CR7: 26-02-1996

CRISIS POLITICA ACTUAL Y EL PRESIDENTE ERNESTO SAMPER

 

PRESENTACION

 La situación política por la que atraviesa Colombia es bien difícil y particular. Un cúmulo de fuerzas se juegan el futuro de este país en una pugna de intereses y discusiones “por lo alto”, donde el pueblo aparte de ser el ignorado de siempre no cuenta con el ELAN propio que lo lleve a ser actor de su historia en momentos como este.

Para personas que como nosotros pensamos en formas dignas de vida, y en formas dignas de gobernar, por instantes… casi fugazmente, creímos que al interior de la Burguesía de este país se podría configurar un bloque nacionalista y democrático, que pensara en este puñado de hombres que somos, y en este pedazo de tierra. Pero no parece ser así.  Queda un poco de claridad eso si en los conceptos de lo antinorteamericano y lo anti-imperialista.

Por las condiciones propias de su clase y para la razón que viven y han vivido, no se puede esperar nada de la clase burguesa.  Tuvieron la oportunidad (aún la tienen) de mostrarle al pueblo un ápice de patriotismo y de dignidad sentando una posición firme contra los propósitos de los EE.UU en Colombia… pero  sus intereses de clase están pudiendo más (asi lo demuestran los hechos), y el sector del régimen que ha tenido algún asomo de elegancia temen convertirse en los anatemas de sus hermanos de clase.

Es que cuando la visión que se tiene del poder esta unido a la villanía y el salvajismo del capitalismo, lo máximo que se puede esperar de cualquier sector son asomos de oposición. 

 Desde esta revista hemos sido partidarios de IMPULSAR APRECIACIONES QUE FAVOREZCAN UNA POSICION ANTINORTEAMERICANA Y ANTI-IMPERIALISTA, AL MISMO TIEMPO LA LUCHA PERMANENTE POR LA SOBERANIA NACIONAL.  Lo cual quiere decir que hemos visto con interés las fisuras existentes en la clase dominante y pensado al mismo tiempo que merecía un análisis el impacto que podía causar la posible independencia de un sector de dicha clase. 

Pero así como vemos con preocupación como la clase burguesa se hinca al imperialismo norteamericano con lagrimas en los ojos y como niños arrepentidos…  nos preocupa también el desmoronamiento de ese sector de Samper que mostró decisión y firmeza frente a EE.UU en los aspectos de la soberanía.

 Al presidente Samper solo le quedan dos caminos: El primero es aferrarse a las leyes de la probabilidad, que es algo así como jugar a la “gallina ciega”: no tenemos idea a donde va a propinar su próximo garrotazo, ni quien le propinará a él el próximo ni si le favorecerá o le desfavorecerá o nos favoreceremos nosotros.  Esto por el desgaste en el que ha entrado este sector.

Otra alternativa que le queda al presidente Samper es mirar hacia abajo, lanzar una propuesta de compromiso con el movimiento popular que signifique cambios en la maquinaria estatal, jerarquía de las organizaciones populares, compromiso social.  Algo así como una alternativa de revolución social que tendría serias implicaciones para la población colombiana pero no más grave que la situación que estamos viviendo.

 EL PAPEL NORTEAMERICANO: La ofensiva norteamericana ha tenido dos momentos importantes en lo que va corrido del mandato presidencial:

En el primer momento se da un aprovechamiento de la institución colombiana, utilizando como mecanismos la denuncia y señalamiento de la democracia Colombiana como una narcodemocracia, generando una serie de condiciones de deslegitimidad del gobierno de Ernesto Samper. 

Es común en este momento la declaración de funcionarios norteamericanos, y el levantamiento del señor Valdivieso Sarmiento como un símbolo moral para muchos, obviamente primero para el gobierno norteamericano.

La respuesta en este primer momento del gobierno de Samper  fue una ofensiva en los aspectos relacionados con la diplomacia externa, en la cual ha encontrado terreno apto en el escenario latinoamericano (pese a que, casualmente, han  entrado en crisis problemas de orden territorial con Venezuela y Nicaragua) y europeo. Además a nivel interno se propuso ganar legitimidad en  el campo de la lucha contra el narcotráfico con excelentes resultados.

El segundo momento es este que estamos viviendo en el cual el gobierno norteamericano saca todos los “leones del circo” para destrozar su victima y ser dueños de la situación. Se caracteriza por un reordenamiento que los norteamericanos están haciendo en su patio colombiano, en la cual intentan imponer una moral acorde con sus intereses, erigiendo símbolos de la misma como el fiscal Valdivieso, quien sorbiendo las mieles del norte dejará este país más arrodillado aún…en caso de triunfar sus acciones.

Otra característica de este momento es el desajuste de la  burguesía colombiana por la fisura o purga desatada a su interior, en la cual todos resultan sospechosos. Un momento de esta segunda etapa lo estamos viviendo ahora con el debilitamiento del sector del presidente Samper.

 COLOMBIA TOCO FONDO CON SAMPER

“Frente a las ilusiones adolescentes y el escepticismo senil existe por fortuna, como alternativa real, el camino difícil y fecundo de un auténtico humanismo”.

FRANCISCO RUBIO LLORENTE

-Instituto de Estudios Políticos-

Caracas, Venezuela

“No solo hay que interpretar el mundo sino transformarlo”

k. Marx

Es muy común entre nosotros,  los que nos hemos ocupado toda la vida por la convivencia, producir documentos y pronunciarnos en los momentos de crisis como si esta situación  apareciera  o desapareciera. Y decimos en son de crítica, tal sector, económico, político, gremial, religioso o de cualquier otro tipo está tan alejado de la realidad, tan descompuesto, tan desorientado, que ésta es la hora en que no han fijado una posición sobre la crisis actual aguda, definitiva, total, como si fuera a ser la última, parecido a aquella tontería del fin de la historia.

La vida estará siempre en crisis permanente, la vida de las sociedades que es cuestión vital, igualmente.

El desenvolvimiento dialéctico de las contradicciones en sociedades basadas en intereses tan contrapuestos como el capital y el trabajo, la riqueza acumulada y la pobreza absoluta generalizada, es cosa de crisis permanente, disimulada y aplazada con aumentos de salarios, con estadísticas manipuladas de crecimientos económicos altísimos, con aparentes flujos masivos de compras y ventas de bienes innecesarios, la economía va bien pero el país va mal, si al hablar del país hablamos de las mujeres, de los hombres, de los trabajadores, de los que construyen, de los que siembran, de los que crean, trabajos de los que producen la riqueza en todo sentido, económica y cultural y apenas reciben para sobrevivir, vivienda en los tugurios, educación en las calles, comida en los basureros, cobijo con periódicos, lecho en los andenes.

Crisis de siempre, eterna hacia atrás en la historia, los MISERABLES de Víctor Hugo, eterna hacia adelante, los miserables de hoy, los de mañana.

Para romper ese circulo vicioso de la crisis, para acabar con ese avanzar interminable hacia la miseria, se necesita el SOCIALISMO, no la caída de Samper, no otro congreso, no la defensa de las Instituciones de 1991, no la humanización del capitalismo con Redes de Solidaridad Social, no con nada que tenga que ver con lo existente, pues ya demostró con todas las evidencias su fracaso total en todo el transcurso de la historia hasta hoy, ESCLAVISMO aún vigente, FEUDALISMO desdibujado, CAPITALISMO degradante.

Nos embolatan metiéndonos en la cabeza, aún a los que nos pretendemos iluminados por la capacidad del análisis concreto de la realidad concreta, que la caída de un muro, vergüenza de la humanidad haberlo construido, era la demostración axiomática de la derrota definitiva de unos intentos por construir otro tipo de sociedad, apenas esbozada, apenas amojonada.

No puede hablarse del descalabro sino de aquello que ha tenido la oportunidad plena de la práctica. Es una estupidez hablar del fracaso de un alumno el primer día de clase, hay que esperar que pase todo un año de estudio para saber si está dotado de mejores y mayores conocimientos.

El que ha sido derrotado  es el capitalismo.

Más de 200 años después de su proceso de implantación, un solo hombre harapiento, en cualquier lugar del mundo, pues el capitalismo es mundial, sería suficiente para demostrar su fracaso, sin que hubiera necesidad de señalar las guerras mundiales, la explosión nuclear de HIROSHIMA, la guerra bacteriológica, la instigación de la guerra entre los países, entre etnias, entre tribus, entre razas, entre credos, para darle salida a la venta de armas sin importarle la vida de los seres humanos, la manipulación del anticomunismo para ser el único explotador de los recursos naturales del planeta, para controlar el comercio exclusivo del comercio mundial de estupefacientes que combaten cuando son otros los que obtienen las ganancias, y el comercio internacional de los bienes producidos por su industria, cualesquiera que ellos sean, imponiendo aperturas económicas de corte neoliberal, nombre nuevo para despistar el engaño del  liberalismo, mal uso de la libertad para construir movimientos políticos para dominar, Revolución en Marcha de López Pumarejo, Movimiento Revolucionario Liberal- MRL- de López Michelsen, Nuevo Liberalismo de Luis Carlos Galán, Neoliberalismo de César Gaviria, apertura destructora de la Industria Nacional que no tendrá posibilidades de competir, desencadenando además un acelerado desempleo lo que equivale a la ruina de estos países.

 Para asumir una posición ante la crisis, decimos que hay que retomar el tema del Imperialismo, el de la Soberanía, el de la Apertura Económica, el del Enfrentamiento entre dos sectores “Irreconciliables” de la burguesía, Gavirismo y Samperismo, que si es mejor que Samper se quede, que De La Calle lo reemplace, que se aplique de alguna manera, la revocatoria de los mandatos a Congreso y Presidente, que nuevas elecciones limpias, que si la extradición, que si la legalización de la droga, que si la Democracia participativa, decir absurdo pues la democracia es en esencia participación, que si las Reinserciones, que si los Diálogos con los grupos civiles militarizados por el Régimen para proteger la propiedad de tierras y capitales, que si hay que acabar con la Corrupción Administrativa, que si a la formación de nuevas organizaciones populares de base, de la sociedad civil con propuestas concretas que le den una salida a LA CRISIS.

No nos desgastemos más tratando de que se acepte que el Imperialismo existe, ahí   está, económico y militar, que se niega, por que la clase dirigente de todos los países dominados vive y prospera vergonzosamente a su servicio, o defendiendo una soberanía que nunca ha existido. Desmembraron a Panamá por el canal, desmembraran a Urabá por el nuevo canal, que es mejor Samper que cualquier otro pues por lo menos le cerró un poco las puertas a la Apertura, que si se controlara hasta límites aceptables la corrupción administrativa el progreso sería mayor,  que hay que continuar procurando las soluciones pacíficas al conflicto armado, que hay que humanizar la guerra como si fueran posibles guerras humanizadas, cuando hay que diferenciarlas de otra manera, guerras para oprimir, dominar y explotar y guerras para liberar y crear condiciones de vida dignificada.

 Todo esto es muy fácil de saberlo imposible mientras el poder esté en manos de una clase política y económica corrupta, antipopular, que defiende intereses privados, y es imposible por que esa es su esencia, ser corrupta, estar siempre entregada a los intereses del imperialismo, legislar y ejecutar programas que no resuelven de raíz los problemas sociales, desconocer en la práctica la democracia, ser en última instancia los representantes de una dictadura burguesa.

 La crisis continuará y se agudizará, lo que reemplace a Samper, si lo reemplazan será peor, y si se queda Samper, también será peor. Cada nuevo presidente ha sido peor que el anterior, por que el que llega es mas incapaz y por que el proceso de deterioro económico y social es mas agudo todos los días.

 Los problemas son insolucionables, cual es la solución entonces?. Ninguna, habrá que decirles a los que creen que se puede hacer un taburete de una mesa sin desbaratar la mesa, y si uso la mesa para sentarme, creo el absurdo que es lo que esta sociedad es, hablan de PAZ dentro de una estructura social y económica violenta, hablan de desarrollo económico sostenido en una sociedad de desempleo  estructural casi masivo, desempleo que será en corto tiempo estructural masivo como consecuencia del avance de los microcomputadores inteligentes, hablan de un mercado interno vigoroso sin capacidad de compra y de un comercio internacional competitivo sin capacidad tecnológica.

 Cuál es entonces la salida?  Ya nos lo han enseñado y demostrado hace más de 100 años, la transformación de esta sociedad en una nueva, surgida del deterioro irreversible del sistema capitalista de producción y de distribución de bienes.

 Cuándo? Eso no va a suceder en un día preciso. Esos son días de arranque de lo nuevo, 14 de julio de 1789, 17 de octubre de 1917, 26 de julio de 1959, confusos y violentos, como todo parto que trae una nueva vida.

 Cómo? Nadie sabe. Surgen hombres, mueren hombres. Surgen movimientos, mueren movimientos. Un manantial es apenas una gota y llega a ser un mar. Un sueño puede ser sólo una conmoción íntima, pero puede llegar a ser una realidad individual viva. Cuando todo un pueblo asuma el sueño de su dignidad y de su libertad llegará un  nuevo día de arranque, continuación de los otros, que sumados como las gotas formarán el mar del socialismo en donde todos puedan navegar, los vientos inflar todas las velas y los hombres como barcos tener puertos seguros a donde llegar.

DANIEL

Febrero de 1996

 1996: CRISIS POLÍTICA NACIONAL

 El día 14 de febrero en las horas de la noche  y ante la comisión de acusaciones de la cámara, el fiscal general de Colombia, Alfonso Valdivieso Sarmiento, presentó denuncia penal contra el presidente Ernesto Samper.  Los delitos en los que presuntamente incurrió el presidente son:

 –              Enriquecimiento ilícito de particulares.

–              Falsedad en documento privado.

–              Fraude procesal.

–              Encubrimiento.

–              Recepción, legalización y ocultamiento de bienes provenientes de actividades ilegales.

 Esta denuncia es un hecho político importantísimo en el análisis de la coyuntura política, al menos por:

 1. Termina el Show Publicitario montado por Estados Unidos de Norteamérica y el fiscal Valdivieso en el actual período.

2. Después de “tirar al combate” todos los peones del ajedrez político, los Estados Unidos  muestran su flanco más importante y presentan piezas procesales de gran envergadura, perfilando su ataque más contundente en la actual coyuntura.

 3. Se entra a un espacio político apto para resolver la crisis que podría ser:

 – El triunfo de la ofensiva política  de los EE.UU, que ve con preocupación que un país como Colombia no encaje en el esquema propuesto y que en lo fundamental implicaría para el “subcontinente americano” (Insular, sur, centro, norte):

. Integración de sus políticas.

. Integración de sus recursos.

. Integración tecnológica.

 Con lo que garantizaría un manejo comercial en la zona, que le proporcionaría a EE.UU trabajar en pos de un bloque económico que contrarreste los efectos y genere una ofensiva comercial contra los denominados “TIGRES DEL ESTE ASIATICO”.

 Es en esta dirección que no conviene a EE.UU. una política de autodeterminación de los pueblos, y no porque esté presente el fenómeno del narcotráfico, o por una moral universal en la cual ellos serían “cabeza de playa”, No.

 Es que la política de apertura económica no esta impulsada con la fuerza que ellos quisieran, es que preocupa la jerarquía de Samper en los No Alineados, Es que preocupa que Colombia mire hacia Europa y hacia Japón.

 – El triunfo del sector del régimen político  que encabeza Ernesto Samper.  La situación que envuelve esta coyuntura política y la ofensiva gringa contra un sector de la burguesía colombiana tiene particularidades únicas:

. El debilitamiento económico de los EE.UU: como superpotencia, aumentado por sus salidas belicistas que le exigen No inversiones en la guerra sino costos en la guerra.  Esto convierte a Estados Unidos en una potencia que pierde liderazgo y poder frente a otras potencias que como Japón invierten en ciencia y tecnología y despliegan una ofensiva comercial que ha invadido al propio patio norteamericano.  Calladamente Japón está imponiendo una pauta comercial imparable, mientras que los Estados Unidos no logran hacer un viraje en sus posiciones tan clásicamente  salvajes y agresivas.

 Pero aun así es del caso decir que al interior de la clase dominante Norteamericana se vienen presentando ciertos fenómenos de reconfiguración económica, en la cual pueden asumir papeles importantes nuevas visiones que podrían estar captando por ejemplo que la no certificación a Colombia no solo seria contraproducente para este país sureño sino un tanto fatal para el imperio norteamericano.

. El “acierto” político que tuvo EE.UU cuando se alió con la burguesía colombiana y el cartel de Cali para destruir el cartel de Medellín, no lo tuvo en esta oportunidad.  En ese entonces pausó su lucha contra el cartel de Cali para destruir el cartel de Medellín, que le resulto exitoso con el tiempo.

 Ahora al mismo tiempo que atacó a Ernesto Samper lo hizo con los militares, lo que consiste en una torpeza política, porque el poder político dejo de ser un objeto deseable  para los militares colombianos.

 . El movimiento revolucionario colombiano afectado por una crisis de la cual apenas se repone y trata de recomponerse, en toda esta coyuntura no se le había escuchado una opinión contundente.  Son saludables las opiniones que la Unión Camilista-ELN ha lanzado en comunicados a la prensa nacional.  Hace una propuesta (Según publicación de “EL COLOMBIANO” de Medellín en publicación del 9 de febrero) en los siguientes términos: Proponen una Convención Nacional de amplia participación como salida a la crisis institucional.  Su disposición a participar e impulsar esa Convención.  Además proponen la conformación de un gobierno de amplia participación que se encargue de construir una nueva legitimidad. 

 Esta propuesta cuenta de entrada con el tropiezo de que es firmada solo por el ELN, mientras que las FARC siguen sin una opinión contundente en el ámbito nacional y sin una defensa clara sobre su responsabilidad en masacres que se les imputa.  También el tropiezo de que la legitimidad del movimiento revolucionario en general y el movimiento armado revolucionario en particular sufre los golpes propios de sus inherentes errores y de los enemigos propios que han colocado las ideas revolucionarias como sinónimo de antigüedad (dinosaurios) y la práctica del movimiento armado revolucionario como de narco-guerrilleros y asesinos.  La importancia de la propuesta del ELN consiste en que han dicho, han propuesto, se ha escuchado que han sentado una opinión en medio de esta crisis.

 Todo lo expuesto da la particularidad: Si SAMPER no ha caído es porque los interesados  no tienen la fuerza capaz de tumbarlo.  La particularidad interna de todos los factores cercanos a este problema no produce un clima apto para estremecer la presidencia y por el contrario el conflicto se dilata en el tiempo.

 DE QUE NOS ASUSTAMOS?

Existen los “Axiomas Populares”.  Están en la esquina, en la cantina del parque, en el “agite del parche”, en la tienda, en el supermercado, en las tertulias, en el partido de fútbol, en las reuniones familiares…

 En todos estos escenarios informativos el pueblo se da cuenta de quien es el “jíbaro” del barrio pero también se conocen otras verdades.

 Hace muchos años el pueblo conoce la verdad del narcotráfico.  Conoce que los hilos de ese poder se han movido desde muy arriba, distingue que Julio César Turbay fue una de las “mulas” más importantes de este país y se conocen anécdotas jocosas de las valijas diplomáticas, conocen la relación de importantes delfines de este país con el narcotráfico, saben que las familias más prestigiosas de este país han estado contaminados con este flagelo y que los partidos tradicionales sin excepción les ha encantado rodearse de “polvo”.  Pero esto se sabe hace MUUCHISIMOSSSSSS  años. El pueblo sabe cuales han sido las empresas fachadas, y sabe también que la policía y el ejército han sido los sicarios más importantes de este país, que han borrado la mentalidad y humanidad de miles de jóvenes revolucionarios por estorbarle al narcotráfico.  También el pueblo ha sabido que la Central de Inteligencia Americana ha tenido negocios de narcotráfico y que agentes suyos se han corrompido.  Eso no es nuevo para el pueblo, sobre el que cayó todo el estigma del sicariato, el pueblo solo fue la bodega que surtió las necesidades de la intelectualidad lumpen-burguesa.

 Pero que tan extraño resulta que SAN SAM, toda la jerarquía de los BUDAS AMERICANOS, y el GAVIRISMO no establezcan responsabilidades históricas en Colombia, si de culpables se trata, porque esas empresas tuvieron existencia en la época de Gaviria (por no ir más atrás). 

Pero además que no se establezca la responsabilidad de EE.UU en la inyección de drogas.  LOS PRINCIPALES NARCOTRAFICANTES DEL MUNDO ENTERO SE ENCUENTRAN EN UN PAIS LLAMADO ESTADOS UNIDOS. El problema es que a ellos se les estaba saliendo el poder económico de las manos… no solo es un país imperialista en las líneas que clásicamente les habíamos conocido, ellos quieren tener el único poder del cartel del narcotráfico en el mundo entero.

 SI EL PUEBLO CONOCIA LA VERDAD HACE AÑOS… SERA CIERTO QUE AHORA ES EL PUNTO DE PARTIDA DEL JUZGAMIENTO, Y QUE ESTE “PUÑADO DE BURGUESES COBARDES Y ARRODILLADOS NADA SABIA?

 Y EL MOVIMIENTO POPULAR QUE?

Anotaríamos que el movimiento popular comprende aquel conjunto de sectores de una sociedad, que con una capacidad deliberativa están en condiciones de asumir retos propios de su condición y en correspondencia con una forma de pensar que hace de ella una masa políticamente interesante, porque sus ambiciones y sus necesidades navegan por los contenedores de la ideología.

 Un reto para una sociedad… para una parte de ella… para un grupo de individuos… para una persona, podría ser el labrar formas de vida dignas, forjar unos nuevos hábitos, quebrar la costumbre y hacerse más humanos.

 La capacidad deliberativa es una actitud inherente a una masa que ha obtenido una construcción pedagógica permanente, que se respira a través de su historia, sus costumbres, sus relaciones sociales, su cultura, en síntesis una forma de vida.

 Un país como Colombia desde la época de la conquista no ha tenido hitos importantes que le permita agilizar una dinámica de conciencia popular  que este unida más a la razón que al estómago o la violencia, que son variables históricamente características  en nuestro país.

 Las sombras del colonialismo, neocolonialismo, las guerras internas, la amalgama de concepciones políticas  revolucionarias (que han contribuido en edificar pautas violentas en la mentalidad de las generaciones que crecen) no han dado tiempo de impregnar en el grueso de pobladores de Colombia unas costumbres que permitan perfilar una salud mental apta y capaz de afrontar racionalmente los desafíos de la cotidianidad.

 No existe, como producto de todo lo expuesto, una capacidad deliberativa del movimiento popular, lo que hace que sus opiniones navegen  entre las orillas de las fuerzas clásicas del país.  A las burguesías no les interesa desde el punto de vista de su poder tener una sociedad semejante, por el contrario desde el andamiaje ideológico despliega todo su poder para engominar las perspectivas ideológicas, dándole un bajo perfil a la racionalidad conque se deben mover los hombres en una sociedad y generando un sistema de contraprestaciones, agradecimientos, resignaciones, conformismos que no permite trasegar los parámetros invisibles de tal poder.

 El movimiento revolucionario no ha logrado generar dinámicas que perfilen cotidianidad y continuidad en cuanto a una practica deliberativa. En igualdad de condiciones estarían las religiones y ciertas prácticas filosóficas diferentes a estas, porque gestan militantes en primera línea para sus estructuras organizativas.  No siendo esto malo la mentalidad de cualquier militante, iniciado o profeso filosófico tiene que ser formar MILITANTES PARA LA VIDA, y que sean estos hombres los que guíen cualquier avatar en el seno de cualquier estructura.

 P U E B L O: El concepto de pueblo es un concepto táctico en el “juego político” de izquierda y de derecha. Esto quiere decir que estratégicamente se edifican todos unos nortes de acuerdo a los intereses de cada clase o sectores de clase, pero que en los “ires y venires” de la lucha política se pueden llegar a dar momentos de importancia y trascendencia que si bien no acercan clases (en el sentido de la deposición de intereses de clase) si puede acercar intereses comunes en una coyuntura o un período en el trasegar político de un país.  Por ejemplo: En la actual situación un importante sector de las clases poderosas de este país no concibe la idea de la intervención extranjera (norteamericana) en Colombia, partiendo del propio sector del presidente Samper. Pero otro bloque de la burguesía (no sabemos que tan homogéneo) como el GAVIRISMO, desde años atrás han FAVORECIDO la intervención extranjera en Colombia (recuérdese el caso de juanchaco y el misterioso silencio presidencial).

 En una coyuntura como esta no es conveniente guardar silencio, es necesario arriesgar opiniones.  No sabemos que tan aguda se torne la coyuntura pero en este momento un concepto de pueblo tiene que favorecer un objetivo muy claro y muy concreto: LA DEFENSA DE LA SOBERANIA NACIONAL.  Lo cual quiere decir que pueblo serían todos aquellos sectores y personas de la sociedad colombiana que luchan en contra de la intervención de los estados unidos, sea por la vía de la intromisión descarada que esta haciendo a través del Gavirismo y toda su “pionada” como el fiscal Valdivieso, o por la vía militar como podría suceder.

 SITUACION  ACTUAL  DEL  PAIS

La situación política que hoy estremece al país, tiene sus orígenes en los mas variados factores que afectan la vida nacional.

En tal sentido estos factores son históricos, no son nuevos, bajo este gobierno han salido a la luz publica, generando una coyuntura de crisis que aun no toca fondo y donde existen tantos intereses como factores que la han originado.

En los análisis políticos de Colombia que  antecedieron la actual coyuntura ,se había venido planteando la existencia de una crisis sociopolítica generalizada que no tenía retroceso y que como toda crisis debía desembocar en algo nuevo o diferente.

 Se hablaba entonces de la crisis de legitimidad de los gobiernos en las diferentes esferas del estado, de la carencia de legitimidad del modelo del estado imperante,

crisis de poder y de gobernabilidad, carencia de legitimidad de las instituciones del estado y de todos los partidos políticos existentes .

 Pero realmente no fueron estos los factores determinantes de la actual situación política nacional, ya que el pueblo colombiano, desorganizado y adormecido por la política y las campanas desideologizantes del modelo neoliberal, no esta en capacidad de confrontar y mucho menos de contrarrestar los avances de la clase social dominante.

 Veamos algunos factores que podemos anotar como los mayores determinantes de la actual coyuntura.

Las contradicciones que hoy se presentan en la vida política nacional no son de clases, no es entre explotados explotadores, ni entre ricos y pobres. Es una guerra política y hasta militar que se desarrolla en el seno de la misma burguesía, con intereses internacionales y la intervención directa de los Estados Unidos.

 Pero la contradicción burguesa nacional ya no es entre liberales y conservadores como históricamente se conoce.

 Es entre un sector de la burguesía que busca aplicar a cualquier costo el modelo neoliberal radical, impuesto por los norteamericanos, encabezado por el expresidente Cesar Gaviria, hoy secretario general de la OEA, y otro sector también de la burguesía neoliberal, encabezado por el actual presidente Ernesto Samper, quienes siendo también pronorteamericanos, consideran que dicho modelo se puede aplicar en el país de una manera menos radical y menos acelerada, para evitar crisis sociales peligrosa para el gobierno como sucedió en Chile.

 No quiero en este análisis, desconocer a quienes plantean que las políticas sociales del gobierno de Samper se aproxima al modelo socialdemócrata desarrollado en los países europeos y que por ello ha recibido el apoyo de sectores populares y de organizaciones gremiales y obreras; Aunque esto puede ser posible su política de gobierno sigue siendo mas de corte neoliberal y como muestra de ello podemos anotar la ley 200 de 1.995, la reforma tributaria, el pacto social y los bajos aumentos salariales a los trabajadores para 1.995 y 1.996, entre otros.

 Otro factor determinante de la actual coyuntura es la corrupción o mas bien la anticorrupción, ligada a los intereses de la política neoliberal de apertura económica.

 Gaviria bajo su gobierno abrió totalmente las puertas de la economía de nuestro país a los países industrializados, especialmente a los Estados Unidos, a quienes les permitió inclusive la libre entrada militar como es el

caso de Juanchaco y las naves que violan la soberanía aérea con la aprobación y el silencio del gobierno.

 Pero Gaviria dejo el vacío de que nunca combatió la corrupción. Combatió el narcotráfico pero no la corrupción y es que narcotráfico y corrupción no son sinónimos.

 Gaviria sometió al cartel de Medellín y para lograrlo hizo uso de la corrupción, no solo se alió con la DEA y los dineros fríos de los Estados Unidos conseguidos gracia a la sobre explotación y el sometimiento de los pueblos latinoamericanos, sino que también se alió con el cartel de Cali y con grupos paramilitares como el de Fidel Castaño y los Pepes.

 Al ser la lucha anticorrupción una de las grandes exigencias de los países industrializados, para poder invertir en mayores proporciones en los países denominados en vía de desarrollo y al no ser la corrupción atacada por Gaviria, indiscutiblemente le correspondería al gobierno de Samper como exigencia de las transnacionales.

 Así las cosas, a Samper le corresponde por exigencia de los Estados unidos, someter al cartel de Cali, combatir la corrupción y continuar con las políticas del neoliberalismo radical a cualquier costo, ya iniciado por Gaviria, si quiere que su gobierno sea avalado por el gobierno Norteamericano.

 Estos tres elementos tienen a la burguesía enfrentados entre si.

 Como se ha demostrado en las investigaciones del proceso 8.000 y en el proceso Samper, la mayor corrupción y los mas grandes corruptos están en el estado, en la clase social dominante de todos los sectores y partidos, en

los prestigiosos personajes que históricamente han manejado el poder.

 Así la historia, tratar y combatir la corrupción tenía que generar una conmoción interior como de hecho esta sucediendo.

Pero realmente la corrupción en el seno del estado es tan antigua como el mismo origen del estado burgués colombiano, ha persistido durante todos los gobiernos de la historia, aunque solo ahora a finales del siglo XX, con la apertura económica, cuyo propósito final es la centralización  de las economías, disputadas por las transnacionales y los países industrializados, se hace inminente combatir la corrupción en los países dependientes, como un mecanismo para garantizar a plenitud el capital y las ganancias de las inversiones extranjeras, dejando así la corrupción  de ser un patrimonio de las burguesías nacionales para convertirse en un patrimonio privado de las transnacionales.

 El tercer factor que afecta la situación política es el narcotráfico. El problema real de este flagelo para los Estados Unidos no es el daño que le pueda causar a los seres humanos, sino el peligro económico que representa como bloque  no solo nacional sino también internacional, ya que ha logrado penetrar todas las esferas de las economías tanto privadas como estatales, convirtiéndose así, en un obstáculo para la apertura económica.

 De hecho, la exigencia hecha por el gobierno Norteamericano al gobierno Colombiano, de combatir al narcotráfico es someter al país a una guerra interna, no solo por el poder económico y militar de los capos de la droga, sino por el poder político que gracias a la corrupción lograron los narcotraficantes, al penetrar desde las mas bajas hasta las mas altas esferas del estado incluidas las instituciones militares, a tal punto de que los últimos presidentes han llegado al poder con la ayuda indiscutida de los dineros del narcotráfico con la consecuente contraprestación política.

 De esta manera, narcotráfico, burguesía, estado, poder político se confunden en el actuar dependiente los unos de los otros, de tal manera, que al declararse la guerra contra el narcotráfico se divide de hecho la burguesía, el estado, el poder político y hasta los militares generando una guerra interna que como al comienzo del texto ya se dijo es de carácter interburgués.

 Estos son los elementos de fondo que caracterizan la coyuntura política actual y las salidas tienen que ser como de hecho se esta dando, con un revolcón en el seno de la clase social dominante: símbolo nacional de la corrupción.

 EL PUEBLO Y LA ACTUAL COYUNTURA

La burguesía ha tratado de involucrar al pueblo en el conflicto, a través de los medios misivos de información, con campanas y movilizaciones, para comprometerlo con uno u otro sector político.

Aunque este goza de mayor prestigio y dignidad que la clase política, carece de formas organizativas que le permita jugar un papel protagónico determinante en el actual conflicto o crisis nacional y se ha conformado con quedarse a la expectativa de lo que diariamente sucede o pueda suceder en Santa Fe de Bogotá.

 En las condiciones actuales de la crisis, donde todas las instituciones del estados carecen de legitimidad, donde las tres ramas del poder publico tanto como la fiscalía y la procuraduría están mediados por el trafico de influencia, bien del narcotráfico, de los Estados Unidos, bien de una de las dos corrientes ideológicas neoliberales en conflicto o bien por todas las anteriores, es objetivamente imposible lograr un fallo eminentemente jurídico e imparcial y por consiguiente cualquier fallo que sobre el proceso Samper se determine, va a ser de carácter político, mediado por la influencia de por lo menos uno de los factores externos anotados.

 Bajo estas circunstancias, el pueblo no se puede quedar simplemente a la expectativa de lo que esta pasando o lo que pueda pasar; Debe despertar, salir del letargo al que lo han sometido y comprometerse en y con la vida política nacional, retomando los principios griegos que originaron el concepto de política como servicio y por consiguiente de político como servidor publico.

 El pueblo debe participar con inteligencia,  sabiduría y acción política. Mal podría dejarse involucrar en una guerra político-militar burguesa, para poner los muertos.

 Seria repetir la historia no muy lejana, de la época que conocemos como de la violencia en Colombia, originada por la ansia de poder entre liberales y conservadores.

 El pueblo Colombiano con la dignidad político que los caracteriza debe aprovechar la coyuntura para organizarse al rededor de una propuesta política y un programa de gobierno que se comprometa con la construcción de un nuevo país verdaderamente democrático, comprometido con  el bienestar social y con la defensa de la soberanía popular. Un país dirigido por verdaderos políticos y no por los mas expertos corruptos como los de hoy.

 En síntesis, al pueblo le queda el deber ético-político, de participar en la construcción del nuevo país, apoyados en los buenos principios, los buenos propósitos y las garantías que de alguna manera nos brinda la constitución política de 1.991.

 DANILO,  febrero  1995

 La naturaleza tiene la paciente

fortaleza de ir de la gota que

surge en el manantial hasta la inmensa

ola que se encrespa en el mar.

 Es un largo camino

y una gran circulación,

es un ir juntando gotas y avanzando,

y no siempre más gotas,

muchas se evaporan

y nunca el camino directo

del manantial al mar.

 Así debemos entender los procesos sociales

y las luchas políticas

que por largos períodos

como que no salen del manantial,

pero que sin duda se transforman

en el gran oleaje revolucionario

que llevará a la sociedad

hacia concepciones más altas

de convivencia humana.

 Hoy en día, entre nosotros, la lucha política

está como en el manantial,

pero crecerá como crece la naturaleza

en donde brotan los manantiales,

tan silenciosa y poderosamente,

que cuando menos  lo creamos

y menos aún lo esperemos,

tendremos que enfrentarnos

al inmenso mar encrespado

de la revolución social.

                                                                           Daniel (XII-23-80)

 

FEBRERO 26 DE 1996

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s