. El otro, íntimamente vinculado al anterior, fue creer que se podía cambiar Brasil sólo desde los despachos oficiales y sin el respaldo activo, consciente y organizado del campo popular. Si las tentativas golpistas ensayadas en Venezuela (2002), Bolivia (2008) y Ecuador (2010) fueron repelidas fue porque en esos países no se cayó en la ilusión institucionalista que, desgraciadamente, se apoderó del gobierno ​y ​del PT desde sus primeros años. Tercer error: haber desalentado el debate y la crítica al interior del partido y del gobierno, apañando en cambio un consignismo facilista que obstruía la visión de los desaciertos e impedía corregirlos antes de que, como se comprobó ahora, el daño fuera irreparable. Por algo Maquiavelo decía que uno de los peores enemigos de la estabilidad de los gobernantes era el nefasto rol de sus consejeros y asesores, siempre dispuestos a adularlos y, por eso mismo, absolutamente incapacitados para alertar de los peligros y acechanzas que aguardaban a lo largo del camino. Ojalá que los traumáticos eventos que se produjeron en Brasil en estos días nos sirvan para aprender estas lecciones.

=======================================================