Archivo mensual: abril 2020

LA NUEVA NORMALIDAD

¿Y después del coronavirus qué?

En Colombia se está transfiriendo más dinero a los bancos que a los gastos de las personas

Petro demuestra que existen recursos suficientes y que en Colombia se está transfiriendo más dinero a los bancos que a los gastos de las personas para atender las necesidades generadas por la pandemia

 

 

Venezolanos varados en Colombia, exigen que el gobierno de Ivan Duque les permita regresar a Venezuela

Érika Ortega Sanoja @ErikaOSanoja

URGENTE | 500 venezolanos varados en #Colombia protestan en la Autopista Norte para exigir que el gobierno de

los autorice a regresar a #Venezuela: “si no nos mata el #COVID__19, lo hará el hambre”. Más de 150 niños están ahí. Todos llevan 3 días esperando autorización

 

 

Venezolanos felices de regresar a su país luego del engaño colombiano

Venezuela. Foro anti Imperialista (Referentes: Bolivar y Chavez)

Diosdado Cabello: Foro anti imperialista

El notario de confianza del narcotraficante y paramilitar Guillermo León Acevedo Giraldo, alias “Memo Fantasma” (socio empresarial de la actual vicepresidenta Marta Lucía Ramírez) es Jorge Humberto Uribe Escobar

Primo de Álvaro Uribe Vélez es el notario de confianza del narco “Memo Fantasma”

Memo Fantasma fue socio en proyectos de construcción de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y perteneció al clan de los Cifuentes Villa, liderado por Dolly Cifuentes de Uribe, cuñada de Álvaro Uribe.

Jorge Humberto Uribe Escobar es ratificado como notario 24 de Bogotá por su primo el presidente Álvaro Uribe Vélez. Desde entonces es el notario de confianza de “Memo Fantasma”, hoy radicado en España.

Jorge Humberto Uribe Escobar es ratificado como notario 24 de Bogotá por su primo el presidente Álvaro Uribe Vélez. Desde entonces es el notario de confianza de “Memo Fantasma”, hoy radicado en España.

Por GONZALO GUILLÉN Y JULIÁN F. MARTÍNEZ

El notario de confianza del narcotraficante y paramilitar Guillermo León Acevedo Giraldo, alias “Memo Fantasma” (socio empresarial de la actual vicepresidenta Marta Lucía Ramírez) es Jorge Humberto Uribe Escobar. Este es primo del ex presidente y hoy senador Álvaro Uribe Vélez y hermano del ex senador Mario Uribe Escobar, condenado por paramilitarismo en febrero de 2011 por la Corte Suprema de Justicia.

     Jorge Humberto Uribe Escobar, notario 24 de Bogotá, es recordado porque en 2008 su nombre fue limpiado mediante un controvertido decreto del entonces ministro de interior, Carlos Holguín Sardi, quien le borró dos sanciones que lo suspendieron del cargo por no pagar aportes al fisco por valor de $ 9.600 millones. Obtuvo la notaria 24 gracias a que su hermano Mario Uribe manejaba la Superintendencia de Notariado y Registro a través de sus fichas políticas, entre ellas su primo Uribe Vélez.

     Jorge Humberto Uribe Escobar fue ratificado como notario por su primo el presiente Uribe el 22 de octubre de 2008 en el Salón Gobelinos de la Casa de Nariño.

     “Memo Fantasma”, de la misma manera, era copropietario, en asocio con el también narcotraficante Francisco Cifuentes Villa, de dos hangares del aeropuerto de Medellín “Olaya Herrera”, desde donde despacharon cien toneladas de cocaína, principalmente para el cartel de Sinaloa, del mexicano Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”. En ambos locales funcionan las aerolíneas Sociedad Aeronáutica de Santander S.A. (SASA) y Aviones Ejecutivos Limitada (AVIEL). Esta última, además, posee oficinas en el Centro Aeronáutico de Bogotá, situado en Fontibón.

     Las referencias bancarias y comerciales principales de SASA y AVIEL son el Banco de Bogotá, del Grupo Aval, como consta oficialmente en la cámara de Comercio de Medellín.

     El clan de los narcotraficantes colombianos Cifuentes Villa tuvo a su cargo durante décadas la red principal de lavado de activos del cartel de Sinaloa y de él hacía parte fundamental Dolly Cifuentes de Uribe, cuñada de Álvaro Uribe Vélez y madre de dos sobrinos carnales de éste, también ligados al crimen (VER AQUÍ).

A la izquierda, el “Chapo” Guzmán y en el círculo Rojo, Francisco Cifuentes Villa, socio de “Memo Fantasma” en envíos aéreos de cocaína desde Colombia a través de dos empresas: SASA y AVIEL

Desde este hangar del Olaya Herrera, “Memo Fantasma” y los Cifuentes Villa enviaban decenas de toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Francisco Cifuentes Villa, quien era miembro con dos acciones del exclusivo Club El Nogal, de Bogotá, fue asesinado en 2007. Lo sucedieron en la cabeza de la organización criminal, Alex Cifuentes Villa y Dolly Cifuentes Villa de Uribe, cuñada de Álvaro Uribe Vélez.

     Álex terminó siendo el testigo estrella de la Fiscalía de Estados Unidos durante el juicio que le siguió en Nueva York al “Chapo” Guzmán, en el cual fue condenado por narcotráfico.

     Por mandato de la Fiscalía General de la Nación de Colombia, SASA se encuentra embargada desde octubre de 2009 y sus bienes en proceso de extinción de dominio por narcotráfico, como lo demuestran los siguientes documentos:

La Fiscalía detalló las aeronaves de “Memo” Fantasma y Cifuentes Villa (izquierda). El 19 de octubre de 2009 SASA fue embargada porque sus naves transportaban cocaína (derecha).

No obstante, SASA continúa operando y sus cuatro helicópteros (principalmente el HK-4653) solían ser utilizados por el asesinado narcotraficante José Guillermo Hernández Aponte, alias “Ñeñe”, reconocido por haber articulado –bajo la dirección de Álvaro Uribe Vélez– una operación de compra de votos en la costa norte para el actual presidente de Colombia, Iván Duque.

 Esa narco-aeronave es la de una controvertida fotografía en la que aparece “Ñeñe” Hernández a bordo con el promotor artístico Fernán Martínez Mahecha y el empresario ladrillero Ricardo Uribe Arango.

De izquierda a derecha, Ricardo Uribe Arango, Fernán Martínez y “Ñeñe” Hernández.

La fotografía fue puesta por el propio “Ñeñe” en su cuenta de Instagram, la cual sigue activa debido a que se llevó a la tumba el secreto de la clave de acceso. Sobre ella Uribe Arango se mantiene en silencio y Fernán Martínez ha dado dos versiones distintas. La primera de El Tiempo: “La foto fue tomada en un desplazamiento a Paipa, Boyacá, el 17 de abril de ese año, para recuperar el fuselaje de un avión siniestrado de propiedad de Ricardo Uribe, con el propósito de cobrar una póliza”. Agrega El Tiempo: “El rescate se debía filmar y Uribe, tras alquilar la aeronave, invitó a Martínez, quien ha dicho que no conocía al “Ñeñe” ni a María Mónica Urbina [esposa de “Ñeñe”], que también estuvo en el operativo”.

     En un trino suyo, Martínez dijo otra cosa:

     “El helicóptero de la foto que circula en redes, lo alquiló, en El Dorado, el empresario Ricardo Uribe Arango para ir a Villa de Leyva a conocer su proyecto ‘La Villa de Santa Fé´ (Ruagrup).

     “Ahí, en mayo 2016, vi por primera y última vez al Ñeñe Hernández”.

      La foto no pudo haber sido tomada el de mayo de 2016, como dice Martínez, si bien “Ñeñe” la publicó antes de esa fecha: 17 abril de 2016.

     Fernán Martínez hizo campaña por Iván Duque, lo mismo que “Ñeñe”, y el día de la fotografía la aeronave estaba embargada por la Fiscalía General con fines de extinción de dominio, no obstante lo cual continuaba operando.      

Marta Lucía Ramírez y “Memo Fantasma”

     Las relaciones comerciales de la actual Vicepresidente de Colombia, Marta Lucía Ramírez y el narcotraficante “Memo Fantasma” fueron puestas al descubierto por la organización InSight Crime, dirigida por el británico Jemery McDermmont y consagrada a investigar el crimen en América Latina. Ocurrieron a través de la firma de la Vicepresidenta, Hitos Urbanos SAS, cuyos datos principales son:

EMPRESA HITOS URBANOS SAS

HITOS URBANOS S.A.S

  • Mátricula Nº 01302308

  • Proponente Nº 00036192

  • Tipo de organización SOCIEDAD ANONIMA

Nació el 19 de agosto de 2003, con escritura pública 1905 de la Notaría 22 de Bogotá. Esta compañía construyó con “Memo Fantasma” el lujoso edificio de oficinas de Bogotá Torre 85.

     La participación de “Memo Fantasma” se produjo a través de su empresa INVERSIONES ACEM S.A., constituída en la notaría 24 de Bogotá, del primo de Uribe Vélez.

La firma de la vicepresidenta que tuvo negocios con el narcotraficante “Memo” Fantasma, es propiedad de ella, con un 26%, de su hija María Alejandra Rincón (26%) de su esposo, Álvaro Hermes Rincón Muñoz (8%) y otros cuatro que poseen 40 por ciento.

Contra toda evidencia, la señora Ramírez ha negado sus negocios con “Memo” Fantasma. Sollozante, ha dicho en distintos medios.

     “Memo Fantasma no es socio de mi esposo”, aseguró a InSight Crime.

     La señora Ramírez asegura no recordar que ella le consiguió dos cupos a los hijos de “Memo Fantasma” en el exclusivo colegio de Bogotá Nueva Granada, donde estudiaron.

     No obstante, ella dejó ver que sí sospechaba de la condición delincuencial de “Memo Fantasma” cuando a través de su empresa estaba haciendo el negocio con él. Asegura que le pidió al entonces jefe de inteligencia de la Policía Nacional, el coronel Óscar Naranjo, que investigara el pasado de su socio y este último supuestamente conceptuó que no sabía nada.

     Naranjo, fue ascendido a general por Álvaro Uribe. Llegó a la dirección general de la Policía Nacional y tras su retiro de esa entidad fue vicepresidente de la república durante el segundo mandato de Juan Manuel Santos.

     En su testimonio ante una corte federal, el 16 de enero de 2019, Álex Cifuentes Villa aseguró que el general Naranjo recibía una mensualidad del cartel de Sinaloa.

     La mensualidad, agregó, era a cambio de proteger al clan de los Cifuentes Villa en Colombia.

Tomado de: https://lanuevaprensa.com.co/component/k2/primo-de-alvaro-uribe-velez-es-el-notario-de-confianza-del-narco-memo-fantasma

Venezuela. Nuevo escándalo en el seno de la oposición de Juan Guaidó

150 aniversario del Natalicio de Vladimir Ilich Lenin

Hace algún tiempo, en una fecha similar a esta, en que con motivo de su cumpleaños no pocos en el mundo recordamos a Lenin, una persona de las que se dedican a perseguir en las redes sociales de internet toda expresión disidente del discurso dominante me cuestionó con el «argumento» de que el revolucionario ruso estaba viejo y pasado de moda.

Poco después, las «primaveras árabes» y las movilizaciones de «indignados» en el mundo occidental llevaron a más de un sagaz editor a relanzar nuevamente su libro Qué hacer y el muy  influyente filósofo esloveno Slavoj Zizek, que ya había publicado su Repetir Lenin, hablaba desembozadamente de la maldecida «dictadura del proletariado».

Más recientemente, en busca de una explicación a la caída del gobierno de Evo Morales y la incapacidad de las fuerzas populares de organizarse efectivamente para defenderlo, muchos acudimos a sus palabras en El Estado y la revolución: «(…) Al llegar a un cierto grado de desarrollo de la democracia, esta, en primer lugar, cohesiona al proletariado, la clase revolucionaria frente al capitalismo, y le da la posibilidad de destruir, de hacer añicos, de barrer de la faz de la tierra la máquina del Estado burgués, incluso la del Estado burgués republicano, el ejército permanente, la policía y la burocracia, y de sustituirlos por una máquina más democrática, pero todavía estatal, bajo la forma de las masas obreras armadas, como paso hacia la participación de todo el pueblo en las milicias». 

La demonización de Lenin, quizá una de las más prolongadas de toda la historia, no ha podido evitar que la originalidad y brillantez de sus ideas, no solo sigan suscitando admiración, sino que continúan arrojando luces en el acercamiento crítico a la realidad. Pero Lenin es mucho más que un teórico, fue un enérgico luchador revolucionario, capaz de no sentarse a esperar dogmáticamente a que las «condiciones objetivas y subjetivas» estuvieran maduras para la Revolución, sino que, con una enorme fe en los trabajadores y una inteligencia política excepcional para sacar partido de los errores de sus adversarios y ya establecido el poder soviético, desafió exitosamente la guerra, la pobreza y el bloqueo económico de las potencias imperialistas contra el nuevo estado que fundó sobre las ruinas del zarismo.

Persona cultísima, abierta siempre a la discusión entre compañeros, se percató de las limitaciones de un hombre como Stalin  para ejercer el puesto de Secretario General del  Partido, y de los peligros de la burocratización del socialismo. Dedicó los últimos momentos, en que su estado de salud le permitió escribir, a insistir en la organización del control de  los trabajadores sobre el aparato del Partido y el Estado. Luchó denodadamente contra lo que llamó el «chovinismo gran ruso», entre algunos líderes bolcheviques que no eran rusos nativos, como el propio Stalin, y trabajó intensamente por establecer  la igualdad de derechos y la autodeterminación de los pueblos anteriormente oprimidos por el zarismo.

Extraordinario polemista, Lenin, como Fidel, y como antes Marx y Engels, nunca temió nombrar  al autor de las ideas que combatía en sus escritos. Su respuesta al «renegado Kautsky», a quien se dirige con ironía y sarcasmo implacables, horrorizaría a quienes hoy defienden la democracia burguesa como solución a los problemas de las mayorías: «La actual “libertad de reunión e imprenta” en la república “democrática” (democrática burguesa) alemana es una mentira y una hipocresía, porque, de hecho, es la libertad de los ricos para comprar y sobornar la prensa, la libertad de los ricos para embriagar al pueblo con el apestoso aguardiente de las mentiras de la prensa burguesa, la libertad de los ricos para tener “en propiedad” las mansiones señoriales, los mejores edificios, etc.».

Antidogmático por naturaleza y crítico profundo de su propia obra, Lenin no es el extremista que la propaganda suele pintar. Enfrentado a la ciclópea tarea de edificar por primera vez un estado socialista, donde «todos los agrónomos, ingenieros y maestros salían de la clase poseedora», reclamaba «tomar toda la cultura que dejó el capitalismo y construir el socialismo con ella. Hay que tomar toda la ciencia, la técnica, todo el saber, el arte. Sin eso no podemos edificar la vida de la sociedad comunista».

Combatiente apasionado por la paz, defensor de la justicia, hombre práctico para sacar de cada situación el máximo de las posibilidades, Lenin es referente ineludible de las luchas anticapitalistas y antimperialistas de nuestro tiempo y de la construcción socialista. Pero aún más allá, lejos de envejecer, este contemporáneo de 150 años, por su inteligencia, su eticidad, su amplia cultura y su entrega total a la causa de los humildes, se convierte en paradigma del dirigente que necesitan los pueblos en las horas difíciles que vive el mundo.

Tomado de: http://www.granma.cu/opinion/2020-04-22/lenin-un-contemporaneo-de-150-anos-22-04-2020-01-04-53

Contrainteligencia venezolana desmantela red de militares implicados en supuesto levantamiento

Los bancos se aprovechan de la crisis dice el senador Armando Benedetti