PLANIFICACIÓN Y DEMOCRACIA ECONÓMICA, PAT DEVINE RESUMEN POR M.HARNECKER Y C. PIÑEIRO

PLANIFICACIÓN Y DEMOCRACIA ECONÓMICA, PAT DEVINE RESUMEN POR M.HARNECKER Y C.PIÑEIRO
1
DEMOCRACIA Y PLANIFICACIÓN ECONÓMICA
LA ECONOMÍA POLÍTICA DE UNA SOCIEDAD AUTOGOBERNADA
Pat Devine
1988
Síntesis de Marta Harnecker y Camila Piñeiro
PLANIFICACIÓN Y DEMOCRACIA ECONÓMICA, PAT DEVINE RESUMEN POR M.HARNECKER Y C.
PIÑEIRO
2

PRESENTACIÓN

PRIMERA PARTE:

INTRODUCCIÓN

SEGUNDA PARTE:

EXPERIENCIA HISTÓRICA

TERCERA PARTE:

OBJETIVOS
CAPÍTULO 5:

LA SOCIALIZACIÓN DE LA PRODUCCIÓN ÍNDICE

5.1 MATERIALISMO HISTÓRICO Y ESTATISMO
5.2 LA SOCIALIZACIÓN DE LA PRODUCCIÓN
5.3 LA SOCIALIZACIÓN DE LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN COMO UN  PROCESO
5.4 CONTROL POPULAR
5.5 CONCLUSIÓN
CAPÍTULO 6: DEMOCRACIA
ÍNDICE
6.1 INTRODUCCIÓN
6.2 DEMOCRACIA POLÍTICA
6.3 DEMOCRACIA ECONÓMICA
6.4 INTERESES
6.5 EL DESEO O HABILIDAD PARA PARTICIPAR
CAPÍTULO 7: ABOLICIÓN DE LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO
ÍNDICE
7.1 INTRODUCCIÓN
7.3 LA DIVISIÓN FUNCIONAL DEL TRABAJO
7.4 LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO
7.5 EXPERTOS Y CIUDADANOS
7.6 PRODUCCIÓN, PLANIFICACIÓN Y LAS PERSONAS
CUARTA PARTE: PLANIFICACIÓN DEMOCRÁTICA
CAPÍTULO 8. LAS PRIORIDADES NACIONALES Y LA PLANIFICACIÓN
ÍNDICE
8.1 PLANIFICACIÓN DEMOCRÁTICA: UN ESQUEMA
8.2 PRIORIDADES Y ASIGNACIÓN
8.3 LOS PRECIOS DE LOS INSUMOS PRIMARIOS
8.4 IMPLEMENTACIÓN DE LAS POLÍTICAS
8.5 LA ASIGNACIÓN CONSCIENTE DE RECURSOS
CAPÍTULO 9. COMUNIDADES Y UNIDADES DE PRODUCCIÓN
ÍNDICE
9.1 LA PLANIFICACIÓN LOCAL Y REGIONAL
9.2 INTERESES COMUNITARIOS
9.3 INTERESES DE LOS CONSUMIDORES Y DE LOS USUARIOS
9.5 ÓRGANOS DE COORDINACIÓN NEGOCIADA
CAPÍTULO 10. COORDINACIÓN NEGOCIADA
ÍNDICE
10.1 MODELOS DE COORDINACIÓN
10.2 LA FORMACIÓN DE LOS PRECIOS: LOS COSTOS Y LA DEMANDA
PLANIFICACIÓN Y DEMOCRACIA ECONÓMICA, PAT DEVINE RESUMEN POR M.HARNECKER Y C. PIÑEIRO
3
10.3 EL PROCESO DE COORDINACIÓN NEGOCIADA
10.4 EL BALANCE MACROECONÓMICO
10.5 UNA EVALUACIÓN
QUINTA PARTE: CONCLUSIONES
CAPÍTULO 11. CONCLUSIÓN
ÍNDICE
11.1 INTRODUCCIÓN
11.2 LA NEGOCIACIÓN: RETROSPECTIVA Y PERSPECTIVAS
11.3 LUCHA, PARTICIPACIÓN Y TRANSFORMACIÓN
11.4 UNA SOCIEDAD AUTOACTIVADA Y AUTOGOBERNADA
PLANIFICACIÓN Y DEMOCRACIA ECONÓMICA, PAT DEVINE RESUMEN POR M.HARNECKER Y C.
PIÑEIRO.DOC
4
PRESENTACIÓN
¿Cómo coordinar las actividades económicas en una sociedad realmente comprometida con el pleno
desarrollo de todos y todas? Hasta la década de los ochenta del siglo pasado, la respuesta
generalmente ofrecida por los teóricos de la construcción socialista fue un sistema de planificación
autoritaria, generalmente referida como “planificación centralizada”; aunque considero que es el
carácter no democrático de la toma de decisiones más que su excesivo grado de centralización lo
que más le caracteriza. Posteriormente, se puso en boga la idea del “socialismo de mercado”, donde
la coordinación del grueso de las actividades económicas ocurriría mediante un sistema de mercado,
y la planificación se limitaría a regularlo y a crear las condiciones macroeconómicas necesarias para
su funcionamiento. La propuesta más común actualmente, una vez que varios mitos sobre el
funcionamiento de los mercados se han hecho evidentes, es un sistema híbrido donde se planifique
centralmente las inversiones y actividades en los sectores económicos más importantes y el resto de
las decisiones ocurran mediante relaciones mercantiles en un marco regulatorio estricto.
Son pocos los que han reconocido la imposibilidad de regular las relaciones mercantiles, y más aún
de guiarlas hacia la satisfacción de nuestras necesidades. Pat Devine, economista e investigador
honorífico de la Universidad de Manchester, en su libro Democracia y Planificación Económica:
La Economía Política de una Sociedad Autogobernada (Democracy and Economic Planning: The
Political Economy of a Self-governing Society. Polity Press, 1988) argumenta de manera lúcida y
convincente esta imposibilidad de usar mecanismos de mercado como instrumentos de la
planificación. En momentos álgidos de la euforia por el socialismo de mercado, Devine fue pionero
en señalar que el mercado no es la alternativa más efectiva a la planificación autoritaria, que hay
una mejor opción: la planificación democrática.
El autor va más allá de la crítica al uso de la planificación autoritaria y del mercado en la
construcción socialista, y propone un sistema de planificación democrática basada en lo que él
llama “coordinación negociada”. Su modelo es una de las pocas propuestas completas que se han
hecho de cómo implementar en la práctica un sistema que permita coordinar las actividades
económicas de forma democrática, y de manera que se alcance el balance idóneo entre
centralización y descentralización de la toma de decisiones.
Por la utilidad de la propuesta de Devine, hemos decidido realizar una síntesis de su libro. Esta se
inicia con una breve síntesis realizada por mí de las ideas más importantes que plantea Devine en la
primera y segunda parte de su libro, y sigue con un resumen ampliado de la tercera, cuarta y quinta
parte de su libro, donde él explica los objetivos principales que persigue su modelo de coordinación
negociada, cómo éste funcionaría concretamente, y las posibilidades de que éste sea implementado
en un futuro cercano. Los capítulos del 5 al 9 fueron sintetizados por Marta Harnecker, combinando
traducciones textuales y resúmenes de los planteamientos de Devine. Los capítulos 10 y 11, así
como las tres últimas secciones del capítulo 8, fueron traducidos por mí de manera textual sólo
saltando oraciones y párrafos con ideas menos importantes o redundantes.
Para facilitar la lectura y destacar las ideas más relevantes, hemos agregado nuestros propios
subtítulos dentro de las secciones señaladas por Devine. Los títulos de los capítulos y las secciones
sí son traducciones textuales de los que aparecen en su libro. Previendo que algunos lectores estarán
interesados en consultar la fuente original, al inicio de cada página traducida y/o sintetizada hemos
colocado el número correspondiente. También hemos enumerado los párrafos de este resumen para
facilitar el intercambio y estudio en grupo.
PLANIFICACIÓN Y DEMOCRACIA ECONÓMICA, PAT DEVINE RESUMEN POR M.HARNECKER Y C.
PIÑEIRO.DOC
5
Para el lector que pueda estar interesado en profundizar en los temas que Devine trata en este obra,
puede consultar algunos artículos que él ha escrito como “Market Socialism or Participatory
Planning” (Review of Radical Political Economics.1992; Vol. 24, No. 3-4: 67-89) y “The political
economy of twenty-first century socialism” (Soundings, Winter 2007: 105-115). El número especial
de Sciences and Society de la primavera del 2002 (Vol. 66, No. 1), del que Devine fue editor,
discute distintos modelos de planificación democrática, entre ellos su propuesta. Recomendamos al
lector también estudiar la propuesta de Robin Hahnel y Michael Albert de “planificación
participativa”, que es otro modelo formalizado de planificación democrática.
La síntesis del libro Democracia y Planificación Económica: La Economía Política de una
Sociedad Autogobernada que aquí ponemos a su disposición, busca contribuir a la búsqueda que se
está dando actualmente de formas realmente democráticas de organizar todas las esferas de la
sociedad, incluyendo la economía, y alcanzar el control social de ella, imprescindible para el
desarrollo integral de todos y todas. Y más concretamente, aportar ideas y reflexiones a quienes
están empeñados en llevar adelante experiencias de planificación participativa descentralizada en
sus respectivos países.
Esperamos que este empeño les sea útil.
Camila Piñeiro
1 mayo de 2009
PLANIFICACIÓN Y DEMOCRACIA ECONÓMICA, PAT DEVINE RESUMEN POR M.HARNECKER Y C.
PIÑEIRO.DOC
6
PRIMERA PARTE: INTRODUCCIÓN
RESUMIDO POR CAMILA PIÑEIRO
La primera parte del libro de Pat Devine establece la premisa fundamental sobre la que se basa su
propuesta: que las experiencias prácticas que viven las personas determinan en gran medida las
habilidades y actitudes que ellas desarrollen. A lo que sigue el corolario de que es posible organizar
todas las esferas de la sociedad, incluyendo la económica, de manera que se promueva el desarrollo
de las capacidades organizacionales y creativas así como la solidaridad y automotivación necesarias
para la construcción socialista. Es precisamente porque su punto de partida es esta posibilidad del
mejoramiento humano, que Devine no cae víctima de los cantos derrotistas del socialismo de
mercado, y defiende que no es necesario apelar al egoísmo ni justificar la desigualdad para
organizar efectiva y eficientemente la economía.
También porque Devine retoma esa esencia humanista de la construcción socialista, es que él
reconoce la importancia de que se organicen las actividades económicas al interior de las empresas
y entre ellas de manera que se permita la autotransformación de las personas en sujetos
“autoactivados y autogobernados” movidos por “intereses no estrechos”, en otras palabras, el
desarrollo pleno de todos. Las personas pueden aprender a tomar decisiones democráticamente, a
adaptar sus intereses estrechos a otros más amplios, a administrar sus centros de trabajo y
comunidades colectivamente, sólo si se les da la oportunidad de hacerlo en la práctica.
En esta primera parte introductoria, Devine examina la crítica marxista tradicional del sistema
capitalista que plantea la necesidad de abolir la explotación del hombre por el hombre y la anarquía
de la producción, elementos constituyentes de ese sistema que impiden el pleno desarrollo humano.
Él insiste que la explotación no debe verse sólo en cuanto al control sobre los frutos del proceso
productivo, sino sobre el proceso productivo mismo. Devine defiende la necesidad de erradicar no
sólo la separación entre los que controlan los medios de producción y los que los trabajan (el trabajo
asalariado) sino también las relaciones de subordinación que resultan de la división entre las tareas
administrativas y las productivas directas (la división social del trabajo dentro de las empresas y a
nivel social). Para el autor lo importante no es quién es el propietario legal de los medios de
producción, sino quién toma las decisiones sobre su administración.
La falta de credibilidad del proyecto socialista, defiende Devine, es en gran medida resultado de que
no se haya avanzado en la eliminación del trabajo asalariado y la división social del trabajo en las
experiencias históricas de construcción socialista. No se ha promovido la participación de los
trabajadores en la administración de las empresas, y en algunos casos incluso se han suprimido
intentos de autoorganización de los trabajadores.
Similarmente, el planteamiento marxista sobre la necesidad de tomar el control de la economía y
sustituir la producción guiada por la ganancia (el mercado) por una guiada por las necesidades o
“valores de uso” (la planificación) ha perdido credibilidad porque no se ha logrado ese control
social en las experiencias de construcción socialista. El control de la economía por una burocracia
estatal jerárquica y altamente centralizada, por el carácter no democrático de ésta, no ha significado
un control real de la economía por las mayorías; y éste ha resultado por tanto inadecuado para la
satisfacción de necesidades, especialmente las de consumo individual.
La crisis del pensamiento marxista respecto a esto se manifiesta en la predominancia de la idea que,
producto de las incapacidades objetivas de un sistema de planificación autoritaria, es necesario
utilizar mecanismos de mercado. Según Devine, esto se hace evidente en la inhabilidad de rebatir
PLANIFICACIÓN Y DEMOCRACIA ECONÓMICA, PAT DEVINE RESUMEN POR M.HARNECKER Y C.
PIÑEIRO.DOC
7
argumentos tales como que sólo relaciones mercantiles permiten tomar decisiones
descentralizadamente y alcanzar la mayor libertad individual posible. Él plantea que las relaciones
mercantiles—aunque sí descentralizadas, al menos teóricamente—no son democráticas por su
carácter bilateral y atomista; y que la competencia de mercado en realidad limita significativamente
las opciones de las personas e incluso puede llegar a coercionarlas a actuar en contra de su propia
voluntad.
La propuesta de socialismo de mercado evidencia esta crisis del pensamiento marxista, pues es una
solución que parte de un análisis pueril y pesimista sobre nuestras posibilidades. Ésta no tiene en
cuenta que cuando las empresas—incluso las de propiedad estatal o colectiva—operan en un
sistema de mercado, las relaciones que ellas establecen necesariamente con otras empresas y sus
consumidores están, por definición, guiadas por criterios de maximización de sus ganancias e
intereses grupales, y por tanto no necesariamente por la satisfacción de necesidades sociales. Devine
sugiere que las relaciones mercantiles son también mecanismos de explotación pues éstas permiten
que unos grupos se aprovechen de sus ventajas naturales y/o poder político para aumentar sus
beneficios a perjuicio de otros.
En lugar de ignorar estos conflictos de interés entre los colectivos de trabajadores y comunidades
asumiendo ingenuamente que la “mano del mercado” los armonizará espontáneamente, Devine
plantea que es necesario coordinarlos mediante un modelo de planificación democrática como el
que él propone, donde los distintos intereses puedan ser negociados desde una posición de iguales.
En otras palabras, el socialismo de mercado busca, erróneamente, despersonalizar la
interdependencia que existe entre los actores socioeconómicos cuando lo necesario es
democratizarla estableciendo vínculos horizontales y verticales basados en una coordinación
negociada.
Devine concluye la primera parte exponiendo las ventajas de un sistema económico planificado
frente a uno de mercado. Toda sociedad que se proponga satisfacer sus necesidades necesita de la
planificación para coordinar de manera conciente y ex ante las actividades de los distintos actores
socioeconómicos, así como para distribuir los recursos disponibles de acuerdo a las prioridades
sociales. La planificación es también necesaria para evitar la inestabilidad e incertidumbre de un
sistema de mercado, así como las desigualdades regionales que éste necesariamente profundiza y
genera. La planificación es imprescindible si la sociedad que se intenta construir es una
autogestionada, donde las personas en los distintos niveles de organización tengan control sobre las
decisiones que les afectan, sean solidarias y busquen soluciones colectivas en lugar de individuales
a los problemas. En lugar de dejar que “la mano del mercado” actúe ciegamente (ciega a las
necesidades de otros y de la sociedad en general), es necesario crear un mecanismo que permita a
las personas participar en las decisiones económicas que les afectan.
PLANIFICACIÓN Y DEMOCRACIA ECONÓMICA, PAT DEVINE RESUMEN POR M.HARNECKER Y C.
PIÑEIRO.DOC
8
SEGUNDA PARTE: EXPERIENCIA HISTÓRICA
RESUMIDO POR CAMILA PIÑEIRO
En la segunda parte, Devine analiza los distintos modelos de planificación empleados tanto en
países capitalistas como en los llamados países “socialistas”, que él prefiere llamar “estatistas”.
Dedica un capítulo a demostrar que inclusive en una sociedad capitalista se planifica, pero ésta se
limita a intentar guiar al mercado, así como a lidiar con sus fallas y crisis cíclicas. Aunque dentro de
las grandes empresas capitalistas también se planifica, la competencia de mercado generalmente
previene que las empresas puedan coordinar sus actividades entre ellas.
El autor plantea que ni las políticas de estabilización macroeconómica ni la planificación indicativa
empleadas por algunos países capitalistas pueden ser vistas como planificación verdadera. Una
planificación efectiva requiere algo que ellos no hacían: definir claramente los objetivos que tiene la
sociedad a largo, mediano y corto plazo. Los cuáles deben ser definidos de forma democrática, pues
de lo contrario no puede esperarse que las personas estén comprometidas con la implementación de
esas decisiones.
Devine dedica una sección a analizar el funcionamiento del modelo de planificación autoritaria
aplicado en la Unión soviética y otros países estatistas. Describe también las reformas económicas
que se dieron en varios países estatistas en los años sesenta y setenta, así como la Perestroika, que
intentaron dar respuesta a las evidentes deficiencias inherentes a ese modelo. Las reformas
generalmente buscaban cambiar el sistema de incentivos e introducir relaciones mercantiles, pero
sin democratizar la administración de las empresas ni el proceso de planificación. El economista
inglés subraya que es precisamente la ausencia de democracia en la dirección de la economía en los
países estatistas lo que en mayor medida provocó la baja productividad, el estancamiento
tecnológico, la ineficiencia generalizada, la insatisfacción de los consumidores, la indisciplina y la
apatía de los trabajadores, así como la indolencia de los burócratas. La democratización es necesaria
para resolver la contradicción entre las fuerzas y las relaciones de producción que también existe en
las sociedades estatistas.
La segunda parte concluye con un análisis de las experiencias históricas del Nuevo Mecanismo
Económico en Hungría y la autogestión yugoslava, que son considerados por Devine como las
implementaciones prácticas más cercanas del socialismo de mercado. Examina también los modelos
teóricos de socialismo de mercado de Brus Włodzimierz y Alec Nove, unos de los pocos que habían
sido elaborados entonces.
Devine explica que, a pesar del reconocimiento generalizado de que el mercado va en contra de la
igualdad y el autogobierno, la defensa del socialismo de mercado se basa en su supuesto realismo.
Él está de acuerdo con los defensores del socialismo de mercado en la necesidad de la
descentralización y los peligros del autoritarismo, pero defiende que hay una mejor alternativa.
El socialismo de mercado no es la solución por tres motivos fundamentales. Primero, porque nada
indica que al democratizar la administración de las empresas ellas actúen de manera diferente que
las empresas capitalistas en un sistema de mercado; y de hecho la experiencia de la autogestión
yugoslava es una prueba de ello. Segundo, porque la regulación que sería probablemente utilizada
sería la paramétrica, para evadir los riesgos que entrañan las negociaciones entre empresas y
funcionarios públicos que de lo contrario serían necesarias para analizar caso por caso cada
empresa. Y, como la planificación paramétrica no distingue entre los factores que inciden sobre el
desempeño de las empresas propios de su funcionamiento y los que están fuera de su control, ésta
PLANIFICACIÓN Y DEMOCRACIA ECONÓMICA, PAT DEVINE RESUMEN POR M.HARNECKER Y C.
PIÑEIRO.DOC
9
será vista inevitablemente como arbitraria e injusta. Tercero, porque la lógica del funcionamiento
del mercado—no menos que la de la planificación autoritaria—produce personas alienadas,
egoístas, acostumbradas a ser objetos manipulables.
Por tanto, mecanismos de mercado no pueden ser parte de una sociedad realmente socialista porque
éstos no permiten el control conciente de la economía por la sociedad necesario para guiar las
actividades económicas hacia la satisfacción de necesidades. Además, las relaciones mercantiles por
definición apelan a intereses individuales o grupales estrechos: en lugar de promover la solidaridad,
empujan a la sociedad en sentido contrario.
La distinción que hace Devine entre “fuerzas de mercado” e “intercambio de mercado” ayuda a
desentrañar esta lógica atomista y egoísta que es constitutiva de un sistema de mercado. Devine
explica cómo estas “fuerzas” o “lógica” de mercado se manifiesta en que las personas involucradas
en los intercambios o transacciones en un mercado toman decisiones de forma individual, aislada,
sin tener en cuenta los intereses de los demás. Aún si ellas quisieran tomar en cuenta los intereses
de otros y existiera un espacio donde los intereses sociales fuesen democráticamente definidos, esto
no les sería posible por el carácter bilateral de las transacciones y los determinantes de sus precios.
Peor aún, la inestabilidad y presión de la competencia fuerza a los actores a asegurar beneficios en
el presente y futuro. Un sistema de mercado es por tanto, en las palabras de Devine,
“metodológicamente individualista” pues las personas, por definición y la manera en que éste opera,
buscan maximizar sus intereses individuales o grupales estrechos y se ven forzados a ignorar los
intereses de otros.
Desafortunadamente, en mi opinión, Devine escoge el término “intercambio de mercado” para
referirse a las relaciones de intercambio horizontales que ocurren en su modelo de coordinación
negociada, donde los precios están basados en costos de producción que son calculados teniendo en
cuenta criterios decididos democráticamente. Esto ha causado confusión: algunos han pensado que
la propuesta de Devine limita la planificación democrática a las inversiones y deja el resto a las
relaciones de mercado.
Pienso que Devine confunde el intercambio horizontal (es decir, descentralizado) con el
“intercambio de mercado”, que es un tipo de intercambio horizontal donde los precios son definidos
fundamentalmente por la interacción de la demanda y la oferta, aún en los casos en que los
gobiernos establezcan precios topes y otras regulaciones. Pero un intercambio horizontal como el
que propone Devine, donde los precios son fijos y no son por tanto negociables entre los
vendedores y compradores, no es realmente uno de mercado, es simplemente un intercambio
horizontal. En la definición convencional de “intercambio de mercado” está implícito también que
los que intercambian están movidos por la maximización de beneficios individuales, pues ellos
negocian los precios y deciden qué comprar o vender de acuerdo a esa lógica. Es esto precisamente
lo que Devine define como parte de las “fuerzas de mercado”, y que él defiende que deberían y
pueden ser eliminadas del intercambio.
Una vez aclarado esto, considero que Devine hace una contribución importante al demostrar que es
posible institucionalizar intercambios horizontales donde la lógica no sea la maximización de los
beneficios individuales o grupales y los intereses sociales se manifiesten en los precios. La
necesaria descentralización y autonomía de los compradores y vendedores no requiere que ellos
operen mediante relaciones mercantiles pues, en un sistema de planificación democrática, ellos
pueden establecer relaciones de intercambio “socializado” o “socialmente coordinado”.
PLANIFICACIÓN Y DEMOCRACIA ECONÓMICA, PAT DEVINE RESUMEN POR M.HARNECKER Y C.
PIÑEIRO.DOC
10
TERCERA PARTE: OBJETIVOS
CAPÍTULO 5: LA SOCIALIZACIÓN DE LA PRODUCCIÓN
RESUMIDO POR MARTA HARNECKER
ÍNDICE
5.1 MATERIALISMO HISTÓRICO Y ESTATISMO ……………………………………………………………………….. 12
1) Más de un modo de producción, aunque uno dominante ……………………………………………………….. 12
a) Dinámicas sociales provienen de falta de concordancia entre fuerzas productivas y relaciones
de producción ………………………………………………………………………………………………………………….. 12
2) Sobre el comunismo y el socialismo ……………………………………………………………………………………. 12
a) Capitalismo crea precondiciones del comunismo ……………………………………………………………… 12
b) El comunismo en Marx ………………………………………………………………………………………………….. 12
c) Origen de palabra “socialismo realmente existente” ………………………………………………………….. 13
d) “Socialismo realmente existente” no es socialismo sino estatismo………………………………………. 13
3) Estatismo…………………………………………………………………………………………………………………………. 13
a) Estatismo: modo de producción no capitalista que desarrolla fuerzas productivas y conciencia
socialista …………………………………………………………………………………………………………………………. 13
b) Estatismo: nueva formación social con un modo de producción dominante………………………….. 14
c) Modo de producción estatista y dominación política y económica del partido-estado …………….. 14
Grupo dominante propicia y se beneficia de la división social del trabajo ………………………………… 14
5.2 LA SOCIALIZACIÓN DE LA PRODUCCIÓN ………………………………………………………………………….. 15
1) Socialismo y fuerzas productivas ………………………………………………………………………………………… 15
a) Socialismo: necesario para establecer nuevas relaciones de producción que destraben a las
fuerzas productivas…………………………………………………………………………………………………………… 15
b) Creciente interdependencia de procesos productivos requiere un cambio en el modo de
producción ………………………………………………………………………………………………………………………. 15
c) Ejemplos de socialización creciente de la producción………………………………………………………… 15
d) Socialización de la producción requiere una mayor intervención del estado en la economía ….. 16
e) Capitalismo no puede destrabar a las fuerzas productivas porque no renuncia a la propiedad
privada ni al mercado ……………………………………………………………………………………………………….. 16
2) Propiedad social ……………………………………………………………………………………………………………….. 16
a) Se contrapone tanto a la propiedad privada capitalista como a la propiedad grupal o seccional
de la autogestión en un sistema de mercado ……………………………………………………………………….. 16
b) Permite la planificación y la eliminación del trabajo asalariado……………………………………………. 16
3) Socialización de la producción requiere de planificación y gestión democrática de las empresas… 17
4) Propiedad estatal………………………………………………………………………………………………………………. 17
a) Una relación de producción social diferente a la capitalista………………………………………………… 17
b) Modo de producción estatista…………………………………………………………………………………………. 18
c) Propiedad estatal es una propiedad pública……………………………………………………………………… 18
d) Quién toma las decisiones …………………………………………………………………………………………….. 18
5.3 LA SOCIALIZACIÓN DE LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN COMO UN PROCESO…………………… 19
1) Propiedad social ……………………………………………………………………………………………………………….. 19
a) Cuándo se puede hablar de propiedad social …………………………………………………………………… 19
PLANIFICACIÓN Y DEMOCRACIA ECONÓMICA, PAT DEVINE RESUMEN POR M.HARNECKER Y C.
PIÑEIRO.DOC
11
b) Criterio básico: control social………………………………………………………………………………………….. 19
c) Socialización de los medios de producción es un proceso …………………………………………………. 19
d) La propiedad estatal puede ser social si la sociedad ejerce un control social sobre ella ………… 19
2) Concepto de propiedad ……………………………………………………………………………………………………… 20
a) Conjunto de derechos de propiedad ……………………………………………………………………………….. 20
3) Socialización…………………………………………………………………………………………………………………….. 20
a) Proceso que se está dando dentro del capitalismo……………………………………………………………. 20
b) La propiedad está acotada por el marco regulatorio ………………………………………………………….. 21
c) La nacionalización puede ser necesaria para la socialización …………………………………………….. 21
d) La autogestión es necesaria para la socialización, pero no suficiente………………………………….. 21
e) La descentralización en sí no es socialización………………………………………………………………….. 21
f) La socialización requiere democratizar el sistema político…………………………………………………… 22
5.4 CONTROL POPULAR…………………………………………………………………………………………………………. 22
1) La socialización resuelve la contradicción entre relaciones sociales y fuerzas productivas …………. 22
a) Socialización, necesaria para que las personas puedan controlar sus vidas ………………………… 22
b) La socialización debe ser substantiva, no sólo formal ……………………………………………………….. 22
2) Democracia económica y democracia política ………………………………………………………………………. 23
a) La democratización del sistema político debe tomar en cuenta las propuestas del liberalismo .. 23
b) Democratización de la economía requiere de democracia política, planificación y autogestión
empresarial ……………………………………………………………………………………………………………………… 23
3) El uso de la propiedad social deben estar controlados por todos los directamente afectados por
su uso …………………………………………………………………………………………………………………………………. 24
4) Sin planificación no hay propiedad social……………………………………………………………………………… 24
5) La socialización requiere tiempo …………………………………………………………………………………………. 24
5.5 CONCLUSIÓN……………………………………………………………………………………………………………………. 24
12
Página 113
5.1 MATERIALISMO HISTÓRICO Y ESTATISMO
El objetivo fundamental de este libro es contribuir al progreso histórico del movimiento hacia la
sociedad autogobernada. Los siguientes tres capítulos se refieren a diferentes aspectos de este
proceso: el logro del control social sobre la producción; la democracia participativa y la abolición
de la división social del trabajo. En este capítulo nos referiremos al primer aspecto.
Página 114
1) MÁS DE UN MODO DE PRODUCCIÓN, AUNQUE UNO DOMINANTE
Habrá típicamente más de un modo de producción presente en cualquier sociedad actual y las
formas específicas que tomará cada uno de estos modos de producción estará influida por los otros
modos de producción presentes, especialmente por el modo producción dominante en dicha
sociedad.
El capitalismo se refiere, por lo tanto, a aquellas formaciones sociales en las cuales el modo de
producción dominante es el modo de producción capitalista. Y el estatismo se refiere aquí a las
sociedades en que éste es el modo de producción dominante.
Página 115
a) Dinámicas sociales provienen de falta de concordancia entre fuerzas productivas y relaciones de
producción
Dentro del marco del materialismo histórico las dinámicas sociales provienen del desarrollo de una
contradicción: la falta de concordancia entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción.
2) SOBRE EL COMUNISMO Y EL SOCIALISMO
a) Capitalismo crea precondiciones del comunismo
Las precondiciones para el comunismo que el capitalismo crea son dobles.
Por un lado, desarrollando las fuerzas productivas incrementa la productividad del trabajo y de esta
manera remueve la necesidad objetiva de que la mayor parte de las personas tenga que emplear la
mayor parte de su tiempo trabajando para producir lo que necesitan para subsistir.
Por otro lado, socializando el proceso de trabajo crea los agentes del cambio revolucionario, la clase
trabajadora.
b) El comunismo en Marx
Marx visualizaba que el capitalismo sería reemplazado por el comunismo, con una primera fase en
la cual todavía existirían rasgos de la antigua sociedad de la cual éste surgía y luego una fase más
avanzada del comunismo donde desaparecería la subyugación de los individuos a la división del
trabajo, y por lo tanto, la antítesis entre el trabajo intelectual y el trabajo físico, cuando el trabajo ya
no sea sólo la manera de mantenerse vivo, sino que pase a ser una necesidad vital, cuando el
desarrollo de los individuos haya incrementado el poder productivo del trabajo y emane con
abundancia la riqueza. Sólo en una sociedad como ésta se ha sobrepasado el horizonte del derecho
13
burgués y se inscribe en una idea fundamental: de cada quien de acuerdo a sus capacidades a cada
quien de acuerdo sus necesidades.1
Página 116
c) Origen de palabra “socialismo realmente existente”
El actual término de socialismo realmente existente fue acuñado por las autoridades en la República
Democrática Alemana para defender su sistema de lo que ellos consideraban como un criticismo
marxista utópico.
d) “Socialismo realmente existente” no es socialismo sino estatismo
Página 116
Es aceptado virtualmente por todos, que la formación social del socialismo realmente existente, o lo
que yo llamo países estatistas, es diferente de cualquiera de las sociedades analizadas por Marx. Y,
según mi criterio, los intentos de ubicarlas en un espacio definido por el movimiento histórico entre
el capitalismo y el socialismo son poco convincentes.
Sólo los trotskistas o los maoístas, que emplean conceptos como el de estado obrero degenerado o
sociedad transicional, y estado capitalista, son los que mantienen que se trata, a pesar de todo, de
sociedades socialistas.
Yo creo, coincidiendo con Bahro y Horvat, que el socialismo actualmente existente, o estatismo, no
es para nada socialismo, sino más bien una formación social sui generis y no una de las sociedades
contempladas por Marx, se trata de una alternativa del capitalismo para crear las precondiciones del
socialismo, del comunismo. Y aunque yo inicialmente usé el término socialismo actualmente
existente, he decido usar el término estatismo. Utilizar el término socialismo significaría avalar que
puede existir socialismo sin democracia.
3) ESTATISMO
a) Estatismo: modo de producción no capitalista que desarrolla fuerzas productivas y conciencia
socialista
Página 117
Horvat2 afirma claramente: “El estatismo no es un sucesor del capitalismo, no es una sociedad más
avanzada, es un modo alternativo de organización social que tiene que alcanzar esencialmente la
misma tarea que el capitalismo: el desarrollo de las fuerzas productivas y de la conciencia socialista
hasta el punto en donde el socialismo llegue a ser posible3
Sin embargo, es Bahro quien desarrolló el argumento más ampliamente, aunque use el término de
socialismo actualmente existente y considere estos países como proto-socialistas.
“El socialismo actualmente existente es el orden bajo en el cual países de formación de capitalista
trabajan para producir las precondiciones del socialismo, y esa presión de las fuerzas productivas
industriales creadas por el capitalismo la genera este proceso. Su lugar en la historia estará
determinado por la manera en que, igual que el capitalismo, lleva a las fuerzas productivas al
1 Marx. K. (1974): Critique of the Gotha Programme, in The First International and After (Harmondsworth, Penguin –
New Left Review), pp. 20, 346, 347.
2 Horvat, B. (1982): The Political Economy of Socialism (Oxford, Martin Robertson), p.13.
3 Nota de MH: El autor estima que esta aseveración fue demasiado optimista. De hecho la transición se hizo hacia el
capitalismo.
14
umbral de la reestructuración socialista, pero de una manera completamente diferente en relación
con lo que concierne a su formación social.4
Señala la proximidad entre la formación social del socialismo actualmente existente y la formación
social temprana asiática que dominaba en la Rusia prerrevolucionaria. Sin embargo, el modo de
producción asiático se caracteriza por una relativa parálisis, no tiene una dinámica interna que le
impulse en la dirección de una transición hacia un nuevo modo de producción industrializante. Por
esta razón Bahro argumenta que el impacto externo del capitalismo, en la forma de imperialismo,
fue necesario.
Página 118
b) Estatismo: nueva formación social con un modo de producción dominante
Aunque no necesariamente se concuerda con el origen que Bahro plantea, existe un amplio
consenso, fuera del mundo comunista ortodoxo, maoísta o de expresiones trotskistas, que la Unión
Soviética y los otros países estatistas constituyen una nueva formación social, con un nuevo modo
de producción dominante.
Pero, entonces, ¿cuáles son las características que definen a este nuevo modo de producción?
c) Modo de producción estatista y dominación política y económica del partido-estado
La característica más sobresaliente es la dominancia de la política en la forma del partido-estado y
últimamente del partido.
Bahro identifica a la burocracia política en particular y al aparato o burocracia en general como los
que tienen la supremacía en el grupo gobernante. Nove considera a estas personas de la
nomenclatura, que cubren todas las posiciones de liderazgo, como el grupo gobernante.
¿Cuál es la relación entre lo político y lo económico en el modo de producción estatista?
Bahro considera que “la propiedad estatal, como dominio de la poli-burocracia y del poder de
disposición administrativa, representa una relación de producción sui géneris.”
“La oligarquía en la cima de la pirámide decide para el bien del pueblo los objetivos en los que debe
ser usado el excedente producido, y somete todo el proceso económico, social y cultural a su
regulación.”
Página 119
Los miembros del partido-estado o del aparato partido -estado controlan los medios de producción
gracias a su posición dentro del aparato. No llegan a esas posiciones en el aparato porque son
dueños de los medios de producción. Por lo tanto, es el carácter del sistema político el que
determina el carácter de las relaciones sociales de producción y no lo inverso.
d) Grupo dominante propicia y se beneficia de la división social del trabajo
Todas las posiciones de dirección en la sociedad se encuentran en la nomenclatura; y todos los que
ocupan esas posiciones están en la nomenclatura. Pero ¿cómo llegan las personas a cumplir
posiciones de liderazgo y, por lo tanto, a ser incluidas en la nomenclatura? La confianza política es
un factor clave y en los primeros años de la Unión Soviética fue a menudo lo fundamental. Pero
crecientemente los factores dominantes van siendo la educación y la experticia. Éstas son buscadas
4 Bahro, R. (1977): “The Alternative in Eastern Europe,” New Left Review, 106, pp.9-10.
15
por los miembros del partido por razones de ambición como una necesaria condición para el
ascenso en la jerarquía del aparato burocrático.
Los miembros del grupo dominante dependen cada vez más de la posición y alcance en la división
jerárquica del trabajo. Por lo tanto, una división vertical sea funcional o técnica del trabajo está
fusionada con una división social vertical del trabajo y avanza si constituye el grupo dominante de
la sociedad.
5.2 LA SOCIALIZACIÓN DE LA PRODUCCIÓN
1) SOCIALISMO Y FUERZAS PRODUCTIVAS
a) Socialismo: necesario para establecer nuevas relaciones de producción que destraben a las
fuerzas productivas
Todo lo que se vio en la sección anterior puede resumirse en que tanto el capitalismo como el
estatismo pueden ser considerados como alternativas históricas para la creación de las
precondiciones del socialismo. Una de las precondiciones ha sido creada una vez que el desarrollo
de las fuerzas productivas ha llegado a un cierto estadio. La posición marxista tradicional dice que
socialismo es necesario para el futuro desarrollo de las fuerzas productivas.
El planteamiento del materialismo histórico se centra en la relación entre las características [p. 120]
del proceso de producción y la organización social dentro de la cual tiene lugar este proceso.
Página 120
Decir que el socialismo es necesario para un futuro desarrollo de las fuerzas productivas, es decir
que existe una falta de correspondencia entre los actuales o potenciales métodos de producción y la
existente estructura de relaciones sociales. Y esto significa que se estaba impidiendo el pleno uso de
la capacidad productiva y que se inhibe la innovación.
Y esto no sólo se aplica a los países capitalistas sino también a los países estatistas. En el período de
Stalin, la planificación administrativa por comandos y la ausencia de democracia política y
económica se transformaron en frenos al desarrollo económico.
b) Creciente interdependencia de procesos productivos requiere un cambio en el modo de
producción
¿Por qué se haría necesario hoy un cambio en el actual estado de las fuerzas productivas?
En general, el argumento es que los métodos de producción y el proceso de producción como un
todo están adquiriendo un carácter cada vez más social. El proceso de producción está llegando a
ser cada vez más complejo, tanto en sus partes como en su conjunto. Existe una interdependencia
dentro de cada una de las unidades de producción y también entre las diferentes unidades de
producción, entre las esferas económica, cultural, social y política. Las motivaciones para producir
con alta calidad, conocimiento, cooperación y creatividad están llegando a ser cada vez más
esenciales para el desarrollo de la capacidad y potencialidad productiva de la sociedad.
c) Ejemplos de socialización creciente de la producción
La socialización creciente de la producción se muestra en los principales cambios en la
organización económica que son evidentes en el capitalismo moderno: el cada vez mayor tamaño de
las corporaciones dominantes, que internalizan la planificación de la producción; las nuevas formas
de organización corporativa; el desarrollo de la especialización flexible: un nuevo método de
organización de la producción que pone el acento en la coordinación; el nuevo impulso,
mayormente bajo el impacto de la revolución de las tecnologías de la información, a las pequeñas
16
empresas, que cambian constantemente de composición, proveyendo de gran flexibilidad a los
sistemas intersticios de la estructura dominante de las grandes corporaciones.
d) Socialización de la producción requiere una mayor intervención del estado en la economía
Esta creciente socialización de la producción es también la razón principal del creciente papel que
está jugando el estado en la economía, en el capitalismo moderno, que implica formas de
intervención ya discutidas en el capítulo dos y también la provisión de infraestructura, educación,
entrenamiento, y otros insumos esenciales para la producción.
e) Capitalismo no puede destrabar a las fuerzas productivas porque no renuncia a la propiedad
privada ni al mercado
A pesar de todas estas adaptaciones, el capitalismo no consigue resolver los problemas. El tipo de
propiedad capitalista necesariamente implica una división de los medios de producción entre los
distintos dueños del capital y, a su vez, eso implica una toma de decisiones independiente en cada
caso. Esta toma de decisiones independiente y atomística sólo puede ser coordinada ex post, a través
de los mecanismos del mercado, pero cuando la producción ha llegado a ser altamente socializada,
las decisiones interdependientes necesitan ser tomadas en conjunto, deben ser planificadas y
coordinadas ex ante.
2) PROPIEDAD SOCIAL
a) Se contrapone tanto a la propiedad privada capitalista como a la propiedad grupal o seccional de
la autogestión en un sistema de mercado
Es importante hacer notar que la propiedad común o social ha sido tradicionalmente contrapuesta a
la propiedad privada capitalista. Por supuesto que la propiedad capitalista es privada, pero también
en la economía autogestionaria sometida al mercado se puede hablar de una propiedad privada o
seccional. El significado de la propiedad privada o seccional como opuesta a la común o social, es
que la primera impide la posibilidad de tomar en cuenta la interdependencia conscientemente, el
carácter social de la producción, a través de la planificación y la coordinación ex ante.
Hay quienes sostienen que esta coordinación se puede hacer a través del mercado, yo ya expliqué en
el capítulo cuatro mis razones para dudar de eso.
El significado específico de la propiedad capitalista no es que sea una propiedad privada, aunque lo
es, sino que las relaciones capitalistas de propiedad son relaciones entre dueños de los medios de
producción y los no dueños. Esto involucra explotación, ingresos inmerecidos, opresión y
subordinación.
b) Permite la planificación y la eliminación del trabajo asalariado
La propiedad social, al mismo tiempo que hace posible la utilización planificada de los recursos
productivos, elimina las condiciones para la apropiación privada del excedente productivo, el
producto que no consumen los productores directos, bajo la forma de una inmerecida entrada.
Al mismo tiempo, al terminar con la competencia capitalista explotadora, [p.122] la propiedad
social es la condición necesaria para terminar con la alienación del trabajo asalariado y empezar una
era histórica cualitativamente nueva donde la manipulación instrumental de la gente, su trato como
objeto pasivo, es gradualmente reemplazada por las posibilidades auto-transformadoras de la
participación, encaminadas hacia una comunidad de sujetos autoactivados y autogobernados.
Página 122
17
3) SOCIALIZACIÓN DE LA PRODUCCIÓN REQUIERE DE PLANIFICACIÓN Y GESTIÓN DEMOCRÁTICA DE LAS
EMPRESAS
La socialización de la producción consiste en una complejidad e interdependencia creciente en los
procesos de producción e innovación de la sociedad, individualmente y como un todo, donde se
otorga un mayor valor al papel de la información, la coordinación consciente, la adaptación flexible,
la cooperación y la creatividad. Recientemente, el conocimiento humano, la experticia y la
motivación están siendo considerados fuerzas productivas o factores de producción centrales. Y no
surgirán del trabajo alienado, que es tratado instrumentalmente y trata a su vez el trabajo de la
misma manera.
Organizaciones sociales que dependen o reproducen la conciencia subalterna y las motivaciones
egoístas estrechas son cada vez más disfuncionales. El desarrollo futuro de las fuerzas productivas
es inhibido no sólo por el carácter privado de la propiedad capitalista, sino también por su carácter
específicamente capitalista.
La conclusión de la discusión es la siguiente: en un cierto estadio del proceso de creciente
socialización de la producción, se desarrollan presiones para el cambio en la organización social en
la dirección de la socialización de los medios de producción. Esto tiene dos aspectos:
1. En relación con la sociedad como un todo, involucra un proceso colectivo de toma de decisiones
sobre los recursos globales disponibles, teniendo en cuenta las interdependencias cada vez mayores,
lo que requiere un amplio sistema de planificación.
2. En relación con las unidades de producción individual, involucra que las decisiones sobre qué
producir, dónde producir y cómo producir sean tomadas por los afectados.
Tanto la planificación como la democratización son necesarias: la planificación corresponde al
aspecto de socialización de la producción que implica coordinación e interdependencia; la toma de
decisiones democrática por aquellos que son afectados, a nivel de la sociedad o de la localidad,
corresponde al aspecto de socialización que implica la información y la motivación. La
socialización de la producción ha llegado a un estadio en el cual el uso efectivo del potencial
productivo social requiere una planificación democrática.
Las nacionalizaciones en las economías capitalistas no han sido lo suficientemente extensivas para
permitir una planificación de acuerdo a los objetivos imperiales nacionales. [p.123] Por lo demás,
las relaciones laborales en las empresas estatales no han sido, en general, cualitativamente
diferentes de aquéllas que se dan en las empresas privadas, salvo en lo que se refiere al
reconocimiento de los sindicatos.
4) PROPIEDAD ESTATAL
a) Una relación de producción social diferente a la capitalista
Página 123
Sin embargo, la propiedad estatal en las economías capitalistas, debido a su carácter público, es una
relación de producción social diferente a la de propiedad capitalista. La propiedad estatal permite
realizar actividades deseables socialmente pero que no producen ganancias, ya que las actividades
que no producen ganancias son subsidiadas por los fondos públicos cuando la empresa es de
propiedad pública. Por otra parte, las decisiones que toman las empresas públicas pueden ser
potencialmente susceptibles a un mayor control público y político. Al ser el estado una institución
política, la propiedad estatal inevitablemente posiciona los medios de producción involucrados
dentro del dominio público en la esfera política. La medida en la cual se puedan lograr estos
18
resultados en empresas públicas depende de la correlación de fuerzas política e ideológica en la
sociedad.
La propiedad estatal es la forma predominante de propiedad en los países estatistas, con la frecuente
excepción del sector a agrícola. Los medios de producción son propiedad del estado y controlados
por este formalmente en beneficio de la clase trabajadora, del pueblo, de la sociedad en su conjunto.
No pueden ser propiedad de individuos o de grupos individuales y en este sentido no son relaciones
capitalistas de producción. Por supuesto que es importante distinguir entre la propiedad legal y la
propiedad de facto. Sin embargo nadie ha planteado que algún grupo dentro del aparato estatista
haya podido disponer de los medios de producción que gerencia, ni que el excedente creado haya
estado a su disposición privada, por el contrario, la ausencia de un mercado de capitales y la escasa
relación entre la eficiencia empresarial y lo que reciben los gerentes ha sido identificada como una
de las razones centrales del insatisfactorio desempeño de las economías estatistas, como se vio en el
capítulo tres.
b) Modo de producción estatista
Por supuesto que en el modo de producción estatista distorsiona el uso de los recursos a favor del
aparato, y que grupos o individuos dentro del aparato frecuentemente pueden desviar parte de este
excedente para su propio uso.
En este sentido, la posición del aparato puede ser comparada con la de los gerentes en las
corporaciones capitalistas. Sin embargo, las empresas estatistas están integradas a la estructura
administrativa, son parte del sistema administrativo por comandos, que las constriñe en una forma
cualitativamente diferente a las limitaciones que las fuerzas del mercado imponen sobre las
corporaciones capitalistas.
Página 124
c) Propiedad estatal es una propiedad pública
La propiedad estatal es una propiedad pública, siendo la diferencia crucial entre la propiedad
pública y la privada que la primera permite que los medios de producción se desplieguen como un
todo, en una forma conscientemente coordinada, y la última no.
La propiedad estatal de los medios de producción en la Unión Soviética fue la base legal para la
planificación directiva por comandos y para la rápida industrialización que debía producir. Lo que
significaba esta base legal era la capacidad que tenía el estado para movilizar y desplegar los
recursos de la sociedad entera para conseguir esas prioridades. Tenía el poder de decisión, podía
planificar y coordinar ex ante el uso de los medios de producción disponibles y de la fuerza de
trabajo. Las debilidades que puede haber tenido este proceso no cambian el hecho del control social
global que significó esta propiedad estatal.
d) Quién toma las decisiones
Sin embargo, las decisiones acerca del uso que se debería hacer de los medios de producción y de la
fuerza de trabajo ciertamente no eran tomadas por los afectados, el partido decidiría en nombre de
las masas y el liderazgo del partido lo hacía a nombre del partido. El principio de una sola persona
en la gerencia, la ausencia de sindicatos independientes, la realidad del control definitivo del
liderazgo del partido en cada nivel, significaba que los trabajadores no tenían nada que decir sobre
las decisiones que los afectaban. Como se argumentó en el capítulo tres, su estatus era muy poco
diferente a la situación del trabajador asalariado en los países capitalistas. Algo en lo que era mejor
era que a los trabajadores más o menos se les garantizaba el trabajo; era peor en que ellos estaban
atomizados, desprovistos de la protección de los sindicatos y que corrían el riesgo de terminar en
19
campo de concentración. El trabajo alienado era motivado por el temor, por los incentivos
materiales, por la presión social y política, por un residual espíritu revolucionario, y, especialmente
durante la Segunda Guerra Mundial, por el sentimiento de nacionalismo y patriotismo.
La frontera estatal entonces es propiedad pública, pero no necesariamente propiedad social.
5.3 LA SOCIALIZACIÓN DE LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN COMO UN PROCESO
Página 125
1) PROPIEDAD SOCIAL
a) Cuándo se puede hablar de propiedad social
Brus desarrolló el análisis más convincente sobre lo que significa la socialización de los medios de
producción. Argumentan que la propiedad social debe satisfacer dos criterios:
▪ los medios de producción deben ser empleados en función de los intereses de la sociedad;
▪ la sociedad debe tener una disposición efectiva sobre los medios de producción que posee.5
b) Criterio básico: control social
El criterio básico, por lo tanto, es la democracia, es decir, la manera en que se ejerce el control por
parte de la sociedad; tema que es discutido en este libro en el capítulo seis.
De ello deriva que un cambio legal de la propiedad capitalista a la propiedad estatal no puede ser
evaluado de forma clara desde el punto de vista de la socialización. Como ya se mencionó en el
capítulo uno, un enfoque es que todo depende del carácter del estado. Si es un estado capitalista
entonces la propiedad estatal es una propiedad pública no social; si el estado es socialista entonces
la propiedad estatal es la forma que toma la propiedad social.
Sin embargo, esto solamente lleva el análisis hacia atrás a una evaluación del carácter del estado,
que tendría que hacerse de una manera amplia en términos de examinar hasta qué punto el control
social sobre el estado y la propiedad social han sido logrados.
Otro problema con este tipo de enfoque es que pareciera que la socialización fuese un fenómeno de
todo o nada.
c) Socialización de los medios de producción es un proceso
El enfoque de Brus que concibe la socialización como un proceso es mucho más fructífero:
“La socialización de los medios de producción es un proceso y no un acto único de una vez para
todas… la nacionalización de los medios de producción en el curso de la revolución es sin duda un
paso crítico en el camino hacia la superación de la alienación, pero es sólo un primer paso, y no el
último, en un largo y complicado proceso en el cual el rol fundamental [p.126] es la creciente
influencia de la sociedad en la manera en que los medios de producción nacionalizados son
empleados.”6
d) La propiedad estatal puede ser social si la sociedad ejerce un control social sobre ella
Página 126
5 Brus, W. (1975): Socialist Ownership and Political System (London, Routledge & Kegan Paul), p.30.
6 Brus, W. (1973): The Economics and Politics of Socialism (London, Routledge & Kegan Paul) p.90.
20
Aunque no siempre con la misma claridad que Brus, este enfoque ha estado presente en la mayoría
de los intentos marxistas de entender la formación social estatista.
Bettelheim argumenta que el significado de la propiedad estatal depende de las relaciones reales, del
balance que existe entre el poder y el control, entre el aparato de estado y las masas. Sostiene en el
caso de la Unión Soviética que el aparato ha triunfado y un capitalismo ha sido restaurado.7
Hegedus adopta una posición analítica similar en relación con la propiedad estatal pero saca
conclusiones empíricas diferentes: “el carácter societal total puede realizarse sólo en la medida en
que la administración del estado, que ejerce el derecho de propiedad, esté bajo un control efectivo
social … la propiedad estatal en los países socialistas en la forma actual no puede ser considerada
como propiedad estatal burocrática sin que se haga un análisis más a fondo, porque existe la
posibilidad de que la sociedad, a través de diferentes mecanismos, ejercite un cierto control sobre
las instituciones administrativas de posesión, aún en las presentes circunstancias el corazón del
problema de la propiedad en países socialistas europeos está, con excepción de Yugoslavia, en el
reemplazo de la posesión por la administración del estado por el ejercicio de la propiedad por toda
la sociedad.”8
2) CONCEPTO DE PROPIEDAD
Al conceptualizar la socialización de los medios de producción, el logro de la propiedad social,
como un proceso, tenemos que enfocar nuestra atención en un análisis de qué es lo que adelanta y
qué es lo que retrasa ese proceso. Y esto se facilita haciendo un análisis más detallado del concepto
de propiedad.
a) Conjunto de derechos de propiedad
La propiedad consiste en un conjunto de derechos de propiedad, cuyo ejercicio refiere a diferentes
aspectos de la propiedad involucrada, especialmente en este caso la propiedad de los medios de
producción. Es habitual distinguir entre los derechos de custodia (decisiones sobre el uso actual),
usufructo (los ingresos que obtienen de su ejercicio), alienación (transferencia del conjunto de
derechos de propiedad a otro), y destrucción.
Estos derechos pueden estar especificados en la forma de un título legal de propiedad o pueden
basarse en una práctica aceptada.
Pueden ser ejercidos por sus dueños nominales o sus agentes.
El conjunto completo de derechos puede ser apropiado como un todo o cada derecho puede tener un
dueño diferente, cada derecho distinto puede ser apropiado individualmente o en conjunto con otros
dueños mediante el ejercicio compartido y en ambos casos este ejercicio puede estar constreñido
por una autoridad externa, generalmente política.
3) SOCIALIZACIÓN
a) Proceso que se está dando dentro del capitalismo
La mayor parte de la discusión sobre el proceso de socialización de la producción ha sido referida a
la relación entre el estado o lo público, y el dueño social. [p. 127] Sin embargo, una vez que la
7 Bettelheim, C. (1976): Class Struggles in the USSR, First Period 1917-23 (Brighton, Harvester) y (1976): Economic
Calculation and Forms of Property (London, Routledge & Kegan Paul), pp.98-99.
8 Hegedus, A. (1976): Socialism and Bureaucracy (London, Allison and Busby), p. 111.
21
socialización de la propiedad es concebida como un proceso, podemos identificar que este proceso
se está dando dentro del capitalismo, como el mismo Marx lo reconoció.
Página 127
Las compañías anónimas o sociedades por acciones tanto como las fábricas cooperativas pueden ser
consideradas como formas de transición del modo de producción capitalista al asociativo.9
Estas compañías por acciones permiten que el capital se difunda en una escala mucho mayor que si
fuera simplemente de propiedad privada individual.
Dentro de las corporaciones capitalistas las decisiones operativas son de responsabilidad legal del
equipo de directores, mientras que la elección del equipo, y las decisiones sobre la distribución de
las ganancias y la transferencia de propiedad, son legalmente atribuciones de los accionistas.
Diferentes tipos de acciones implican diferentes tipos de combinación de derechos a votar y
derechos sobre las ganancias de la empresa.
b) La propiedad está acotada por el marco regulatorio
Dentro de las sociedades capitalistas las decisiones provenientes del uso de la propiedad están
limitadas por un marco legal que regula la salud y la seguridad en el trabajo, condiciones de empleo,
algunas características de las cualidades de los productos, polución y otras materias de interés
social. Por otra parte, el comportamiento de la compañía está presionado por la competencia. El
estado influye en la manera en que se ejerce la propiedad privada sobre los medios de producción
mediante una política industrial e intentos de planificación. Las ganancias provenientes del uso de la
producción están sujetas a impuestos. Los procedimientos de venta y compra de las compañías
están regulados.
Existen entonces presiones objetivas para la socialización de los medios de producción, para el
control social de su uso, en las sociedades capitalistas. Sin embargo, la propiedad privada
permanece siendo un obstáculo insuperable para el empleo por la sociedad de los medios de
producción en interés de toda la sociedad.
c) La nacionalización puede ser necesaria para la socialización
Por esta razón, Brus consideraba la nacionalización de los medios de producción como un primer
paso crucial hacia su socialización.
d) La autogestión es necesaria para la socialización, pero no suficiente
La autogestión a nivel de la empresa es una condición necesaria para que aquellos afectados por las
decisiones de una determinada empresa se vean involucrados en esa toma de decisiones. Es una
parte necesaria en el ejercicio de un verdadero control social real en los medios de producción y una
forma de superar la alienación.
Página 128
Y para que exista un verdadero control social, la autogestión en las empresas debe ser ejercida
dentro de un marco global que resulta de la toma de decisiones en forma social, a nivel de la
sociedad o del sistema como un todo y esto debe ser expresado luego en un plan.
La situación de las empresas autogestionadas en Yugoslavia que funcionan más como una
propiedad seccional impide una planificación a nivel global.
e) La descentralización en sí no es socialización
9 Marx, K. (1909): Capital, Volumen III (Chicago, Kerr), p. 521.
22
Los peligros de la arbitrariedad, la irracionalidad y la opresión inherentes a un estado que no está
sujeta al control social son muy reales. Sin embargo, tanto en el Este como en el Oeste se dio una
tendencia al escapismo, una demanda cada vez mayor de descentralización, con la fútil esperanza de
que haciendo esto podría someterse al estado a un mayor control social. Pero de hecho siempre
habrá decisiones que deberán ser tomadas centralmente, a nivel de la sociedad como un todo, aún
cuando hayamos logrado descentralizar todo lo que sea posible descentralizar.
f) La socialización requiere democratizar el sistema político
Brus llega a la conclusión de que la orientación del correcto proceso de socialización de los medios
de producción no es la de politizar la economía, sino, por el contrario, democratizar la política.
Página 129
Brus pone énfasis en la democracia política a nivel de las políticas nacionales, subrayando la
importancia del pluralismo político partidista y de los procedimientos parlamentarios, algo que es
comprensible dado que su centro de interés son las experiencias de los países estatistas.
Debido a su insistencia en que la socialización de los medios de producción requiere un plan que lo
abarque todo, con el máximo nivel posible dentro del plan para la toma de decisiones dentro de la
empresa, para él la democracia política es la necesaria condición para la democracia económica.
5.4 CONTROL POPULAR
1) LA SOCIALIZACIÓN RESUELVE LA CONTRADICCIÓN ENTRE RELACIONES SOCIALES Y FUERZAS
PRODUCTIVAS
La propiedad social, o socialización de los medios de producción es necesaria para resolver la falta
de correspondencia entre las relaciones sociales de producción y el carácter crecientemente social
de las fuerzas productivas en la sociedad moderna.
La calidad de la motivación e información requeridas en un proceso de producción individual y
también en el proceso de producción como un todo, sólo parece lograrse completamente cuando el
trabajo alienado es superado por la actividad autodeterminante de sujetos autogobernados.
Página 130
Este es un aspecto del argumento en favor de la socialización de los medios de producción, pero no
el más importante. Su importancia está en que provee una base para pensar que hay un momento
histórico que está empujando en la dirección de la socialización, lo que no quiere decir que haya
algún automatismo que predetermine el resultado. El barbarismo es siempre una alternativa posible
al socialismo.
a) Socialización, necesaria para que las personas puedan controlar sus vidas
El más importante argumento a favor de la socialización de los medios de producción, sin embargo,
es el que se refiere a su necesidad para que las personas puedan controlar sus vidas.
No es un accidente que la socialización de la producción, el logro del control popular mediante
sujetos autoactivados y autogobernados, haya sido el principal y, en el sentido más general, el único
objetivo de los socialistas y comunistas durante décadas. Y es mi objetivo actual y es lo que el
modelo de planificación democrática a través de la coordinación negociada pretende poner en
práctica.
b) La socialización debe ser substantiva, no sólo formal
23
He usado el término control popular, además del de control social y democracia política y
económica con la intención de subrayar la importancia de que el control sea real, sustantivo y no
formal, y que se generalice a todas las personas afectadas, en lugar de ser restringido a sólo el
“activista político.”
Esto tiene dos implicaciones, la primera es que la democratización política y económica debe ser
sustantiva y no meramente formal. La segunda es que la división social del trabajo debe ser
superada.
2) DEMOCRACIA ECONÓMICA Y DEMOCRACIA POLÍTICA
a) La democratización del sistema político debe tomar en cuenta las propuestas del liberalismo
¿Qué se requiere para que la democracia política y económica sea sustantiva? Creo que una
condición necesaria es la existencia de un proceso político democrático, en el sentido liberal
tradicional conocido como el sistema parlamentario, con pluralismo político partidista y elecciones
regulares.
Página 131
Despreciar este logro y descalificarlo como democracia “burguesa” es un dogmatismo
fundamentalista. En los países estatistas se ha fetichizado el estado, planteando que es una narración
de la voluntad y los intereses de las masas trabajadoras.
La democracia política por supuesto está ausente en los países estatistas. Por otra parte la
democracia política en el occidente está muy lejos de ser una democracia substantiva generalizada.
Si hay algo que los gobiernos en los países capitalistas no hacen es facilitar la posibilidad de que las
personas hagan las cosas por sí mismas.
Al mismo tiempo, existe la poderosa tendencia en los países capitalistas hacia una cada vez mayor
centralización del poder político. Hay tres influencias que contribuyen a esta tendencia: el peso y la
dinámica de las consideraciones militares y de seguridad nacional; la necesidad de una autoridad
política que refleje, aunque imperfectamente, la creciente socialización de las fuerzas productivas; y
el diverso, desigual, pero siempre renovado crecimiento del movimiento popular y de las prácticas
sociales que amenazan con dinamitar la cohesión y la legitimidad del orden social existente.
b) Democratización de la economía requiere de democracia política, planificación y autogestión
empresarial
Página 132
Para que se desarrolle plenamente la democracia económica se requieren dos condiciones: la
existencia de una democracia política y de un proceso de planificación económica. Pero existe una
tercera condición que es la participación de los trabajadores en la toma de decisiones en sus lugares
de trabajo y en las empresas.
El involucramiento de los trabajadores ha adoptado muchas formas tanto en la práctica como en los
modelos teóricos. Va desde la negociación colectiva pasando por la co-determinación y otras
formas de democracia industrial, hasta los consejos obreros, trabajadores autogestionados y las
cooperativas productivas.
24
3) EL USO DE LA PROPIEDAD SOCIAL DEBEN ESTAR CONTROLADOS POR TODOS LOS DIRECTAMENTE
AFECTADOS POR SU USO
Para que la democracia económica sea real, el uso de los medios de producción asignados como
propiedad social detallados a nivel local o del subsistema deben estar controlados por quienes están
directamente afectados por su uso a ese nivel.
Esto incluye claramente a aquellos que trabajan con los medios de producción en espacios de
trabajo individual y empresas. Sin embargo, otras categorías de personas también tienen interés
sobre ellos, incluyendo los usuarios sobre lo que se produce, la comunidad donde está ubicado el
centro de trabajo, la sociedad como un todo en el caso de empresas de gran escala, grupos
preocupados por la desigualdad de oportunidades o por los temas del medio ambiente.
4) SIN PLANIFICACIÓN NO HAY PROPIEDAD SOCIAL
Página 133
Se ha usado el término de propiedad social en muchos sentidos. Hay quienes hablan de propiedad
social refiriéndose al estado, a lo local, a las cooperativas, a las empresas autogestionadas, es decir a
todo esos tipos de formas de propiedad social.
Pero que éstas formas de propiedad anteriormente mencionadas no capitalistas, o no explotadoras,
sean o no propiedad social depende de otro elemento, depende de si están conscientemente
integradas en una planificación acerca del uso de los medios de producción en su conjunto.
Si esta propiedad no está integrada en un marco formado por decisiones a nivel de la sociedad en su
conjunto, ésta es en efecto una propiedad privada seccional, cualquiera sea la forma legal que tenga.
En esta dirección se encaminaron los trabajadores yugoslavos con su sistema de autogestión.
5) LA SOCIALIZACIÓN REQUIERE TIEMPO
Página 134
Bahro no tiene ninguna duda que la socialización de los medios de producción es un proceso que
requiere de varias generaciones para qué [p.135] se establezca la nueva subjetividad adecuada a este
tipo de proceso, sin embargo, esta no es una orientación hacia el inmovilismo, se requiere una
perspectiva transformadora en relación con todo lo el tema de la división social del trabajo para ir
planificando su desaparición ejecutando este proceso en tiempos históricos.10
Página 135
La conclusión teórica de este argumento es extraída por William, quien sostiene que el cambio en el
modo de producción no ocurre sólo con el cambio de las relaciones de producción sino que también
involucra un cambio en las fuerzas de producción.
La superación de la división social del trabajo es discutida en detalle en el capítulo siete.
5.5 CONCLUSIÓN
Una creciente socialización de la producción requiere una creciente socialización de los medios de
producción.
10 Bahro, R. (1978): The Alternative in Eastern Europe (London, New Left Books), p.199.
25
Lo social está opuesto a lo privado o estatal. El control sobre el uso de los medios de producción es
una condición necesaria para que exista una sociedad en la que las personas tengan el control de sus
vidas a través de su auto actividad y a autodeterminación.
Reiniciar un movimiento hacia el comunismo, porque de eso se trata, es hoy en día más urgente
dados los peligros que aquejan al mundo actual, producto de la irracionalidad del capitalismo. ◄
26
CAPÍTULO 6: DEMOCRACIA
RESUMIDO POR MARTA HARNECKER
ÍNDICE
6.1 INTRODUCCIÓN………………………………………………………………………………………………………………… 28
1) El socialismo debe ser democrático y la democracia requiere del socialismo……………………………. 28
2) Interés individual no es incompatible con el interés colectivo ………………………………………………….. 28
3) Democracia participativa ……………………………………………………………………………………………………. 28
a) Democracia es participación en la toma de decisiones y su implementación………………………… 28
b) Tanto la democracia participativa como la representativa son necesarias ……………………………. 28
4) Toma de decisiones…………………………………………………………………………………………………………… 29
a) La participación en la toma de decisiones y su implementación y el tema de la división de
poderes…………………………………………………………………………………………………………………………… 29
b) La implementación de las decisiones sí requiere cierta división técnica, no social, del trabajo .. 29
c) Concentración de toma de decisiones en una autoridad dificulta su control………………………….. 29
5) Combinar instituciones representativas con órganos de autogobierno bajo control social …………… 29
6.2 DEMOCRACIA POLÍTICA……………………………………………………………………………………………………. 29
1) Las decisiones deberían ser tomadas e implementadas por aquellos afectados por ellas…………… 29
2) El balance entre centralización y descentralización dependería de la actividad funcional …………… 30
3) Asambleas representativas y órganos funcionales ………………………………………………………………… 30
a) La asamblea nacional determinaría las prioridades y asignación de recursos generales ……….. 30
b) Se requeriría la independencia del poder judicial y los medios de comunicación ………………….. 30
c) Tanto las asambleas representativas como los órganos funcionales deberían ser electos……… 30
d) Los órganos funcionales electos se apoyarían en estructuras administrativas para implementar
las decisiones ………………………………………………………………………………………………………………….. 31
4) Los órganos de autogobierno……………………………………………………………………………………………… 31
a) Deberían controlar los órganos representativos y los funcionales……………………………………….. 31
b) Papel creciente del autogobierno en Gramsci y Simón………………………………………………………. 32
c) Articulación entre estructuras administrativas del estado y órganos de autogobierno es un
proceso largo y contradictorio…………………………………………………………………………………………….. 32
d) No poder dual, sino “dentro y contra el estado” ………………………………………………………………… 32
5) Relación entre órganos representativos, autogobernados y funcionales…………………………………… 32
a) Estructuras administrativas deberían rendir cuenta tanto a los órganos representativos como a los
autogobernados……………………………………………………………………………………………………………….. 33
b) Estructuras administrativas deberían incluir minorías y grupos en desventaja………………………. 33
6) Pluralismo político, autogobierno y papel de los partidos ……………………………………………………….. 33
a) ¿Partido único en la transición? ……………………………………………………………………………………… 34
7) Intereses económicos deberían estar representados junto a los otros grupos de intereses ………… 34
6.3 DEMOCRACIA ECONÓMICA ………………………………………………………………………………………………. 34
1) De la participación de los trabajadores en la toma de decisiones a nivel micro a su participación a
nivel macro…………………………………………………………………………………………………………………………… 34
2) Incompatibilidad entre la democracia política plena y capitalismo……………………………………………. 35
3) Democracia económica: dos dimensiones ……………………………………………………………………………. 35
a) El socialismo de mercado socava la democracia económica ……………………………………………… 35
b) Propiedad social: necesaria para democracia económica pues hace posible la planificación …. 35
c) La democracia económica promueve la cooperación ………………………………………………………… 35
4) Autogestión………………………………………………………………………………………………………………………. 36
27
a) Principio básico de la autogestión: decisiones y su implementación en manos de los afectados36
b) La autogestión en empresas debe incluir a todos los afectados más allá de los propios
trabajadores…………………………………………………………………………………………………………………….. 36
c) Proceso de toma de decisiones debe ser asumido por un órgano representativo de todos los
intereses afectados…………………………………………………………………………………………………………… 36
d) La autogestión en empresas contribuye a superar la alienación y mejora la eficiencia…………… 37
5) “Autogobierno” en la sociedad civil, y “autogestión” en las empresas ………………………………………. 37
a) Autogobierno y autogestión: mayor libertad individual y mayor control social de los recursos…. 37
6.4 INTERESES ………………………………………………………………………………………………………………………. 37
1) Autogobierno, sociedad civil y partidos ………………………………………………………………………………… 37
a) Clasificación de los grupos de autogobierno: grupos de interés, grupos por una causa y
partidos políticos………………………………………………………………………………………………………………. 37
b) Conciencia alienada en sociedades capitalistas y estatistas crea pasividad…………………………. 38
c) Los partidos políticos se distinguen de otros grupos de la sociedad civil en que ellos integran
más de un interés particular ………………………………………………………………………………………………. 38
2) Se aprende participando…………………………………………………………………………………………………….. 38
3) Aporte del feminismo a la democracia interna de los grupos autogobernados…………………………… 39
4) Requeriminetos de la participación ……………………………………………………………………………………… 39
a) Sin recursos adecuados es imposible una efectiva participación. ……………………………………….. 39
b) La participación requiere tiempo …………………………………………………………………………………….. 39
c) Cada persona debería ser líder y experta en algo …………………………………………………………….. 39
6.5 EL DESEO O HABILIDAD PARA PARTICIPAR ……………………………………………………………………… 40
1) Apatía cuando no tenemos poder para influir en los resultados ………………………………………………. 40
a) Deseo de participar y habilidad para hacerlo se alimentan mutuamente………………………………. 40
b) La participación produce empoderamiento y autoactivación de las personas ……………………….. 40
2) Cómo y por qué participar ………………………………………………………………………………………………….. 41
a) Empezar por la participación en lo cotidiano y luego en asuntos más globales …………………….. 41
b) La capacidad de pensar en términos de sistema es esencial para la participación………………… 41
c) La participación debe ser voluntaria………………………………………………………………………………… 41
d) Personas se motivan a participar porque eso contribuye a su desarrollo personal, y porque si
no lo hacen, otros lo harán ………………………………………………………………………………………………… 41
3) Criterios para medir grado de democracia en una comunidad…………………………………………………. 41
28
6.1 INTRODUCCIÓN
Página 138
En la última parte del capítulo uno argumenté que la democracia política y económica, junto a la
planificación y la abolición de la división social del trabajo, son condiciones necesarias para la
socialización de los medios de producción.
En este capítulo examinaremos qué significa la democracia, identificaremos las condiciones
necesarias para el desarrollo de una sociedad democrática y consideraremos las formas
institucionales que ella puede adoptar.
1) EL SOCIALISMO DEBE SER DEMOCRÁTICO Y LA DEMOCRACIA REQUIERE DEL SOCIALISMO
Podría argumentarse que se ha logrado ya un cierto nivel de convergencia en cuanto a las
características de una sociedad democrática.
Desde dentro de la tradición marxista, el eurocomunismo decididamente coincide con el concepto
clásico de proletariado y es hostil hacia el concepto democracia burguesa.
Poulantzas sostiene que el socialismo será democrático o no será.
Desde la tradición liberal, una democracia plena es incompatible con la existencia del capitalismo.
Por lo tanto, el socialismo debe ser democrático y la democracia requiere del socialismo.
2) INTERÉS INDIVIDUAL NO ES INCOMPATIBLE CON EL INTERÉS COLECTIVO
Página 139
Se ha sostenido que existe una incompatibilidad entre el interés individual y el interés colectivo.
El argumento de Beetham11 ante esta posición me parece concluyente:
“La autonomía de una persona en un contexto político… es una condición para ser libre para decidir
junto con otros las reglas y políticas de la vida común. El respeto por una igual autonomía de los
otros también significa… aceptar el veredicto de la mayoría en asuntos en los que es necesaria una
decisión colectiva… Los derechos democráticos tienen por tanto un carácter dual. Son derechos que
son garantizados a los individuos, pero que sólo pueden ser ejercidos colectivamente.”
3) DEMOCRACIA PARTICIPATIVA
a) Democracia es participación en la toma de decisiones y su implementación
Para que la democracia sea real, y no solamente formal, las personas necesitan participar en la toma
de decisiones que las afectan y en su implementación. Y donde en lo posible, esta participación
debe ser directa.
b) Tanto la democracia participativa como la representativa son necesarias
Tanto la democracia participativa como la representativa son necesarias.
Página 140
El verdadero problema es, primero, el criterio para determinar el correcto equilibrio entre la toma de
decisiones centralizada o descentralizada para cada área funcional de la actividad social y, segundo,
11 Beetham, D. (1981): “Beyond Liberal Democracy”, The Socialist Register, pp.198-9.
29
cuán efectiva puede ser la participación en cada nivel. Esta segunda cuestión requiere particular
atención en las decisiones que deben tomarse al nivel amplio de la sociedad, ya que la participación
aparece más difícil al ejercer la democracia de forma indirecta que al hacerlo en forma directa.
4) TOMA DE DECISIONES
a) La participación en la toma de decisiones y su implementación y el tema de la división de
poderes
La mayor parte de la discusión de los problemas relacionados con el logro efectivo de una
democracia participativa se refiere al proceso de toma decisiones. Igualmente importante, sin
embargo, y en realidad central para el control democrático, es la participación directa o indirecta en
la implementación, la puesta en práctica de las decisiones.
Para que las personas puedan ser autoactivadas y puedan autogobernarse, necesitan manejar las
cosas ellas mismas, no deben permitir que las cosas sean manejadas por otros, porque si lo permiten
terminarán por ser manejadas por otros. Ese enfoque fundamental es lo que está en la base del
argumento marxista clásico contra la separación del legislativo y del ejecutivo. Al ser fundamental
la participación de las personas en la implementación de las decisiones tomadas, la abolición de la
separación de los poderes parece ser la respuesta adecuada.
b) La implementación de las decisiones sí requiere cierta división técnica, no social, del trabajo
Hay dos razones para esto.
La primera es que la implementación requiere una estructura administrativa y una experticia de
especialistas.
Y ya que no podemos ser expertos en todo, alguna división técnica del trabajo es inevitable.
El problema es cómo desarrollar experticia sin que ello signifique ejercer poder sobre otras
personas.
c) Concentración de toma de decisiones en una autoridad dificulta su control
Beetham considera que mientras más concentrada está la toma de decisiones en una autoridad, más
difícil será ejercer un control democrático sobre ellas, y más riesgo existirá en relación con las
libertades, que son centrales en la sociedad democrática.
5) COMBINAR INSTITUCIONES REPRESENTATIVAS CON ÓRGANOS DE AUTOGOBIERNO BAJO CONTROL SOCIAL
Según Poulantzas es necesario transformar el estado de tal manera que se profundicen las libertades
políticas, y las instituciones representativas de la democracia se combinen con órganos de
autogestión.
Página 141
Mi preocupación en este capítulo es explorar las posibilidades reales de control popular sobre la
sociedad en general y la economía en particular.
6.2 DEMOCRACIA POLÍTICA
1) LAS DECISIONES DEBERÍAN SER TOMADAS E IMPLEMENTADAS POR AQUELLOS AFECTADOS POR ELLAS
Una sociedad autogobernada debe operar bajo el principio de que las decisiones y la forma de
implementarlas sean la responsabilidad de y sean tomadas por aquellos que son afectados por ellas.
30
Esto es un principio que debe determinar el marco gubernamental y administrativo en el que las
actividades colectivas deben ser realizadas.
Por lo tanto, la separación de poderes, el pluralismo dentro de la esfera del estado, involucra, por
una parte, separar responsabilidades de diferentes actividades funcionales y asignar éstas a los
afectados por ellas, y [142] por otra parte, en el interior de cada actividad funcional, descentralizar
responsabilidades de arriba hacia abajo a los órganos más locales siempre que sea consistente con la
eficiencia y la equidad.
2) EL BALANCE ENTRE CENTRALIZACIÓN Y DESCENTRALIZACIÓN DEPENDERÍA DE LA ACTIVIDAD FUNCIONAL
Página 142
El balance deseado entre poderes centralizados y descentralizados variará de acuerdo a las
diferentes actividades funcionales. Para facilitar la mayor participación directa posible y para
salvaguardar la libertad personal, la descentralización deberá preferirse en casos de duda.
Lo que emerge es una red o sistema de órganos representativos y estructuras administrativas
responsables de diferentes actividades funcionales con una extensión territorial variada que va de lo
local hasta lo nacional e, incluso, puede llegar también a lo internacional.
3) ASAMBLEAS REPRESENTATIVAS Y ÓRGANOS FUNCIONALES
a) La asamblea nacional determinaría las prioridades y asignación de recursos generales
La Asamblea Nacional seguiría siendo responsable, como lo es ahora, de determinar las prioridades
generales, las grandes asignaciones de recursos para diferentes usos y su redistribución, y la
constitución de órganos funcionales y procedimientos para lograr la coordinación entre ellos.
Asambleas regionales y locales representativas tendrían responsabilidades similares en sus
diferentes áreas de jurisdicción.
b) Se requeriría la independencia del poder judicial y los medios de comunicación
La independencia del poder judicial democratizado y de los medios de comunicación es un
requerimiento evidente del pluralismo político.
c) Tanto las asambleas representativas como los órganos funcionales deberían ser electos
El próximo asunto a considerar es cómo deben ser determinados los miembros de las asambleas
representativas y de los órganos funcionales. Y no veo cómo en una sociedad autogobernada esto
pueda hacerse si no es por elecciones.
Página 143
Burnheim ha rechazado esta democracia por lo que él llama una demarquía.12
12. Nota de MH: Demarquía es un término acuñado por el filósofo australiano John Burnheim para describir un sistema
político sin Estado o burocracia. En su lugar, este sistema político se basaría en grupos de decisores elegidos
aleatoriamente. Estos grupos, a los que llama “jurados políticos” (policy juries), “jurados de ciudadanos” (citizens’ juries)
o “Conferencias de consenso” (Consensus Conferences), deliberarían y tomarían decisiones sobre políticas públicas del
mismo modo que los jurados alcanzan veredictos en los casos penales.
La demarquía intenta superar algunos de los problemas funcionales de la democracia representativa convencional, que en
la práctica ha estado sujeta a la manipulación por parte de intereses especiales y que plantean una división entre políticos
profesionales (incluyendo en esta categoría a quienes forman parte de los grupos de interés o lobbies) y un electorado
básicamente pasivo, descomprometido, no muy implicado y a menudo desinformado. Según Burnheim, la elección
aleatoria de los decisores de las políticas haría más fácil al común de los ciudadanos el participar de modo significativo y
dificultaría a quienes tienen intereses especiales en corromper el proceso.
31
Sin embargo, la demarquía es incompatible con la participación generalizada y, por lo tanto, carece
del potencial auto transformador de la democracia participativa.
La objeción más familiar al principio de las elecciones se relaciona no con las asambleas
representativas sino con la elección de los responsables de manejar las actividades funcionales
organizadas por el estado: desde la educación, la salud, hasta el servicio policial. Aunque
formalmente son responsabilidad del gobierno nacional o local, estas actividades son desempeñadas
en su totalidad o parcialmente por órganos designados y profesionales.
La justificación común para ello tiene dos aspectos contradictorios: a) los servicios funcionales
deben ser desempeñados profesionalmente, lo que deja a la política afuera; y b) toda pretensión de
influir en la manera en que el servicio es desempeñado que no sea a través de los órganos electos
nacional o localmente, es considerado un ataque a la democracia.
El efecto de este razonamiento es convertir a las actividades funcionales organizadas por el estado
en inmunes a cualquier forma de control popular o de rendición de cuentas.
d) Los órganos funcionales electos se apoyarían en estructuras administrativas para implementar
las decisiones
La posibilidad de participación popular, directa e indirecta, de los usuarios u otras personas con
interés legítimo en ello, se incrementaría muchísimo mediante la introducción del pluralismo en la
esfera del estado. La existencia de un sistema de órganos funcionales democráticamente electos y
estructuras administrativas, responsable de implementar las decisiones, ampliaría mucho el alcance
de la participación.
Si se limitase el período en el cual una persona pudiese desempeñar un oficio particular y también la
cantidad de oficios públicos que la persona podría desempeñar en el curso de su vida, la gama de
participación podría incrementarse aún más. Parte del proceso de superación de la división social
del trabajo, que será discutido en el próximo capítulo, implica extender la experiencia de servir
como representante de otros lo más ampliamente posible.
Página 144
Los órganos democráticamente electos que toman decisiones en relación con las actividades
funcionales de las cuales son responsables constituirían la mayor reforma y profundización de la
democracia representativa.
El problema de cómo controlar el aparato del estado, la burocracia, la administración, permanece
irresuelto. Medidas legislativas e institucionales pueden ayudar, pero a fin de cuentas el poder social
del estado continúa con su rol hegemónico al ser responsable de organizar y manejar centralmente
aspectos de la vida social debido a su relativo monopolio de recursos, particularmente del saber, que
implica ese accionar.
4) LOS ÓRGANOS DE AUTOGOBIERNO
a) Deberían controlar los órganos representativos y los funcionales
Para que el poder social del estado, y de la estructura administrativa, puedan ser controlados,
reducidos y eventualmente suprimidos, se requiere como norma el desarrollo del autogobierno en
La democracia ateniense tenía elementos similares a los de la demarquía propuesta por Burnheim, ya que la mayor parte
de los cargos eran elegidos por sorteo. (Wikipedia)
32
todo los aspectos de la sociedad civil. Por una parte, esto resultará en la creación de centros
autónomos de poder con los cuales la estructura administrativa estaría obligada a cooperar en la
implementación de las políticas. A su vez, esto proveería las bases de una experticia independiente
informada por valores alternativos.
De esta manera, las personas de la sociedad civil asumirían crecientemente [p.145]
responsabilidades sobre todos los aspectos de sus vidas, tanto directamente mediante el
involucramiento en el manejo de los servicios comunitarios y locales más inmediatos, como
indirectamente, planteando demandas de recursos y de cambios de políticas. En cada nivel de la
estructura administrativa, los representantes de los distintos grupos interesados en dichas políticas
serían consultados y negociarían.
b) Papel creciente del autogobierno en Gramsci y Simón
Página 145
Recordemos que Gramsci, al referirse a la transición del socialismo al comunismo, decía “es posible
imaginar que el aspecto coercitivo del estado vaya extinguiéndose gradualmente en la medida en
que los elementos más conspicuos de la social civil vayan apareciendo”.13
Por su parte, Simón decía: “La evolución hacia el comunismo consiste, por lo tanto, en la continua
extensión de la sociedad civil y en sus relaciones de autonomía, autogobierno y autodisciplina”.14
c) Articulación entre estructuras administrativas del estado y órganos de autogobierno es un
proceso largo y contradictorio
Sea cual sea lo que ocurra con este proceso, tomará mucho tiempo. Sin embargo, una perspectiva a
largo plazo provee orientaciones para la dirección de las presentes luchas por el cambio y también
ayuda a asegurar que este elemento transformador sea incluido en ellas.
En el futuro próximo, el asunto crucial será precisar la articulación de la relación entre las variadas
estructuras administrativas del estado en sus distintos niveles y el desarrollo de formas de
autogobierno.
d) No poder dual, sino “dentro y contra el estado”
Es importante eliminar cualquier tipo de mención al poder dual, ya que las estructuras
administrativas y las organizaciones de autogobierno tienen distintos papeles que jugar. La clave de
la cuestión es el carácter de la relación entre ambas. Ésta será una relación contradictoria,
combinando cooperación y antagonismo, cooperación y lucha. La relación quizá sea mejor
resumida con la frase: “dentro y contra el estado.”
5) RELACIÓN ENTRE ÓRGANOS REPRESENTATIVOS, AUTOGOBERNADOS Y FUNCIONALES
Lo que está implicado en esto es una triple relación entre órganos representativos, estructuras
administrativas y grupos de autogobierno dentro de la sociedad civil, dado que las personas electas
para los órganos representativos provienen de la comunidad, tenderían a existir relaciones
preexistentes con los grupos de autogobierno. Por lo tanto, es posible imaginar una cooperación
entre los representantes electos y los grupos de autogobierno, que tienen interés y conocimiento de
los servicios que deben proveer las distintas estructuras administrativas.
13 Gramsci, A. (1971): Selections from the Prison Notebooks, edited by Hoare, Q. and Nowell Smith, G. (London,
Lawrence and Wishart), p.263.
14 Simon, R. (1982): Gramsci’s Political Thought (London, Lawrence and Wishart), p.77.
33
De esta manera, el poder social del estado puede ser confrontado por presiones parlamentarias y
extraparlamentarias, y también esto puede ocurrir a nivel local. Ambas formas de presión son
necesarias, pero finalmente lo que será decisivo será el desarrollo de grupos de autogobierno en la
esfera de la sociedad civil.
a) Estructuras administrativas deberían rendir cuenta tanto a los órganos representativos como a
los autogobernados
Página 146
Los representantes electos tienen poco poder en sí mismos, al carecer de acceso a los recursos de la
estructura administrativa y aún a un detallado conocimiento de sus actividades. Gobiernos abiertos,
libertad de información, comités departamentales, nuevos tipos de indicadores sociales, otras
medidas para lograr una mayor rendición de cuentas y compromisos, todo esto incrementaría la
habilidad de los órganos representativos electos para llevar adelante sus responsabilidades.
Sin embargo, nadie puede reemplazar el efecto positivo del involucramiento de la gente afectada en
el uso de los servicios organizados por el estado. A fin de cuentas serían sólo ellos, organizados en
forma de autogobierno, quienes podrían hacer las demandas de lo que ellos quieren al estado y al
involucrarse en el manejo de las cosas asegurarían que éstas sean manejadas de acuerdo a lo que
quieren.
b) Estructuras administrativas deberían incluir minorías y grupos en desventaja
Al hacer esto los grupos de autogobierno estarían trabajando con los empleados del estado que
poseen experticia especializada. En el largo plazo, la situación de las estructuras administrativas del
estado como algo fuera y por encima de la sociedad, sólo podrá ser superada si la división del
trabajo social, aunque no, su división funcional, sea suprimida. Sin embargo, en el corto plazo, se
puede ir modificando la composición de los empleados del estado, pudiendo ésta alinearse más con
la situación de la población como un todo. Una apertura del reclutamiento e igualdad de
oportunidades, avalados por una educación cuidadosamente planificada y programada y programas
de entrenamiento, podrían acrecentar enormemente la representación de la mujer y de las minorías
étnicas entre los funcionarios del estado.
6) PLURALISMO POLÍTICO, AUTOGOBIERNO Y PAPEL DE LOS PARTIDOS
El pluralismo político y el autogobierno han sido frecuentemente considerados incompatibles. Si las
personas afectadas por una actividad funcional particular están manejando dicha actividad, ya sea
directamente o a través de la combinación de un representante y de participación directa, la
presencia de los partidos políticos podría aparecer como una intromisión externa y podría
producirse un conflicto entre la lealtad al grupo y la lealtad al partido.
Aunque estos argumentos tienen cierta fuerza cuando son aplicados a la organización de las
actividades funcionales, ciertamente no pueden ser aplicados a las responsabilidades de las
asambleas representativas. Las decisiones acerca de la forma de distribuir los recursos entre las
diferentes actividades deben ser hechas a nivel de la sociedad como un todo. Y deben decidirse
principios generales aplicables a esa sociedad. Estas decisiones y principios determinan el ethos, el
sentir, el carácter de las relaciones sociales de una sociedad o lo que se denomina ciudadanía.
Reflejan valores y prioridades particulares, y como no se puede asumir que, en una [p. 147] sociedad
ampliamente democrática, todos coincidan con estos valores y prioridades, existe un espacio para el
papel esencial de los partidos políticos.
34
Página 147
a) ¿Partido único en la transición?
La posición clásica del marxismo ha sido que como los partidos representan a clases, ellos
desaparecerán en el momento en que desaparezca la sociedad de clases, y que en el período de
transición sólo un partido, el que representa a la clase trabajadora, sería necesario. Sin embargo, me
parece que no hay razón alguna para suponer que puedan desaparecer los intereses y diferencias que
surgen de las diferentes formaciones culturales, de género, de raza, y de las identidades regionales y
nacionales.
Me parece difícil pensar en el fin de la política, en el sentido de decisiones confrontadas respecto
primero, a la distribución de los recursos, derechos y responsabilidades y, segundo, a las decisiones
estratégicas, no marginales, que hay que adoptar en la orientación general del desarrollo de la
sociedad, por eso considero importante la existencia de partidos políticos que ofrezcan alternativas
unificadas y perspectivas coherentes en relación con estos temas, que busquen lograr convencer a la
sociedad de sus propuestas.
7) INTERESES ECONÓMICOS DEBERÍAN ESTAR REPRESENTADOS JUNTO A LOS OTROS GRUPOS DE INTERESES
Página 148
Horvat, inspirándose en la experiencia yugoslava, vislumbra una Cámara de Comercio que
“armonizaría los intereses de las industrias” y una asamblea conformada por representaciones de las
Salas de Ciudadanos y Productores, para resolver conflictos más generales.15
Junto a los representantes del gobierno central ya existentes, las grandes industrias, empresas y
sindicatos añadirían representantes de sus intereses.
Como los partidos políticos, los grupos de intereses particulares deberían ser genuinamente
participativos.
6.3 DEMOCRACIA ECONÓMICA
Página 149
Dos desarrollos históricos relacionados entre sí han puesto a la democracia económica en la agenda
de manera cada vez más urgente.
1) DE LA PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN LA TOMA DE DECISIONES A NIVEL MICRO A SU
PARTICIPACIÓN A NIVEL MACRO
El primero se refiere a la experiencia histórica de los trabajadores demandando condiciones de
trabajo y toma de decisiones en relación con lo que los afecta. Esto ocurre inicialmente en los
lugares de trabajo o empresas y generalmente se refiere a la democracia industrial y/o a la
participación de los trabajadores en la gestión.
Más recientemente los trabajadores han elevado su visión y el concepto de democracia industrial se
ha establecido para incluir el involucramiento de los trabajadores a través de sus centrales sindicales
en la toma de decisiones a nivel económico como un todo.
15 Horvat, B. (1982): The Political Economy of Socialism (Oxford, Martin Robertson), pp. 361 y 366.
35
2) INCOMPATIBILIDAD ENTRE LA DEMOCRACIA POLÍTICA PLENA Y CAPITALISMO
En segundo lugar, hay una reciente conciencia entre los pensadores políticos de que la democracia
política plena y el capitalismo son incompatibles. Que el acceso a las fuentes de recursos necesarios
para hacer efectiva la participación en el autogobierno de la sociedad es incompatible con la
propiedad privada ejercida por una minoría y las posiciones privilegiadas para hacer negocios.
3) DEMOCRACIA ECONÓMICA: DOS DIMENSIONES
En el capítulo precedente, siguiendo a Brus, argumenté que la socialización de los medios de
producción implicaba la combinación de un control social sobre la disposición de los recursos
productivos de la sociedad a nivel de la sociedad como un todo y el control social sobre el uso
detallado de esos recursos en el nivel del lugar donde la producción tiene lugar concretamente.
Esto es lo que he denominado democracia económica. Sin embargo, algunas veces el concepto se ha
reducido al autogobierno en las empresas realizado exclusivamente por los trabajadores de esa
empresa.
a) El socialismo de mercado socava la democracia económica
Página 150
Este uso restringido se asocia con el socialismo de mercado en el que la coordinación entre las
empresas autogestionadas se realiza mediante las condiciones establecidas por las fuerzas
reguladoras del mercado.
Hay dos razones que explican por qué históricamente el concepto de democracia económica
desaparece cuando es reducido de esta manera y se limita a lo que he señalado anteriormente. Por
una parte, esto quiere decir que la forma en que se manejan los recursos a nivel de la economía
global no tiene nada que ver con la democracia económica. Por otra parte, como el contexto global
influye y pone límites a lo que pasa a nivel de la empresa, el autogobierno económico sólo tiene un
limitado o parcial desarrollo.
Además, la localización de la democracia económica sólo a nivel de la empresa y su identificación
con el autogobierno de aquellos que trabajan en dicha empresa es un error. Confunde el control
sectorial con el control social. Aquéllos que trabajan en una empresa obviamente están afectados
por sus actividades, pero también lo están aquellos que hacen uso de lo que ellos producen y
aquellos que viven en la comunidad en la que esa empresa está localizada.
b) Propiedad social: necesaria para democracia económica pues hace posible la planificación
Por ello, una condición necesaria para la democracia económica en el nivel de la sociedad como un
todo es el elemento público de las relaciones sociales, constituido por la propiedad social de los
medios de producción. Es este elemento público el que hace posible la planificación de la economía.
Para que la propiedad pública se transforme en propiedad social se requiere que las prioridades y
decisiones del plan deriven de la democracia política.
Una completa democracia participativa permitirá que las decisiones sobre las prioridades y
asignación de recursos sean determinadas por la sociedad como un todo. El autogobierno de la
sociedad como un todo en la esfera económica involucra una democracia política y una
planificación económica.
c) La democracia económica promueve la cooperación
El corolario de esta democracia económica es que las personas se comprometen más con las
decisiones macroeconómicas y ven necesidad de cooperar unos con otros para lograr
36
implementarlas. Un ejemplo de esto lo podemos ver en el tema de la inflación. En la medida en que
la inflación se debe a un conflicto en la distribución de los recursos, de la oferta real, sólo puede ser
resuelta de una manera no coercitiva si los intereses en conflicto logran llegar a un acuerdo sobre la
manera en que un recurso disponible debe ser distribuido entre los diferentes usuarios y las
diferentes personas. Las soluciones alternativas coercitivas son el desempleo masivo o la
imposición del estado.
Página 151
4) AUTOGESTIÓN
a) Principio básico de la autogestión: decisiones y su implementación en manos de los afectados
El principio básico de la autogestión o del autogobierno es que las decisiones en relación con
cualquier actividad y la responsabilidad de su implementación deben estar en manos de los
afectados por ellas.
La identificación de aquellos que son afectados, y por tanto la definición del grupo autogestionado,
es claramente un gran problema.
b) La autogestión en empresas debe incluir a todos los afectados más allá de los propios
trabajadores
Es igualmente claro, sin embargo, que en el caso de las empresas económicas, el grupo pertinente es
más amplio que el que trabaja en dicha empresa. De hecho, esto es reconocido por quienes
defienden la autogestión en las empresas cuando ellos aceptan que en casos excepcionales de
importancia social nacional, esas empresas sean de propiedad y manejo del gobierno central, o que
exista una representación de intereses sociales externos en la cima de su estructura de decisión.
Desde el momento en que se reconoce que otras personas más allá de los trabajadores de dicha
empresa tienen interés en sus actividades, ya no se puede afirmar, en general, que la autogestión
debe hacerse exclusivamente con los trabajadores de dicha empresa.
Y, aunque no todas las empresas tengan una dimensión social nacional, todas tienen al menos un
significado regional o local. Aún más, todas tienen usuarios de lo que ellas producen.
Es cierto que los que abogan por la autogestión en las empresas confían que la competencia y la
coerción de las fuerzas de mercado salvaguarden los intereses de los usuarios. Sin embargo, los
problemas asociados con la distribución de los recursos a través de mecanismos del mercado ya han
sido discutidos en la Parte I y II de este libro.
El poder del usuario de seleccionar los productos que va a consumir es una importante fuente de
información para chequear si las empresas están cumpliendo sus funciones sociales entregando los
productos necesarios a los usuarios. Sin embargo, no se trata sólo de una información pertinente
para la toma de decisiones dentro de la empresa. El control social sobre dichas decisiones requiere
de un proceso de toma de decisiones cooperativo que involucre a todos los afectados. De lo dicho
anteriormente se deduce que la democracia económica en la empresa, el autogobierno en el sentido
de control social, no puede ser sólo autogobierno de los que trabajan en la empresa.
c) Proceso de toma de decisiones debe ser asumido por un órgano representativo de todos los
intereses afectados
Finalmente, el proceso de toma de decisiones debe ser asumido por un órgano representativo de
todos los intereses afectados. El principio básico del autogobierno, por supuesto, es que debe ser
investido de las circunstancias particulares de cada empresa. Los trabajadores de la empresa
siempre estarían involucrados en este proceso. Qué otros intereses estarían representados y qué peso
37
tendrían depende de la actividad involucrada, el tamaño de la empresa y su localización. Dependerá
también de los valores prevalecientes, o sea, de la relativa importancia que la sociedad otorgue a los
diferentes intereses. El interés social en cada caso debe ser construido socialmente.
Página 152
d) La autogestión en empresas contribuye a superar la alienación y mejora la eficiencia
Sin embargo, la democracia directa, la participación directa en la organización del trabajo, es una
parte esencial del proceso de superación de la alienación y contribuye a la transformación de la
conciencia subalterna en hegemónica. También parece incrementar la eficiencia al cambiar la
conciencia y la motivación, lo que resulta en un uso más constructivo del conocimiento local.
5) “AUTOGOBIERNO” EN LA SOCIEDAD CIVIL, Y “AUTOGESTIÓN” EN LAS EMPRESAS
El concepto de autogobierno es pertinente para la sociedad civil y consiste en una actividad de
organización autónoma, autoactiva y voluntaria. No es pertinente en las estructuras administrativas
del estado, tampoco en las empresas económicas, donde el concepto pertinente es el de autogestión.
a) Autogobierno y autogestión: mayor libertad individual y mayor control social de los recursos
En la actualidad, las estructuras del estado y las empresas económicas tienen un doble papel:
administrar la provisión a las personas de lo que éstas usan en sus vidas personales y colectivas; y
administrar personas a través del ejercicio del poder social. La primera de estas funciones durará y
se acrecentará y estará cada vez más sujeta al control social, en cambio la segunda será superada a
través del autogobierno dentro de la sociedad civil. Y cualquiera sea la forma de la administración
de las cosas que se tome, presumiblemente será organizada en base a la autogestión dentro del
marco dado por el autogobierno de la sociedad.
6.4 INTERESES
1) AUTOGOBIERNO, SOCIEDAD CIVIL Y PARTIDOS
Página 153
La sociedad civil y no el estado, ni tampoco la empresa económica, es donde tiene lugar el
autogobierno. El proceso de realización del control social sobre la política y la economía requiere
de formas cada vez más desarrolladas de autogobierno que se hagan valer ante el estado y la
producción.
El autogobierno está necesariamente basado en la asociación voluntaria para propósitos particulares.
La gente normalmente pertenece a varios grupos de autogobierno. Estos grupos se constituyen
cuando las personas perciben que comparten una preocupación común y deciden actuar
colectivamente en relación con esto.
Los grupos son más o menos permanentes o temporales de acuerdo con el propósito que buscan y
difieren en grados de formalidad o informalidad en sus estructuras organizacionales. Sin embargo,
aunque la participación directa parece inseparable del autogobierno, alguna suerte de participación
indirecta a través de una estructura representativa es también, en general, necesaria.
a) Clasificación de los grupos de autogobierno: grupos de interés, grupos por una causa y partidos
políticos
Podemos distinguir tres grupos de autogobierno o asociaciones:
38
▪ Grupos de interés que cubren una gama de grupos sindicales que van desde centrales sindicales
y grupos profesionales, hasta grupos que tienen una base comunitaria para funcionar de acuerdo a
actividades específicas o grupos culturales, recreacionales, etcétera.
▪ Grupos motivados por una causa como el feminismo, ambientalistas, antirracistas y
antinucleares.
▪ Partidos políticos.
Por supuesto que en la práctica, en un mismo grupo pueden combinarse las tres características.
Los distintos tipos de grupos tienen diferentes características y éstas deberían ser tomadas en cuenta
para determinar en qué tipo de toma de decisiones deben participar.
b) Conciencia alienada en sociedades capitalistas y estatistas crea pasividad
Tanto en las sociedades capitalistas, como en las sociedades estatistas, hay enormes dificultades
para el desarrollo de la participación por la pasividad que crea la conciencia alienada.
Sin embargo, aunque sí existen similitudes entre ambos tipos de sociedad, las diferencias entre una
situación capitalista y una estatista son muy importantes.
En la sociedad estatista la dominancia del partido-estado significa que la sociedad civil permanece
muy poco desarrollada, la única autonomía que existe es la de los grupos disidentes.
En las democracias capitalistas, por contraste, tienden a proliferar asociaciones voluntarias que
producen una gran cantidad de iniciativas que dan vitalidad a la sociedad civil y son un factor
importante que posibilita la reproducción del sistema. Por supuesto, estas asociaciones voluntarias
[p.154] son típicamente oligárquicas y elitistas, en lugar de ser completamente autogobernadas, y la
atomización y privatización inhiben el desarrollo de actividades de autogobierno en muchas áreas
donde estas actividades podrían mejorar enormemente la calidad de vida. Sin embargo, los grupos
voluntarios autónomos existen y la sociedad civil se encuentra relativamente desarrollada.
Página 154
c) Los partidos políticos se distinguen de otros grupos de la sociedad civil en que ellos integran
más de un interés particular
Debe realizarse una distinción entre los partidos políticos y los grupos de interés o los grupos de
causa. Los partidos políticos pertenecen a la sociedad civil, a no ser que estén fusionados con el
estado como en las sociedades estatistas.
En la misma medida en que ellos sean participativos, en que sean genuinamente autogobernados,
son parte del proceso a través del cual la sociedad autogobernaba decide colectivamente sobre una
serie de materias. En esto, los partidos políticos difieren de los grupos de interés o los grupos de
causa porque atienden múltiples temas y su función es tratar de integrar los diferentes intereses de
los grupos en base a un esquema de valores, tradiciones y visiones.
Página 156
2) SE APRENDE PARTICIPANDO
Sólo participando, tratando de conducir las cosas, aprendemos cómo participar, cómo conducir las
cosas, y mientras estamos haciendo esto poco a poco vamos transformándonos a nosotros mismos y
tomando el control de nuestras vidas.
39
3) APORTE DEL FEMINISMO A LA DEMOCRACIA INTERNA DE LOS GRUPOS AUTOGOBERNADOS
La experiencia más acabada es la del movimiento feminista. Sus planteamientos han tenido
importante influencia en la forma de percibir las cosas, pero menos en la práctica.
Hay tres elementos en los que han influido:
1. Lo personal también es político.
2. El control democrático debe extenderse más allá del lugar de trabajo; a todos los ámbitos de la
vida.
3. Las formas en que se hagan las cosas deben prefigurar la alternativa que queremos construir.
Párrafo 63
Hay tres aspectos que parecen haber tenido relevancia para la práctica del autogobierno:
• La necesidad de contar con recursos adecuados tanto materiales como humanos.
• La necesidad de una estructura organizacional que combine la participación directa e
indirecta y la democracia.
• La necesidad de tener en cuenta el tema del liderazgo y la habilidad.
4) REQUERIMINETOS DE LA PARTICIPACIÓN
a) Sin recursos adecuados es imposible una efectiva participación.
Sin recursos adecuados es imposible una efectiva participación. Es por esto que tanto el capitalismo
como el estatismo son incompatibles con el pleno desarrollo de la democracia. Sin embargo, es
importante reconocer que los recursos requeridos no son sólo materiales aunque éstos son
obviamente esenciales.
b) La participación requiere tiempo
La participación requiere tiempo, y por eso las feministas han insistido siempre en sus demandas de
redistribución del tiempo de trabajo doméstico y en lograr servicios colectivos y facilidades para
minimizar el tiempo de trabajo dedicado a la educación de los niños y al mantenimiento de la casa.
Además también se requiere tiempo para el desarrollo personal y para la adquisición de las
experiencias y habilidades que se necesitan para una efectiva participación en la vida social.
Al otorgar al desarrollo personal una gran importancia y como éste se desarrolla especialmente en
experiencias de pequeña escala, se tiende a otorgar gran importancia a la participación directa. [p.
157] Sin embargo, no se puede ignorar la necesidad de que existan formas de representación
democrática.
Página 157
c) Cada persona debería ser líder y experta en algo
Uno de los problemas no resuelto por la democracia participativa y el concepto de autogobierno
más general es cómo pensar el tema del liderazgo y la experticia. El problema surge por la
necesidad de que cada uno desarrolle sus capacidades lo más completamente posible y participe a
partir de bases iguales.
Sólo creando condiciones para que todos desarrollen completamente sus capacidades, es como se
logrará que cada uno participe en forma igual. Esto requiere el mayor uso posible de la experiencia
y las habilidades que las personas tienen, incluyendo su capacidad de liderazgo y su experticia.
40
El objetivo es separar el estatus social de las funciones técnicas de liderazgo y de la experticia, y
constituir a los asociados en líderes y expertos; retener lo primero y abolir lo último. Sólo cuando
cada persona tenga experiencia y habilidad en el ejercicio del liderazgo en algún área de actividad,
sólo cuando cada uno sea experto en algo, podrá desaparecer la distinción entre el líder y sus
seguidores.
Esto es lo que lo que Bahro quiere decir cuando habla de la abolición de división social del trabajo
oponiéndola a la división funcional del trabajo.
6.5 EL DESEO O HABILIDAD PARA PARTICIPAR
Página 158
1) APATÍA CUANDO NO TENEMOS PODER PARA INFLUIR EN LOS RESULTADOS
Como la mayor parte de las personas en las sociedades capitalistas y estatistas no participan,
parecería que la idea de una sociedad autogobernada y autoactiva es una idea utópica. Este
argumento es la racionalización del status quo.
La apatía se produce cuando las personas sienten que su poder para tener una influencia real sobre
algo determinante es muy pequeño.
La apatía no es un dato independiente decía Macpherson.16 El desafío es ser realistas en cuanto a las
características que existen en las personas, asociadas a la desigual distribución del poder y de las
oportunidades para el autodesarrollo, al mismo tiempo que ser realistas acerca de las
potencialidades de las personas para desarrollar su capacidad de autoactivación y autogobierno, y
sobre qué es lo que se necesita para que estas potencialidades puedan realizarse.
Como dijo Held: Las personas son capaces de aprender a participar participando, y estarán más
dispuestas a buscar participar si confían en que su aporte en el proceso de toma de decisiones es
tomado en cuenta.
a) Deseo de participar y habilidad para hacerlo se alimentan mutuamente
El deseo de participar y la habilidad para participar están en una relación simbiótica.
La participación se alimenta a sí misma. En la medida en que las personas van tomando un creciente
control de sus vidas, su habilidad para hacer cosas se acrecienta. Tener que asumir
responsabilidades en la toma de decisiones importantes es, al mismo tiempo, un factor de desarrollo
personal. Es parte de un proceso de llegar a ser plenamente desarrollo humano.
b) La participación produce empoderamiento y autoactivación de las personas
El concepto femenino de empoderamiento tiene una relevancia general.
Página 159
Comenzar a sentirse fuertes, habiéndose sentido antes débiles, sin poder ganar acceso a los recursos
requeridos para una efectiva participación y aprender a usarlos, es una experiencia liberadora.
Una vez que las personas se sienten sujetos activos haciendo que las cosas ocurran en un aspecto de
sus vidas, están menos predispuestas a permanecer como sujetos pasivos que aceptan que ocurran
cosas en otros aspectos de su vida.
16 Macpherson, C. (1977): The Life and Times of Liberal Democracy (Oxford, Oxford University Press), p. 88.
41
2) CÓMO Y POR QUÉ PARTICIPAR
a) Empezar por la participación en lo cotidiano y luego en asuntos más globales
La participación realizada en el nivel más cercano a la vida cotidiana prepara y despierta interés en
la participación en forma más indirecta en los niveles superiores.
Podemos ver dos aspectos en esto:
1) La participación involucra trabajar junto a otros voluntariamente.
2) Para poder manejar un aspecto particular de la vida social es necesario entenderlo: saber cómo
funciona, cómo interactúan sus partes para conformar un todo, cómo se relaciona con otros aspectos
de la vida social.
b) La capacidad de pensar en términos de sistema es esencial para la participación
Esta capacidad de pensar en términos de un sistema como un todo y cómo éste interactúa con otros
sistemas, es necesaria para entender cómo funciona la sociedad. Es una precondición esencial para
la participación efectiva y el autogobierno.
c) La participación debe ser voluntaria
Página 160
Concuerdo con Beetham y Held en que el concepto de autonomía personal, junto a un poderoso
conjunto de derechos que la definen y defienden, son parte esencial de la sociedad democrática.
No puede, por lo tanto pensarse, en obligar a participar.
d) Personas se motivan a participar porque eso contribuye a su desarrollo personal, y porque si no
lo hacen, otros lo harán
Página 161
Hay dos razones por las cuales se debería esperar que la gente participe en la conducción de la
sociedad en la que vive. Primero, esta participación contribuye al desarrollo personal y beneficia a
la sociedad en su conjunto al mismo tiempo que al individuo. Segundo, si algunas personas
participan menos, o no participan en la conducción de la sociedad, otras tendrán que participar más.
Y esto tiene el riesgo de que continúe la división de la sociedad entre gobernantes y gobernados y,
que ello inhiba el movimiento hacia una sociedad autogobernada.
De la misma manera que la socialización de los medios de producción es un proceso, así lo es
también la democratización de la sociedad.
3) CRITERIOS PARA MEDIR GRADO DE DEMOCRACIA EN UNA COMUNIDAD
Lively sugiere tres criterios para medir el grado de democracia alcanzado en una comunidad:
1) El grado en el que los grupos constituidos son incorporados en el proceso de toma de decisiones,
o la extensión en que dichos grupos son excluidos o se le minimiza su influencia política.
2) El grado en que las decisiones de gobierno son sometidas al control popular, o el grado en que
éstas son de exclusiva responsabilidad del gobierno.
3) El grado en el que el ciudadano ordinario está involucrado en la administración pública, o el
grado en que esto es sólo una experiencia de la clase dominante.
42
CAPÍTULO 7: ABOLICIÓN DE LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO
RESUMIDO POR MARTA HARNECKER
ÍNDICE
7.1 INTRODUCCIÓN………………………………………………………………………………………………………………… 44
1) División del trabajo ……………………………………………………………………………………………………………. 44
a) La división del trabajo tiene resultados positivos y negativos ……………………………………………… 44
b) El enfoque marxista sobre la división del trabajo ………………………………………………………………. 44
c) Algunas objeciones al enfoque marxista clásico sobre la división social del trabajo ………………. 44
d) Abolir división social manteniendo la necesaria división funcional……………………………………….. 44
e) División funcional y división social del trabajo pueden ser separadas………………………………….. 44
f) Cada persona debería realizar una parte igual de actividades en diferentes niveles funcionales 45
g) La abolición de la división social del trabajo es necesaria y posible actualmente ………………….. 45
2) Conciencia social………………………………………………………………………………………………………………. 45
a) Conciencia social dividida en conciencia necesaria y conciencia excedente ………………………… 45
b) Conciencia necesaria ……………………………………………………………………………………………………. 46
c) Conciencia excedente, actividades compensatorias y emancipatorias…………………………………. 46
d) Actividades que generan una conciencia subordinada o subalterna ……………………………………. 47
e) La división social del trabajo debe ser abolida para que se pase de una conciencia subalterna
a un autoactivada …………………………………………………………………………………………………………….. 48
f) Algunas actividades que generan una conciencia subalterna ……………………………………………… 48
7.3 LA DIVISIÓN FUNCIONAL DEL TRABAJO……………………………………………………………………………. 48
1) División funcional del trabajo es necesaria, pero no la social ………………………………………………….. 48
a) Distribuir las actividades para que todas las personas trabajen en varios niveles funcionales … 49
b) Clasificación de las actividades funcionales……………………………………………………………………… 49
2) División social del trabajo: actividades que permiten el desarrollo humano están concentradas en
pocas personas…………………………………………………………………………………………………………………….. 49
a) Todos deberían realizar tareas de planificación o gestión para superar la división entre trabajo
manual e intelectual………………………………………………………………………………………………………….. 50
b) Todos deberían realizar tareas domésticas y de atención a otros ……………………………………….. 50
c) División social del trabajo será superada si todos realizan actividades en cada categoría
funcional …………………………………………………………………………………………………………………………. 50
d) De las cinco categorías de actividad social, sólo una es psicológicamente improductiva ……….. 50
3) La planificación debería reducir al mínimo las actividades psicológicamente improductivas ……….. 51
4) Sistema educacional perpetua la división social del trabajo ……………………………………………………. 51
a) El tema de la “sobre -educación”…………………………………………………………………………………….. 52
5) La abolición de la división social del trabajo en el lugar del trabajo ………………………………………….. 52
a) El concepto de un solo trabajo a tiempo completo y para toda la vida es cada vez menos
apropiado………………………………………………………………………………………………………………………… 52
b) La división sexual o de género del trabajo es también discriminatorio …………………………………. 52
7.4 LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO…………………………………………………………………………………… 53
1) Abolición de la división social del trabajo: ¿una utopía? …………………………………………………………. 53
2) Consideraciones a tener en cuenta para superar la división social del trabajo…………………………… 53
a) Tendencia a ver la división social del trabajo como inevitable …………………………………………….. 54
b) Igualdad social entendida como igualdad de oportunidades……………………………………………….. 54
c) Igualdad social: igual acceso a recursos guiada por los requerimientos del desarrollo humano. 54
d) Mayor igualdad de estatus entre diferentes categorías de actividad ……………………………………. 54
e) Políticas buscan igualdad de oportunidades o de estatus, pero no transformar la distribución de
43
recursos ni de poder …………………………………………………………………………………………………………. 55
f) Igual acceso a recursos es lo que permite el autodesarrollo ……………………………………………….. 55
3) El objetivo debería ser no sólo que los subordinados controlen a sus superiores sino superar la
división entre ambos……………………………………………………………………………………………………………… 55
a) Que todos tengan la oportunidad de realizar una actividad en cada categoría ……………………… 56
b) ¿Por qué no poder coordinar la excelencia en actividades creadoras con actividades en otras
categorías? ……………………………………………………………………………………………………………………… 56
4) Argumentos para defender la división social del trabajo …………………………………………………………. 56
a) La escasez de recursos…………………………………………………………………………………………………. 56
b) Una mayor eficiencia …………………………………………………………………………………………………….. 56
c) Defensa de la eficiencia de la división del trabajo no consideran el aspecto auto -transformador
de lo que las personas hacen…………………………………………………………………………………………….. 56
d) Abolición de división social del trabajo no implica que todos hagan las mismas actividades…… 57
e) El pleno desarrollo humano requiere combinación de actividades, y no una especialización en
una de ellas …………………………………………………………………………………………………………………….. 57
7.5 EXPERTOS Y CIUDADANOS………………………………………………………………………………………………. 57
1) En lugar de abolir la experticia, lo que se requiere es su generalización…………………………………… 57
a) Opiniones expertas deben ser consideradas pero no acríticamente ……………………………………. 58
b) Desmitificación de los expertos requiere pluralidad y apertura de información ……………………… 58
2) Abolición de la división social del trabajo implica que todos sean expertos en algo……………………. 59
7.6 PRODUCCIÓN, PLANIFICACIÓN Y LAS PERSONAS ……………………………………………………………. 60
1) Abolición de la división social del trabajo busca tener sujetos autoactivados en una sociedad
autogobernada……………………………………………………………………………………………………………………… 60
2) Autodeterminación implica entorno más consistente con el desarrollo humano pleno………………… 60
a) Organización de la economía debe tener en cuenta que las actividades económicas también
“producen” personas…………………………………………………………………………………………………………. 60
b) Planificación de la producción para que la división social del trabajo sea abolida y se logre el
desarrollo humano pleno …………………………………………………………………………………………………… 60
3) Se debe planificar maximizando las actividades psicológicamente productivas…………………………. 61
a) Economía y recursos en función de las necesidades de la gente, no viceversa ……………………. 61
b) Un sistema de planificación democrática basado en la coordinación negociada promueve el
desarrollo humano pleno …………………………………………………………………………………………………… 62
44
Página 162
7.1 INTRODUCCIÓN
1) DIVISIÓN DEL TRABAJO
a) La división del trabajo tiene resultados positivos y negativos
La división del trabajo es una figura omnipresente en la vida social. Permite la especialización y con
ello el incremento de la eficiencia en el cumplimiento de cierto tipo de trabajos. Permite a algunas
personas concentrarse en el trabajo que más prefieren. Al mismo tiempo la división del trabajo y la
especialización también producen estrechez y han estado asociadas históricamente a la desigualdad.
b) El enfoque marxista sobre la división del trabajo
El planteamiento marxista clásico acerca de la necesidad de abolir la división del trabajo y,
particularmente la distinción entre el trabajo intelectual y el trabajo manual, surge del
reconocimiento de las consecuencias alienantes y distorsionantes de la especialización estrecha y de
la desigualdad inherente a un ordenamiento jerárquico de las personas dentro del proceso de trabajo.
Era un objetivo a ser alcanzado gradualmente, en el largo plazo, una de las características centrales
de una sociedad plenamente comunista.
c) Algunas objeciones al enfoque marxista clásico sobre la división social del trabajo
Este enfoque marxista clásico acerca de la división del trabajo ha sido objetado desde hace mucho
tiempo como una utopía ingenua y, aún peor, como amenazadoramente utópico e intolerante:
utópico en base a que no todo el mundo es capaz de hacer todo; e intolerante debido a una supuesta
implicación de una uniformidad colectivista impuesta.
Por otra parte está la objeción de que la abolición de la división del trabajo es impracticable ya que
la sociedad moderna está construida en base a una actividad cooperativa compleja donde cada
persona tiene un papel que jugar. Para muchos marxistas, así como para no marxistas, la abolición
de la división del trabajo no es vista hoy como una salida.
En cambio, se pone énfasis en una difícil combinación de igualdad de oportunidades en la
competencia por entrar a diferentes ocupaciones y en la igualdad en el status entre las distintas
ocupaciones.
d) Abolir división social manteniendo la necesaria división funcional
La mayor excepción de los años recientes ha sido Bahro, en cuyo trabajo baso fundamentalmente la
argumentación de este capítulo. Su principio rector, que comparto, es que la sociedad ha llegado a
un nivel de desarrollo tal que ahora es posible separar la jerarquía funcional que es necesaria para
organizar aspectos centrales de la vida social de la jerarquía de la estructura social con la que ha
sido históricamente asociada.
Página 163
La distinción esencial es entre la división funcional o técnica del trabajo y la división social o
tradicional. El argumento es que ahora es posible abolir la división social del trabajo manteniendo la
división funcional, con personas que comparten entre ellas los diferentes niveles de las actividades
funcionales que son necesarias.
e) División funcional y división social del trabajo pueden ser separadas
45
La división funcional del trabajo se refiere a los diferentes tipos de trabajo específico, a las
diferentes tareas que deben ser ejecutadas en una sociedad dada, mientras que la división social del
trabajo consiste en la estratificación social de las personas en grupos que poseen un poder social
diferente basado en relaciones de dominación y subordinación.
Históricamente ambas se han fusionado. Como la mayoría de la gente emplea todo su tiempo de
trabajo realizando tareas funcionales al mismo nivel, frecuentemente la misma tarea especializada,
la característica de estas tareas y de las personas que las llevan a cabo tienden a confundirse. Una
minoría de personas emplea su tiempo en planificar y regular el trabajo de otros, y estos otros pasan
su vida siendo planificados, dirigidos y regulados en el trabajo por otros. La jerarquía técnica de las
tareas funcionales es paralela a una jerarquía social de personas con diferente poder y status.
Bahro argumenta, citando a Marx, que mientras en el pasado hubo la necesidad de fusionar ambas
jerarquías, hoy en día éste no es el caso. La jerarquía técnica en las tareas funcionales sigue siendo
una necesidad objetiva de organización social de la vida; pero la jerarquía social históricamente
asociada es cada vez más anacrónica.
Actualmente, en cambio, existe la posibilidad de que la planificación, dirección y regulación de la
vida social, ya no sea facultad de un sólo grupo social diferenciado sino que llegue a ser propiedad
de todas las personas, de personas autoactivadas en una sociedad autogobernada.
f) Cada persona debería realizar una parte igual de actividades en diferentes niveles funcionales
Por eso Bahro argumenta: “Cada persona debe realizar una parte igual de actividades en diferentes
niveles funcionales: en la planificación, en la gestión y regulación de lo social así como en las
funciones subordinadas que son necesarias.
g) La abolición de la división social del trabajo es necesaria y posible actualmente
La abolición de la división social del trabajo es necesaria para que las personas lleguen a ser
autoactivadas y autogobernadas.
Es posible porque en la sociedad capitalista avanzada y en los países estatistas, el potencial
productivo se ha desarrollado hasta tal punto que el excedente social que va más allá de los
requerimientos de la satisfacción de las necesidades de subsistencia, es suficiente para proveer a
cada uno los recursos necesarios para el autodesarrollo que necesita una persona para llegar a ser
autoactivada.
2) CONCIENCIA SOCIAL
La subversiva y revolucionaria vuelta que Bahro da a las precondiciones marxistas clásicas para el
socialismo/comunismo es [p.164] lo que conduce a la discusión en términos, no de excedente de
trabajo o de excedente de productos, sino de un excedente de conciencia.
Página 164
Él insiste que son las características de las actividades en las que las personas se involucran, en lo
que ocupan su tiempo, lo que retarda o adelanta su desarrollo hacia llegar a ser sujetos
autoactivados.
Por esto describe el proceso de superación de la división social del trabajo como uno que involucra
una revolución cultural.
a) Conciencia social dividida en conciencia necesaria y conciencia excedente
El análisis de Bahro parte de un análisis abstracto del concepto de conciencia social, la que divide
en conciencia necesaria o absorbida y conciencia excedente.
46
b) Conciencia necesaria
La conciencia necesaria es aquella parte de la conciencia social usada para producir los
requerimientos básicos de la existencia humana. Cubre la rutina de la producción y reproducción y
también la jerarquía del conocimiento asociado a ella. La conciencia excedente es lo que queda. Es
una conciencia libre, no requerida para la organización y producción de las condiciones de la vida
cotidiana, pero disponible para hacer lo bueno o lo malo de acuerdo a las posibilidades ofrecidas por
la forma en que la sociedad se estructura.
c) Conciencia excedente, actividades compensatorias y emancipatorias
La conciencia extra o excedente es usada de dos maneras: para actividades compensatorias o para
actividades emancipadoras.
(…) “Los intereses compensatorios, primero que todo, son el resultado inevitable de una sociedad
que restringe y atrofia el crecimiento y desarrollo de innumerables personas en su edad más
temprana. Las correspondientes necesidades son alcanzadas mediante satisfacciones sustitutivas.
Las personas deben ser indemnizadas, a través de la posesión y el consumo máximo de cosas y
servicios posibles… por el hecho de que no pueden satisfacer sus necesidades humanas más
auténticas.
”Los intereses emancipadores, por otra parte, están orientados al crecimiento, diferenciación y
autorealización de la personalidad en todas las dimensiones de la actividad humana”.17
17 Bahro, R. (1978): The Alternative in Eastern Europe (London, New Left Books), p. 272.
47
Página 165
Figura 7.1- Diagrama de Bahro sobre la conciencia social
Conciencia social
Excedente Necesaria
Actividad Actividades
emancipadora de conocimiento
jerárquicamente
organizadas
Actividades Actividades de producción
compensatorias y reproducción inmediata
En la medida en que el nivel educacional y cultural de la sociedad se eleva, ocurre lo mismo con la
conciencia excedente, ella pasa a ser más importante que la conciencia necesaria, pero, sin embargo,
la existente división social del trabajo impide que este desarrollo de la conciencia excedente tome la
forma de actividad emancipadora. Por el contrario, la conciencia excedente es canalizada hacia
actividades compensatorias, especialmente hacia el consumo privado. Como las actividades
compensatorias tienden a ser psicológicamente improductivas, se acumula el descontento y todo eso
constituye un creciente potencial de cambio. Al mismo tiempo, el creciente consumo compensatorio
plantea graves problemas ecológicos. Por lo tanto, la abolición de la división social del trabajo no
sólo es posible sino también necesaria. No puede ser considerada como un futuro distante, el futuro
utópico comunista debe comenzar ahora.
d) Actividades que generan una conciencia subordinada o subalterna
La conciencia necesaria y la conciencia excedente están presentes en cada persona aunque en
diferentes proporciones. Lo que caracteriza la conciencia necesaria tanto en el capitalismo como en
las sociedades estatistas es que se trata de una conciencia subordinada.
Hay dos aspectos de la actividad que producen esta conciencia subordinada:
1) La actividad funcional confinada a la ejecución de tareas parciales, cuyo desarrollo no requiere
conceptualizar ni operar a nivel del sistema o subsistema como un todo.
2) Experiencias completamente confinadas a actividades dirigidas por otros producen una
conciencia respetuosa, debido a la permanente subordinación a otros, y [p.166] opositora, porque se
produce una resistencia a esa subordinación.
48
Página 166
La subordinación tiene como resultado que las personas desempeñen el papel de objetos y sean
tratadas como tales y esto impide que decidan sobre sus propias actividades.
e) La división social del trabajo debe ser abolida para que se pase de una conciencia subalterna a
un autoactivada
La alternativa es que las personas lleguen a ser sujetos autoactivados, que decidan por sí mismos
cómo debe ser organizada la vida social en base a una visión global de la sociedad, y dentro de ese
marco, que realicen su parte de las actividades necesariamente planificadas y dirigidas y también la
parte que les corresponda de las tareas parciales necesarias.
Pero, para ser capaz de participar efectivamente en las actividades sociales planificadas y dirigidas
se requiere en general tanto de la experticia ganada a través de una educación superior como de la
experiencia ganada en la participación en sí. Por lo tanto, para superar la subordinación debe ser
abolida la división social del trabajo.
f) Algunas actividades que generan una conciencia subalterna
En las sociedades actuales, las actividades de rutina que conciernen a la inmediata producción y
reproducción son evidentemente subordinadas y dan lugar al fenómeno generalizado de la
alienación, y favorecen el nihilismo y la apatía.
También son actividades muy subordinadas las que conciernen a la planificación y dirección dentro
de la jerarquía del conocimiento organizado, porque en la sociedad existente éstas están
inseparablemente ligadas a posiciones dentro de la jerarquía del poder social. Excepto en los niveles
más altos, estas relaciones envuelven relaciones de subordinación a los niveles superiores y de
imposición a los niveles inferiores.
Sin embargo, la situación es contradictoria. Las actividades de alto nivel y dentro de la jerarquía del
funcionamiento técnico requieren cada vez más habilidades para conceptualizar y operar sistemas y
subsistemas como un todo, lo que implica la gran posibilidad de trascender la conciencia
subordinada. Pero para acceder a esas actividades se requiere competir y ocupar una posición dentro
de la jerarquía del poder social, lo que tiende a producir conciencia subalterna.
Las personas cuya conciencia necesaria ha sido usada en formas que producen subordinación
tenderán a ser incapaces de emplear su conciencia excedente en actividades emancipadoras, ya que
ésta requiere autonomía y auto activación. Por el contrario, tenderán a buscar actividades
compensatorias.
Bahro correctamente piensa que la principal actividad compensatoria está en el consumo privado.
Página 167
La crucial desigualdad en la sociedad moderna está en la distribución, no de los productos sino del
acceso a actividades emancipadoras que contribuyan al desarrollo y crecimiento personal.
7.3 LA DIVISIÓN FUNCIONAL DEL TRABAJO
Página 168
1) DIVISIÓN FUNCIONAL DEL TRABAJO ES NECESARIA, PERO NO LA SOCIAL
La objeción de que es poco práctico abolir la división del trabajo porque la sociedad moderna está
construida sobre una actividad cooperativa compleja es evidentemente válida si se refiere al hecho
de que deben realizarse muchas diferentes tareas funcionales.
49
Una división funcional del trabajo es necesaria en cualquier organización social desarrollada. Lo
que no es necesario es la división social del trabajo.
A nivel horizontal, podemos ver que en un mismo nivel encontramos diferentes tipos de destrezas
manuales, en otro nivel también podemos encontrar una serie de destrezas profesionales; pero en la
dimensión vertical las primeras generalmente son situadas en un nivel más bajo que las últimas.
Tanto la división horizontal como vertical del trabajo funcional horizontal son necesarias. Es
imposible que la gente pueda realizar todo tipo de tareas en cada nivel. No puede ser igualmente
diestra en todas las actividades y tampoco puede ejercerlas simultáneamente en todo los niveles
verticales.
a) Distribuir las actividades para que todas las personas trabajen en varios niveles funcionales
Sin embargo, podemos imaginarnos que dentro del tiempo de vida de la persona, ésta pueda
desarrollar al menos una actividad en cada nivel del día funcional. Si el objetivo es abolir la división
social del trabajo, para poder compartir las diferentes tareas que se desarrollan en cada nivel
funcional, es necesario clasificar los diferentes tipos de tarea de acuerdo a sus características
intrínsecas, es decir, las características que determinan su importancia para contribuir al desarrollo
personal.
b) Clasificación de las actividades funcionales
Página 169
Bahro identifica cinco niveles de actividades funcionales dentro de todo el trabajo social:
1. Trabajo simple y esquemático que demanda conocimiento experiencial particularizado;
2. Trabajo complejo especializado que involucra conocimiento generalizado, vocacional,
experiencial;
3. Trabajo que involucra la aplicación de principios científicos y tecnológicos establecidos;
4. Trabajo científico creador;
5. Trabajo que está relacionado con la comprensión y toma de decisiones a nivel de la economía o
de la sociedad como un todo.18
2) DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO: ACTIVIDADES QUE PERMITEN EL DESARROLLO HUMANO ESTÁN
CONCENTRADAS EN POCAS PERSONAS
En relación con la abolición de la división social del trabajo hay que considerar que los diversos
niveles de actividad dentro de la jerarquía funcional demandan diferentes habilidades de las
personas. Y son más o menos gratificantes en términos de su potencial para el desarrollo humano,
en el sentido de ser psicológicamente productivas. De ello deriva que, si la persona pasa toda su
vida trabajando en el mismo nivel de actividad funcional, las actividades que conduzcan al
desarrollo humano estarían monopolizadas por un grupo de personas, mientras que otras estarían
confinadas a actividades psicológica e intelectualmente poco gratificantes y su desarrollo humano
estaría atrofiado. A esto es a lo que se refieren los clásicos escritos marxistas cuando hablan del
pauperismo intelectual.
Pero no sólo pierden los que están confinados a estas actividades poco gratificantes, sino también
los que monopolizan las actividades gratificantes pues estos viven en verdaderos ghetos. Su
18 Bahro, R. (1978): The Alternative in Eastern Europe (London, New Left Books), p. 164.
50
conocimiento del sistema funcional y social es limitado. La falta de conocimiento de la experiencia
práctica es limitante personalmente.
Por eso la abolición de la división social del trabajo incrementará la efectividad de la organización
social y, por lo tanto, la posibilidad para una autodeterminación colectiva e individual.
a) Todos deberían realizar tareas de planificación o gestión para superar la división entre trabajo
manual e intelectual
Bahro hace particular énfasis, y concuerdo con él, en la necesidad de que cada persona tenga acceso
a una experiencia de actividad a nivel de la totalidad, es decir de una actividad que implique
planificar y gerenciar [p.170] el sistema como un todo.
Página 170
No hay substituto para esta experiencia si la persona quiere trascender su conciencia subordinada,
para llegar a ser autoactivada y autogobernada. Esto último es lo que se llama la superación de la
división entre trabajo mental y trabajo manual.
b) Todos deberían realizar tareas domésticas y de atención a otros
Más aún, el enfoque feminista ha agregado una dimensión nueva y crucial al análisis de la división
funcional del trabajo insistiendo en la centralidad del trabajo doméstico, del cuidado de los niños y
las habilidades interpersonales.
c) División social del trabajo será superada si todos realizan actividades en cada categoría
funcional
Una manera de incorporar esta nueva dimensión al marco utilizado es que dividamos cada nivel
horizontal de los grupos o entidades funcionales en dos. De esta manera el nivel funcional que cubre
trabajo manual especializado, o trabajo profesional, sería dividido en trabajos que conciernen
primariamente la alimentación de las personas y trabajos de carácter impersonal. En un sentido, el
mismo nivel de experticia se requeriría para ambas subdivisiones; en otro sentido la cualidad de las
demandas hechas en relación con las potencialidades humanas y el tipo de autodesarrollo ofrecido
diferiría. Pero para nuestros objetivos no es necesario llegar a una clasificación definitiva de todas
las categorías de actividad social. Basta el acuerdo de que la multiplicidad de tareas funcionales que
habrá que realizar en una sociedad pueda ser agrupada en categorías que tienen características
significativamente diferentes.
La abolición de la división social del trabajo consiste entonces en moverse hacia una situación en la
cual cada uno elige su parte en cada categoría de la actividad funcional.
d) De las cinco categorías de actividad social, sólo una es psicológicamente improductiva
Ilustraré lo que esto puede significar en relación con las cinco categorías de actividad social en lo
que parecería deseable que cada uno participara.
Ellas son:
1) actividades de planificación y gestión
2) actividades creativas
3) actividades de crianza
4) actividades especializadas
5) actividades no especializadas y repetitivas.
Las cuatro primeras categorías, liberadas de las relaciones de dominación y subordinación que
derivan de la jerarquía del poder social, son de diferentes maneras psicológicamente productivas y
51
contribuyen a la realización de la potencialidad humana, la quinta categoría es psicológicamente
improductiva.
3) LA PLANIFICACIÓN DEBERÍA REDUCIR AL MÍNIMO LAS ACTIVIDADES PSICOLÓGICAMENTE IMPRODUCTIVAS
Y por lo tanto el objetivo de la planificación sería reducir su cantidad [de las actividades
psicológicamente improductivas] al mínimo. Sin embargo, es muy probable que nunca se complete
la plena abolición de esas actividades y, por lo tanto, ellas deberían ser compartidas por todos.
Página 171
Figura 7.2- Categorías de actividad social
Categoría de actividad social Ejemplos dentro de cada categoría
Planificación y gestión gestión de órganos responsables de servicios
funcionales
gestión de unidades de producción y otros centros
de trabajo
gestión de grupos autogobernados que sirven en órganos
representativos
Creativo artista, científico
diseño
algunos niveles de educación superior e investigación
algunos profesionales
De Crianza cuidado de la juventud, los enfermos, las
personas con discapacidad, los ancianos
apoyo personal
educación primaria
Especializadas educación secundaria
trabajo manual especializado y técnico
trabajo especializado no manual
alguna educación superior e investigación
algunos profesionales
No especializadas y repetitivas ensamblaje
limpieza y trabajo doméstico
mecanografía
conducción
El orden en que están descritas las diferentes categorías no mantiene relación con su deseabilidad o
valorización.
Página 172
4) SISTEMA EDUCACIONAL PERPETUA LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO
La abolición de la división social del trabajo, la reestructuración de la vida social para permitir que
cada uno se comprometa con parte de las actividades en cada una de las categorías del trabajo
social, tiene implicaciones para la organización de la educación, el trabajo y la vida en el hogar.
Tanto las sociedades capitalistas como en las sociedades estatistas, la educación y el sistema
educacional están estructurados para perpetuar la división social del trabajo existente. Las personas
52
son educadas para prepararse para el nivel apropiado en la categoría de trabajo social que se espera
que realicen durante toda su vida. Esto es lo que está en la base del concepto de planificación de la
mano de obra. Hay una igualdad formal de oportunidades en la competencia por entrar a más altos
niveles de educación, pero la proporción en la que estos diferentes niveles educacionales están
disponibles corresponde a la estructura piramidal de la existente jerarquía funcional y social de la
división del trabajo.
a) El tema de la “sobre -educación”
En contraste, Markus y Hegedus han propuesto como objetivo la“sobre-educación”. Esta palabra
significa dos cosas. Primero, que las personas deben recibir una educación general mayor de la que
se necesita para cualquier desempeño específico en la división funcional del trabajo; y segundo, que
más personas deben ser entrenadas para cada rol funcional de lo que realmente se necesita.19
La sobre-educación en estos dos sentidos hace [p.173] posible que la persona esté entrenada para
más de un rol específico y que pueda participar en cada nivel funcional.
Página 173
5) LA ABOLICIÓN DE LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO EN EL LUGAR DEL TRABAJO
Dentro del lugar de trabajo es posible pensar en compartir actividades en los distintos niveles. La
responsabilidad de conducir un departamento de una empresa o un servicio podría ser una tarea
rotativa.
Una parte importante del trabajo no especializado o repetitivo, como la limpieza o la tipografía,
puede ser realizado por una misma persona junto a actividades creativas, de crianza o
especializadas.
a) El concepto de un solo trabajo a tiempo completo y para toda la vida es cada vez menos
apropiado.
Semanas, años, vidas de trabajo más cortas y más flexibles harán posible que las personas cambien
de trabajo, se reeduquen para diferentes roles funcionales, combinen actividades pagadas y no
pagadas, y pasen menos tiempo en actividades pagadas.
Las personas tienden a tener diferentes preocupaciones y a sentirse más cómodos con diferentes
tipos de actividades en diferentes estadios de su vida.
La responsabilidad real que implica criar a niños difícilmente puede ser combinada con una carrera
a tiempo completo.
Un trabajo manual pesado o jornadas largas y no sociales tal vez sería mejor realizarlas cuando se es
joven.
b) La división sexual o de género del trabajo es también discriminatorio
La división sexual o de género del trabajo se hace evidente en los centros de trabajo, donde las
mujeres son concentradas en los trabajos peor remunerados, de servicios y a tiempo parcial; y en la
vida doméstica, donde la mujer sirve al hombre y se ocupa de los jóvenes, los enfermos y los
ancianos.
19 Markus, M y Hegedus, A. (1976): “Free Time and Division of Labour”, in Hedegus, A. et al (1976): The Humanisation
of Socialism (London, Allison and Busby), p. 121.
53
Una reestructuración de la educación y del trabajo pagado hará posible la redistribución del trabajo
doméstico, tanto el de alimentación como el de la crianza.
Será necesario hacer cambios dentro y fuera del hogar, junto al desarrollo de una nueva forma de
intervención en esta materia por parte de la comunidad o del estado, probablemente entre ambos.
En la esfera del trabajo pagado, la abolición de la división sexual del trabajo requiere, entre otras
cosas, que abandonemos el criterio de que el trabajo de crianza de los niños es sólo como un trabajo
de la mujer. Tanto en el hogar como en la comunidad se requerirá una continua lucha para terminar
con la doble esclavitud de la mujer, procurando que el hombre también contribuya y comparta esos
trabajos.
7.4 LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO
Página 174
1) ABOLICIÓN DE LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO: ¿UNA UTOPÍA?
Pero, ¿por qué, luego de todo lo expresado anteriormente, está tan expandida la opinión de que la
abolición de la división social del trabajo es algo utópico?
Podría tratarse de un problema de terminología originado en una incapacidad de distinguir entre
división funcional del trabajo y división social del trabajo. Referencias a la división entre gerentes y
gestionados, gobernantes y gobernados, pueden ser vistas como una diferencia de papeles
funcionales que pueden ser desempeñados en cualquier momento de la vida, en lugar de una
división más o menos permanente y de por vida entre los que administran y los administrados.
Puede tratarse también de un problema referido a cuándo lograrlo, hay quienes sostienen que
todavía no están maduras las condiciones para ello.
2) CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA PARA SUPERAR LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO
Sin embargo, cualquiera sea la posición de los distintos escritores, debemos enfrentar ciertas
cuestiones reales:
1) ¿Pueden funcionar todas las personas en cada nivel? Es posible que aquellos que operan al más
alto nivel de la jerarquía funcional puedan hacer su propia mecanografía, vaciar sus basureros, y
trabajar en líneas de montaje, pero ¿será verdad lo opuesto?
2) Aún si en principio cada uno pudiese desempeñar funciones en cada nivel, [p.175] ¿no será
necesario dedicar todo el tiempo de la vida para lograr la experticia y la experiencia que requieren
algunas actividades funcionales o algunos niveles artísticos o de excelencia científica?
Página 175
3) ¿Ha alcanzado la productividad laboral un desarrollo lo suficientemente alto como para que haya
recursos para que todos sean educados y entrenados al nivel necesario para poder operar en cada
nivel funcional, suponiendo que tienen capacidad para ello?
4) Suponiendo que todos podamos asumir tareas en cada categoría del trabajo social y que existan
recursos disponibles para hacer esto posible, ¿tal vez las personas son relativamente mejores en
algunas tareas que en otras, y desean concentrarse en aquellas en que son mejores o que prefieren?
Explícita o implícitamente la respuesta a estas preguntas parte de la base de algo que suele asumirse
en los actuales debates sobre democracia y socialismo: la división social del trabajo, entendida
54
como la dedicación de la gente durante su vida a una actividad funcional, seguirá existiendo en el
futuro cercano.
a) Tendencia a ver la división social del trabajo como inevitable
En lugar de buscar la abolición de la división social del trabajo, el énfasis se pone en crear una
mayor igualdad dentro de ese marco, y de lograr un control cada vez mayor sobre los gobernantes
por los gobernados.
La fortaleza de este enfoque es que parte de la realidad actual. Sus preocupaciones son una parte
esencial del proceso de avance hacia la abolición de la división social del trabajo y de la creación de
una sociedad autogobernada.
Sin embargo, su debilidad potencial está en que, al asumir una división permanente entre las
personas y al buscar vislumbrar una manera más humana de vivir esta división, se corre el peligro
de confirmar y perpetuar la desigualdad, en lugar de confrontarla y contribuir a su erosión y
eventual abolición.
b) Igualdad social entendida como igualdad de oportunidades
Avanzar hacia una mayor igualdad social dentro de un marco de división funcional y social del
trabajo tendría dos aspectos.
El primero es una mayor igualdad de oportunidades: idealmente la creación de condiciones
económicas, sociales y personales que transformen la igualdad de oportunidades formalmente
existente en una igualdad de oportunidades real.
Esto puede significar una de dos cosas. Idealmente se parte de la base de que las personas entran en
la carrera de la vida en términos iguales. Esto significa que bastaría con determinar cuáles son los
requerimientos funcionales de una determinada sociedad, de precisar su número, de someterlos a
concurso sin que haya ninguna discriminación. Teniendo igualdad de oportunidades, según este
ideal, el éxito o el fracaso en este concurso dependerán de las características individuales.
Página 176
c) Igualdad social: igual acceso a recursos guiada por los requerimientos del desarrollo humano
Alternativamente, la igualdad de oportunidades podría significar que las personas tengan igual
acceso a los recursos que requieren para desarrollar sus potencialidades en forma completa. Estos
recursos no sólo son materiales sino también culturales, y su apropiación requiere de un
compromiso activo de la persona, que aprende realizando actividades dentro de cada categoría del
trabajo social. Esta interpretación acerca de la igualdad de oportunidades es compatible con, o
posiblemente equivalente a, la abolición de la división social del trabajo.
En este caso, en lugar de conformar la educación, el entrenamiento y la experiencia laboral de la
gente, de acuerdo a los requerimientos del trabajo social, el trabajo social debe conformarse de
acuerdo a los requerimientos del desarrollo de las personas.
d) Mayor igualdad de estatus entre diferentes categorías de actividad
El segundo aspecto, referido al logro de la mayor igualdad en el contexto de la continua división del
trabajo, es visto como un movimiento hacia una mayor igualdad de estatus entre diferentes
categorías de actividad.
El que las personas hagan diferentes cosas no es visto como un problema. Lo que constituye un
problema, se argumenta, es que la sociedad valore diferentes actividades de forma diferente y que
55
les otorgue un diferente status. Hay muchos trabajos altamente remunerados que la gente considera
inútiles.
El argumento es que todas las categorías de actividad, aunque no todas las actividades de cada
categoría, son socialmente necesarias y deberían ser, por lo tanto, consideradas y valoradas de igual
forma. Lo que se necesita, por lo tanto, es cambiar la percepción, y quizás cambiar el pago. Las
personas podrían elegir, de acuerdo a sus habilidades y preferencias, entre roles funcionales
igualmente recompensados con diferentes formas de combinación de satisfacciones extrínsecas e
intrínsecas.
El problema de este argumento es que aunque hay algo de cierto en él, no dice mucho, porque salvo
el trabajo de la mujer que sistemáticamente es desvalorizado, en general todos los otros trabajos son
valorizados en relación con la esencia de autodesarrollo que tienen. La razón por la cual los trabajos
no especializados y repetitivos tienen un status bajo es porque lo merecen. No hay nada que se diga
sobre una vida dedicada a un trabajo ingrato, aunque necesario, para la sociedad.
Página 177
e) Políticas buscan igualdad de oportunidades o de estatus, pero no transformar la distribución de
recursos ni de poder
Dentro de las categorías especializadas la situación es más complicada. Actividades manuales o
profesionales especializadas que tienen un status alto en determinadas sociedades y que reflejan la
historia y el poder social de particulares intereses, muy a menudo son apuntaladas por los sindicatos
o la influencia de asociaciones profesionales.
Políticas que incrementen la igualdad social, incrementando la igualdad de oportunidades y
alterando la evaluación social de diferentes grupos de trabajo parecen ser contradictorias. Por una
parte, subvierten la actual distribución de recursos y poder. Por el otro lado, en ausencia de un
elemento transformador, son consistentes con una visión conservadora de una sociedad
meritocrática en la cual la monopolización de los recursos culturales y el continuo ejercicio del
poder social por los triunfadores son escondidos bajo una ideología espuria del igualitarismo.
f) Igual acceso a recursos es lo que permite el autodesarrollo
Un elemento transformador podría ser usado si se interpreta la igualdad de oportunidades, no como
una oportunidad de competir por espacios limitados, sino como la igual posibilidad de acceso a los
recursos que permiten el autodesarrollo.
Si esta visión implica un acceso a las diferentes categorías de la actividad social, significaría
entonces moverse conscientemente hacia la abolición de la división social del trabajo.
3) EL OBJETIVO DEBERÍA SER NO SÓLO QUE LOS SUBORDINADOS CONTROLEN A SUS SUPERIORES SINO
SUPERAR LA DIVISIÓN ENTRE AMBOS
Una objeción similar podría aplicarse al argumento de que el objetivo debería ser encontrar caminos
para permitir que los gobernados ejerzan más efectivamente el control sobre los que gobiernan en
lugar de buscar la abolición de la distinción entre los dos.
Políticas dirigidas a lograr una mayor información y rendición de cuentas, son esenciales como
parte del proceso hacia el autogobierno de la sociedad. Sin embargo, su efectividad es
necesariamente limitada. La perspectiva de una permanente división del pueblo entre gobernantes y
gobernados es consistente con la perpetuación de la pasividad política y el sometimiento de parte de
los gobernados al poder social de los gobernantes, esta vez por una ideología de control
democrático no participativo.
56
a) Que todos tengan la oportunidad de realizar una actividad en cada categoría
La manera de [p.178] descubrir si cada uno es capaz de realizar una actividad en cada categoría, es
asegurar que la persona tenga la posibilidad de hacerlo. Esto significa planificar la actividad social
de una manera tal que cada quien tenga acceso a todas las categorías de actividades, sin que eso
prive a otros de tener también acceso a ellas.
Página 178
La cuestión de saber si la experticia y la experiencia necesarias para un determinado tipo de trabajo,
para lograr los más altos niveles de excelencia artística y científica, requieren de una especialización
de por vida es, a primera vista, algo complicado.
b) ¿Por qué no poder coordinar la excelencia en actividades creadoras con actividades en otras
categorías?
Tiempo, ante todo, es lo que se necesita para que toda actividad tenga sentido, tal vez especialmente
para la actividad creadora. Pero, ¿por qué no sería posible alcanzar la excelencia en una actividad y,
al mismo tiempo, durante el tiempo de vida, poder también desarrollar actividades en otras
categorías?
Yo sospecho que el elemento determinante es el ethos social.
Si existe una expectativa social, en el sentido de que la gente debería hacer su parte en cada
categoría de actividad, para permitir que otros también hagan lo mismo, y que la sociedad
planifique para que eso se logre, yo creo que la gente encontraría formas de hacerlo, aunque es
posible que puedan existir excepciones aceptables tanto social como moralmente.
4) ARGUMENTOS PARA DEFENDER LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO
a) La escasez de recursos
La existencia de recursos es quizás el mayor desafío.
Los que niegan la posibilidad de la abolición de la división social del trabajo frecuentemente lo
hacen sosteniendo que siempre habrá escasez, que un estado de abundancia es sólo un sueño.
El argumento tiene dos aspectos. El primero dice que no se podrá contar con los recursos necesarios
para que todos alcancen un nivel de educación superior.
b) Una mayor eficiencia
Segundo, el argumento convencional de que no se puede lograr eficiencia e igualdad
simultáneamente pues hay que sacrificar una cosa por otra, y que la desigualdad es justificable si
resulta en mayores producciones que nos hacen estar mejor a todos, es extendido a la división social
del trabajo.
Se argumenta que si las personas son relativamente mejores haciendo algunas cosas que otras, es
ineficiente que ellas roten ya que la producción sería menor del que podría lograrse y algunas
personas estarían peor de lo que podrían estar en caso contrario.
Sin embargo, siguiendo a Bahro, ya he argumentado que, al menos en las sociedades avanzadas, el
problema primariamente no es de recursos materiales sino culturales.
c) Defensa de la eficiencia de la división del trabajo no consideran el aspecto auto -transformador
de lo que las personas hacen
Página 179
57
El argumento para defender la división social del trabajo se basa en que la eficiencia es una
aplicación de la teoría de las ventajas comparativas, y es vulnerable por la misma razón. El
argumento de la ventaja comparativa para la especialización internacional del comercio es un
argumento de corto alcance y que asume que en cada país existe una dotación de los distintos
factores de producción independiente del patrón de especialización.
El argumento comparable para la división social del trabajo asume que el talento de las personas y
sus habilidades, son independientes de lo que estas personas hacen. En este sentido es también un
argumento de corto alcance, basado en lo que las personas son, sin incorporar ninguna
consideración acerca del aspecto transformador, lo que significa la dinámica hacia la cual esas
personas pueden ir avanzando. Por supuesto que, aún si la abolición de la división social del trabajo
llegase a tener resultados algo menos eficientes, en un sentido estrechamente económico, lo que
además es improbable, ésta podría ser preferible, a pesar de ello, si nos basamos en valores que dan
prioridad al mayor desarrollo humano posible.
d) Abolición de división social del trabajo no implica que todos hagan las mismas actividades
Finalmente, surge una cuestión: las personas pueden preferir algunas actividades que otras. Todos
podemos ser mejores en algunas cosas más que en otras y podemos preferir concentrarnos en ellas,
independientemente de cualquier consideración sobre la eficiencia. En todo caso, ¿no sería la
sociedad en la que todos hiciéramos lo mismo algo muy monocromático y aburrido?
Aunque este argumento surge muy frecuentemente, se basa en una comprensión errada. Dentro de
cada categoría de actividad hay cabida para la variedad y la elección: entre diferentes trabajos
especializados, entre en el cuidado de la juventud o de los ancianos, entre diferentes formas de
actividad creativa, entre la planificación y la gestión de diferentes actividades sociales. Aún las
actividades no especializadas pueden ser de diferente tipo: realizadas en el exterior o en el interior,
manuales o no manuales. La abolición social del trabajo no implica que en el curso de la vida cada
uno tenga que hacer exactamente la misma cosa.
e) El pleno desarrollo humano requiere combinación de actividades, y no una especialización en
una de ellas
Sin embargo, esto no debe tomarse como un argumento en favor de la especialización entre las
categorías. Esa especialización es evidentemente mala para quienes tienen que realizar actividades
ingratas. Y es también malo para aquellos que se dedican a una sola de las actividades
psicológicamente productivas. Parece poco probable que las potencialidades humanas puedan ser
confinadas a una sola categoría.
El desarrollo más completo parecería requerir de una combinación de actividades a través de
categorías, más que una especialización en una sola categoría. La variedad entre las personas se
acrecentará en la medida en que la especialización existente dentro de una categoría de actividad
llegue a ser una combinación de especializaciones sacadas de las cinco categorías.
Tanto la vida social como personal probablemente llegarán a ser infinitamente más ricas.
7.5 EXPERTOS Y CIUDADANOS
1) EN LUGAR DE ABOLIR LA EXPERTICIA, LO QUE SE REQUIERE ES SU GENERALIZACIÓN
Página 180
A veces se ha sugerido que el logro de una sociedad autogobernada requeriría la simplificación de
las tareas funcionales de planificación y gestión de las actividades sociales de tal forma que todos
puedan asumirlas en cualquier momento.
58
Por otro lado, parecería ser que la experticia que involucra la política, la economía y la vida social
se estaría incrementando en lugar de decrecer. Si esto ocurre, una efectiva participación en el
autogobierno requeriría más experticia en lugar de menos y, como no todos podemos ser expertos
en todo, eso significa que la posibilidad de movernos hacia el autogobierno estaría condenada al
fracaso.
El desarrollo de la sociedad civil al estadio en el cual ha llegado a ser autogobernada, no puede
lograrse sin haber superado la tiranía del experto.
Sin embargo, muy lejos de querer abolir la experticia, lo que se requiere es su generalización.
a) Opiniones expertas deben ser consideradas pero no acríticamente
Horvat, en el contexto de la discusión sobre cómo las empresas económicas deberían ser manejadas,
plantea una muy clara distinción entre lo que él llama:
(…) la esfera de interés y la esfera profesional… la primera consiste en la política de las
decisiones, la última se refiere a la rutina del trabajo profesional y administrativo. Las decisiones
políticas son legitimadas por la autoridad política, y las administrativas, por la autoridad
profesional. Las primeras representan juicios de valor, las segundas, de implementación técnica.
En la esfera de interés la regla de un hombre-un voto debe ser aplicada, en la esfera profesional, el
voto debería estar relacionado con la competencia profesional. 20
Página 181
El problema con esta forma de enfocar las cosas es que se basa en una conceptualización en
términos positivistas de la esfera profesional.
Está basada en una visión no problemática de la autoridad profesional.
Yo prefiero el punto de vista del anarquista Bakunin:
(…) en el tema de las botas, yo me refiero a la autoridad del zapatero; en relación con las casas,
canales o líneas férreas, yo consulto al arquitecto o ingeniero. Para tal o cual cimiento
especializado yo recurro a tal o cual científico. Pero yo no permito que ni el zapatero, ni el
arquitecto, ni el científico impongan autoridad alguna sobre mí. Yo los escucho libremente y otorgo
mérito a su inteligencia, a su carácter, a su sabiduría, reservándome siempre el derecho
irrenunciable a la crítica y a la censura. Yo no me limito a consultar a una única autoridad en
rama especializada alguna; consulto a varias; comparo su opinión, y elijo la que me parece más
convincente. Pero no reconozco a ninguna autoridad como infalible, aún en cuestiones especiales21
b) Desmitificación de los expertos requiere pluralidad y apertura de información
Hay dos formas en que la tiranía de expertos puede ser superada. Primero, es esencial que en cada
área profesional existan opiniones expertas plurales.
La desmitificación de la experticia profesional requiere apertura de información y opinión.
También requiere opiniones expertas alternativas en servicio de la gente y de los grupos de
autogobierno. Una forma embrionaria de esto ya está ocurriendo. Universidades y otras
instituciones públicas, donde se concentra la investigación y la experticia están siendo cada vez más
accesibles, aunque todavía sus contactos externos estén muy relacionados a los aparatos de estado o
20 Horvat, B. (1982): The Political Economy of Socialism (Oxford, Martin Robertson), p. 241.
21 Bakunin, M. (1977): God and the State , in Woodcock, G. (ed.) (1977): The Anarchist Reader (Brighton, Harvester),
pp. 312-313.
59
a las empresas económicas. Los sindicatos y otros grupos de interés están comenzando a emplear a
sus propios expertos e investigadores trabajadores. Han surgido muchos grupos independientes de
asesores. Sin embargo, el acceso a la experticia está todavía ampliamente monopolizado por el
estado y por la gerencia económica.
El movimiento hacia el autogobierno requiere que las personas, como simples ciudadanos, o en sus
grupos de autogobierno, tengan acceso a fuentes de experticias múltiples e independientes.
Página 182
Sin embargo, esto en sí mismo todavía no es suficiente. La habilidad para hacer uso de la
información experta es ella misma una habilidad, una experticia, que se adquiere en parte en el
proceso para llegar a ser experto y operando como experto.
En relación con la mayoría de las áreas de experticia, las personas son ciudadanos sin un
conocimiento especializado. Pero en su propio beneficio, como miembros de grupos
autogobernados, como representantes, ellos frecuentemente necesitarán apoyarse en la opinión de
expertos. Para ello tendrán que conocer cuándo es necesaria una opinión de un experto, cómo
evaluar las opiniones de diferentes expertos y cómo hacer efectivo el uso de la experticia que les ha
sido suministrada, formándose un juicio de todas sus implicaciones para el propósito que se busca.
2) ABOLICIÓN DE LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO IMPLICA QUE TODOS SEAN EXPERTOS EN ALGO
Superar la monopolización de la experticia por la inteligencia y el poder social implica que cada
uno necesita transformarse en experto en algo.
En las sociedades actuales los profesionales tienden a tratarse como iguales aún estando en
diferentes categorías de actividad. Lo mismo ocurre con los trabajadores manuales. Un trabajador
manual se siente más cercano a otro trabajador manual. Claro, esto tiene que ver con las clases
sociales.
Sin embargo, también influye la jerarquía de conocimientos. Los cargos más altos tienen en realidad
un mayor grado de generalidad del conocimiento y la experticia.
Sin embargo, en cualquier actividad social compleja hay una jerarquía de funciones que involucra
relaciones técnicas de dependencia. La cuestión crucial es si estas relaciones de dependencia técnica
están asociadas con relaciones de dependencia personal. Esto dependerá en parte de qué relación
técnica se establezca entre los propios expertos y los no expertos, y entre expertos de diferentes
áreas.
Página 183
La abolición de la división social del trabajo no implicaría una degradación de la experticia. Por el
contrario, la abolición de la división social del trabajo involucra, entre otras cosas, que todos los
ciudadanos lleguen a ser expertos en algo. Solamente si esto ocurre desaparecerá el temor en los no
expertos y la tendencia a la arrogancia en los expertos.
La plena potencialidad de los seres humanos para el auto desarrollo personal y colectivo sólo será
realizada si cada persona llega a ser experta en algo y desarrolla la habilidad de formarse un juicio
propio en las áreas en que la no es experta.
60
7.6 PRODUCCIÓN, PLANIFICACIÓN Y LAS PERSONAS
1) ABOLICIÓN DE LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO BUSCA TENER SUJETOS AUTOACTIVADOS EN UNA
SOCIEDAD AUTOGOBERNADA
La socialización de los medios de producción, discutida en el capítulo 5, el pleno desarrollo de la
democracia política y económica y el autogobierno, discutidos en el capítulo 6, y la abolición de la
división social del trabajo, discutida en este capítulo, son tres aspectos del mismo objetivo: la
autodeterminación de sujetos autoactivados en una sociedad autogobernada.
Cada aspecto es enfrentado como parte de un proceso en curso, en el cual las personas, individual y
colectivamente, van ganando cada vez más control de sus vidas, llegando a ser cada vez personas
más conscientes, informadas y efectivas en la toma de decisiones acerca de lo que quieren que sea
su vida.
2) AUTODETERMINACIÓN IMPLICA ENTORNO MÁS CONSISTENTE CON EL DESARROLLO HUMANO PLENO
La autodeterminación tiene dos aspectos: uno objetivo y otro subjetivo o quizás más correctamente
hablando, un aspecto externo y otro aspecto interno.
Involucra la habilidad para realizar decisiones efectivas acerca de los aspectos determinantes
externos dentro del entorno en el que vivimos. Pero también involucra nuestra comprensión de los
elementos que determinan internamente nuestras vidas, nuestra subjetividad, de tal forma que
podamos, colectiva e individualmente, construir o conformar el marco externo que se requeriría
para ser capaces de desarrollar nuestro pleno potencial humano.
a) Organización de la economía debe tener en cuenta que las actividades económicas también
“producen” personas
Tanto en las sociedades capitalistas como en las estatistas, este segundo aspecto es totalmente
ignorado. Se discute de la organización económica, de la producción de bienes y servicios, y si se
debe producir para obtener ganancia o para fines de uso, si la coordinación debe hacerse antes a
través de la planificación o después a través del mercado, y cuál es la forma de organización
económica más eficiente para lograr la estabilidad macroeconómica.
Página 184
Todas éstas son cuestiones importantes, pero no es el tema más importante.
Al final, lo que interesa es la relación entre la actividad económica y el tipo de personas que somos
o que podemos llegar a ser. La producción de bienes y servicios es también, y en forma mucho más
significativa, una producción de personas.
b) Planificación de la producción para que la división social del trabajo sea abolida y se logre el
desarrollo humano pleno
Si queremos que la división social del trabajo sea abolida, la producción debe ser organizada de tal
manera que permita que cada persona participe en algún momento de su vida en cada una de las
categorías de la vida social y en cada una de todas las jerarquías de nivel funcional.
Lo que se requiere es una economía planificada que permita que cada uno dedique el máximo de
tiempo posible a las actividades emancipadoras, psicológicamente productivas; aquellas que
contribuyan al pleno desarrollo de la persona.
Esto significará que la planificación económica llegue a ser, cada vez más, una planificación
preocupada por la forma en que las personas usan su tiempo en el proceso productivo, es decir, que
61
buscará llegar a una matriz de actividades productivas que maximice la cantidad de tiempo
productivo social.
Dar prioridad al requerimiento del desarrollo humano tiene implicaciones para lo que se produce,
cómo se produce y cuánto se produce.
La composición del producto diferirá de acuerdo a su uso compensatorio o emancipatorio.
Niveles mayores de productividad del trabajo pueden ser usados para producir más productos y para
reducir el tiempo dedicado a actividades psicológicamente improductivas.
El tipo de tecnología que escojamos para el desarrollo y la forma en que se realizará el trabajo
cambiarán radicalmente si el desarrollo humano llega a ser el objetivo primordial.
3) SE DEBE PLANIFICAR MAXIMIZANDO LAS ACTIVIDADES PSICOLÓGICAMENTE PRODUCTIVAS
Bahro propone una economía del tiempo construida sobre la base de los presupuestos de tiempo de
los individuos. El objetivo es estructurar la vida social sobre la cantidad de tiempo que debe ser
gastada en actividades psicológicamente improductivas, de tal forma que este tiempo sea
minimizado y que sea maximizada la cantidad de tiempo dedicada a las actividades productivas.
Esto no es lo mismo que reducir el tiempo de trabajo socialmente necesario al mínimo. Debido a
que hay trabajos que son psicológicamente productivos y contribuyen al desarrollo personal, por lo
tanto, no tiene ningún sentido que sean reducidos. En realidad, quienes tienen la posibilidad de
trabajar gozando de su trabajo, y logrando satisfacción en él en las sociedades actuales, son
realmente un grupo minoritario y privilegiado. Lo que se requiere, dice Bahro, es priorizar la
reducción del tiempo de trabajo psicológicamente improductivo dentro del tiempo de trabajo
necesario22 y compartir el tiempo de trabajo necesario, psicológicamente improductivo que
permanece con el tiempo dedicado a actividades psicológicas productivas.
Página 185
Debe ser evidente que una sociedad en la cual el tiempo disponible para las actividades
psicológicamente productivas sea maximizado, tanto en el trabajo como en la vida en su conjunto,
no significa que las personas estarían compelidas a asumir actividades de acuerdo a un patrón
preestablecido. Esto significa que todos tendríamos la oportunidad de disponer el máximo de
tiempo posible para dedicarlo a las actividades psicológicamente productivas. Y para que esto sea
posible se requiere una planificación que permita que esas actividades nos permitan obtener los
recursos necesarios para vivir.
El recurso interno es nuestra subjetividad, una conciencia autónoma y autoactivada. El recurso
externo es el acceso a las diferentes categorías de actividad psicológicamente productiva.
Si planificamos la sociedad de manera que aseguremos que estos recursos estén disponibles para
que cada uno de nosotros los usemos cuando lo decidamos, entonces el resto queda por nosotros.
a) Economía y recursos en función de las necesidades de la gente, no viceversa
En las sociedades actuales, las personas existen para la demanda de la economía en lugar de que la
economía y los recursos sociales existan en función de las necesidades de la gente. La economía
está organizada en base a la coerción de las fuerzas de mercado o de la dirección del estado, donde
las personas son tratadas como objetos que se manipulan en el proceso de producción de otros
objetos: los bienes y servicios comprendidos en esta economía.
22 Bahro, R. (1978): The Alternative in Eastern Europe (London, New Left Books), p. 415
62
b) Un sistema de planificación democrática basado en la coordinación negociada promueve el
desarrollo humano pleno
Lo que se necesita, en cambio, es un sistema económico que promueva el objetivo de la
autodeterminación a través de sujetos activos en una sociedad autogobernada.
La IV parte de este libro desarrolla el modelo democrático de planificación que es consistente con el
objetivo. El modelo es construido alrededor del concepto de coordinación negociada.
Contrariamente a la coordinación a través de las fuerzas del mercado o la dirección del estado, la
coordinación negociada requiere de personas que conscientemente entiendan y comprendan su
interdependencia con otros y cómo sus acciones tienen consecuencias para otro.
Este tipo de modelo impulsa a que las personas trasciendan sus intereses particulares y tomen en
cuenta también la situación de los demás.
Promueve la cooperación en base a la igualdad, al respeto mutuo y a un sentido de comunidad. En
este sentido, el proceso de coordinación negociada es potencialmente transformador. Incorpora una
dinámica, una inercia, hacia una situación en la cuál las personas asumen la responsabilidad por las
decisiones que las afecta. Yo creo que la planificación democrática a través de la coordinación
negociada es la forma de organización económica más compatible con la sociedad autogobernada,
con el comunismo.
63
CUARTA PARTE: PLANIFICACIÓN DEMOCRÁTICA
CAPÍTULO 8. LAS PRIORIDADES NACIONALES Y LA PLANIFICACIÓN
RESUMIDO POR MARTA HARNECKER Y CAMILA PIÑEIRO
ÍNDICE
8.1 PLANIFICACIÓN DEMOCRÁTICA: UN ESQUEMA ………………………………………………………………… 65
1) En la coordinación negociada las decisiones son tomadas por los mismos afectados ……………….. 65
2) Coordinación negociada transforma la conciencia de las personas …………………………………………. 65
3) Breve descripción del modelo de coordinación democrática …………………………………………………… 65
a) Poder político en asambleas representativas democráticamente electas a todos los niveles….. 65
b) Unidades económicas: organización interna en autogestión ………………………………………………. 65
c) Variantes del plan elaborados por la comisión nacional de planificación y discutidos
democráticamente ……………………………………………………………………………………………………………. 66
1) Definición de Dobb de planificación económica …………………………………………………………………….. 67
2) Quiénes deberían decidir acerca de la capacidad productiva de las unidades de producción……… 68
3) Órgano de coordinación negociada por cada rama de producción…………………………………………… 68
4) Información necesaria sería generada sin recurrir a las fuerzas de mercado…………………………….. 68
8.2 PRIORIDADES Y ASIGNACIÓN…………………………………………………………………………………………… 69
1) A nivel nacional solo se decidiría las prioridades más generales …………………………………………….. 69
2) Las prioridades que se decidan implicarían cambios en las ramas de producción……………………… 69
3) Comisión Nacional de Planificación diseña variantes del plan nacional recogiendo opiniones…….. 69
a) La información es básica para la discusión………………………………………………………………………. 69
b) La creación de varios centros de expertos en economía sería muy importante …………………….. 69
c) La cámara de intereses reuniría a todos los grupos de interés o causa ……………………………….. 70
d) Asamblea nacional decidiría teniendo en cuenta un informe de la cámara de intereses ………… 70
e) Partidos políticos representados en la asamblea nacional …………………………………………………. 70
4) Las decisiones sobre el uso de los recursos asignados por el plan a cada sector serían
descentralizadas a cada sector ………………………………………………………………………………………………. 70
a) Las asambleas representativas deberían tener recursos a su disposición……………………………. 70
b) Las decisiones sobre el uso de los recursos asignados serían descentralizadas hasta el nivel
local ……………………………………………………………………………………………………………………………….. 70
5) Las grandes inversiones necesarias para cambios estructurales deberían ser decididas por la
comisión nacional de planificación ………………………………………………………………………………………….. 70
a) Decisiones tomadas centralmente deben ser implementadas descentralizadamente…………….. 71
b) Un órgano de coordinación negociada inter ramas de producción se encargaría de la creación
de nuevas ramas ……………………………………………………………………………………………………………… 71
c) Ubicación de nueva capacidad productiva decidida por órgano de coordinación negociada de
rama correspondiente……………………………………………………………………………………………………….. 71
d) Órganos de coordinación negociada en cada rama responsable de asignar inversiones menores
entre sus unidades de producción………………………………………………………………………………………. 71
e) Una coordinación sectorial sería necesaria por La interdependencia entre ramas de producción
del mismo sector………………………………………………………………………………………………………………. 72
f) Los usuarios o clientes podrían escoger sus proveedores ………………………………………………….. 72
g) La respuesta a cambios en la demanda de una unidad de producción sería responsabilidad
del órgano de coordinación pertinente ………………………………………………………………………………… 72
h) La coordinación negociada permitiría asignar recursos sin recurrir a las fuerzas de mercado … 72
64
i) Las unidades de producción tendrían incentivos para operar eficientemente ………………………… 72
8.3 LOS PRECIOS DE LOS INSUMOS PRIMARIOS……………………………………………………………………. 72
1) precios necesarios para poder distribuir el poder de consumo ………………………………………………… 72
2) Para influir en el consumo y guiar el uso de recursos productivos …………………………………………… 73
3) precios determinados por las unidades de producción en base a los 4) costos sociales de
producción …………………………………………………………………………………………………………………………… 73
5) Los costos sociales de producción………………………………………………………………………………………. 73
a) A nivel macro serían los costos de los insumos primarios y capital usados ………………………….. 73
b) A nivel micro se calcularían teniendo en cuenta también los costos de los insumos intermedios
usados ……………………………………………………………………………………………………………………………. 73
6) Los precios de los insumos primarios deben ser determinados a nivel nacional………………………… 73
7) Los salarios reales…………………………………………………………………………………………………………….. 73
a) Se determinarían al determinar la tasa de rendimiento y los precios relativos ………………………. 73
b) Deberían estar basados en una política de ingresos acordada democráticamente a nivel
nacional que busque la estabilidad de los precios y balancear las desigualdades……………………. 74
8) Los salarios deberían tener en cuenta la productividad y la meta de aumentar el trabajo
sicológicamente productivo…………………………………………………………………………………………………….. 75
9) El proceso de coordinación negociada sería tal que cuando no se llega a un acuerdo todos sufrirían las
consecuencias ……………………………………………………………………………………………………………………… 75
10) Los recursos naturales serían rentados a las empresas a precios que reflejarían prioridades sociales
democráticamente decididas ………………………………………………………………………………………………….. 75
11) Los activos fijos serían rentados a las empresas a precios que reflejarían prioridades sociales
democráticamente decididas ………………………………………………………………………………………………….. 76
12) La determinación central de las inversiones evita que el cálculo de la tasa de rendimiento sea
indeterminado ………………………………………………………………………………………………………………………. 76
13) Los precios relativos son buenas guías iniciales para decidir inversiones menores………………….. 76
14) Las decisiones sobre grandes inversiones deberían considerar los distintos precios relativos que
existirán durante Los períodos de implementación ……………………………………………………………………. 76
15) La toma de decisiones descentralizada no significaría la operación de las fuerzas de mercado … 77
8.4 IMPLEMENTACIÓN DE LAS POLÍTICAS………………………………………………………………………………. 77
1) Se supone que la motivación existe, y por tanto la implementación depende solo del acceso a
información ………………………………………………………………………………………………………………………….. 77
2) El proceso de coordinación negociada podría recurrir a sanciones y promover la motivación……… 77
3) Las decisiones sobre uso de ingresos para gastos sociales serían descentralizadas…………………. 78
4) Es necesario considerar otros intereses además de las necesidades de consumo ……………………. 78
5) La transparencia de información sería la base de la implementación de las decisiones……………… 78
8.5 LA ASIGNACIÓN CONSCIENTE DE RECURSOS………………………………………………………………….. 79
65
Página 189
8.1 PLANIFICACIÓN DEMOCRÁTICA: UN ESQUEMA
1) EN LA COORDINACIÓN NEGOCIADA LAS DECISIONES SON TOMADAS POR LOS MISMOS AFECTADOS
El modelo de planificación democrática que desarrollaré en los próximos tres capítulos es aquel en
el que la planificación toma la forma de un proceso político de coordinación negociada, donde las
decisiones que se hacen y que se ejecutan, directa o indirectamente, son hechas por los mismos
afectados.
2) COORDINACIÓN NEGOCIADA TRANSFORMA LA CONCIENCIA DE LAS PERSONAS
La coordinación coercitiva a través de directivas desde arriba o de la presión de las fuerzas de
mercado, es reemplazada por una interacción y negociación conscientes. Esto ofrece la posibilidad a
aquellos que están involucrados de modificar su percepción y comportamientos a la luz de una
conciencia detallada de la manera en la que sus propios intereses son interdependientes de los
demás. Por lo tanto, aunque el conflicto de intereses no es eliminado, el proceso incorpora una
dinámica transformadora en la cual los intereses particulares son vistos en relación unos con otros y
son integrados dentro de una construcción social de interés general en cada nivel del proceso de
toma de decisiones.
Es importante distinguir entre la dinámica transformadora contenida en el modelo y el proceso de
transición de las sociedades capitalistas y estatistas hacia la sociedad basada en este modelo. Los
próximos tres capítulos se refieren al modelo en sí mismo, que se plantea como la forma de
organización económica apropiada a una sociedad autogobernada. El proceso de transición política,
que por supuesto también implica una transformación, será considerado en el capítulo 11.
3) BREVE DESCRIPCIÓN DEL MODELO DE COORDINACIÓN DEMOCRÁTICA
Haremos un pequeño esquema del modelo antes de desarrollarlo en detalle en el resto de la parte
IV. Éste supone una sociedad democrática, en la cual las personas participan a través de variadas
formas de autogobierno y órganos representativos, donde existe un proceso de toma de decisiones
descentralizado al máximo, tanto funcionalmente como verticalmente.
a) Poder político en asambleas representativas democráticamente electas a todos los niveles
El poder político reside fundamentalmente en asambleas representativas, democráticamente electas
tanto a nivel nacional, regional como local, en el contexto de un pluralismo político partidista.
Página 190
La sociedad civil está conformada por grupos de interés o causa que son autónomos y
autogobernados, y se reúnen en cámaras de interés.
Los servicios colectivos están organizados en forma lo más descentralizada posible en órganos
funcionales sociales, y coordinan sus actividades por medio de la negociación.
Las actividades económicas más variadas son realizadas por unidades de producción cuyos órganos
de gobierno están conformado por representantes de todos los afectados por dicha actividad.
b) Unidades económicas: organización interna en autogestión
Las unidades de producción están organizadas internamente en base a la autogestión.
66
c) Variantes del plan elaborados por la comisión nacional de planificación y discutidos
democráticamente
Las prioridades sociales más globales y los cambios de dirección estratégica son definidos a través
del proceso político democrático basado en variantes alternativas del plan preparadas por la
comisión nacional de planificación.
Estas prioridades y cambios en la dirección estratégica determinan el plan de asignación de todos
los recursos disponibles a distintos usos y, por lo tanto, una distribución planificada del poder de
compra en la economía.
Son también la base para la determinación de los precios de los insumos que serán usados por las
unidades de producción, las que establecen sus precios iguales a los costos a largo plazo.
La comisión de planificación nacional es responsable por las inversiones mayores, la coordinación
sectorial y la distribución regional. Un proceso similar ocurre a nivel regional y local.
Las unidades de producción atienden las demandas de los clientes, quienes en general tienen la
posibilidad de escoger el proveedor.
Es en este estadio especialmente donde el modelo de coordinación negociada se diferencia de la
coordinación que se establece entre unidades de producción autárquicas realizada a través de una
respuesta atomística a las fuerzas de mercado —sean éstas reguladas o no—.
La estructura deseada de la capacidad productiva debe reflejar el patrón de demandas. Esta ha sido
determinada por las decisiones sobre la distribución total entre usos alternativos y las decisiones
detalladas de los órganos sociales y los individuos.
La estructura deseada y la estructura existente sólo se corresponderán en un estado estable. Pero en
realidad, algunas ramas de producción necesitarán reducirse y otras expandirse. Más aún, dentro de
una particular rama de producción los productos de algunas unidades de producción podrían ser
preferidos frente a otros y, por lo tanto, podría producirse la expansión de algunas unidades y la
contracción de otras.
En realidad, la coordinación de las decisiones económicas sólo llega a ser un problema cuando las
cosas están cambiando, cuando los recursos necesitan ser reubicados, y se necesita aumentar o
reducir la capacidad instalada.
67
Figura 8.1 – Esquema del modelo de coordinación negociada
Nota [del autor]: No todos los vínculos son mostrados. Los grupos de interés y causa, en particular,
son omitidos. Esta figura es sólo una representación ilustrativa. Las partes constitutivas del modelo
y sus interrelaciones son desarrolladas en detalle más adelante.
1) DEFINICIÓN DE DOBB DE PLANIFICACIÓN ECONÓMICA
Para reiterar el argumento del capítulo 1, “la que planificación económica consiste esencialmente en
un intento para asegurar un conjunto coordinado de decisiones de inversión ex ante, es decir,
anterior a cualquier compromiso de entregar recursos a proyecto constructivos particulares o
instalaciones.”23
En el modelo de coordinación negociada, se hace una distinción entre el uso de la capacidad
existente, que se decide por las unidades de producción en respuesta a la demanda corriente, y los
cambios en la capacidad instalada, que se decide por órganos de coordinación negociada que cubren
todas las unidades de producción en cada rama de producción.
Página 191
23 Dobb, M. (1960): An Essay on Economic Growth and Planning (London, Routledge and Kegan Paul), p. 5.
68
2) QUIÉNES DEBERÍAN DECIDIR ACERCA DE LA CAPACIDAD PRODUCTIVA DE LAS UNIDADES DE PRODUCCIÓN
El cambio en la capacidad productiva afecta a aquellos que trabajan en las unidades de producción
involucradas, a las unidades de producción interdependientes, a los que viven en las comunidades
donde están localizadas esas unidades de producción, a los clientes y, a menudo, también a los
grupos de interés y otro tipo de grupos. Todos ellos deben participar en el proceso de toma de
decisiones.
3) ÓRGANO DE COORDINACIÓN NEGOCIADA POR CADA RAMA DE PRODUCCIÓN
Los órganos de coordinación negociada por rama de producción, que representan a todos los
afectados por las actividades que realizan dichas unidades de producción, deberán buscar llegar a un
acuerdo sobre un conjunto de decisiones de inversión para dicha rama de producción.
Deberían tomar en cuenta tanto el cambio en el patrón de la demanda como las circunstancias
particulares y los intereses de las unidades de producción, las comunidades y otros grupos
involucrados.
Sus actividades serán por lo tanto una parte central de la construcción social sobre lo que podría
considerarse una actividad productiva socialmente útil. Y, en relación con esto, otorgarán especial
atención a las implicaciones de sus decisiones para la distribución de las actividades
psicológicamente productivas.
Un proceso comparable se requerirá para la coordinación de las decisiones de inversión dentro de
cada rama, donde la interdependencia entre las ramas de producción debe ser especialmente
enfatizaba.
4) INFORMACIÓN NECESARIA SERÍA GENERADA SIN RECURRIR A LAS FUERZAS DE MERCADO
En esta exposición haremos énfasis en el desarrollo del modelo, y no en una serie de detalles. En
este modelo la información necesaria para una efectiva toma de decisiones centralizada y
descentralizada en función de los intereses sociales es generada sin recurrir a las fuerzas de
mercado.
Consideramos que la información necesaria puede obtenerse mediante la combinación de precios
basados en la demanda socialmente definida y los costos por una parte, con una toma de decisiones
basada en los intereses por la otra.
Una vez establecido esto el tema de la motivación puede ser tratado en forma más completa. Por
supuesto, que la información y la motivación no pueden separarse. Las presunciones acerca de la
motivación dependen de la visión que se tenga del ser humano y sus potencialidades.
Las fuerzas de mercado generan información a través de procesos que refuerzan estrechamente la
motivación individualista. El modelo de coordinación negociada, por el contrario, que genera
información a través de un proceso transformador en el cual la preocupación por los demás así
como la propia se estimula y refuerza.
Página 192
El resto del capítulo se refiere al nivel nacional, con la determinación del marco dentro del cual
tiene lugar la toma de decisiones descentralizada.
Existe una omisión y es que no existe en este texto ninguna discusión explícita acerca de la
dimensión internacional, sin embargo, yo creo que los principios básicos de la coordinación
negociada podrían ser aplicados a ese nivel y el modelo podría adaptarse para tomarla en cuenta.
69
Página 193
8.2 PRIORIDADES Y ASIGNACIÓN
Las decisiones acerca de prioridades sociales son inevitablemente decisiones políticas. En una
economía planificada estas decisiones determinan la estructura deseada de las asignaciones globales
de recursos y la dirección deseada del desarrollo económico.
1) A NIVEL NACIONAL SOLO SE DECIDIRÍA LAS PRIORIDADES MÁS GENERALES
A nivel nacional sólo pueden decidirse las prioridades más globales.
Estas necesidades nacionales probablemente pueden incluir: la distribución macroeconómica
deseada de los recursos entre consumo individual, consumo colectivo, inversiones sociales y
económicas; los avances deseados en políticas y servicios sociales (educación y salud), y, en
infraestructura (energía, transporte y comunicaciones); política hacia el control de la polución, la
protección ambiental y recursos para la conservación del ambiente; políticas de ciencia y
tecnología; políticas hacia la distribución regional y personal de los ingresos.
2) LAS PRIORIDADES QUE SE DECIDAN IMPLICARÍAN CAMBIOS EN LAS RAMAS DE PRODUCCIÓN
Decisiones en estas materias tienen implicaciones para la expansión o contracción de las ramas de
producción existentes, y el establecimiento de nuevas ramas. El calendario de estas actividades, el
período de planificación, diferirán de acuerdo con cada asunto.
3) COMISIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN DISEÑA VARIANTES DEL PLAN NACIONAL RECOGIENDO OPINIONES
Para que sea real la posibilidad de elección a este nivel, el proceso democrático necesita centrarse
en un número determinado de alternativas. Cada una de éstas debe consistir en un número de
objetivos realizables pero informados por diferentes valores y con valores de diferente peso. Estas
variantes del plan deberán ser levantadas por la comisión nacional de planificación en base a
orientaciones provenientes de la cámara nacional de intereses, su conocimiento de los asuntos más
discutidos y de los desacuerdos en la sociedad en ese momento, y sus estimados de las capacidades
productivas disponibles. De esta manera, las variantes del plan estarían basadas en las principales
posiciones presentes en la discusión pública, al mismo tiempo que esta discusión pública estaría
caracterizada por una conciencia de lo que es posible hacer y de las implicaciones de las diferentes
prioridades, que se plantean en las variantes del plan.
a) La información es básica para la discusión
La discusión acerca de la relación entre ciudadanos y expertos en el capítulo 7 es particularmente
relevante aquí. Para participar efectivamente en la toma de decisiones acerca del destino de los
recursos, las personas necesitan entender los temas involucrados y formarse un juicio acerca de las
implicaciones y viabilidad económica de las diferentes variables del plan. Mientras más informados
estén los ciudadanos más profundas serán las discusiones y más seria la toma decisiones.
Página 194
b) La creación de varios centros de expertos en economía sería muy importante
La existencia de varios centros donde se reúnan expertos en la especialidad económica será muy
importante.
El proceso democrático participativo a través del cual las prioridades estratégicas y las grandes
asignaciones de recursos deberán ser decididas, puede ser pensado como un proceso político de
coordinación negociada entre grupos de interés y grupos que luchan por una causa determinada.
70
Estos grupos deberán fundamentar sus puntos de vista y hacer campaña por ellos, de modo que
reciban la prioridad. Los partidos políticos deben proponer programas, pensando los diferentes
intereses de acuerdo a sus valores y visiones, y también teniendo en cuenta con qué fuerza cada
grupo apoya estos temas.
c) La cámara de intereses reuniría a todos los grupos de interés o causa
Los diferentes intereses y causas deberán ser reunidos en la cámara de intereses para tratar de lograr
acuerdos en cuanto a cual debe ser un ingreso razonable, de acuerdo a como se ha dado la discusión
pública y la extensión y fuerza de los sentimientos que allí se han revelado.
d) Asamblea nacional decidiría teniendo en cuenta un informe de la cámara de intereses
En base a un informe de la cámara de intereses, que cubriría áreas de acuerdos y áreas de
desacuerdos, será la asamblea representativa quién decida finalmente.
e) Partidos políticos representados en la asamblea nacional
Los partidos políticos representados en la asamblea actuarían de acuerdo a los valores y al espíritu
del programa que ellos propusieron. Dado un sistema electoral basado en una representación
proporcional y un respeto por la opinión minoritaria, el resultado final probablemente será muy
cercano a la visión colectiva de la sociedad.
4) LAS DECISIONES SOBRE EL USO DE LOS RECURSOS ASIGNADOS POR EL PLAN A CADA SECTOR SERÍAN
DESCENTRALIZADAS A CADA SECTOR
Una vez que se han decidido las prioridades y las asignaciones a cada sector, las decisiones
detalladas acerca de la utilización de esos recursos dentro de cada sector deben ser en la mayor parte
descentralizadas, tanto funcional como verticalmente.
a) Las asambleas representativas deberían tener recursos a su disposición
Las asambleas representativas regionales y locales, y a nivel nacional, los órganos regionales o
locales con responsabilidades funcionales, deberán tener recursos a su disposición.
b) Las decisiones sobre el uso de los recursos asignados serían descentralizadas hasta el nivel
local
El uso que se hará de estos recursos debe ser decidido por un proceso comparable al que se ha
realizado a nivel nacional. Por lo tanto, la participación en la toma de decisiones acerca de las
prioridades sociales se hará sucesivamente más concreta, al mismo tiempo que más real a todos los
niveles.
5) LAS GRANDES INVERSIONES NECESARIAS PARA CAMBIOS ESTRUCTURALES DEBERÍAN SER DECIDIDAS POR
LA COMISIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN
Si es deseable hacer cambios estructurales, en lugar de limitarse a ajustes cuantitativos o
marginales, entonces deberán hacerse inversiones mayores. Por razones discutidas en el capítulo 1,
estas decisiones mayores no pueden ser descentralizadas. Son significativamente interdependientes
y deben ser tomadas directamente por la comisión de planificación.
Página 195
71
La interdependencia surge del hecho de que la capacidad de expansión requiere insumos de otras
ramas de producción y acrecienta la disponibilidad de los productos de esa rama expandida en
relación con las otras ramas.
Esto significa que las inversiones potencialmente mayores deben ser consideradas en conjunto, de
tal forma que las decisiones acerca de ellas puedan ser coordinadas. Por lo tanto, la comisión
nacional de planificación será responsable de llegar a plantear un conjunto de inversiones las
mayores consistentes que tome en cuenta el carácter de su interdependencia.
a) Decisiones tomadas centralmente deben ser implementadas descentralizadamente
Aunque las decisiones acerca de las grandes inversiones deben ser tomadas centralmente, no deben
ser implementadas centralmente.
Una vez adoptadas las decisiones del órgano de coordinación negociada deberá ser el responsable
de su implementación. En el caso de una inversión mayor en una nueva rama de producción, el
proceso para llegar a esa decisión debe haber involucrado a los órganos de coordinación negociada
de las ramas de producción más cercanas.
b) Un órgano de coordinación negociada inter ramas de producción se encargaría de la creación de
nuevas ramas
Un órgano de coordinación negociada embrionario sería creado, con representantes de las ramas de
producción más importantes, y sería responsable de crear la nueva rama. En ambos casos el
gobierno central pondrá a disposición los recursos, en la forma de poder de compra, y el órgano de
coordinación negociada decidirá dónde la inversión debe ser localizada y como deberá ser
organizada, sea a través de las unidades de producción ya establecidas o creando nuevas.
De esta manera la comisión de planificación sería responsable de decidir la nueva gran capacidad
que se necesita, reflejando las prioridades sociales, y el gobierno será el responsable de poner a
disposición los recursos.
c) Ubicación de nueva capacidad productiva decidida por órgano de coordinación negociada de
rama correspondiente
Sin embargo, la localización de la nueva capacidad sería decidida por el órgano de coordinación
negociada pertinente, el cual debería incluir a representantes de los más afectados: las unidades de
producción existentes y sus comunidades, otras comunidades con sitios apropiados, y cualquier otro
grupo de interés.
La distribución regional de la actividad económica y, por lo tanto, de las diferentes categorías de
actividad social, debería ser una importante consideración al tomar esas decisiones.
Similarmente, el objetivo de maximizar la posibilidad de actividades sicológicamente productivas
debería ser una de las consideraciones a tomar en cuenta en la elección entre técnicas de producción
alternativos, tanto las existentes como las que podrían implementarse.
d) Órganos de coordinación negociada en cada rama responsable de asignar inversiones menores
entre sus unidades de producción
Los órganos de coordinación negociada deberán ser los responsables por las decisiones relacionadas
con inversiones menores y asignarlas entre las unidades de producción en sus respectivas ramas de
producción, tomando en cuenta la interdependencia entre ellas.
Página 196
72
e) Una coordinación sectorial sería necesaria por La interdependencia entre ramas de producción
del mismo sector
Se necesitará una coordinación sectorial para lidiar con la interdependencia entre diferentes ramas
de producción del mismo sector. Esto sería la responsabilidad de la comisión de planificación,
aunque si no hay cambios muy grandes en el sector, esta responsabilidad puede ser delegada al
equivalente de un órgano de coordinación negociada en ese sector.
f) Los usuarios o clientes podrían escoger sus proveedores
Los usuarios o clientes en general podrían escoger a sus proveedores, con la excepción de aquello
que está naturalmente monopolizado. Las unidades productivas deberían saber, por lo tanto, si están
produciendo lo que los clientes o usuarios quieren y si están respondiendo a las necesidades sociales
que fueron expresadas a través de las demandas. Si no hacen esto, los clientes o usuarios podrían ir
a otro lado a buscar ese producto.
g) La respuesta a cambios en la demanda de una unidad de producción sería responsabilidad del
órgano de coordinación pertinente
Sin embargo una respuesta a esta situación no debería ser dejada en manos de la producción
individual actuando en forma aislada sino que debe ser responsabilidad del órgano de coordinación
negociada pertinente. Las decisiones acerca de si las unidades de producción individual deben ser
reducidas o expandidas deberían ser tomadas en el órgano de coordinación negociada por los
representantes de todos los afectados por dicha decisión.
El resultado sería una definición negociada de qué es lo que en hay que tener en cuenta como
interés social en cada caso particular.
Página 197
h) La coordinación negociada permitiría asignar recursos sin recurrir a las fuerzas de mercado
Este modelo combina la planificación y descentralización, sin depender de las fuerzas de mercado.
La asignación de los recursos globales se planifica a nivel de la sociedad como un todo. Las grandes
inversiones son coordinadas centralmente pero aplicadas descentralizadamente. Las unidades de
producción saben que deben producir con su capacidad instalada existente para satisfacer las
demandas de la sociedad, tanto las colectivas como las individuales. El interés social es definido en
cada caso por los intereses generales y específicos involucrados.
i) Las unidades de producción tendrían incentivos para operar eficientemente
Las unidades de producción están sometidas a un escrutinio público informado, lo que las estimula
a operar eficientemente. Y como las personas participan en todos los niveles en la toma de las
decisiones económicas que les afectan, están más predispuestas a comprometerse con la
implementación efectiva de dichas decisiones.
8.3 LOS PRECIOS DE LOS INSUMOS PRIMARIOS
La determinación de las prioridades sociales globales y su desagregación tiene como resultado una
distribución de los derechos de apropiación del producto global en la forma de poder de compra
entre el gobierno y los órganos funcionales sociales, los individuos y los hogares, y las unidades
productivas.
1) PRECIOS NECESARIOS PARA PODER DISTRIBUIR EL PODER DE CONSUMO
Este proceso presupone la existencia de precios. Los precios son necesarios para poder agregar las
diferentes producciones físicas que pueden ser producidas con la capacidad productiva existente en
73
una medida del total de la producción disponible para ser asignada entre las categorías
macroeconómicas generales.
2) PARA INFLUIR EN EL CONSUMO Y GUIAR EL USO DE RECURSOS PRODUCTIVOS
Los precios son también elementos determinantes importantes del uso específico que harán de sus
demandas de productos aquellos que poseen poder de compra.
Los gobiernos y órganos sociales, los individuos y los hogares, son influidos en sus decisiones de
cómo hacer más efectivo el uso de su poder de compra por los precios relativos de los diferentes
bienes y servicios que podrían responder a sus requerimientos.
Similarmente, los órganos sociales funcionales y las unidades de producción están influidos en su
elección del método más eficiente de producción por los precios relativos de los diferentes insumos
intermedios, el costo del capital en relación con el salario promedio, y el patrón de diferenciales
salariales.
3) PRECIOS DETERMINADOS POR LAS UNIDADES DE PRODUCCIÓN EN BASE A LOS COSTOS SOCIALES DE
PRODUCCIÓN
En el modelo de coordinación negociada los precios de los bienes y servicios serían determinados
por las unidades de producción. El principio general sería que ellas los deberían igualar al costo
social de producción.
4) LOS COSTOS SOCIALES DE PRODUCCIÓN
a) A nivel macro serían los costos de los insumos primarios y capital usados
Los costos de producción a nivel de la economía como un todo son los costos de los insumos
primarios usados: trabajo, recursos naturales, y, aunque hay problemas conceptuales en relación a
esto, del uso de parte del stock de capacidad productiva acumulado de la sociedad.
b) A nivel micro se calcularían teniendo en cuenta también los costos de los insumos intermedios
usados
Los costos al nivel de la unidad de producción incluyen el uso de estos insumos primarios pero
también el costo de la compra de insumos intermedios producidos por otras unidades de
producción.
Página 198
Estos productos intermedios abarcan: telas, energía, servicios y activos fijos. Y como estos bienes
físicos sólo son usados parcialmente en la producción de unidades individuales de los productos, se
necesita utilizar un principio de depreciación para esparcir su costo.
5) LOS PRECIOS DE LOS INSUMOS PRIMARIOS DEBEN SER DETERMINADOS A NIVEL NACIONAL
Los precios de los insumos primarios deben ser determinados a nivel nacional ya que ellos tienen
una influencia central en la forma en que son usados los recursos productivos de la sociedad y en la
asignación global de la producción disponible de acuerdo a las prioridades sociales.
Las prioridades globales decididas mediante el proceso político tendrán implicaciones para las
decisiones sobre los precios de los insumos primarios.
6) LOS SALARIOS REALES
a) Se determinarían al determinar la tasa de rendimiento y los precios relativos
74
Las decisiones nacionales acerca de la distribución de la producción disponible entre consumo
personal o familiar de un lado, y consumo social e inversión social y económica del otro, tienen
implicaciones para el nivel promedio de los salarios reales.
A nivel formal, abstrayéndonos del tema de la renta, una vez que el salario real es determinado, la
tasa de rendimiento y la estructura de los precios relativos también son determinadas; y,
alternativamente, una vez que la tasa de rendimiento es determinada, el patrón de los precios
relativos y el salario real también son determinados.
A los trabajadores se les paga un salario en dinero, no un salario real. El salario real está
determinado por la relación entre el nivel del salario en dinero que reciben y el precio en dinero de
los bienes y servicios que se compran.
Página 199
b) Deberían estar basados en una política de ingresos acordada democráticamente a nivel
nacional que busque la estabilidad de los precios y balancear las desigualdades
Si se considera como dado el precio prevaleciente de la moneda y se supone un determinado nivel
de ahorro personal, la proporción planificada del consumo personal dentro de tal producción
implica un determinado nivel de salario en dinero. Si se sobrepasa este nivel, el resultado es
desempleo o inflación y una desorganización de la sus distribución planificada del producto
potencialmente disponible.
Por lo tanto, una economía planificada requiere una política de ingresos que haga efectiva la
asignación planificada de recursos de acuerdo a las prioridades socialmente definidas. Una política
de ingresos, integrada con una política de impuestos y de redistribución, es también necesaria para
hacer efectiva la distribución acordada nacionalmente de los ingresos personales entre los
individuos y los hogares.
Para poder cumplir estas dos funciones se necesita que haya un acuerdo en cuanto: primero, el
monto total que se necesitaría para pagos adicionales a los salarios en dinero que sería consistente
con la estabilidad de los precios en dinero; y, segundo, cómo ese monto debería ser distribuido entre
las diferentes actividades funcionales, u ocupaciones, diferentes ramas de producción, y diferentes
localidades.
Una política de ingresos que involucre estos dos aspectos es la única alternativa a la coerción, sea la
coerción del desempleo usada como política de ingresos por las fuerzas de mercado o sea la
coerción de políticas de ingreso impuestas por el estado, si es que queremos abolir la inflación y
lograr una distribución planificada de los recursos.
La planificación de cambios en el nivel promedio y la distribución de salarios en dinero tendrían
lugar a través de un proceso de coordinación negociada, tratando de lograr un acuerdo sobre la
política de ingresos. Representantes del gobierno nacional, la comisión de planificación, los
sindicatos, otras organizaciones de trabajadores, y consumidores, se reunirían bajo los auspicios de
la cámara de intereses.
Tendrían frente a ellos una panorámica de los intereses que ellos están representando y de los de
otros grupos de interés, las estimaciones que la comisión de planificación hace del potencial
productivo total de la sociedad, los criterios preliminares de la cámara de intereses sobre la
asignación socialmente deseable del potencial productivo total entre diferentes prioridades, y las
opiniones de expertos independientes. La tarea de todos ellos sería negociar y acordar un monto
total disponible para aumentos de salarios en dinero y, por lo tanto, un aumento promedio, o
norma, que tome en cuenta las demandas sobre los recursos disponibles para otras prioridades.
75
Representantes de los órganos de coordinación negociada y las regiones podrían unirse a ellos para
negociar sobre cualquier distribución diferenciada de la suma total que se pueda valorar como
económica o socialmente deseable. En esta etapa la información relevante incluiría la prioridad
social que se le confiere actualmente al avance hacia una mayor igualdad, los resultados de una
evaluación nacional de los empleos, las diferentes proyecciones de crecimiento para las distintas
ramas de la industria reflejando decisiones estratégicas acordadas socialmente, y diferenciales
regionales en la disponibilidad de distintas categorías de actividades.
7) LOS SALARIOS DEBERÍAN TENER EN CUENTA LA PRODUCTIVIDAD Y LA META DE AUMENTAR EL TRABAJO
SICOLÓGICAMENTE PRODUCTIVO
Puesto que los costos de fuerza de trabajo dependen no sólo del nivel y estructura de los salarios
sino también del nivel de productividad del trabajo predominante, los salarios y la productividad
deberían ser considerados de forma conjunta.
Página 200
La productividad del trabajo depende de los métodos de producción empleados, la organización del
proceso de producción, los estándares de seguridad con los que se opera, y la tasa de trabajo en el
proceso de trabajo.
En relación a todo esto, orientaciones generales serían adoptadas en el proceso de determinación de
las prioridades nacionales, reflejando el objetivo de minimizar la cantidad de trabajo
sicológicamente improductivo que tiene que ser realizado y de compartir las actividades
sicológicamente productivas disponibles. Las orientaciones incluirían, en particular, la prioridad
dada a aumentar la proporción de trabajo sicológicamente productivo cuando se desarrollen nuevos
métodos de producción o se escoja entre los existentes. Podría haber también orientaciones sobre la
implementación de medidas de discriminación positiva a favor de aquellas personas cuya cantidad
de tiempo personal muestra un déficit en relación a categorías particulares de actividades sociales,
en comparación al promedio de las personas en una etapa comparable de sus vidas.
8) EL PROCESO DE COORDINACIÓN NEGOCIADA SERÍA TAL QUE CUANDO NO SE LLEGA A UN ACUERDO TODOS
SUFRIRÍAN LAS CONSECUENCIAS
Si no fuera posible llegar a un acuerdo sobre una política de ingresos no inflacionaria, o si el
acuerdo se hubiese alcanzado pero hubiese sido aceptado e implementado, se produciría la inflación
y las prioridades generales acordadas no se lograrían. Las consecuencias de esto y las razones para
ello serían conocidas, entendidas y discutidas públicamente. Aquellos responsables de que no se
haya alcanzado o implementado un acuerdo, estarían bajo la presión moral de rendir cuentas de sus
acciones.
Página 201
9) LOS RECURSOS NATURALES SERÍAN RENTADOS A LAS EMPRESAS A PRECIOS QUE REFLEJARÍAN
PRIORIDADES SOCIALES DEMOCRÁTICAMENTE DECIDIDAS
El uso de un recurso natural, a diferencia del proceso de producción involucrado en ese uso, no es
en sí un costo social en el mismo sentido del uso de la fuerza de trabajo, puesto que la actividad
humana por definición no ha contribuido a su existencia. De cualquier modo, los recursos naturales
no son infinitamente disponibles y su uso tiene un costo de oportunidad, pues si ellos son usados
para un propósito no pueden ser usados para otro. Esto se cumple en cualquier momento y también
para el caso de recursos agotables y no renovables a través del tiempo.
76
El pago de alquiler por el uso de recursos naturales, además y por encima del costo de su uso por
ellos, es por tanto socialmente deseable para que las unidades de producción estén concientes del
hecho de que los recursos son escasos y su utilización por ellos tiene que ser valorada frente a la
utilidad social de lo que ellos contribuyen a producir. La tasa de alquiler para el uso de cada recurso
natural reflejaría la evaluación socialmente determinada de su escasez relativa con respecto a otros
usos potenciales y, en el caso de aquellos que son agotables, el ritmo deseado de su agotamiento.
1O) LOS ACTIVOS FIJOS SERÍAN RENTADOS A LAS EMPRESAS A PRECIOS QUE REFLEJARÍAN PRIORIDADES
SOCIALES DEMOCRÁTICAMENTE DECIDIDAS
La tasa de rendimiento del uso de un inventario de activos fijos de la sociedad, es decir, los gastos
en inversiones de capital, también reflejaría las prioridades al nivel nacional. La tasa de rendimiento
aplicada al valor del inventario de los activos generaría, si ésta se lograra, un excedente igual al
valor de la asignación de la producción planificada para las inversiones.
Página 202
11) LA DETERMINACIÓN CENTRAL DE LAS INVERSIONES EVITA QUE EL CÁLCULO DE LA TASA DE RENDIMIENTO
SEA INDETERMINADO
A nivel formal hay un problema de indeterminación. Los precios relativos que reflejan las tasas de
escasez dependen de los coeficientes técnicos predominantes, es decir, del conjunto de técnicas de
producción empleadas, mientras que la elección de la técnica más eficiente depende ella misma de
los precios relativos. Sin embargo, estar circularidad viciosa de indeterminación formal es rota
mediante la determinación central de la parte de la producción que va a ser destinada a las
inversiones a nivel macroeconómico y la consecuente determinación de la tasa de rendimiento y la
estructura de los precios relativos.
12) LOS PRECIOS RELATIVOS SON BUENAS GUÍAS INICIALES PARA DECIDIR INVERSIONES MENORES
Estos precios relativos reflejarían la escasez relativa, dadas las prioridades sociales, la actual
estructura de capacidad productiva, y los métodos de producción en uso actualmente. Ellos serían
por tanto un guía razonable para los órganos de coordinación negociada y las unidades de
producción que contemplen renovaciones rutinarias o inversiones menores. Por un lado, la tasa de
rendimiento calculada en términos de estos precios actuales brinda una indicación, y no más, de si
el mantenimiento o expansión de la capacidad productiva en una rama de producción particular es
socialmente deseable. Por otro lado, ellos brindan un punto de inicio para elegir la técnica más
apropiada para cualquiera de esas inversiones menores. En ambos casos ellos no son nada más que
guías preliminares.
13) LAS DECISIONES SOBRE GRANDES INVERSIONES DEBERÍAN CONSIDERAR LOS DISTINTOS PRECIOS
RELATIVOS QUE EXISTIRÁN DURANTE LOS PERÍODOS DE IMPLEMENTACIÓN
Sin embargo, mientras que la estructura de precios relativos generados por la tasa de rendimiento
socialmente determinada, la actual estructura de capacidad productiva, y los métodos de producción
en uso actualmente brinda una base inicial razonable para las decisiones sobre inversiones menores
por los órganos de coordinación negociada, ella no es apropiada para decisiones sobre grandes
inversiones por la comisión de planificación. Éstas deben ser hechas sobre la base del conjunto de
futura escasez relativa y futuros precios relativos que existirán cuando el conjunto relevante de
grandes inversiones con períodos de implementación comparables empieza en operación.
Página 203
77
Puesto que puede haber más de uno de estos conjuntos de grandes inversiones, cada uno con un
período de implementación diferente, podría haber más de un conjunto de precios futuros relevantes
para la toma de decisión sobre grandes inversiones.
Por tanto, las decisiones sobre grandes inversiones serían tomadas centralmente, guiadas por uno o
más conjuntos de precios contables24.
14) LA TOMA DE DECISIONES DESCENTRALIZADA NO SIGNIFICARÍA LA OPERACIÓN DE LAS FUERZAS DE
MERCADO
Es quizás importante terminar esta discusión sobre la determinación social de los salarios, los
alquileres de recursos naturales y las tasas de rendimiento de los activos empleados, enfatizando que
el uso de precios centralmente determinados de insumos primarios para la toma de decisiones
descentralizada de las unidades de producción no implica la operación de las fuerzas de mercado.
8.4 IMPLEMENTACIÓN DE LAS POLÍTICAS
Esta sección trata principalmente cómo las personas que conforman la sociedad de sujetos
autoactivados y autogobernados podrían implementar las decisiones tomadas por ellos.
1) SE SUPONE QUE LA MOTIVACIÓN EXISTE, Y POR TANTO LA IMPLEMENTACIÓN DEPENDE SOLO DEL ACCESO
A INFORMACIÓN
La discusión supone que las personas involucradas en la construcción del interés social determinado
colectivamente querrían activamente implementarlo. La implementación es por tanto vista
principalmente como un proceso de asegurar que la información que las personas necesitan para
decidir qué es lo que mejor contribuye al interés social esté disponible. Ésta no es vista como el
problema de idear un conjunto de instrumentos de políticas públicas diseñadas para inducir a las
personas mediante una combinación de incentivos y sanciones a que se comporten en formas
predeterminadas, consideradas por otros como que están en el interés social.
Página 204
Por tanto, el problema principal a ser analizado es el de información y no el de motivación.
2) EL PROCESO DE COORDINACIÓN NEGOCIADA PODRÍA RECURRIR A SANCIONES Y PROMOVER LA
MOTIVACIÓN
El asignar un estatus de importancia secundaria al problema de la motivación podría considerarse
como utópico, en el mal sentido, pero yo prefiero pensar en ella como algo prefigurativo.25 Por
supuesto, el problema de la motivación y la necesidad de un respaldo de sanciones probablemente
permanecerán en el futuro próximo, en todas las esferas de la vida. El estado, con su poder
coercitivo, solo desaparecerá, la necesidad de las sanciones en la esfera económica solo disminuirá,
en la medida que la sociedad civil se desarrolle, y las personas sean plenamente autoactivadas y
autogobernadas. Sin embargo, el sistema económico puede obstaculizar o facilitar este proceso,
puede ir en contra de la esencia de la autotransformación reforzando la conciencia subalterna y el
interés individual estrecho o puede estar a favor de esa esencia intentando anticipar y por tanto crear
el futuro. El modelo de coordinación negociada es prefigurativo pero incluye un respaldo de
sanciones y podría acomodar más.
24 Nota de CP: Los precios contables son aquellos que incluyen todos los gastos.
25 Nota de CP: término acuñado por pensadores anarquistas para referirse a modos de organización y valores que intentan
implementar en el presente lo que se busca alcanzar en un futuro; algo “prefigurativo” es algo que presagia, que sugiere o
representa lo que podría ser.
78
Página 205
3) LAS DECISIONES SOBRE USO DE INGRESOS PARA GASTOS SOCIALES SERÍAN DESCENTRALIZADAS
Las decisiones sobre el uso detallado de los ingresos disponibles para gastos sociales serían
descentralizadas horizontalmente, entre los órganos sociales responsables de las diferentes
actividades funcionales, y verticalmente, dentro de los órganos responsables de cada actividad
funcional. Los ingresos asignados a grandes inversiones serían puestos a disposición de los órganos
de coordinación negociada existentes o recientemente creados, y mediante ellos a las unidades de
producción. Los órganos de coordinación negociada, y sus órganos sociales responsables de las
actividades funcionales, decidirían sobre la distribución regional de sus actividades. Algunos
ingresos serían puestos a disposición de los gobiernos regionales y locales para suplementar los
recursos que ellos mismos atraen. El gobierno central mismo retendría una parte de los ingresos
para las actividades residuales de las que continúa siendo responsable y para reservas de
contingencias. Este proceso de desagregación de las asignaciones macroeconómicas generales
estaría informado en cada etapa por las prioridades sociales determinadas a nivel nacional, junto con
las decisiones cada vez más detalladas que son tomadas por los grupos sucesivamente menores y
más específicas de personas afectadas por ellas.
Página 206
4) ES NECESARIO CONSIDERAR OTROS INTERESES ADEMÁS DE LAS NECESIDADES DE CONSUMO
El resultado de todo esto sería un patrón de demanda, desagregado hasta el nivel de gobiernos y
órganos sociales funcionales, unidades de producción, hogares e individuos, que reflejarían tanto
como sea posible una primera aproximación del interés social común definido colectiva e
individualmente. Pero esto es, sin embargo, solo una primera aproximación. Además de los
intereses como usuarios y consumidores, las personas tienen intereses como productores y
miembros de las comunidades, y son afectados por y les preocupa un conjunto más amplio de
asuntos, que la demanda y los precios relativos no pueden representar.
Página 207
Para llegar a una segunda aproximación, el proceso de cambio y ajuste tiene que ser tomado en
cuenta. Nuevas ramas de producción tienen que ser creadas, ramas viejas tienen que desaparecer, las
ramas existentes tienen que ser expandidas o contraídas.
La primera aproximación puede ser vista como el interés social en el lado cuantitativo de la
demanda. A la segunda aproximación se llega combinando el lado de la demanda con el interés
social en el lado cualitativo de la oferta, el lado que involucra la actividad productiva humana, y por
tanto de importancia central si la intención es que nos convirtamos en personas autogobernadas,
autoactivadas y autónomas.
Para que la implementación a este segundo nivel sea equitativa, se requiere de un marco de
procedimientos y estándares decididos nacionalmente.
Página 208
5) LA TRANSPARENCIA DE INFORMACIÓN SERÍA LA BASE DE LA IMPLEMENTACIÓN DE LAS DECISIONES
Cuando la sociedad se haya desarrollado hasta el nivel de autodeterminación y autogobierno, esta
disponibilidad de información sería la base para la administración de las cosas. En la medida que
esto no se haya logrado, la información permitiría hacer a las personas rendir cuentas de sus
acciones y, si fuera necesario, sería la base sobre la cuál las sanciones serían aplicadas.
79
Las sanciones a unidades de producción que se considere que operan insatisfactoriamente tomarían
la forma de negar nuevas inversiones y de suspender créditos o subsidios para las producciones
actuales.
Página 209
Las unidades de producción afectadas estarían involucradas en el proceso de decisión y tendrían la
oportunidad de tomar acciones correctivas antes de que las sanciones sean aplicadas. Sin embargo,
aunque es importante aclarar que las sanciones son posibles dentro de este modelo, y que de hecho
serían extremadamente efectivas porque ellas estarían informadas por el conocimiento local
detallado, ellas no son un componente integral del modelo. El problema de una sociedad
autogobernada no es suponer que las personas necesitan ser coaccionadas e ideas formas de
coaccionarlas, sino asegurar que las personas autoactivadas tengan la información que necesitan
para decidir cómo sus acciones mejor contribuyen al interés social general definido por ellas.
8.5 LA ASIGNACIÓN CONSCIENTE DE RECURSOS
Este capítulo ha tratado principalmente la planificación al nivel de la sociedad como un todo, con la
determinación social colectiva del marco dentro del cuál la toma descentralizada de decisiones tiene
lugar. Las prioridades sociales generales concientemente determinadas, desagregadas y
especificadas por los grupos e individuos que son los que al final van a utilizar los recursos con los
que se cuenta, resulta en un patrón de demanda. Estas prioridades generales también determinan los
precios de los insumos primarios que tienen en cuenta las unidades de producción para definir sus
precios. Por tanto, las unidades de producción saben qué es lo que es socialmente útil que ellas
produzcan y el costo social de los recursos que ellas necesitan para producirlo. Ellas pueden
entonces combinar este conocimiento, reflejando prioridades sociales generales, con su
conocimiento local de las circunstancias particulares de sus centros de trabajo y comunidades para
decidir cómo mejor usar su capacidad productiva en el interés social.
Las decisiones sobre grandes inversiones son tomadas centralmente y coordinadas ex ante con el
centro. Las inversiones menores son tomadas por órganos de coordinación negociada y coordinadas
ex ante por ellos. La implementación de las decisiones sobre inversiones se logra haciendo
disponible cierto poder de compra al órgano de coordinación negociada relevante, y eventualmente
a la unidad de producción, que entonces lo utiliza para comprar los bienes de inversión requeridos.
Página 210
Por tanto, las decisiones sobre inversiones que son tomadas a niveles superiores al de las unidades
de producción se hacen efectivas en forma de demanda por la producción actual de otras unidades
de producción que tienen la capacidad de producir esos bienes de inversión.
80
CAPÍTULO 9. COMUNIDADES Y UNIDADES DE PRODUCCIÓN
RESUMIDO POR MARTA HARNECKER
ÍNDICE
9.1 LA PLANIFICACIÓN LOCAL Y REGIONAL……………………………………………………………………………. 83
1) Conceptos de Autogobierno y autogestión……………………………………………………………………………. 83
a) Autogobierno en la sociedad civil ……………………………………………………………………………………. 83
b) Autogestión en las unidades productivas y entes del estado………………………………………………. 83
2) La asamblea representativa tendría el poder político supremo………………………………………………… 83
a) Decisiones tomadas a nivel local a menos que afecten a otros y se deba por tanto incluirles…. 83
b) Máxima descentralización sin exclusión…………………………………………………………………………… 83
c) La responsabilidad por las actividades funcionales serían transferidas a los órganos sociales
funcionales………………………………………………………………………………………………………………………. 83
d) Matriz de órganos sociales representativos y funcionales con responsabilidades, poderes y
recursos bien definidos……………………………………………………………………………………………………… 84
3) Composición de las comisiones de planificación locales y regionales………………………………………. 84
a) Comisiones de planificación representadas en su nivel superior, así como en las unidades de
producción y sus órganos de coordinación negociada…………………………………………………………… 84
b) Asegurarían que todos tengan la oportunidad de asumir su justa parte en las diferentes
categorías de actividad social…………………………………………………………………………………………….. 84
4) La determinación de las prioridades sería responsabilidad de la asamblea representativa informada
por la cámara de intereses …………………………………………………………………………………………………….. 85
5) Cuando no hay autosuficiencia se necesta el intercambio………………………………………………………. 85
a) El intercambio sería coordinado por las comisiones de planificación y los órganos de
coordinación negociada…………………………………………………………………………………………………….. 85
6) Un esquema de la coordinación negociada a nivel regional ……………………………………………………. 85
a) Las regiones necesitarían sus propios recursos ……………………………………………………………….. 86
b) Las prioridades locales serían determinadas por la asamblea representativa local ……………….. 86
c) La comisión local de planificación estaría representada en su nivel superior, así como en las
unidades de producción de mediana y gran escala y sus órganos de coordinación negociada…… 87
7) Un esquema de la coordinación negociada a nivel local…………………………………………………………. 87
a) Asambleas representativas locales obtienen recursos de la asamblea del nivel superior, del
cobro de impuestos y del sistema bancario………………………………………………………………………….. 87
9.2 INTERESES COMUNITARIOS …………………………………………………………………………………………….. 88
1) Además de intereses generales o “sociales” tenemos intereses particulares o “comunitarios”…….. 88
a) Los intereses sociales deben tener en cuenta los intereses comunitarios ……………………………. 88
b) Grupos de interés representados en unidades de producción y órganos de coordinación
negociada ……………………………………………………………………………………………………………………….. 88
2) Sindicatos representados en unidades de producción y órganos de coordinación negociada ……… 88
9.3 INTERESES DE LOS CONSUMIDORES Y DE LOS USUARIOS……………………………………………… 89
1) Sindicatos deberían tener en cuenta qué y para quién se produce ………………………………………….. 89
2) Consumidores y usuarios …………………………………………………………………………………………………… 89
a) Deberían estar representados en unidades de producción y órganos de coordinación negociada89
b) Deben poder elegir entre distintos proveedores, y así brindar información sobre la aceptación
de sus productos ……………………………………………………………………………………………………………… 89
c) Deben tomar decisiones sobre la producción……………………………………………………………………. 89
d) Deben proveer información necesaria para anticipar cambios ……………………………………………. 90
3) Cómo se toman en cuenta intereses de losconsumidores y usuarios ………………………………………. 90
81
a) Sus intereses deben ser articulados por comités consultivos, asociaciones y grupos de activistas90
b) Gobierno y órganos funcionales representados en unidades productivas y órganos de
coordinación negociada, si son clientes mayores. ………………………………………………………………… 90
c) La atención a los intereses de los consumidores y usuarios se garantiza por su representación
en las unidades de producción…………………………………………………………………………………………… 90
4) Unidades de producción: formas y estructura ……………………………………………………………………….. 91
5) La asignación de recursos a las unidades de producción sería determinado socialmente…………… 91
6) Unidades de producción socialmente controladas por todos sus afectados, pero autogestionadas
internamente ………………………………………………………………………………………………………………………… 91
a) Una autonomía total de las unidades productivas es incompatible con su carácter social………. 91
7) Propiedad social ……………………………………………………………………………………………………………….. 91
a) Salvo unidades de producción muy pequeñas, todas serían de propiedad social………………….. 91
b) Niveles de propiedad de las unidades de producción determinado por el principio de máxima
descentralización ……………………………………………………………………………………………………………… 91
8) Tamaño de las unidades de producción……………………………………………………………………………….. 92
a) Determinado más por mayor descentralización y pluralismo económico que por un criterio de
eficiencia estrecha ……………………………………………………………………………………………………………. 92
9) Composición de los órganos directivos de las unidades de producción ……………………………………. 92
a) El Bullock Report: accionistas, trabajadores y grupo mediador …………………………………………… 92
b) Propuesta del PC: trabajadores, sindicatos, gobierno y autoridades locales ………………………… 93
c) El peso de cada sector representado en los órganos directivos de las unidades de producción
debería decidirse democráticamente…………………………………………………………………………………… 93
d) Los intereses de los trabajadores de las unidades de producción estarían protegidos…………… 94
e) Esquema de posible composición del órgano directivo de una unidad de producción ……………. 94
10) El órgano de coordinación negociada tendría influencia, pero la unidad de producción sería
autónoma en el uso de sus capacidades instaladas ………………………………………………………………….. 94
a) En la unidad de producción los trabajadores deberían estar organizados en comités
autogestionados ………………………………………………………………………………………………………………. 95
b) El órgano directivo de la unidad de producción nombraría un comité ejecutivo responsable de
la coordinación entre los grupos autogestionados ………………………………………………………………… 95
c) Los trabajadores que no son parte de la dirección o comités ejecutivos de la unidad de
producción realizarían actividades de planificación y gerencia en otros espacios y dentro de la
unidad en otros momentos ………………………………………………………………………………………………… 96
d) Rotación de cargos……………………………………………………………………………………………………….. 96
e) Los salarios serían determinados mediante negociación interna dentro del marco establecido
nacionalmente …………………………………………………………………………………………………………………. 96
11) Las unidades de producción incapaces de alcanzar la tasa de rendimiento programada recibirían
un subsidio…………………………………………………………………………………………………………………………… 96
a) Temporal para corregir sus causas o uno permanente si se estima necesario socialmente……. 96
12) Secciones autogestionadas………………………………………………………………………………………………. 96
a) Establecerían los incentivos y sanciones que promuevan el cumplimiento de las metas ……….. 96
b) La apertura de la información entre ellas evitaría la explotación de unas por otras ……………….. 97
c) Una sociedad autogestionada pondría más énfasis sobre la protección del medio ambiente y
la calidad…………………………………………………………………………………………………………………………. 97
13) Autodesarrollo personal requiere pluralismo de iniciativas ……………………………………………………. 97
14) Nuevas unidades y nuevas ramas de producción………………………………………………………………… 97
a) La potestad para decidir el establecimiento de nuevas unidades dentro de las ramas de
producción existentes ampliamente extendida……………………………………………………………………… 97
b) La creación de nuevas ramas de producción sería aprobado y financiado por el gobierno
pertinente, pero puede ser propuesta por cualquier persona u organización ……………………………. 97
82
15) Actividades de pequeña escala…………………………………………………………………………………………. 98
a) Las actividades de pequeña escala no deberían estar sometidas a los órganos de coordinación
negociada, pero sí a un marco de control social …………………………………………………………………… 98
b) Los gobiernos locales podrían establecer centros donde ubicar las actividades de pequeña
escala …………………………………………………………………………………………………………………………….. 98
c) La comisión local de planificación establecería un sistema de licencias de operación para
aquellas actividades de pequeña escala qué deben estar dispersas geográficamente………………. 98
d) Las personas involucradas en actividades de pequeña escala podrían formar sus propias
organizaciones…………………………………………………………………………………………………………………. 99
e) Aquellas empresas de pequeña escala que crezcan más allá de su localidad tendrían
probablemente que constituirse como unidades de producción………………………………………………. 99
f) Coexistirían unidades de producción locales, regionales y nacionales junto con actividades
locales de pequeña escala, todas bajo control social…………………………………………………………….. 99
9.5 ÓRGANOS DE COORDINACIÓN NEGOCIADA …………………………………………………………………….. 99
1) Unidades de producción y órganos de coordinación negociada ………………………………………………. 99
a) Las unidades de producción se ubicarían en una sola rama de producción y pertenecerían al
órgano de coordinación negociada al nivel correspondiente ………………………………………………….. 99
b) Todas las unidades de producción estarían directamente relacionadas con las comisiones
locales de planificación en sus áreas ………………………………………………………………………………….. 99
c) En localidades o regiones donde no haya más de una unidad de producción de una misma
rama, ella podría establecer un cuasi órgano de coordinación negociada ……………………………….. 99
2) Cómo definir rama de producción ……………………………………………………………………………………… 100
3) La composición de los órganos de coordinación negociada ………………………………………………….. 100
a) Variaría de acuerdo a las características de cada rama …………………………………………………… 100
b) Tendrían representantes de todas las unidades en la rama correspondiente, los proveedores,
los usuarios, comisión de planificación, y grupos de interés o causa …………………………………….. 101
4) Responsabilidades de los órganos de coordinación negociada……………………………………………… 101
a) Responsables por los cambios de capacidad en su rama de producción y de cómo tratar los
diferentes rendimientos de sus unidades de producción………………………………………………………. 101
b) El órgano de coordinación negociada debería tener acceso a la información de cada unidad
de producción ………………………………………………………………………………………………………………… 101
c) Si no se llegara a un acuerdo dentro de un órgano de coordinación negociada, la decisión se
debería tomar por voto mayoritario……………………………………………………………………………………. 101
d) La proporción de los intereses que estarían representados en los órganos debería ser decidida
democráticamente ………………………………………………………………………………………………………….. 102
e) Los grupos representados en un órgano de coordinación negociada pueden apelar una
decisión a la comisión de planificación correspondiente ………………………………………………………. 102
5) La coordinación negociada permite gerenciar la economía democráticamente ……………………….. 102
83
9.1 LA PLANIFICACIÓN LOCAL Y REGIONAL
Este capítulo tiene que ver con las instituciones a través de las cuales la sociedad autogobernada
podría determinar los intereses sociales en los niveles que están por debajo de la sociedad como un
todo, es decir, tiene que ver con la construcción social detallada de los intereses sociales dentro del
marco determinado por el nivel nacional e internacional.
1) CONCEPTOS DE AUTOGOBIERNO Y AUTOGESTIÓN
a) Autogobierno en la sociedad civil
Una de las conclusiones del capítulo 6 fue que, así como el concepto de autogobierno es relevante
para la sociedad civil.
b) Autogestión en las unidades productivas y entes del estado
Autogestión es el concepto apropiado para las estructuras administrativas del estado y para las
unidades económicas.
2) LA ASAMBLEA REPRESENTATIVA TENDRÍA EL PODER POLÍTICO SUPREMO
El poder político supremo en una democracia debe yacer en la asamblea representativa al nivel en el
cual la decisión es tomada: local, regional o nacional.
a) Decisiones tomadas a nivel local a menos que afecten a otros y se deba por tanto incluirles
Las decisiones serían tomadas a nivel local a menos que existan buenas razones para que sean
tomadas a un nivel más general.
Esto sucedería cuando esas decisiones en cuestión afecten a un grupo más grandes de personas que
el que existe en el nivel local particular, como los siguientes casos:
1) Hay decisiones estratégicas que afectan la dirección del desarrollo de la región o de la sociedad
como un todo.
2) Hay decisiones que conciernen a la redistribución entre localidades o regiones.
3) Hay decisiones acerca de actividades que tienen efectos más allá de la localidad o región en la
cual ellas tienen lugar.
Sin embargo, dada la importancia que se atribuye al pluralismo y a la participación directa, deberá
haber siempre una disposición en favor de la descentralización.
b) Máxima descentralización sin exclusión
El principio de la máxima descentralización, que consiste en la no exclusión de los grupos
afectados, será aplicable no sólo al poder político de las asambleas representativas, sino también a
aquellos responsables de las actividades funcionales.
Página 213
c) La responsabilidad por las actividades funcionales serían transferidas a los órganos sociales
funcionales
La responsabilidad colectiva por actividades funcionales incluiría probablemente: servicios de
infraestructura como agua, comunicaciones, salud pública y ambiental; educación, formación
profesional y recreación; ciencia y artes; y salud y bienestar.
84
Estas responsabilidades serían transferidas a órganos sociales, los que a su vez estarían
descentralizados en concordancia con el principio de la no exclusión.
d) Matriz de órganos sociales representativos y funcionales con responsabilidades, poderes y
recursos bien definidos
El resultado de este equilibrio entre descentralización y centralización funcional y vertical, sería una
matriz interdependiente de órganos sociales representativos y funcionales, cada uno de ellos con
responsabilidades bien definidas, poderes y recursos.
La organización de estas actividades involucra una significativa interdependencia, la que sería
ajustada en primera instancia por la coordinación negociada entre los órganos funcionales
pertinentes y, en caso de no lograrse un acuerdo, la decisión correspondería al órgano representativo
apropiado.
El resultado sería un patrón de demandas de productos de las unidades productivas que reflejaría las
prioridades sociales en relación con las actividades colectivas.
3) COMPOSICIÓN DE LAS COMISIONES DE PLANIFICACIÓN LOCALES Y REGIONALES
Se establecerán comisiones de planificación con la tarea de hacer efectivas las prioridades
determinadas a través del proceso político-democrático local y regional, dentro del marco nacional.
Estas comisiones de planificación reunirían a representantes del gobierno local o regional, del
gobierno regional o nacional; de las unidades de producción localizadas en dicha área de
jurisdicción, de los órganos de coordinación negociada de esas unidades de producción, y de los
grupos de interés y de causa más relevantes.
a) Comisiones de planificación representadas en su nivel superior, así como en las unidades de
producción y sus órganos de coordinación negociada
Estas comisiones de planificación estarían, a su vez, representadas en las comisiones de
planificación regional y nacional, en los órganos de gobierno de las unidades de producción dentro
de esa área jurisdiccional y en los órganos de coordinación negociada de dichas unidades.
b) Asegurarían que todos tengan la oportunidad de asumir su justa parte en las diferentes
categorías de actividad social
Las comisiones de planificación local y regional tendrían la función de asegurar que la cantidad y la
calidad de la actividad económica en sus áreas sea tal que pueda proveer a todos la oportunidad de
asumir su justa parte en las diferentes categorías de actividad social identificadas en el capítulo 7.
Esto puede ser pensado asegurando el pleno empleo y la estructura económica en la distribución de
las diferentes categorías de actividad social—no especializadas y repetitivas, especializadas, de
crianza, creativas, de planificación y gestión—que no sea demasiado diferente del promedio
nacional.
Para lograr esto, se negociaría a nivel regional o nacional la asignación de las nuevas grandes
inversiones y la coordinación ex ante de dichas inversiones en su localidad o región. También
requeriría que las asambleas representativas a nivel local o regional tuviesen recursos a su
disposición.
Página 214
85
4) LA DETERMINACIÓN DE LAS PRIORIDADES SERÍA RESPONSABILIDAD DE LA ASAMBLEA REPRESENTATIVA
INFORMADA POR LA CÁMARA DE INTERESES
La determinación final de las prioridades locales o regionales sería responsabilidad de la asamblea
representativa a la que, como en el nivel nacional, se le entregaría el informe de la cámara de
intereses local o regional.
A la asamblea se presentarían tanto los puntos de acuerdo como aquellos en los que hay desacuerdo.
Una vez más, el proceso de coordinación negociada, al reconocer la existencia de las diferencias de
intereses y percepciones, incorporaría una dinámica transformadora.
De esta manera, la construcción social del interés social, que comenzaría en el nivel nacional,
continuaría en el proceso político regional y local.
5) CUANDO NO HAY AUTOSUFICIENCIA SE NECESTA EL INTERCAMBIO
a) El intercambio sería coordinado por las comisiones de planificación y los órganos de
coordinación negociada
Y como las localidades y las regiones, así como el país entero, no son autosuficientes, no todas las
demandas originadas en esa área podrían ser satisfechas con los bienes y servicios allí producidos,
de la misma manera que alguna producción de dicha área tendría que ser vendida afuera. Sin
embargo, la ubicación de la actividad económica no estaría determinada por las fuerzas del mercado
sino por comisiones de planificación a nivel nacional y regional y órganos de coordinación
negociada que determinarán, orientados por las prioridades socialmente determinadas en relación
con el desarrollo regional y la redistribución de ingresos.
6) UN ESQUEMA DE LA COORDINACIÓN NEGOCIADA A NIVEL REGIONAL
En este momento de la discusión es necesario estudiar en forma separada el nivel local y el nivel
regional. Y el proceso de coordinación negociada en el nivel regional sería muy parecido al del
nivel nacional. Un posible marco es expresado en la figura 9.1, que debe ser comparada con la
figura 8.1.
86
Figura 9.1 – Marco para la coordinación negociada regional
Asamblea Regional Prioridades Comisión Nacional
de Representantes Nacionales de Planificación
Cámara Regional
de Intereses
Comisión Regional de Planificación
Coordinación Regional Grandes Inversiones Distribución Local
Sectorial
Unidades de Órganos Regionales
Producción de Coordinación
-nacional Negociada
-regional
Comisiones Locales de Planificación
Página 215
Ésta tendría una visión de conjunto del estado actual del desarrollo económico de la región y el
esperado en el futuro. Si algún órgano de coordinación negociada nacional o regional estuviese
contemplando la creación, la expansión, el cierre o la contracción de unidades de producción de la
región, la comisión regional de planificación estaría capacitada para examinar cómo los cambios
propuestos tienen efectos unos sobre otros y como sería afectado, con ello, el carácter de la
actividad económica en la región.
a) Las regiones necesitarían sus propios recursos
Además de negociar con la comisión nacional de planificación y con los órganos de coordinación
negociada acerca de la localización de las grandes inversiones y de los cambios en la capacidad de
las unidades de producción existentes, las regiones necesitarían sus propios recursos.
Página 216
Estos serían usados para financiar al gobierno regional y a la comisión de planificación, para asumir
responsabilidades residuales en el funcionamiento de los servicios funcionales y el pleno empleo, y
para apoyar iniciativas regionales y locales. Estos recursos provendrían en parte del gobierno
nacional, y en parte de los impuestos regionales dentro de los límites nacionalmente determinados,
y sería responsabilidad del sistema bancario asegurar que las asambleas representativas regionales
tuviesen finanzas suficientes como para funcionar.
b) Las prioridades locales serían determinadas por la asamblea representativa local
87
La coordinación negociada a nivel local se preocuparía del volumen y la distribución de las
actividades económicas con base local, poniendo especial énfasis en las actividades de pequeña
escala.
Las prioridades locales serían determinadas por la asamblea representativa local, asistida por la
cámara local de intereses.
c) La comisión local de planificación estaría representada en su nivel superior, así como en las
unidades de producción de mediana y gran escala y sus órganos de coordinación negociada
La comisión de planificación local estaría representada en los órganos de gobierno de todas las
unidades productivas locales en esa área, excluyendo las actividades de pequeña escala; en los
órganos de coordinación negociada de la región cubriendo esas unidades de producción, y en la
comisión de planificación regional.
Sería responsable de asegurar el pleno empleo local y un abanico de actividades que permita a cada
persona acceder a las categorías de actividad social que son psicológicamente productivas.
Sería también responsable de las actividades a escala pequeña y el fomento de iniciativas locales.
7) UN ESQUEMA DE LA COORDINACIÓN NEGOCIADA A NIVEL LOCAL
Un cuadro explicativo de esta coordinación negociada local se muestra en la figura 9.2.
Página 217
Figura 9.2 – Marco para la coordinación negociada local
Asamblea Local Prioridades Comisión Regional de
de Representantes Nacionales y Regionales Planificación
Cámara Local
de Intereses Comisión Local de Planificación
Unidades de Producción Actividades de Órganos Regionales
-nacional Pequeña Escala de Coordinación
Negociada
-regional
-local
a) Asambleas representativas locales obtienen recursos de la asamblea del nivel superior, del
cobro de impuestos y del sistema bancario.
De la misma manera que las regiones, las asambleas representativas locales necesitarían sus propios
recursos, derivados de la región y del impuesto local, y también deberían poder tener acceso al
sistema bancario.
88
9.2 INTERESES COMUNITARIOS
1) ADEMÁS DE INTERESES GENERALES O “SOCIALES” TENEMOS INTERESES PARTICULARES O
“COMUNITARIOS”
Pertenecemos a la sociedad como un todo a nivel de la nación y a la comunidad internacional como
ciudadano del mundo. También pertenecemos a comunidades menores de personas afectadas por las
mismas cosas o interesadas en cosas similares.
Estas comunidades no sólo tienen una base geográfica común, como el área o región en la que
vivimos, sino que también involucran otros aspectos de nuestra vida: como miembros de diferentes
géneros o grupos étnicos; arrendatarios o propietarios; como personas responsables del cuidado y
crianza de otros; como practicantes de algunas experticias particulares o profesiones; como
trabajadores; como usuarios de los servicios organizados colectivamente; como consumidores
individuales; como participantes en determinadas actividades culturales y recreacionales; como
personas que luchan por determinadas causas como la liberación de la mujer, el antirracismo, la
liberación de los homosexuales, el respeto al ambiente, un mundo libre de armas nucleares.
Página 218
Lo que he llamado “grupos de interés” y “grupos de causa” (es decir, que luchan por determinadas
causas) son la expresión organizada de los intereses comunitarios.
Como ciudadanos, elegimos asambleas representativas para determinar los intereses sociales
generales y asignar los recursos correspondientes. Sin embargo, aunque se desagreguen a través de
asambleas representativas regionales y locales, estas definiciones generales de los intereses sociales
sólo pueden serlo en términos muy generales.
a) Los intereses sociales deben tener en cuenta los intereses comunitarios
Para trabajar los intereses sociales en la práctica es necesario tomar en consideración como son
articulados los intereses comunitarios por los grupos de interés y de causa.
Más aún, las grandes decisiones sobre prioridades a nivel nacional, regional y local, serán más
convincentes si están informadas por los puntos de vista de los grupos de interés y de causa, de tal
manera que los involucrados vean el interés social como parte de su vida, es decir, como algo que
les concierne.
La relación entre los partidos políticos —que ofrecen articulaciones alternativas de los intereses
comunitarios— y los grupos de interés o causa ha sido discutida en los capítulos 6 y 8.
b) Grupos de interés representados en unidades de producción y órganos de coordinación
negociada
Página 219
Para qué los intereses de estos grupos reciban una atención seria, estos grupos tendrían derecho a
ser representados en los órganos de gobierno de las unidades productivas y en los órganos de
coordinación negociada. La representación variará de acuerdo con la unidad de producción de que
se trate, si es nacional, regional o local.
2) SINDICATOS REPRESENTADOS EN UNIDADES DE PRODUCCIÓN Y ÓRGANOS DE COORDINACIÓN NEGOCIADA
Aunque en el curso de sus vidas las personas deberían asumir su parte en la planificación y
administración necesaria de la sociedad, también realizarán actividades en niveles menos generales
en la jerarquía funcional. Mientras el objetivo es lograr que el desarrollo de tareas funcionales
dependientes no sea asociado a la dependencia personal, éste sólo podrá ser alcanzado
89
gradualmente. Por eso es que los sindicatos parecen ser necesarios en el futuro cercano, tanto para
insistir en este principio dentro de las unidades productivas, como para salvaguardar los intereses de
aquellos que todavía están sometidos a la dependencia personal debido a que cumplen tareas
funcionalmente dependientes.
Los sindicatos estarán también interesados en la implementación, dentro de las unidades de
producción, de toda política de ingresos que haya estado implicada en la negociación al nivel
nacional.
Por eso, los sindicatos siempre tendrán derecho a estar representados en los órganos de gobierno de
las unidades productivas y en los órganos de coordinación negociada, y seguramente generalmente
tendrán interés en ejercer dicho derecho.
9.3 INTERESES DE LOS CONSUMIDORES Y DE LOS USUARIOS
1) SINDICATOS DEBERÍAN TENER EN CUENTA QUÉ Y PARA QUIÉN SE PRODUCE
Página 220
No tiene sentido producir lo que las personas o las unidades productivas no quieren utilizar. Sin
embargo la doctrina-teoría neoclásica, en que el consumidor es soberano, suele ser discutida de tal
manera que ignora los intereses de las personas como miembros de comunidades y como
productores. Pero, a su vez, hay seccionales sindicales que ven la producción sólo en términos de
trabajo y de condiciones de trabajo, sin tener en cuenta lo que produce, y eso es igualmente
inaceptable.
2) CONSUMIDORES Y USUARIOS
a) Deberían estar representados en unidades de producción y órganos de coordinación negociada
¿Cómo lograr que los intereses de los consumidores y otros usuarios estén representados en el
proceso de determinación de la producción socialmente necesaria? Hay dos maneras de lograrlo:
primera, el despliegue de poder de compra por los órganos sociales y funcionales de gobierno, por
los individuos y las unidades productivas; segunda, que los consumidores y otros usuarios estén
representados en los órganos de gobierno de las unidades productivas y en los órganos de
coordinación negociada.
b) Deben poder elegir entre distintos proveedores, y así brindar información sobre la aceptación de
sus productos
Para que el uso del poder de compra efectivamente represente los intereses de los consumidores y
usuarios deberían idealmente existir fuentes de oferta alternativas, de tal manera que la elección del
cliente provea de una información práctica del grado en que las diferentes unidades de producción
están produciendo lo que se desea.
En algunos casos esto no es posible por qué sólo existe una única unidad de producción en la
materia. Electricidad, telecomunicaciones, gas y agua. Sin embargo donde sea posible es muy
conveniente que haya fuentes de oferta alternativa.
c) Deben tomar decisiones sobre la producción
Página 221
Las decisiones acerca de dónde deben las unidades productivas utilizar su capacidad existente
deben ser tomada por representantes de los consumidores o usuarios y de los productores, junto a
los representantes de otros grupos de interés. De esta manera, los potenciales conflictos de intereses
90
y las diferentes percepciones de la realidad llegarán a ser explícitas y serían tomadas en cuenta
cuando se tomen las decisiones. Éste proceso tendría una dinámica transformadora.
d) Deben proveer información necesaria para anticipar cambios
El que los consumidores y usuarios estén representados en los distintos órganos que toman
decisiones es muy importante ya que proveerán información sobre cómo pueden estar cambiando
los requerimientos de los consumidores y sobre los nuevos productos y servicios que les gustaría
ver desarrollados. Esta será una importante información para anticipar cambios a través de
decisiones acerca de las inversiones a realizar ex ante de tal forma que se puedan satisfacer las
necesidades en el futuro.
Todas estas informaciones van mucho más allá cualitativamente de las informaciones que entrega la
demanda.
3) CÓMO SE TOMAN EN CUENTA INTERESES DE LOSCONSUMIDORES Y USUARIOS
a) Sus intereses deben ser articulados por comités consultivos, asociaciones y grupos de activistas
Los intereses de los consumidores serían articulados por: comités consultivos de consumidores para
ciertos servicios, asociaciones generales de consumidores y grupos de activistas.
Además de examinar la efectividad, conducir encuestas confiables, examinar la calidad de los
productos, y recomendar mejorar otros, estas organizaciones y grupos estarían representados en los
órganos de gobierno de las unidades productivas y en los órganos de coordinación negociada.
Ellos tendrían la información y la experticia para evaluar las estimaciones que estos órganos por sí
mismos estarían realizando de su desempeño, ayudados por el conocimiento amplio de las
experiencias de los consumidores sobre unidades productivas comparables. Estarían a tono con los
cambios en las preferencias de los consumidores pudiendo contribuir a las decisiones acerca de las
innovaciones que habría que hacer.
Página 222
b) Gobierno y órganos funcionales representados en unidades productivas y órganos de
coordinación negociada, si son clientes mayores.
El gobierno y los órganos funcionales estarían representados en los órganos de gobierno de las
unidades productivas y en los correspondientes órganos de coordinación negociada, si son clientes
mayores. De la misma manera, unidades productivas que son las grandes usuarias de determinados
productos de otras unidades productivas estarían representadas en los órganos de gobierno de dichas
unidades.
Finalmente, los órganos de coordinación negociada responsables de una rama de producción que
sean grandes usuarios de los productos de otras ramas estarían representados en los órganos de
coordinación negociada de esas ramas. Esta red de representación proveería información similar a la
de las organizaciones de consumidores, acerca del grado en que las unidades productivas están
respondiendo a los requerimientos del consumo colectivo y de otras unidades de producción y
acerca de cuándo sería necesario hacer cambios para mejorar la producción.
c) La atención a los intereses de los consumidores y usuarios se garantiza por su representación
en las unidades de producción
La respuesta a los intereses de los consumidores y usuarios se alcanzaría a través de la combinación
del impacto cuantitativo de la demanda en el desempeño financiero de las unidades productivas y la
91
influencia cualitativa de la representación de los consumidores/usuarios y las comisiones de
planificación en los órganos de gobierno de las unidades productivas.
4) UNIDADES DE PRODUCCIÓN: FORMAS Y ESTRUCTURA
5) LA ASIGNACIÓN DE RECURSOS A LAS UNIDADES DE PRODUCCIÓN SERÍA DETERMINADO SOCIALMENTE
Las organizaciones que asumen actividades económicas generalmente son firmas o empresas. He
usado el tosco término de “unidades de producción” [o “unidades productivas”] para evitar
cualquier sugerencia de toma atomizada de decisiones, coordinada ex post por las fuerzas del
mercado, y para enfatizar el carácter socializado de la producción en la sociedad autogobernada.
Dos principios se aplican en la organización de las unidades productivas en el modelo de
coordinación negociada: primero, el carácter social de los recursos productivos incorporados en
ellas, con el corolario de que el uso de estos recursos sería determinado socialmente; y, segundo, el
deseo de un pluralismo económico y presunción en favor de la pequeña escala.
6) UNIDADES DE PRODUCCIÓN SOCIALMENTE CONTROLADAS POR TODOS SUS AFECTADOS, PERO
AUTOGESTIONADAS INTERNAMENTE
El primer principio subraya la distinción que hice entre la composición del órgano de gobierno de
una unidad productiva —el cual sería representativo de todos los afectados por dicha actividad—y
su forma interna de operar, que sería organizada en base a la autogestión.
a) Una autonomía total de las unidades productivas es incompatible con su carácter social
Página 223
Esta combinación es muy diferente a la de la empresa autogestionada yugoslava, y de arreglos
similares en los modelos de socialismo de mercado, en los cuales sólo los trabajadores eligen los
órganos de gobierno de sus empresas. Sin embargo, hasta Horvat, el decano de los economistas
políticos yugoslavos, reconoce la fuerza del argumento de que la autonomía completa de las
unidades productivas es incompatible con su carácter social, aunque él no desarrolla las
implicaciones de este reconocimiento.26
7) PROPIEDAD SOCIAL
a) Salvo unidades de producción muy pequeñas, todas serían de propiedad social
Salvo las actividades locales muy pequeñas, todas las actividades económicas serían realizadas por
unidades de producción de propiedad social y controladas socialmente.
Ya en el capítulo 5 se habló de la propiedad privada capitalista y de la propiedad sectorial o de un
grupo de trabajadores.
b) Niveles de propiedad de las unidades de producción determinado por el principio de máxima
descentralización
Las unidades de producción podrán ser organizadas a nivel nacional, regional o local.27
26 Horvat, B. (1964) Towards a Theory of Planned Economy (Belgrade, Yugoslav Institute of Economic Research), p.119
y (1982): The Political Economy of Socialism (Oxford, Martin Robertson), p. 248.
27 Nota de CP: Devine utiliza el término de unidades de producción “organizadas a nivel nacional/regional/local” para
referirse a unidades de producción que son propiedad legal del gobierno naional/regional/local.
92
El principio de máxima descentralización sin exclusión de los grupos afectados determinará el nivel
en el cuál serían organizadas las unidades de producción. Si las actividades integradas fueran
fragmentadas o si la producción ocurriese en una escala muy pequeña, podrían derrocharse los
recursos productivos y todo el mundo sería afectado negativamente.
Sin embargo, dado lo deseable de la descentralización y del pluralismo económico, se establecerá el
mayor número de unidades productivas posible en cada nivel, siempre que con ello se logre realizar
la escala de producción mínima requerida.
Por ejemplo, si la dimensión mínima requerida para una actividad productiva particular fuese
demasiado grande como para instalar una unidad productiva en cada región, tal vez sería
suficientemente pequeña como para instalar dos unidades de producción en todo el país, y
similarmente a nivel local o regional.
8) TAMAÑO DE LAS UNIDADES DE PRODUCCIÓN
a) Determinado más por mayor descentralización y pluralismo económico que por un criterio de
eficiencia estrecha
Página 224
He usado el término escala mínima requerida en lugar de escala mínimamente eficiente ya que
debería haber orientaciones socialmente aceptadas acerca de en qué medida se podría perder algo de
la eficiencia económica estrecha para lograr, a cambio, una mayor descentralización y pluralismo
económico.
La aplicación de estos principios produciría la formación de unidades de producción con órganos de
gobierno de diferentes composiciones. Las diferencias reflejarían los factores que determinan la
forma de representación de los consumidores/usuarios y de los grupos de interés/causa, a saber, a
qué nivel está organizada la unidad, la región y la localidad en la que se encuentra, y qué es lo que
está produciendo. Las decisiones individuales hechas por las personas como trabajadores y como
consumidores, las decisiones colectivas tomadas por los usuarios colectivos y otras unidades de
producción, proveerían indicadores cuantitativos acerca de cómo son vistas las condiciones de
trabajo y la producción de una unidad de producción.
La respuesta a esas informaciones y los planes de cambios a largo plazo serían decididos en
primera instancia por los órganos de gobierno de la unidad de producción en base a la información
cualitativa disponible. Cada unidad productiva pertenecería a un órgano de coordinación negociada.
Allí se decidiría acerca de los planes para cambiar la capacidad instalada, los que pudieran haber
surgido en la unidad de producción misma o fuera de ella, y serían negociados y eventualmente
decididos por los órganos de coordinación negociada. Acerca de estos órganos hablaremos en
detalle en una sección del próximo capítulo.
9) COMPOSICIÓN DE LOS ÓRGANOS DIRECTIVOS DE LAS UNIDADES DE PRODUCCIÓN
Hasta ahora, se ha planteado el principio de que el órgano de gobierno o directivo de una unidad de
producción debe ser representativo de aquellos afectados por sus actividades y se han identificado
en términos generales los potenciales participantes.
a) El Bullock Report: accionistas, trabajadores y grupo mediador
¿Qué puede decirse sobre la composición detallada de los órganos directivos? El Bullock Report on
Industrial Democracy in the UK (Departamento de Comercio, 1977) plantea la representación igual
de accionistas y trabajadores, más un grupo cooptado que forma menos de un tercio del total (la
fórmula de 2x + y). El grupo cooptado tenía la función doble de mediar entre los representantes del
93
capital y el trabajo y la de proporcionar una experiencia más amplia y consideraciones de interés.
Estaba conformado por personal de alto nivel de otras compañías, personas con especial experticia
como los procuradores y contadores, y sindicalistas que no eran empleados de esa compañía.
La representación específica de los consumidores fue rechazada, debido a que se consideró que sus
intereses eran diferentes en esencia de aquellos de los accionistas y trabajadores, protegidos éstos
por la legislación y por la competencia, y usando también el argumento de que era difícil definir
quienes representarían a los consumidores. La representación de los trabajadores debía ser
controlada por los sindicatos, sobre la base de la estructura sindical y organización de representantes
existentes. Se argumentó que la negociación colectiva y la representación de los trabajadores en la
dirección eran complementarias, y la sugerencia de que los representantes de los trabajadores
deberían renunciar a sus puestos en los sindicatos fue rechazada.
Página 225
A pesar del carácter corporativo de las propuestas de dicho informe, fue rechazado por la mayoría
de los empleadores, y decididamente por la mayoría de los sindicatos, y quedó en nada.
b) Propuesta del PC: trabajadores, sindicatos, gobierno y autoridades locales
El Partido Comunista se pronunció frente a la Comisión Bullock exigiendo la nacionalización y
rechazando el sindicalismo. Argumentó que debían ser cuatro los intereses representados: los
trabajadores involucrados en la empresa; el Congreso de Sindicatos, en representación de la clase
obrera como un todo; el gobierno; otros órganos con un interés legitimado, como las autoridades
locales. Los representantes de los trabajadores de la empresa debían estar en minoría para evitar el
corporativismo, pero junto con los representantes del Congreso de Sindicatos deberían constituir
una mayoría, asegurando el control por la clase obrera como un todo. Esta es una posición más
aceptable frente al informe puesto que prescinde del capital particular, pero es unidimensionalmente
obrerista, privilegiando el papel de las personas como productoras sobre todos los otros aspectos de
sus vidas.
c) El peso de cada sector representado en los órganos directivos de las unidades de producción
debería decidirse democráticamente
No es obvio qué principio debe guiar las proporciones en las que los diferentes intereses deben estar
representados en los órganos directivos de las unidades de producción. Podría argumentarse que lo
que importa es que cada interés afectado esté representado, ya que de lo que se trata es de llegar a
acuerdos sobre la base de la negociación. Sin embargo, plantear que las decisiones deben hacerse
sobre la base de la unanimidad es probablemente una posición demasiada restrictiva e incrementaría
la posibilidad de veto por alguno de los sectores participantes. En el otro extremo, usando la
analogía de la relación entre la asamblea representativa y la cámara los intereses, podría
argumentarse que el control final debería recaer sobre el representante de la comisión de
planificación de nivel relevante, como representante de la comunidad como un todo, en forma de
una “acción de oro”. Sin embargo, esto podría transformar el proceso de negociación en una simple
formalidad.
Al final, el tema sería determinado en base a la experiencia, a través del procedimiento político
democrático.
Como un punto de partida, mi inclinación es proponer una representación igual de cuatro categorías
de interés: las comisiones de planificación y órganos de coordinación negociada para las ramas
relevantes de la producción, como expresión del interés general; las asociaciones de consumidores,
órganos de gobierno y funcionales, otras unidades de producción y otros órganos de coordinación
negociada, representando a consumidores, usuarios y proveedores; grupos de interés y causa,
94
representando los intereses de la comunidad como se ha definido en la sección 9.2; y aquellos que
trabajan en la unidad de producción y los sindicatos que los representan. Debido a que ningún
interés dominaría, el acento se pondría en llegar a acuerdos con los otros intereses.
d) Los intereses de los trabajadores de las unidades de producción estarían protegidos
Podría correrse el peligro de que los intereses externos reduzcan el peso de los intereses de aquellos
que trabajan en esa unidad de producción. Sin embargo, los asuntos donde hay desacuerdo se harían
públicos y las razones de cada planteamiento estarían sometidas a escrutinio y debate público.
Página 226
Más aún, estarían incluidos entre los grupos representados por los sindicatos a los que pertenecen
los trabajadores de la unidad de producción. Como último recurso, si los trabajadores se sintieran
gravemente agraviados podrían tomar medidas de presión.
e) Esquema de posible composición del órgano directivo de una unidad de producción
Figura 9.3- Posible composición del órgano directivo de una unidad de producción
10) EL ÓRGANO DE COORDINACIÓN NEGOCIADA TENDRÍA INFLUENCIA, PERO LA UNIDAD DE PRODUCCIÓN
SERÍA AUTÓNOMA EN EL USO DE SUS CAPACIDADES INSTALADAS
El órgano de coordinación negociada de la unidad de producción tendría una influencia importante
en los acuerdos a que llegara su órgano directivo.
La unidad de producción sería totalmente autónoma con respecto a su forma de operar cotidiana y al
uso que haga de su capacidad de producción existente, solamente estaría sujeta a la auditoria
regular.
Sin embargo, si fuera incapaz de alcanzar la tasa de rendimiento de los activos empleados
socialmente determinada, para no quebrar requeriría ser subsidiada por su órgano de coordinación
Intereses generales
Comisiones de planificación Órgano de
-nacional coordinación
-regional negociada
-local
Órgano directivo de la
unidad de producción
Trabajadores de la Sindicatos
unidad de producción
Intereses de los trabajadores
Intereses comunitarios
grupos de interés
grupos de causa
Intereses de los
consumidores/usuarios y
proveedores
asociación de consumidores
órganos de gobierno y
funcionales
otras unidades de producción
otros órganos de coordinación
negociada
95
negociada. Además, las inversiones tendrían que ser aceptadas por dicho órgano. Parece probable
que cuando los órganos de coordinación negociada deban tomar decisiones sobre subsidios e
inversión, tendrían en cuenta la extensión en la que los órganos directivos de unidades de
producción estarían de acuerdo y la naturaleza de cualquier desacuerdo. Por lo tanto, se apostaría a
la necesidad de llegar a acuerdos.
Mientras los órganos directivos de las unidades de producción serían representativos de los
afectados por sus actividades, incluyendo a sus trabajadores, la organización interna sería en base a
la autogestión.
Esto tendería a descentralizar la toma de decisiones hacia los afectados. Y una vez que su órgano
directivo ha definido el interés social en relación con las actividades de una determinada unidad de
producción, las decisiones sobre cómo usar mejor los recursos de la unidad para lograr satisfacer
esos intereses dependerían de aquellos que trabajan en esa unidad de producción.
Página 227
Ellos estarían en posesión del nivel más local de conocimientos y estarían mejor situados para usar
esos conocimientos eficazmente, en función del interés social.
Se ha discutido poco acerca de la organización interna de las unidades de producción en una
sociedad autogestionada.
a) En la unidad de producción los trabajadores deberían estar organizados en comités
autogestionados
En un trabajo anterior argumenté que, en niveles por debajo del órgano directivo, la organización
del trabajo debe ser de responsabilidad de comités en los cuales aquellos que trabajan deberían tener
una representación mayoritaria, con una representación de la administración minoritaria y poder de
apelación en casos de grandes desacuerdos.28
La razón para plantear esto fue la idea de combinar la autogestión de los trabajadores en su lugar de
trabajo específico de trabajo con la coordinación en conjunto de las operaciones internas de la
unidad de producción como un todo. Aunque esto todavía me parece un objetivo correcto, ahora
pienso que podría conseguirse sobre una base algo diferente, con grupos de trabajo autogestionados
funcionando dentro de un marco de metas y pautas acordados con el órgano directivo a través de su
comité ejecutivo, y coordinando sus actividades por vía de la negociación.
b) El órgano directivo de la unidad de producción nombraría un comité ejecutivo responsable de la
coordinación entre los grupos autogestionados
El órgano directivo en el cual estarían representados aquellos que trabajaban en la unidad de
producción nombraría un comité ejecutivo global responsable de planear y operar la unidad de
producción como un todo, en conformidad con la definición de interés social realizada por el órgano
directivo. Cada sección dentro de la unidad de producción elegiría un comité ejecutivo seccional
responsable de organizar el trabajo de esa sección. Estos comités ejecutivos seccionales serían
responsables ante el comité ejecutivo global de asegurar que las secciones operen de conformidad
con las metas y las pautas acordadas entre ellos, de lograrlas y de cómo organizan el trabajo de la
sección en la práctica de acuerdo con ellas. La coordinación detallada entre las actividades de las
secciones se lograría mediante la negociación, previendo la posibilidad de adjudicación en caso de
no lograrse un acuerdo.
28 Devine, P. (1981): “Principles of Democratic Planning”, Socialist Economic Review, p.121.
96
c) Los trabajadores que no son parte de la dirección o comités ejecutivos de la unidad de
producción realizarían actividades de planificación y gerencia en otros espacios y dentro de la
unidad en otros momentos
Las personas que trabajan en una unidad de producción en niveles funcionales menos generales que
los de la planificación y gerencia general no pasarían toda su vida emprendiendo actividades
funcionales subordinadas. En la medida en que la división del trabajo social haya sido superada,
estarían involucrados en otros momentos y otros aspectos de su vida, en actividades de
planificación y gerencia.
Por lo tanto, habrían contraído un conocimiento con una visión amplia que le permitiría participar
en el trabajo en su unidad de producción e interactuar con aquellos que en ese momento tienen una
responsabilidad funcional general, sobre la base de la igualdad.
d) Rotación de cargos
La rotación de los miembros de los comités ejecutivos globales y seccionales y de cualquier otra
estructura intermedia contribuiría a establecer relaciones sociales iguales.
Página 228
Similarmente, en la medida que todos fueran expertos en algo, las personas podrían reconocer y
respetar las experticias específicas sin sentirse minusvalorados u oprimidos por ello.
e) Los salarios serían determinados mediante negociación interna dentro del marco establecido
nacionalmente
La autogestión interna sería también la mejor base para implementar cualquier acuerdo nacional
respecto a las diferencias salariales relacionadas con las circunstancias locales. Los salarios serían
determinados mediante la negociación interna dentro del marco establecido nacionalmente, y
entrarían en los costos que determinarían los precios.
11) LAS UNIDADES DE PRODUCCIÓN INCAPACES DE ALCANZAR LA TASA DE RENDIMIENTO PROGRAMADA
RECIBIRÍAN UN SUBSIDIO
a) Temporal para corregir sus causas o uno permanente si se estima necesario socialmente
Si una unidad de producción fuera incapaz de alcanzar la meta de su tasa de rendimiento, porque
sus precios son más altos que los de otras unidades de producción en su misma rama, su órgano
directivo revisaría las causas de esta situación y luego lo haría su órgano de coordinación
negociada.
Si se encontraran precios relativamente altos que se deban a salarios relativamente altos, o a una
productividad excesivamente baja, se le otorgaría a dicha unidad de producción un cierto tiempo
para arreglar las cosas, durante el cual esa unidad de producción sería subsidiada, pero al final del
período fijado el subsidio cesaría.
Sin embargo, si las razones para el fracaso en alcanzar la meta fuesen consideradas socialmente
aceptable, el monto y la duración de cualquier subsidio serían decididos teniendo en cuenta la
situación global, como se desarrollará en el próximo capítulo.
Por lo tanto, el proceso de la negociación interna podría tener en cuenta consideraciones más allá de
la rentabilidad relativa, aunque el resultado tendría que ser justificado externamente.
12) SECCIONES AUTOGESTIONADAS
a) Establecerían los incentivos y sanciones que promuevan el cumplimiento de las metas
97
El conocimiento local de que dispondrían las secciones autogestionadas proveería la base para que
los trabajadores involucrados puedan decidir cómo contribuir mejor a los intereses sociales
expresados en las metas y orientaciones definidas para su sección.
Y en la medida en que los trabajadores involucrados no sean plenamente autoactivados, ésta sería la
base para proveer de cualquier incentivo o sanción que se considere necesario. Las decisiones sobre
salarios diferenciales, promoción y disciplina son más tomadas más eficientemente y
equitativamente cuando son tomadas por grupos de personas afines o semejantes. Las personas que
trabajan juntas están en la mejor posición para evaluar el rendimiento relativo de cada uno y además
están interesados en que sea justo.
b) La apertura de la información entre ellas evitaría la explotación de unas por otras
El principio general de apertura de la información, que se expresaría en que los registros de cada
sección estarían abiertos al escrutinio de cualquier otra, proveería una garantía contra la explotación
de una sección por otra.
c) Una sociedad autogestionada pondría más énfasis sobre la protección del medio ambiente y la
calidad
Finalmente, está la cuestión de la diversidad y flexibilidad. Me parece que una sociedad
autogestionada pondría menos énfasis en el crecimiento económico y la proliferación de nuevos
productos, y más énfasis sobre la protección del medio ambiente y la calidad.
13) AUTODESARROLLO PERSONAL REQUIERE PLURALISMO DE INICIATIVAS
Sin embargo, la diversidad de los intereses humanos y la importancia de la flexibilidad seguramente
serían mayores. La creatividad humana y el autodesarrollo personal requieren de una sociedad
donde haya espacio para el más amplio pluralismo de iniciativas.
En la esfera de la actividad económica esto tiene implicaciones en la forma en que se establecen las
unidades de producción y como son organizadas las actividades económicas de menor escala.
14) NUEVAS UNIDADES Y NUEVAS RAMAS DE PRODUCCIÓN
a) La potestad para decidir el establecimiento de nuevas unidades dentro de las ramas de
producción existentes ampliamente extendida
Página 229
La potestad para establecer nuevas unidades de producción sería extendida ampliamente.
Exceptuando las actividades locales de pequeña escala, donde se pueden aplicar diferentes arreglos,
las decisiones acerca de nuevas unidades de producción dentro de las ramas de producción existente
estarían en manos del órgano de coordinación negociada pertinente.
b) La creación de nuevas ramas de producción sería aprobado y financiado por el gobierno
pertinente, pero puede ser propuesta por cualquier persona u organización
Con respecto a nuevas ramas de producción, los fondos provendrían del gobierno nacional, regional
o local, canalizados a través de los recién establecidos órganos de coordinación nacional o regional
o, en el caso de actividades locales, directamente.
Las recomendaciones para que esos fondos estén disponibles provendrían de la comisión de
planificación pertinente.
Sin embargo, la iniciativa para promover nuevas ramas de producción podría provenir de cualquier
persona. Y como las nuevas ramas de producción tienden a surgir de las existentes, importantes
98
fuentes de iniciativa serían probablemente las propias comisiones de planificación, los institutos de
investigación, los órganos de coordinación negociada existentes, las unidades de producción, y las
organizaciones de consumidores y usuarios. Sin embargo, cualquier individuo o grupo puede
levantar una propuesta.
Por lo tanto, habrá una multiplicidad de centros independientes de nivel local y regional tomando
decisiones sobre las nuevas iniciativas.
15) ACTIVIDADES DE PEQUEÑA ESCALA
a) Las actividades de pequeña escala no deberían estar sometidas a los órganos de coordinación
negociada, pero sí a un marco de control social
La actividad de pequeña escala es una fuente esencial de flexibilidad, creatividad y diversidad. Ésta
abarca el mantenimiento y los servicios de reparación, servicios profesionales, cafés y restaurantes,
artes, música y recreación, medicina alternativa y crecimiento personal. Actualmente es organizada
en base a firmas capitalistas pequeñas, asociaciones, cooperativas, sociedades benéficas o
autoempleo.
El carácter y la escala de estas actividades harían quizás demasiado engorroso su sometimiento a los
órganos de coordinación negociada de las existentes ramas de producción y a las comisiones de
planificación para el establecimiento de nuevas ramas.
Sin embargo, la competencia atomística en estas actividades coordinada ex post por las fuerzas del
mercado, conducen a la autoexplotación y a prácticas crudas. Algún tipo de arreglo debe hacerse
que promueva la creatividad y la diversidad dentro de un marco de control social participativo y
democrático.
b) Los gobiernos locales podrían establecer centros donde ubicar las actividades de pequeña
escala
Una posibilidad es una extensión del principio de trabajo en equipo entre el gobierno local y la
comunidad local. Las autoridades locales podrían establecer centros, que contarán con instalaciones
y recursos, donde las personas que quisieran involucrarse en el tipo de actividades que estamos
discutiendo pudieran tener su base de operaciones.
Página 230
El número de centros dependen de la demanda local de esos servicios. Estos centros podrían ser
autogestionados dentro de las líneas generales elaboradas por la comisión local de planificación en
consulta con la cámara de intereses y aprobada por la asamblea local representativa. Si el número de
personas interesadas en ubicarse en estos centros excediera su capacidad, habría que establecer un
sistema de selección y, probablemente, una posible rotación.
Sin embargo, las personas también podrían operar fuera de los centros, y quizás vivir parcialmente
de sus ganancias si tal sistema estuviera establecido. Esto proveería una prueba para saber que estos
centros están respondiendo a las necesidades sociales. El éxito en atraer a clientes, sería un
elemento a considerar en el momento de asignar lugares dentro del centro.
c) La comisión local de planificación establecería un sistema de licencias de operación para
aquellas actividades de pequeña escala qué deben estar dispersas geográficamente
Para actividades que necesitan estar geográficamente dispersas, como los de centros nocturnos,
cafés, tiendas locales, también tiene que haber un sistema de licencias, operado por una sección de
la comisión de planificación local, en consulta con la cámara de intereses local, para asegurar la
coordinación necesaria y la cooperación.
99
d) Las personas involucradas en actividades de pequeña escala podrían formar sus propias
organizaciones
Es también probable que personas comprometidas en la misma línea de actividad en una localidad
pudieran formar organizaciones para intercambiar información y representar sus intereses.
e) Aquellas empresas de pequeña escala que crezcan más allá de su localidad tendrían
probablemente que constituirse como unidades de producción
f) Coexistirían unidades de producción locales, regionales y nacionales junto con actividades
locales de pequeña escala, todas bajo control social
Por lo tanto, en resumen, habría unidades de producción organizadas en el nivel nacional, regional y
local, de acuerdo con el carácter de la actividad involucrada, más una variedad de actividades
locales de pequeña escala realizadas por grupos cooperativos o individuos, en la mayor parte de los
casos en alguna forma de asociación con la asamblea representativa local y la comisión de
planificación.
La responsabilidad para establecer nuevas unidades de producción sería expandida extensamente y
pequeñas actividades nuevas, podrían ser establecidas de forma relativamente fácil. Las actividades
exitosas en su actual nivel que deseasen expandirse podrían hacerlo reorganizándose como unidades
de producción del nivel pertinente, participando en el órgano de coordinación negociada que le
corresponda.
La flexibilidad, creatividad y diversidad deberían combinarse con el control social democrático en
los diferentes niveles en los que la actividad productiva sea realizada.
Página 231
9.5 ÓRGANOS DE COORDINACIÓN NEGOCIADA
1) UNIDADES DE PRODUCCIÓN Y ÓRGANOS DE COORDINACIÓN NEGOCIADA
a) Las unidades de producción se ubicarían en una sola rama de producción y pertenecerían al
órgano de coordinación negociada al nivel correspondiente
Los órganos de coordinación negociada serían responsables de ramas claramente definidas de la
producción y, en general, las unidades de producción operarían en una sola rama de producción.
Toda unidad de producción organizada nacionalmente en una determinada rama, debe pertenecer al
órgano de coordinación negociada nacional para esa rama y similarmente debe hacerlo a nivel
regional.
En algunas circunstancias, unidades organizadas nacionalmente pueden pertenecer también a un
órgano de coordinación negociada regional, como cuando dos o más unidades organizadas
nacionalmente en la misma rama de producción están localizadas en una misma región, o cuando
una unidad organizada nacionalmente es localizada en una región y ésta cuenta con unidades
organizadas regionalmente que operan en la misma rama de producción.
b) Todas las unidades de producción estarían directamente relacionadas con las comisiones
locales de planificación en sus áreas
Unidades de producción organizadas a escala nacional y regional tendrían relaciones directas con
las comisiones locales de planificación en las áreas donde están ubicadas, de la misma forma en que
lo hacen las unidades de producción organizadas localmente.
c) En localidades o regiones donde no haya más de una unidad de producción de una misma rama,
ella podría establecer un cuasi órgano de coordinación negociada
100
Como es improbable que más de una unidad de producción en cualquiera rama sea localizada en la
misma localidad, no habría por lo tanto la necesidad de establecer órganos locales de coordinación
negociada en esos casos.
Algo diferente ocurre con las actividades locales emprendidas por personas individuales o
cooperativas. Éstas estarían naturalmente duplicadas y operarían bajo normas diferentes, las que
fueron analizadas al final de la anterior sección.
También habrá ramas de producción con sólo una unidad de producción en el país o en una región
particular. Aunque en estos casos la necesidad de coordinación ex ante no existe, sería deseable, sin
embargo, que existiera un cuerpo externo con el cual pudieran interactuar tales unidades de
producción. Una posibilidad sería que tuviesen una relación directa con la comisión de planificación
nacional o regional. Sin embargo, sería mejor probablemente que fueran cuasi órganos de
coordinación negociada y que representaran esencialmente los mismos intereses de los órganos
directivos de las unidades de producción, pero con personal diferentes, para suministrar un segundo
punto de vista cuando hubiese que decidir acerca del tema de las inversiones. Ellos deberían
transformarse en órganos de coordinación negociada plenos si las circunstancias cambiasen e
hiciesen posible tener más de una unidad única de producción en dicha rama de producción.
2) CÓMO DEFINIR RAMA DE PRODUCCIÓN
El modelo de coordinación negociada ex ante se enfoca en el proceso de distribución de los recursos
entre diferentes ramas de la producción y entre las diferentes unidades de producción dentro una
misma rama. La suposición de que unidades de producción individuales funcionarían dentro de una
rama sola de la producción plantea dos asuntos. Primero, ¿cómo definir rama de producción?
Página 232
Segundo, ¿no habrá unidades de producción que operen en más de una rama de producción?
Estos asuntos están relacionados con la amplitud de la definición de cada rama de producción.
Mientras más amplia sea ésta habrá menos ramas separadas y, por lo tanto, habrá menos actividades
de producción que puedan ser catalogadas como pertenecientes a varias ramas.
Una rama de producción incluiría aquellas capacidades de producción y experticia suficientemente
similares como para poder ser más o menos intercambiables. Se definirían en base a la semejanza
del proceso de producción, aunque serían también relevantes las relaciones estructurales. Por lo
tanto, el grado de la interdependencia entre unidades de producción dentro de la misma rama de
producción sería evidentemente más grande que entre unidades de producción en ramas diferentes
de la producción. En general, teniendo en cuenta la disposición a favor de la descentralización, la
capacidad productiva perteneciente a ramas de producción diferentes sería organizada en unidades
de producción diferentes.
Sin embargo, si hubiese buenas razones para excepciones a esta norma y existiesen unidades de
producción que funcionasen en más de una rama de producción, éstas pertenecerían a más de un
órgano de coordinación negociada.
3) LA COMPOSICIÓN DE LOS ÓRGANOS DE COORDINACIÓN NEGOCIADA
a) Variaría de acuerdo a las características de cada rama
La composición de los órganos de coordinación negociada sería determinada aplicando el principio
básico del autogobierno, es decir la representación de todos los intereses afectados, y debería, de
esta manera, variar de acuerdo a las características de la actividad involucrada.
101
b) Tendrían representantes de todas las unidades en la rama correspondiente, los proveedores, los
usuarios, comisión de planificación, y grupos de interés o causa
Por lo tanto, los órganos de coordinación negociada para las actividades organizadas nacionalmente
estarían formados por los siguientes representantes: todas las unidades de producción de la rama de
producción; los órganos de coordinación negociada nacionales de los mayores proveedores y
usuarios; órganos gubernamentales y funcionales que sean sus usuarios y organizaciones nacionales
de consumidores; las secciones de la comisión nacional de planificación relacionadas con la
coordinación sectorial correspondiente, nuevas grandes inversiones y distribución regional; las
comisiones regionales de planificación correspondientes; y los grupos de interés y causa de carácter
nacional relevantes, incluyendo por supuesto los sindicatos. Principios similares se aplicarían en el
nivel regional. Los vínculos involucrados fueron parcialmente ilustrados en la figura 8.1 para el
nivel nacional y la 9.1 para el nivel regional.
4) RESPONSABILIDADES DE LOS ÓRGANOS DE COORDINACIÓN NEGOCIADA
a) Responsables por los cambios de capacidad en su rama de producción y de cómo tratar los
diferentes rendimientos de sus unidades de producción
Los órganos de coordinación negociada serían responsables de determinar qué cambios en la
capacidad de su rama de producción deben ser alcanzados y de cómo tratar los diferentes
rendimientos de unidades de producción dentro de la rama. Las unidades de producción decidirían
por sí mismas el uso de la capacidad existente pero la inversión tendría que ser acordada con el
órgano de coordinación negociada. Como se explica en el capítulo 8, se espera que las unidades de
producción obtengan la tasa de rendimiento socialmente determinada de los activos utilizados. Una
parte de ésta se pagaría como impuesto para financiar el gasto social e grandes inversiones.
Página 233
Lo que quede estará a disposición del órgano de coordinación negociada para financiar inversiones
menores en dicha rama de producción. Las unidades de producción que no obtuvieron la esperada
tasa de rendimiento requerirían un subsidio para poder continuar operando y esto sería acordado con
el órgano de coordinación negociada.
b) El órgano de coordinación negociada debería tener acceso a la información de cada unidad de
producción
El órgano de coordinación negociada debería tener frente a sí una información cuantitativa acerca
de cada unidad de producción generada por la interacción de la demanda, reflejando las preferencias
de los consumidores en el uso de su poder de compra, y los costos de producción, reflejando su
productividad y los precios de insumos primarios socialmente determinados. Debería tener también
una información cualitativa: primero, acerca de las grandes inversiones planificadas, nuevos
desarrollos tecnológicos y cambios esperados en la demanda; segundo, acerca de las razones de
cualquier desarrollo diferencial por unidad de producción, incluyendo las opiniones de los
consumidores/usuarios; y, tercero, acerca de la gama de intereses comunitarios discutida en la
sección 9.2.
Esta información cuantitativa y cualitativa sería la base sobre la cuál los afectados, los intereses
representados en el órgano de coordinación negociada, construirían entre ellos su propia definición
de lo que constituye el interés social en relación con las decisiones que deben adoptar.
c) Si no se llegara a un acuerdo dentro de un órgano de coordinación negociada, la decisión se
debería tomar por voto mayoritario
102
¿Qué ocurriría si aquellos involucrados en la negociación no llegaran a un acuerdo? Al final, las
decisiones tendrían que ser tomadas por voto mayoritario.
d) La proporción de los intereses que estarían representados en los órganos debería ser decidida
democráticamente
Esto levanta la cuestión de la proporción en la que los distintos intereses estarían representados en
los órganos de coordinación negociada. Como en el caso de los órganos directivos de las unidades
de producción, no hay principios obvios y podrían aplicarse consideraciones similares a las
expuestas en la sección previa.
Quizás como punto de partida, para ser modificado por la experiencia, podría haber tres categorías
con igual representación: primero, las unidades de producción directamente involucradas; segundo,
los usuarios, bajo la forma de órganos de coordinación negociada relacionados, órganos
gubernamentales/funcionales, y organizaciones de consumidores; y, tercero, los intereses
comunitarios, bajo la forma de comisiones de planificación, grupos de interés o causa.
Página 234
Las proporciones y la base detallada de representación de cada categoría serían consensuadas entre
los involucrados, probablemente de acuerdo con ciertas orientaciones nacionales y buscando una
fórmula de arbitraje en caso de no llegar a un acuerdo.
e) Los grupos representados en un órgano de coordinación negociada pueden apelar una decisión
a la comisión de planificación correspondiente
Teniendo en cuenta la necesidad de equilibrio entre los intereses de aquellos que han sido
identificados como los que son directamente afectados por las actividades de una determinada rama
de producción y el interés general de la sociedad de tener flexibilidad en el uso de su capacidad de
producción, probablemente se necesitaría prever el uso de la apelación y la revisión. Los
representantes de un órgano de coordinación negociada que sientan que los intereses de su
electorado han sido ignorados excesivamente podrían tener derecho a apelar a la comisión de
planificación del nivel correspondiente.
De forma semejante, si los representantes de la comisión de planificación sintieran que se ha
otorgado atención insuficiente a los intereses más generales, estos pedirían una evaluación a la
comisión de planificación.
5) LA COORDINACIÓN NEGOCIADA PERMITE GERENCIAR LA ECONOMÍA DEMOCRÁTICAMENTE
Por lo tanto, el sistema democrático de planificación y de toma de decisiones a través de la
coordinación negociada permitiría crear una sociedad autogobernada capaz de gerenciar la
economía en base a definiciones y acuerdos construidos y acordados socialmente.
Se trata de un proceso para ir creando una sociedad autogobernada, algo todavía no acabado. Éste
incorpora una dinámica transformadora junto a un sistema de chequeos y balances que pueden
recurrir a sanciones si ello fuese necesario.
El proceso de coordinación negociada, en particular el trabajo de los organismos de coordinación
negociada, como una alternativa a la coordinación realizada por las fuerzas del mercado o por una
dirección jerárquica, será considerado en el próximo capítulo.
103
CAPÍTULO 10. COORDINACIÓN NEGOCIADA
TRADUCIDO POR CAMILA PIÑEIRO
ÍNDICE
10.1 MODELOS DE COORDINACIÓN ……………………………………………………………………………………… 105
1) Coordinación negociada como alternativa a la planificación autoritaria y el mercado ……………….. 105
a) Intercambio de mercado genera información que puede ser utilizada sin recurrir a las fuerzas
del mercado …………………………………………………………………………………………………………………… 105
b) Las unidades de producción son responsables de usar sus capacidades productivas instaladas
para satisfacer la demanda ……………………………………………………………………………………………… 106
c) Los órganos de coordinación democrática son responsables de aumentar o disminuir las
capacidades productivas de las unidades de producción de manera que se satisfaga la demanda106
d) Las inversiones en la coordinación negociada vs. la planificación autoritaria y el mercado…… 106
10.2 LA FORMACIÓN DE LOS PRECIOS: LOS COSTOS Y LA DEMANDA………………………………….. 107
1) Precios de los productos basados en costos de producción a largo plazo y no en su demanda … 107
a) Ventajas de igualar los precios a los costos de producción a largo plazo …………………………… 107
b) Problemas de igualar los precios a los costos de producción a largo plazo ………………………… 107
2) Cálculo del costo de la fuerza de trabajo ……………………………………………………………………………. 108
3) Cómo calcular los costos por unidad de producción …………………………………………………………….. 108
a) Los consumidores podrían escoger entre productos similares con distintos precios ……………. 108
b) La demanda de productos de una unidad de producción determinará si se alcanza o no la tasa
de rendimiento deseada y supuesta para el cálculo de costos ……………………………………………… 109
4) Los precios basados en costos de producción a largo plazo reflejan la demanda indirectamente. 109
a) ¿Deberían los precios reflejar la demanda directamente?………………………………………………… 109
10.3 EL PROCESO DE COORDINACIÓN NEGOCIADA …………………………………………………………….. 110
1) Cambios en las capacidades de las unidades de producción en una rama…………………………….. 110
a) Ajustes cuando hay cambios en la demanda o sus unidades de producción tienen desempeños
distintos a los deseables………………………………………………………………………………………………….. 110
b) Los ajustes importantes de capacidad serían decididos y financiados por la comisión nacional
de planificación ………………………………………………………………………………………………………………. 110
c) Los ajustes menores de capacidad serían decididos y financiados por el órgano de coordinación
negociada correspondiente ……………………………………………………………………………………………… 111
2) Cómo saber que un cambio de capacidad menor es necesario …………………………………………….. 111
3) Qué hay que tomar en cuenta cuando se decidan cambios ………………………………………………….. 111
a) Consideraciones cuantitativas y cualitativas …………………………………………………………………… 111
b) Tomar en cuenta la situación global………………………………………………………………………………. 111
c) Intereses generales y particulares estarían involucrados en las decisiones sobre cambios de
capacidad ……………………………………………………………………………………………………………………… 112
d) Se tendría el derecho a apelar decisiones sobre cambios de capacidad ……………………………. 112
e) Qué toma en cuenta el órgano de coordinación negociada de una rama de producción a la hora
de distribuir los cambios de capacidad de la rama y decidir el tamaño de sus unidades ………….. 112
4) El órgano de coordinación negociada tendría acceso a todA la información de las unidades de
producción …………………………………………………………………………………………………………………………. 112
a) Distintos desempeños de las unidades de producción pueden ser producto de razones dentro
o fuera de su control ……………………………………………………………………………………………………….. 112
b) Si la diferencia entre la tasa de rendimiento alcanzada y la meta es por razones dentro del
control de las unidades de producción ………………………………………………………………………………. 112
c) Si la diferencia entre la tasa de rendimiento alcanzada y la meta es por razones fuera del control
104
de las unidades de producción…………………………………………………………………………………………. 112
d) Si la diferencia entre la tasa de rendimiento alcanzada y la meta es por cambios en la
demanda……………………………………………………………………………………………………………………….. 113
5) Qué hacer cuando el desempeño de una unidad de producción es distinto de la meta …………….. 113
a) Por razones dentro de su control ………………………………………………………………………………….. 113
b) Por razones fuera de su control ……………………………………………………………………………………. 114
c) En cada caso, la medida que se tome depende de lo que se decida democráticamente que es el
interés social…………………………………………………………………………………………………………………. 114
6) Motivación de los órganos de coordinación negociada para definir e implementar el interés social
está en el propio proceso de coordinación negociada ……………………………………………………………… 114
a) El proceso de coordinación negociada impide el uso de información parcializada o prejuiciada115
b) El proceso de coordinación negociada impide que los incentivos y las sanciones sean utilizados
por intereses seccionales ………………………………………………………………………………………………… 115
7) El proceso de coordinación negociada contiene una dinámica transformadora de la conciencia de
los participantes ………………………………………………………………………………………………………………….. 115
10.4 EL BALANCE MACROECONÓMICO…………………………………………………………………………………. 116
1) Las tasas de rendimiento deben ser definidas de manera que cubran los gastos sociales y las
inversiones…………………………………………………………………………………………………………………………. 116
a) El problema del balance macroeconómico surge cuando los gastos reales no coinciden con los
planificados……………………………………………………………………………………………………………………. 116
b) Bajo el modelo de coordinación negociada los gastos totales reales coincidirían generalmente
con los planificados ………………………………………………………………………………………………………… 116
2) El pleno empleo sería asegurado por las comisiones de planificación y asambleas de
representantes ……………………………………………………………………………………………………………………. 116
3) Una demanda mayor de la planificada no resultaría en inflación……………………………………………. 117
a) Los precios sólo aumentarían si los costos aumentaran…………………………………………………… 117
4) Los principios del modelo de coordinación negociada podrían aplicarse a nivel internacional……. 118
10.5 UNA EVALUACIÓN…………………………………………………………………………………………………………. 118
1) El modelo de coordinación negociada………………………………………………………………………………… 118
a) Es una alternativa ante el socialismo de mercado en boga actualmente ……………………………. 118
b) Logra el balance necesario entre la descentralización y la centralización para hacer uso de
información local y general ………………………………………………………………………………………………. 118
c) Las fuerzas de mercado no generan ni la información ni la motivación para tener en cuenta
intereses sociales, y su regulación no resuelve esta deficiencia……………………………………………. 118
d) Y la eficiencia …………………………………………………………………………………………………………….. 119
e) Y la innovación …………………………………………………………………………………………………………… 119
f) Y el cuidado del medio ambiente …………………………………………………………………………………… 119
g) Y la descentralización………………………………………………………………………………………………….. 119
h) Y el uso del tiempo ……………………………………………………………………………………………………… 120
2) El modelo de coordinación negociada reconoce y personaliza la interdependencia …………………. 120
105
10.1 MODELOS DE COORDINACIÓN
Página 235
Concluí la segunda parte planteando que las relaciones verticales no tienen que ser necesariamente
autoritarias y que las relaciones horizontales no tienen que ser necesariamente basadas en el
mercado. En lugar de ello, ambas pueden estar basadas en una coordinación negociada.
Los capítulos 8 y 9 trataron el proceso a través del cual una sociedad democrática y autogobernada
podría arribar, en primer lugar, a un patrón de demanda y una estructura de precios de insumos
primarios que reflejen las prioridades determinadas individual y colectivamente, y, en segundo
lugar, a una articulación de intereses de las comunidades, los consumidores/usuarios y los
productores que estén representados en los procesos de toma de decisiones de las unidades de
producción. Una vez sentadas estas bases, en este capítulo discutiremos cómo esta información
cuantitativa y cualitativa puede ser combinada para determinar la asignación y reasignación de los
recursos productivos de la sociedad sin recurrir a la coerción vertical de la imposición autoritaria ni
a la coerción horizontal de las fuerzas de mercado.
1) COORDINACIÓN NEGOCIADA COMO ALTERNATIVA A LA PLANIFICACIÓN AUTORITARIA Y EL MERCADO
Los dos modelos estándares de cómo esta coordinación de la producción puede ser lograda son el
modelo de planificación administrativa por mandato o autoritaria y el modelo de la mano invisible o
las fuerzas de mercado.
Página 236
Este capítulo desarrolla un modelo alternativo para coordinar decisiones sobre producción e
inversión, sin usar ni mandatos administrativos ni las fuerzas del mercado, sino que a través de la
negociación.
a) Intercambio de mercado genera información que puede ser utilizada sin recurrir a las fuerzas del
mercado
Es importante recordar la diferencia entre el intercambio de mercado y las fuerzas de mercado.29 El
intercambio de mercado, es decir, la venta y compra de mercancías, no implica la operación de las
fuerzas de mercado, en las cuales las decisiones de producción e inversión son hechas de formas
atomísticas y coordinadas ex-post.
El uso que los consumidores hacen de su poder de compra escogiendo entre los productos de
distintas unidades de producción genera información que es relevante para las decisiones de
inversión. La forma en que esa información es utilizada depende del sistema. En el sistema de
mercado, ella puede ser utilizada por cada empresa de forma separada para decidir si reducir o
expandir su propia producción, ignorando lo que otras empresas estén haciendo. En un sistema de
planificación autoritaria, ella puede ser utilizada por un planificador para cambiar las instrucciones
dadas a las empresas involucradas. Alternativamente, ella puede ser parte de la información
disponible a las unidades de producción y sus órganos de coordinación negociada cuando tomen
decisiones sobre producción e inversión.
Por tanto, el argumento de que solo las fuerzas de mercado pueden generar información sobre las
preferencias de los consumidores o usuarios está basado en una confusión de las fuerzas de mercado
29 Nota de CP: Esto fue analizado en el capítulo 1, sección 1.5.
106
con el intercambio de mercado. Es similarmente cierto que la investigación de mercado no es una
prerrogativa de ningún sistema.
b) Las unidades de producción son responsables de usar sus capacidades productivas instaladas
para satisfacer la demanda
Página 237
En el modelo de negociación democrática, las unidades de producción son responsables de sus
actividades cotidianas, del uso que ellas hacen de las capacidades productivas con que cuentan. La
principal responsabilidad de las unidades de producción es usar sus capacidades instaladas para
satisfacer la demanda de los clientes. Puesto que el patrón de la demanda de consumidores y
usuarios es el reflejo cuantitativo de las prioridades determinadas colectiva e individualmente,
satisfacerlo representa una primera aproximación a la forma en que las capacidades instaladas
pueden ser mejor utilizadas en bien del interés social. La segunda aproximación se obtiene al
combinar esta información cuantitativa con la información cualitativa contribuida por los grupos de
intereses representados en los órganos de gobierno de las unidades de producción.
c) Los órganos de coordinación democrática son responsables de aumentar o disminuir las
capacidades productivas de las unidades de producción de manera que se satisfaga la demanda
Mientras que las decisiones sobre el uso de las capacidades instaladas son tomadas por las unidades
de producción, las decisiones sobre los cambios de capacidad son tomadas por los órganos de
coordinación negociada. Esto permite que las decisiones sobre inversiones sean coordinadas ex ante
a la luz de toda la información relevante. Cuando el asunto es cambios de capacidad, la información
cuantitativa sobre la demanda actual de los productos de las unidades de producción a los precios
basados en los costos continúa siendo importante, por supuesto, pero aumenta la importancia
relativa de la información cualitativa sobre los intereses de las comunidades y los productores y los
cambios a largo plazo previstos.
d) Las inversiones en la coordinación negociada vs. la planificación autoritaria y el mercado
Por tanto, el modelo de coordinación negociada se distingue de la coordinación mediante mandatos
centralizados en que las decisiones sobre inversiones dentro de una rama de producción son
descentralizados al órgano de coordinación negociada para esa rama, que involucra a todas las
unidades de producción en esa rama y tiene toda la información disponible a su total disposición.
Éste se diferencia de la coordinación mediante las fuerzas del mercado en que las decisiones de
inversión dentro de una rama de producción son coordinadas ex ante, sobre la base de toda la
información disponible, no ex post, mediante intentos para corregir decisiones equivocadas que
fueron tomadas en base a sólo una parte de la información disponible.
Página 238
Éste se diferencia de ambos modelos en que las personas afectadas por las decisiones de inversión
son las personas que toman las decisiones, concientemente, a la luz de la realización de su mutua
interdependencia. A diferencia de los otros modelos, que llaman a los intereses estrechos de las
personas, la coordinación negociada insta a las personas a trascender sus intereses estrechos y tiene
una dinámica transformadora. Por tanto, éste proporciona mejor información que los otros modelos
y trasciende la coerción para avanzar hacia el autodesarrollo de sujetos autoactivados o
automotivados.
107
10.2 LA FORMACIÓN DE LOS PRECIOS: LOS COSTOS Y LA DEMANDA
1) PRECIOS DE LOS PRODUCTOS BASADOS EN COSTOS DE PRODUCCIÓN A LARGO PLAZO Y NO EN SU
DEMANDA
La producción que las personas individual y colectivamente desearían adquirir con su poder de
compra podría ser una indicación de su valor social. Sin embargo, el patrón de la demanda depende
no sólo de la distribución del poder de compra sino que también del patrón de precios relativos.
Para que la sociedad haga mejor uso de su capacidad productiva para satisfacer las necesidades
sociales, los precios relativos deben corresponder a los costos de producción relativos. Las
decisiones sobre el uso de la capacidad instalada deberían ser tomadas en base a los costos relativos
existentes; las decisiones sobre nuevas capacidades deberían ser tomadas en base a los costos
relativos, y por tanto los precios, que se espera que predominen durante la vida de las inversiones
una vez que han sido realizadas.
Las unidades de producción establecerían sus precios igual al costo de producción a largo plazo.
Éste está constituido por el costo de los insumos intermedios comprados de otras unidades de
producción30 y el costo de los insumos primarios.31 La determinación de los precios de los insumos
primarios de acuerdo a las prioridades sociales fue discutida en el capítulo 8.32
Página 239
a) Ventajas de igualar los precios a los costos de producción a largo plazo
Los costos de producción calculados de esta manera representarían los costos sociales reales.
Precios que sean iguales a ellos servirían como una base de información para guiar la toma de
decisiones. Ellos permitirían a las unidades de producción conocer cuánto de un producto fue
demandado al precio que costó producirlo y por tanto si los recursos requeridos podrían ser mejor
utilizados produciendo otra cosa. Ellos tendrían una función de racionamiento, puesto que cuando
los órganos colectivos y los individuos hubieran usado todo su poder de compra ellos habrían
exhaustado la parte del producto social que les corresponde. Ellos, finalmente, servirían como una
guía para escoger el método de producción más económico cuando se decidan las inversiones.
b) Problemas de igualar los precios a los costos de producción a largo plazo
Sin embargo, los precios iguales a los costos de producción basados en la capacidad instalada, en el
uso de activos fijos existentes, serían a lo máximo sólo una buena guía para decisiones de largo
plazo. Cuando el período que se considera es suficientemente largo para que las inversiones en
nuevos activos fijos se materialicen, deben ser tomadas en cuenta varias interdependencias.
Primero, está el tema de la escala de producción. Si hay una escala constante, entonces el costo por
unidad de producción no se afecta por la cantidad producida. Si, sin embargo, hay una escala
decreciente o creciente, entonces el costo unitario depende del volumen de la producción. De ahí
que las decisiones de inversión que intenten disminuir o aumentar capacidades deberían tener en
cuenta estimados de la manera en que cambios de escala afectarían los costos unitarios, precios y
por tanto, dependiendo de la elasticidad, la demanda.
Segundo, están las interdependencias que surgen por la relación entre las tasas de rendimiento de
los activos empleados y los costos en fuerza de trabajo. Como fue mencionado en el capítulo 8, esta
proporción influenciará la técnica o método de producción que se escoja, donde las alternativas se
30 Nota de CP: Devine define los insumos intermedios como edificios, equipamiento y otros costos fijos.
31 Nota de CP: Devine define los insumos primarios como la fuerza de trabajo y recursos naturales.
32 Nota de CP: La determinación del costo de la fuerza de trabajo es analizada en el punto 4) de esta sección.
108
diferencian por sus niveles de intensidad del uso de la fuerza de trabajo y de activos fijos. Las tasas
de rendimiento también afectan la valoración, y por tanto el índice de depreciación apropiado, de
los activos fijos existentes. Por tanto, si las prioridades sociales y por tanto la proporción entre la
tasa de rendimiento y los costos de la fuerza de trabajo han cambiado desde que la capacidad
existente fue instalada, o se espera que cambien, los precios iguales a los costos actuales servirán
sólo como un punto de arrancada para decisiones sobre inversión.
2) CÁLCULO DEL COSTO DE LA FUERZA DE TRABAJO
El costo de la fuerza de trabajo depende del nivel de salarios y la productividad de los trabajadores.
Los salarios serían influenciados por la estructura salarial determinada socialmente que aparece en
las políticas de ingresos decidida nacionalmente pero serán decididos finalmente a través del
proceso de negociación interna discutido en el capítulo 9.
Página 240
La productividad de la fuerza de trabajo está determinada por las características tecnológicas del
método de producción encarnado en los activos fijos y la eficiencia e intensidad de trabajo con que
se opera. Por tanto, el costo de la fuerza de trabajo, aunque en gran medida determinados por
factores fuera del control de una unidad de producción, serían de todas maneras influenciados por
las decisiones de su órgano de dirección y la forma en que fueron implementadas por sus
trabajadores autogestionados.
Los salarios pagados y las condiciones de trabajo aparecerían reflejados en los costos y precios.
Ellos, por tanto, no estarían inclinados a divergir mucho de las normas sociales prevalecientes,
puesto que los precios afectarían la demanda, el nivel de utilización de la capacidad, y por tanto la
medida en que la tasa de rendimiento socialmente determinada sería lograda. Diferencias entre las
tasas de rendimiento de varias unidades de producción serían el punto de partida para discusiones en
el órgano de coordinación negociada sobre la distribución de la inversión y el pago de subsidios.
3) CÓMO CALCULAR LOS COSTOS POR UNIDAD DE PRODUCCIÓN
Los costos por unidad de un producto, y por tanto el precio, estaría compuesto de estos dos
componentes: primero, el costo de las entradas o insumos variables, pues ellos pueden ser
directamente vinculados a la unidad del producto; segundo, un recargo de estos costos variables
para cubrir los costos fijos, incluyendo todo gasto por uso de recursos naturales, y la cuota para
capital. El tamaño del recargo dependerá del tamaño de la producción, es decir del número de
unidades producidas, sobre las cuáles los costos fijos y el alquiler de capital van a ser esparcidos.
De ahí que el costo unitario, y por tanto el precio, debe ser calculado en base a una suposición sobre
en nivel de producción que se corresponda con el de capacidad plena. Dados los costos fijos, la tasa
de rendimiento deseada de los activos fijos utilizados por la unidad de producción, y el valor de
esos activos, es determinado por el exceso de ingresos requerido sobre los costos variables totales.
Se llega entonces a la requerida adición al costo variable unitario dividiendo este exceso requerido
por el número de unidades que serían producidas a ese nivel de capacidad productiva plena que fue
supuesto.
Página 241
Las unidades de producción ofrecerían sus productos a la venta a precios basados en los costos
calculados de esta manera.
a) Los consumidores podrían escoger entre productos similares con distintos precios
109
Es por tanto posible, y de hecho probable, que los precios de los productos de unidades de
producción en la misma rama productiva sean diferentes. Los consumidores escogerían entre las
combinaciones de características y precio alternativas ofrecidas por las unidades de producción. La
demanda de productos de una unidad de producción determinará si se alcanza o no la tasa de
rendimiento deseada y supuesta para el cálculo de costos
Las unidades de producción, dependiendo de la demanda de sus productos, se encontrarían
operando a, o por debajo, o posiblemente por encima de ésta, puesto que el nivel de capacidad plena
supuesto con el propósito de calcular el recargo sobre costos directos es necesariamente hipotético.
Ellas por tanto se encontrarían con que la tasa de rendimiento que ellas obtuvieron realmente igualó,
quedó por debajo, o excedió, la tasa de rendimiento que habían incorporado en sus precios.
4) LOS PRECIOS BASADOS EN COSTOS DE PRODUCCIÓN A LARGO PLAZO REFLEJAN LA DEMANDA
INDIRECTAMENTE
En el largo plazo, por tanto, la oferta y la demanda para cada producto deberían corresponder con
precios iguales a los costos de producción mínimos socialmente definidos. La demanda tendrá una
influencia indirecta en los costos de producción a largo plazo cuando haya rendimiento a escala
decreciente o creciente puesto que el costo unitario variará entonces con la cantidad producida. En
el caso de escala constante, sin embargo, solamente los costos determinarían el precio y la demanda
determinaría la cantidad producida a ese precio.
a) ¿Deberían los precios reflejar la demanda directamente?
El planteamiento de que la demanda debe influir los precios directamente se aplica, si es que se
aplicara, al corto plazo, a situaciones en las que, durante el período que toma ajustar la capacidad, la
demanda a un precio igual a los costos de producción a largo plazo excedería o no alcanzaría la
capacidad instalada. Primero, está el planteamiento de que cambios en precios producto de cambios
en la demanda, sin variar la oferta o capacidad, proporciona señales y, en el caso de economías de
mercado, incentivos para cambios de capacidad.
Página 242
En el modelo de coordinación negociada, se supone que los órganos de coordinación negociada
querrán ajustar sus capacidades si ellos conocen de la necesidad de ello. De ahí que, cambios de
precios en respuesta a cambios en demanda no serían necesarios para afectar las ganancias y así
crear un incentivo para cambios de capacidad. Tampoco son necesarios los cambios en precios para
proporcionar la información de que cambios en capacidad son necesarios. Un cambio en la
demanda resulta aparente primeramente como un cambio en la cantidad que se vende al precio
existente y es por tanto reflejado en cambios en los inventarios y pedidos de compra. Esta
información, junto con cualquier cambio en la tasa de rendimiento alcanzada por una unidad de
producción resultado de cualquier cambio en el nivel de utilización de su capacidad, estaría
disponible al órgano de coordinación democrática cuando se tomen decisiones a largo plazo que
afecten la unidad de producción.
El segundo planteamiento a favor de permitir que el precio cambie en respuesta a un cambio de la
demanda es que hacerlo permite que la capacidad instalada sea usada con los mejores efectos
sociales durante el período que toma para que los ajustes de capacidad sean implementados. Si la
demanda al precio existente determinado por los costos resulta mayor que la que puede ser ofertada
con la capacidad existente, algún tipo de racionamiento será inevitable. La mejor solución,
siguiendo este planteamiento, es racionar por el precio, puesto que esto significa que la producción
disponible va a aquellos que están dispuestos a pagar más por ella y que presumiblemente, por
tanto, la valorizan más. Similarmente, se plantea que, si más puede ser producido con la capacidad
110
existente de lo que es demandado al precio existente basado en todos los costos, un precio más bajo,
siempre que cubra los costos variables, permitiría que la capacidad instalada haga alguna
contribución a la satisfacción de una necesidad social hasta que ella sea cubierta.
Aunque podría haber algunas situaciones en las que este segundo argumento tenga sentido, parece
poco probable que tenga validez general. El costo de mantener reservas adecuadas para acomodar la
mayoría de los cambios de demanda hasta que la capacidad sea ajustada sería probablemente
aceptado como más deseable socialmente para que así sea posible asignar recursos planificadamente
en base a los costos a largo plazo. Más aún, mientras que una distribución del poder de compra de
acuerdo a prioridades determinadas socialmente y desagregadas colectiva e individualmente sería en
general una buena primera aproximación a lo que constituye una producción socialmente útil, es
poco probable que precios por encima de los costos de producción sean aceptados como un
mecanismo de racionamiento en situaciones de escasez temporal.
Página 243
En vez de racionar por precio, un juicio cualitativo, en base de las líneas directrices decididas por
los representantes de los afectados y de conocimientos cualitativos detallados es más probable que
se considere el método preferido.
Dobb plantea que ajustes en la cantidad en lugar de ajustes en precios sería el método de ajuste
normal en situaciones de desequilibrios entre la demanda y la oferta actual. Sin embargo, él
identifica dos excepciones donde el precio puede divergir sensatamente de los costos: primero, los
llamados bienes en déficit, cuya oferta no puede ser suficientemente ajustada dentro del período de
planificación; y, segundo, los substitutos cercanos producidos en diferentes ramas de producción
con diferentes costos cuando, nuevamente, no es posible o no es socialmente deseable que el ajuste
de capacidad sea implementado dentro del período de planificación.33 Una excepción adicional
surge en relación con los productos perecederos, al menos en el caso de una saturación cuando
mantener el precio igual a los costos resultaría en derroche.
10.3 EL PROCESO DE COORDINACIÓN NEGOCIADA
1) CAMBIOS EN LAS CAPACIDADES DE LAS UNIDADES DE PRODUCCIÓN EN UNA RAMA
a) Ajustes cuando hay cambios en la demanda o sus unidades de producción tienen desempeños
distintos a los deseables
En el modelo de coordinación negociada, la responsabilidad a largo plazo por cada rama de
producción recae sobre su órgano de coordinación negociada. Cambios en las capacidades de las
unidades de producción en una rama de producción particular pueden ser necesarios por dos
razones: primero, producto de cambios en la demanda de los productos de esa rama de producción
como un todo; segundo, producto de diferencias en el desempeño entre unidades de producción que
hacen socialmente deseable aumentar la capacidad de algunas unidades y reducir la de otras.
b) Los ajustes importantes de capacidad serían decididos y financiados por la comisión nacional de
planificación
Aumentos importantes en la capacidad de una rama de producción, requiriendo inversiones
importantes, serían decididos por la comisión nacional de planificación, en base a cambios de
prioridades sociales generales o de dirección estratégica, y el financiamiento sería hecho disponible
al órgano de coordinación negociada por la asamblea nacional de representantes. La comisión
también podría iniciar reducciones importantes de capacidad de igual manera.
33 Dobb, M. (1967): Papers on Capitalism, Development and Planning (London, Lawrence and Wishart), pp. 201-2.
111
c) Los ajustes menores de capacidad serían decididos y financiados por el órgano de coordinación
negociada correspondiente
Otros aumentos o reducciones de la capacidad de una rama de producción serían decididos por el
propio órgano de coordinación negociada, en respuesta a cambios en demanda esperados que no se
originen por decisiones nacionales importantes.
Página 244
Inversiones menores serían financiadas usando el excedente obtenido del pago de impuestos por las
unidades de producción en la rama de producción en cuestión, o préstamos del sistema bancario,
como es analizado en la siguiente sección.
2) CÓMO SABER QUE UN CAMBIO DE CAPACIDAD MENOR ES NECESARIO
¿Cómo los órganos de coordinación democrática podrían saber cuándo cambios de capacidad
menores son necesarios para satisfacer cambios de demanda incrementales? Primero, ellos tendrán
información sobre cambios en los inventarios y pedidos de compra de las unidades de producción
que ellos cubren. Si las tasas de rendimiento obtenidas como promedio no alcanzan las metas, eso
indicaría que como promedio la rama de producción estuvo trabajando por debajo del nivel de
capacidad plena supuesto. También podría darse el caso que las s obtenidas excedan las metas,
indicando que los niveles de capacidad plena hipotéticos fueron excedidos. Segundo, los órganos de
coordinación negociada tendrían a su alcance los resultados de investigaciones de mercado y
estimados de los usuarios más importantes de cómo ellos ven que su demanda cambiaría. El
intercambio de información continuo a través de la red de representación de amplio alcance
involucrada en el proceso de coordinación negociada, sin los impedimentos de los requerimientos
del secretismo comercial, es una gran ventaja del modelo.
Por tanto, los órganos de coordinación negociada sabrían qué cambios de capacidad en las ramas de
producción por las que ellos son responsables son necesarios, tanto para acomodar decisiones
tomadas centralmente o en respuesta a sus propios estimados de cambios de demanda incrementales
previstos.
3) QUÉ HAY QUE TOMAR EN CUENTA CUANDO SE DECIDAN CAMBIOS
a) Consideraciones cuantitativas y cualitativas
Sin embargo, el hecho de que el cambio de la capacidad de una rama de producción sea socialmente
necesario, para poder responder a cambios de demanda actuales o previstos, no es en sí suficiente
para definir qué cumple con el interés social cuando consideramos las unidades de producción
individuales que forman la rama. Además del indicador cuantitativo representado en el patrón de
demanda, consideraciones cualitativas deben ser también tomadas en cuenta, como sean ellas
articuladas por los intereses representados en el órgano de coordinación negociada.
b) Tomar en cuenta la situación global
Esto será probablemente importante especialmente cuando el cambio conlleve reducciones de
capacidades. Las ramas de producción pueden estar asociadas a modos de vida apreciados. Pueden
ser actividades claves en ciertas localidades. Pueden proveer oportunidades favorables para
actividades psicológicamente productivas, que son menos accesibles en otras ramas de producción.
Por otro lado, la expansión de capacidades también puede alterar modos de vidas establecidos. En
cualquier caso, por tanto, un cambio de capacidad necesita ser planificado y coordinado con otros
cambios que tienen lugar en la economía, y más general en la sociedad, de manera que los costos
del cambio no caigan desproporcionadamente sobre aquellos que son afectados más directamente.
112
c) Intereses generales y particulares estarían involucrados en las decisiones sobre cambios de
capacidad
Los intereses representados en un órgano de coordinación negociada decidirían entre ellos sobre el
ritmo de los cambios que ellos estimen deseable. Ellos incluirían la comisión de planificación y
otros órganos que representan intereses más generales, así como las unidades de producción y las
comunidades directamente involucradas.
d) Se tendría el derecho a apelar decisiones sobre cambios de capacidad
En caso de un desacuerdo no resuelto la asamblea representativa tendría el derecho de apelar a la
comisión de planificación.
e) Qué toma en cuenta el órgano de coordinación negociada de una rama de producción a la hora
de distribuir los cambios de capacidad de la rama y decidir el tamaño de sus unidades
Una vez que el órgano de coordinación negociada haya decidido qué cambio es necesario en la
capacidad total de una rama de producción del que éste es responsable, tendría que decidir cómo el
cambio debe ser distribuido entre las distintas unidades de producción. Una de las consideraciones
principales que tendría en cuenta sería el desempeño relativo entre las distintas unidades de
producción.
Más aún, aún si no estuviese planificado ningún cambio de capacidad para la rama de producción
como un todo, las diferencias de desempeño relativo pueden sugerir cambios socialmente deseables
en el tamaño relativo de las unidades de producción. Por tanto, el órgano de coordinación negociada
tendría que evaluar el desempeño de las unidades de producción en su rama de producción, con las
unidades de producción mismas, por supuesto, tomando parte del proceso evaluativo.
4) EL ÓRGANO DE COORDINACIÓN NEGOCIADA TENDRÍA ACCESO A TODA LA INFORMACIÓN DE LAS UNIDADES
DE PRODUCCIÓN
El órgano de coordinación negociada tendría acceso a todos los archivos y cuentas de las unidades
de producción.
a) Distintos desempeños de las unidades de producción pueden ser producto de razones dentro o
fuera de su control
En primera instancia, se consideraría la tasa de rendimiento alcanzada por cada unidad de
producción en relación a la tasa socialmente definida como meta, es decir, la tasa de rendimiento
incorporada en sus cálculos de costos. La tasa alcanzada puede diferenciarse de la meta por tres
categorías de razones, cada una con implicaciones potencialmente diferentes.
b) Si la diferencia entre la tasa de rendimiento alcanzada y la meta es por razones dentro del
control de las unidades de producción
Primero, hay razones dentro del control de las unidades de producción. Así, decisiones sobre
niveles salariales y condiciones de trabajo que difieren de la normal social pueden resultar en una
combinación de características y precio que sea menos o más atractiva a los consumidores que las
de otras unidades de producción en la misma rama de producción. Como consecuencia, la unidad de
producción estaría operando a un nivel inferior o superior al nivel de capacidad plena asumido, y la
tasa de rendimiento alcanzada por tanto sería menor o mayor a la tasa definida como meta.
c) Si la diferencia entre la tasa de rendimiento alcanzada y la meta es por razones fuera del control
de las unidades de producción
Página 246
113
Segundo, la combinación de características y precio de los productos de una unidad de producción
puede ser relativamente no atractiva o atractiva a consumidores por razones fuera de su control. En
particular, ella puede estar en una ubicación objetivamente menos o más favorable que la de otras
unidades de producción en la misma rama de producción. De igual manera, la consecuencia sería
una tasa de rendimiento alcanzada menor o mayor que la tasa definida como meta.
d) Si la diferencia entre la tasa de rendimiento alcanzada y la meta es por cambios en la demanda
Tercero, el nivel de demanda de la producción de una rama de producción como un todo puede
disminuir o aumentar de manera que, suponiendo que las combinaciones de características y precio
de los productos de todas las unidades de producción sean igualmente atractivas, ellas alcancen
tasas de rendimiento menores o mayores a la tasa definida como meta.34
El problema del órgano de coordinación negociada sería identificar cuál o cuáles de estas tres
situaciones fue responsable por cualquier divergencia entre la tasa de rendimiento alcanzada y la
meta, y entonces decidir cómo responder. En ninguna de estas tres situaciones es obvio cuál es la
medida socialmente deseable sin tener en cuenta información local detallada.
5) QUÉ HACER CUANDO EL DESEMPEÑO DE UNA UNIDAD DE PRODUCCIÓN ES DISTINTO DE LA META
a) Por razones dentro de su control
En la primera situación, una unidad de producción puede ser pionera y estar experimentando con
nuevas formas de organización del trabajo para enriquecer las relaciones sociales y recompensas
sicológicas de las personas que trabajan en ella. Después de un análisis, los representantes de otras
unidades de producción, y de intereses más generales, pueden estar de acuerdo con esta
interpretación avanzada.35 Si así fuere, el resultado del debate en el órgano de coordinación
negociada puede ser que se acuerde adoptar esos nuevos métodos de forma general en toda la rama
de producción, con una recomendación a la comisión de planificación de que ellos deberían ser
diseminados más ampliamente.
Por lo tanto, aunque la tasa de rendimiento alcanzada por la unidad de producción pionera habría
estado por debajo de las tasas de rendimiento alcanzada por otras unidades de producción porque
los costos de ella eran mayores, la conclusión sería no que sus costos eras muy altos sino que los
costos de las otras eran muy bajos. Esto implicaría una revisión de las prioridades sociales
acordadas puesto que precios más altos reducirían el valor real del poder de compra.
Alternativamente, por supuesto, el órgano de coordinación negociada podría decidir que la unidad
de producción en cuestión había ido más allá de lo que era socialmente deseable y acordar un
tiempo límite para que ella regrese a la norma social predominante.
Página 247
Para generalizar, si las unidades de producción, como resultado de sus propias decisiones,
estuvieran teniendo desempeños distintos que el órgano de coordinación negociada no considerara
socialmente justificado, se les sería concedido un tiempo de ajuste durante el cuál aquellas con tasas
de rendimiento mayores subsidiarían a aquellas con tasas menores. Puesto que las razones de los
desempeños diferentes se habrían clarificado, como una base para considerar si ellos son
justificables o no, las unidades de producción tendrían el beneficio de compartir sus experiencias y
la práctica socialmente acordada como la mejor sería efectivamente diseminada. De esta manera,
34 Nota de CP: Esta situación fue analizada en el punto 7) de la sección 10.2.
35 Nota de CP: Devine se refiere a una interpretación de las directivas nacionales que promueva tales mejoras.
114
percepciones influenciadas por intereses seccionales o particulares que resultan en niveles de
eficiencia económica estrecha que son socialmente inaceptables serían cuestionadas, mientras que
innovaciones socialmente deseables serían promovidas y difundidas.
b) Por razones fuera de su control
En el caso donde las tasas de rendimiento alcanzadas fuesen diferentes como resultado de factores
específicos de las unidades de producción, pero esta vez fuera de su control, la respuesta no sería
obvia nuevamente sin conocimientos locales detallados. Una ubicación objetivamente desfavorable,
en términos de eficiencia económica estrecha, podría ser una buena razón para que una unidad de
producción cierre, si hubiera otras ramas de producción que se necesitara expandir para las que la
ubicación sería más favorable. Sin embargo, si la ubicación fuese generalmente desfavorable para
todas las ramas de producción, o las ramas de producción para las que fuese favorable no
necesitaran ser expandidas o proporcionaran empleo menos sicológicamente productivo, entonces
podría ser socialmente deseable que la unidad de producción continúe en esa ubicación aún cuando
su tasa de rendimiento esté por debajo de la meta.
El interés social en estos casos debe tomar en cuenta tanto la situación local en detalle, conocida
sólo por aquellos que están involucrados más cerca, como consideraciones generales. Nuevamente,
esto sería decido en el órgano de coordinación negociada por representantes de todos los intereses
afectados, específicos y generales.
c) En cada caso, la medida que se tome depende de lo que se decida democráticamente que es el
interés social
Por tanto, cuando las tasas de rendimiento difieran de las metas, por cualquier motivo, es necesario
juzgar qué constituye el interés social en cada caso. En algunos casos, lo que provoca la diferencia
podría ser considerado socialmente deseable y subsidios a largo plazo serían acordados. En otros
casos, la razón de los distintos desempeños no sería considerado socialmente aceptable y un
subsidio limitado sería acordado, para permitirle un período de ajuste.
La primera aproximación al interés social, la interacción entre la demanda socialmente determinada
y los precios basados en costos, representa una cuantificación del interés social general.
Página 248
Este indicio cuantitativo inicial es después refinado en los órganos de coordinación negociada a la
luz de consideraciones cualitativas traídas a relucir por los representantes de los intereses
particulares afectados. El resultado es una segunda aproximación, una modificación de la
representación cuantitativa inicial del interés social. Este es implementado en una estructura de
subsidios concientemente discutida y acordada. El proceso es uno de construcción social del interés
social a niveles de especificidad crecientes.
6) MOTIVACIÓN DE LOS ÓRGANOS DE COORDINACIÓN NEGOCIADA PARA DEFINIR E IMPLEMENTAR EL INTERÉS
SOCIAL ESTÁ EN EL PROPIO PROCESO DE COORDINACIÓN NEGOCIADA
Habiendo establecido que los órganos de coordinación negociada tendrían la información que ellos
necesitarían para definir el interés social y coordinar las decisiones de inversión de acuerdo con él,
queda por analizar el asunto de la motivación.
A largo plazo, en la medida que nos acerquemos a una sociedad autogobernada de sujetos
autónomos y autoactivados la mera disponibilidad de información relevante sería cada vez más
suficiente, puesto que las personas querrían cada vez más actuar en base a sus percepciones del
interés social. Incluso entonces, sin embargo, las personas estarían inclinadas inicialmente a evaluar
la misma información de forma diferente, puesto que sus percepciones se diferenciarían de acuerdo
115
a sus distintas experiencias. A corto plazo, el peso de intereses seccionales e individuales estrechos
que perduren debe ser también tomado en cuenta.
La estructura de representación de amplio alcance es el medio principal para contener el impacto
antisocial de intereses individuales y seccionales estrechos y promover su transformación.
a) El proceso de coordinación negociada impide el uso de información parcializada o prejuiciada
Primero, ésta provee una salvaguarda contra información parcializada. Los archivos y cuentas de
todas las organizaciones económicas—los subgrupos autogestionados de las unidades de
producción, las unidades de producción en sí, los órganos de coordinación negociada, las
comisiones de planificación—estarían abiertos, sujetos a auditorias regulares, y accesibles al
escrutinio público por cualquier organización, grupo o individuo. Es poco probable que información
distorsionada sobreviva por largo tiempo en un ambiente tal, especialmente si ésta puede ser usada
para justificar un tratamiento excepcional. Puesto que los órganos de gobierno de las unidades de
producción y los órganos de coordinación negociada contendrían representantes de otras unidades
de producción y órganos de coordinación negociada, así como de consumidores, grupos de interés
o causa, y comisiones de planificación, las posibilidades de que haya una distorsión sistemática de
la información serían remotas.
b) El proceso de coordinación negociada impide que los incentivos y las sanciones sean utilizados
por intereses seccionales
Segundo, la disponibilidad de información proveería la base para cualquier incentivo o sanción que
se pueda considerar necesaria. [Nota CP: El uso de incentivo y sanciones dentro de una unidad de
producción fue analizado en el capítulo 9.]
Por supuesto, la posibilidad de que una conciencia seccional corporativa se desarrolle en un órgano
de gobierno, incluyendo a los representantes de todos los intereses afectados, no puede ser
descartada. Sin embargo, los propios representantes tendrían que rendir cuenta a aquellos que ellos
representan. Más aún, la unidad de producción necesitaría eventualmente la aprobación de su
órgano de coordinación negociada para cualquier subsidio y para las inversiones. Una conciencia
corporativa podría ser mantenida a largo plazo sólo si ella resultara en decisiones justificables
externamente y aceptadas por el órgano de coordinación negociada por estar en el interés social. De
forma similar, los órganos de coordinación negociada tendrán que ser capaces de justificar sus
decisiones ante otros órganos de coordinación negociada y las comisiones de planificación.
7) EL PROCESO DE COORDINACIÓN NEGOCIADA CONTIENE UNA DINÁMICA TRANSFORMADORA DE LA
CONCIENCIA DE LOS PARTICIPANTES
Sin embargo, su dinámica es transformadora. Éste no puede prohibir los intereses individuales
estrechos, pero tampoco los recompensa. Por lo contrario, éste institucionaliza el requerimiento de
que los intereses individuales y seccionales sean hechos explícitos, puestos unos con otros,
confrontados con representantes de intereses más generales, y anima a que se llegue a una visión
integrada a través de la negociación. La coordinación negociada es un proceso en el cuál se aprende,
las percepciones cambian, y las conciencias pueden ser transformadas.
Página 250
116
10.4 EL BALANCE MACROECONÓMICO
1) LAS TASAS DE RENDIMIENTO DEBEN SER DEFINIDAS DE MANERA QUE CUBRAN LOS GASTOS SOCIALES Y
LAS INVERSIONES
Como fue analizado en el capítulo 8, la asignación de derechos sobre el potencial productivo de la
sociedad de acuerdo a prioridades sociales resultaría en un nivel agregado de demanda, un valor
total de gastos, que es igual al valor de la producción a nivel de pleno empleo a precios basados en
los costos. La tasa de rendimiento requerida para los activos empleados y los alquileres de recursos
naturales utilizados se fijarían a niveles tales que entre ellos produjeran un excedente igual al valor
de gastos sociales e inversiones planificados. A este excedente se le aplicaría un impuesto a una tasa
que proporcionara ingresos iguales al valor de gastos sociales y grandes inversiones planificados.
El excedente después de los impuestos sería entonces igual al valor de las inversiones menores
planificadas. Este marco básico puede ser modificado introduciendo otros impuestos, en particular
un impuesto sobre rotaciones de inventario y otro sobre los salarios.
a) El problema del balance macroeconómico surge cuando los gastos reales no coinciden con los
planificados
El asunto del balance macroeconómico surge porque, aunque los gastos planificados serían iguales
al valor de la producción a nivel de pleno empleo, los gastos reales podrían no siempre coincidir
con los gastos planificados.
Los gobiernos y otros órganos sociales funcionales podrían gastar menos o más que lo planificado
en un período dado, sumando a o quitando de sus reservas para contingencias. Los órganos de
coordinación negociada podrían ser no capaces de asegurar que todos los fondos puestos a la
disposición de inversiones importantes sean empleados dentro del período planificado. La tasa de
ahorro personal real podría diferenciarse de aquella que fue supuesta para la planificación. Por lo
tanto, la estructura de gastos planificada sería modificada por ahorros y desahorros no anticipados,
involuntarios por parte de los órganos colectivos, y voluntarios por parte de los individuos.
Página 251
b) Bajo el modelo de coordinación negociada los gastos totales reales coincidirían generalmente
con los planificados
Sin embargo, en la ausencia de razones cíclicas sistémicas para posponer o adelantar
deliberadamente los gastos planificados que existen en sociedad capitalistas y estatistas, los ahorros
y los gastos no anticipados tenderían a anularse unos a otros. Aunque la comisión de planificación
debería monitorear la situación cuidadosamente, los gastos totales actuales y planificados
coincidirían en general.
2) EL PLENO EMPLEO SERÍA ASEGURADO POR LAS COMISIONES DE PLANIFICACIÓN Y ASAMBLEAS DE
REPRESENTANTES
Las comisiones de planificación nacional, regionales y locales, y las correspondientes asambleas de
representantes, serían responsables de asegurar el pleno empleo en sus áreas de jurisdicción. Si
pareciera que la demanda efectiva en el país como un todo, o en una región o en una localidad, está
cayendo por debajo del nivel requerido para pleno empleo, la comisión de planificación relevante
recomendaría que las reservas de contingencia o créditos sean usadas para aumentar los gastos
totales, distribuidos de acuerdo con las prioridades actuales.
Las comisiones de planificación regionales y locales estarían representadas en todos los órganos de
coordinación negociada que cubren las unidades de producción en sus áreas. Ellas estarían al tanto
de los cambios siendo considerados en los diferentes órganos de coordinación negociada que
117
afectarían potencialmente sus regiones y localidades. Por tanto, ellas tendrían un rol importante que
jugar asegurando que las decisiones sobre la contracción y expansión de unidades de producción en
sus áreas sean coordinadas. En última instancia, sin embargo, la tarea residual de asegurar que haya
trabajo disponible para todos los que lo buscan caería sobre las comisiones de planificación locales
y asambleas de representantes locales.
Página 252
Ellas usarían sus reservas para contingencias y acceso a créditos del sistema bancario para financiar
cualquier suministro necesario. No habría ninguna razón en el modelo por la cuál recursos estén
inutilizados por falta de financiamiento.
3) UNA DEMANDA MAYOR DE LA PLANIFICADA NO RESULTARÍA EN INFLACIÓN
Puesto que los precios serían determinados a partir de los costos, un desbalance macroeconómico en
la forma de una demanda efectiva real en exceso del nivel planificado de gastos no resultaría en
inflación. En relación a cualquier rama de producción, ésta podría ser producto de un cambio en la
estructura de los gastos, en cuyo caso sería acompañado de una demanda decreciente, inventarios
crecientes y capacidades ociosas en otras ramas. La reasignación de recursos necesaria tendría
entonces lugar a través de los órganos de coordinación negociada y las comisiones de planificación,
como fue descrito anteriormente. En el evento de una demanda en exceso generalizada, sin
embargo, la comisión de planificación nacional recomendaría una reducción en los gastos totales
planificados, distribuidos de acuerdo a las prioridades sociales predominantes.
a) Los precios sólo aumentarían si los costos aumentaran
Incrementos en los precios podrían solo ocurrir en respuesta a incrementos en los costos, los que
podrían ser solo producto de incrementos en los precios de los insumos primarios o reducciones en
la productividad. Puesto que la relación entre la tasa de rendimiento y el alquiler para utilizar
recursos naturales, por un lado, y los salarios por el otro, sería determinada por lo que se decida
sobre la asignación de recursos general a nivel nacional, la única fuente interna de inflación, además
de una productividad decreciente, serían aumentos en los salarios. Si éstos excedieran como
promedio el incremento no inflacionario acordado en la política de ingresos negociada
nacionalmente, derivada de la parte de consumo personal de la producción total acordada, entonces
los precios serían mayores que esos asumidos al planificar la asignación de poder de compra. El
resultado sería que las prioridades sociales acordadas no serían logradas. Lo mismo ocurriría si los
niveles de productividad cayeran por debajo de aquellos asumidos al calcular la producción
nacional disponible. La inflación, como siempre en sociedades modernas, sería resultado de un
conflicto producto de la imposibilidad de llegar a un acuerdo sobre la distribución de tiempo,
esfuerzo o producción.
El otro factor adicional que podría causar inflación es la influencia de mayores precios de
importación, afectando tanto los bienes de consumo importados como la producción doméstica que
utiliza insumos importados. Un deterioro en los términos de intercambio representa una reducción
en la producción total disponible para uso doméstico. La distribución de esa reducción sería en
principio determinada a través del proceso político y de planificación, de acuerdo a las prioridades
sociales predominantes. Si la reducción acordada en los derechos sobre la producción real no fuera
aceptado por algunos grupos y ellos decidieran aumentar sus salarios para compensar el nivel de
precios mayor, entonces los costos aumentarían aún más y el resultado sería el comienzo de una
espiral inflacionaria.
118
4) LOS PRINCIPIOS DEL MODELO DE COORDINACIÓN NEGOCIADA PODRÍAN APLICARSE A NIVEL
INTERNACIONAL
Página 253
Esta última consideración ha introducido por primera vez la dimensión internacional. Aunque el
balance macroeconómico es usualmente interpretado de manera que incluye el equilibrio en la
balanza de pagos, la dimensión internacional no es analizada en este libro. De cualquier manera, yo
creo que los principios que definen el modelo de coordinación negociada podrían ser aplicados a
transacciones económicas internacionales.
10.5 UNA EVALUACIÓN
1) EL MODELO DE COORDINACIÓN NEGOCIADA
a) Es una alternativa ante el socialismo de mercado en boga actualmente
El modelo de planificación democrática mediante coordinación negociada descrito en los últimos
tres capítulos ha sido diseñado con dos propósitos en mente: primero, como el componente
económico de una sociedad autogobernada, una tercera vía diferente tanto del capitalismo como del
estatismo; y, segundo, como una guía para la práctica transformadora en el proceso de trabajar
concientemente para que haya cambios en ambos sistemas existentes. La intención es que sea una
alternativa al socialismo de mercado como el camino, una alternativa que presume la posibilidad de
avanzar hacia una sociedad autogobernada plenamente democrática, constituida por sujetos
autónomos y autoactivados. Desde mi punto de vista, es el ambiente profundamente pesimista sobre
esta posibilidad que predomina lo que está detrás de la boga actual por el socialismo de mercado.
Página 254
La mayoría de los defensores del socialismo de mercado continúan creyendo que es posible
combinar la planificación con el uso de las fuerzas de mercado. Sin embargo, tanto la lógica de la
forma en que las fuerzas de mercado operan como la experiencia Húngara sugieren que tal creencia
es ingenua.
b) Logra el balance necesario entre la descentralización y la centralización para hacer uso de
información local y general
El modelo de coordinación negociada es un intento de demostrar que es posible alcanzar el balance
necesario entre la toma de decisiones centralizada y descentralizada sin recurrir ni a la dirección
jerárquica ni a las fuerzas de mercado. He tratado de mostrar que la planificación y el uso efectivo
de conocimientos locales son complementarios y no incompatibles […].
Página 255
Los otros dos modelos de planificación, la administrativa por mandato y la de regulación de
mercados, son ambos incapaces de hacer uso efectivo del conocimiento local. El resultado es el
regateo de planes o el juego de la regulación.
c) Las fuerzas de mercado no generan ni la información ni la motivación para tener en cuenta
intereses sociales, y su regulación no resuelve esta deficiencia
Al final, los asuntos de información y motivación son inseparables. Las fuerzas de mercado no
pueden generar toda la información necesaria para tomar decisiones en el interés social. Esto lleva a
intentar modificar el marco de restricciones dentro del cuál el interés individual estrecho es
perseguido, a través de políticas fiscales y monetarias en una mano, y la redefinición de los
derechos de propiedad, en la otra. Sin embargo, estos intentos de controlar el interés individual
estrecho resultan inevitablemente en el uso del conocimiento local para evadir las regulaciones, en
119
lugar de para hacerlo disponible para aquellos que lo puedan usar en interés social. La consecuencia
es un juego interminable de regulación que no es realmente un juego para nada puesto que derrocha
la creatividad humana y es moralmente corrosivo.
Página 256
d) Y la eficiencia
¿Sería eficiente una economía basada en la coordinación negociada? No sería ciertamente Paretoóptima
dentro del marco económico neoclásico estático. Los niveles de reservas adecuados para
darle tiempo al ajuste mediante la coordinación negociada, sin cuellos de botella ni escaseces
inconvenientes, atarían recursos productivos. Cuando no se pueda llegar a un acuerdo, tomará
tiempo para que las sanciones conjuntamente con más debates resulten en el ajuste. Comparado con
el equilibrio general ideal de la teoría de economía de bienestar, se derrocharían recursos. Sin
embargo, la optimalidad Pareto no es ni posible ni necesariamente deseable. Si lo comparamos con
los sistemas actualmente existentes y modelos de socialismo de mercado, yo no veo una razón a
priori por la que el modelo de coordinación negociada debería ser menos eficiente. De hecho, las
ventajas del modelo en relación a la información y la motivación sugieren realmente lo contrario.
e) Y la innovación
¿Sería la coordinación negociada tan complicada, sería el peso de alcanzar un acuerdo tal que la
innovación sería inhibida? Este asunto es complejo. Las fuentes de las ideas y prototipos para la
innovación estarían ampliamente diseminadas, incluyendo desde actividades de pequeña escala,
pasando por instituciones de investigación, hasta las unidades de producción y órganos de
coordinación negociada existentes.
Página 257
La toma de decisiones sobre propuestas de innovación estaría ampliamente diseminada también,
con las comisiones de planificación a todos los niveles contando con recursos disponibles para
financiar la innovación que requiere grandes inversiones y los órganos de coordinación negociada
similarmente capaces de adoptar y financiar innovaciones que entrañan inversiones menores.
Por tanto, contrario al lento desempeño innovador de los países estatistas y la combinación de las
innovaciones socialmente dañinas y derrochadoras fuera del control social con las socialmente útil
de las economías capitalistas, la innovación en una sociedad basada en la coordinación negociada
estaría sujeta a la decisión social conciente.
f) Y el cuidado del medio ambiente
Una de las consecuencias de esto, en el contexto de un movimiento de una conciencia subalterna a
una hegemónica, de actividades compensadoras a emancipadoras, sería probablemente una mayor
armonía entre la economía y el medio ambiente, pues la tasa de crecimiento de la producción
material tendería cada vez más a cero.
g) Y la descentralización
Aunque lejos en el futuro, esto haría posible que el balance entre centralización y descentralización
en la sociedad se desplazará más hacia lo último. En la medida que la producción se convierte en
rutina, entrañando patrones de intercambio establecidos, la necesidad de coordinar continuamente
los cambios disminuye. La planificación y coordinación activas son más necesarias en condiciones
de cambios rápidos.
120
h) Y el uso del tiempo
Finalmente, está el asunto de si el proceso de coordinación negociada no será demasiado
complicado, requiriendo demasiado tiempo.
Página 258
Esto ignora la tendencia histórica a largo plazo hacia comprometer una proporción creciente de
tiempo y otros recursos a la negociación conciente de la interacción social. Las razones de esta
tendencia son la reciente socialización de la producción, la creciente interdependencia de la vida
social en general, y la tendencia hacia mayor igualdad, aunque esto último tiene aún un largo
camino por recorrer. Las personas están menos y menos dispuestas a permitir que las cosas les sean
hechas, o les sucedan, y están más y más potencialmente capaces de lograr un control activo y
conciente sobre sus vidas.
2) EL MODELO DE COORDINACIÓN NEGOCIADA RECONOCE Y PERSONALIZA LA INTERDEPENDENCIA
Yo creo que el camino no es despersonalizar la interdependencia elevando el rol de las impersonales
fuerzas de mercado sino personalizarlas mediante la coordinación negociada y la democratización
de la política. La interdependencia puede estar basada o en desigualdad, la situación universal
históricamente hasta nuestros días, o en igualdad, el sueño de los visionarios a través de las épocas.
Si ella está basada en desigualdades puede ser sostenida solo mediante la coerción, sea en la forma
de una de las infinitas variedades de dependencia personal o de dependencia en el resultado de las
impersonales fuerzas de mercado. El acobardamiento sobre la posibilidad, y quizás incluso lo
deseable, de la igualdad es lo que está detrás del actual enamoramiento con el mercado.
121
QUINTA PARTE: CONCLUSIONES
CAPÍTULO 11. CONCLUSIÓN
TRADUCIDO POR CAMILA PIÑEIRO
ÍNDICE
11.1 INTRODUCCIÓN…………………………………………………………………………………………………………….. 122
1) Objetivos de la planificación democrática …………………………………………………………………………… 122
2) Problemas del estatismo ………………………………………………………………………………………………….. 122
3) La tarea es socializar el estado, no privatizarlo……………………………………………………………………. 122
4) Las reformas de mercado han surgido como una reacción al control estatal …………………………… 123
5) Imposibilidad del socialismo de mercado por la incompatibilidad entre las fuerzas de mercado y la
planificación ……………………………………………………………………………………………………………………….. 123
11.2 LA NEGOCIACIÓN: RETROSPECTIVA Y PERSPECTIVAS ………………………………………………… 123
1) La tarea es aumentar el alcance de la negociación que ya tiene lugar y crear condiciones de mayor
igualdad …………………………………………………………………………………………………………………………….. 123
2) El resultado de la negociación depende de la correlación de fuerzas entre los participantes …….. 124
3) Requerimientos institucionales para la coordinación negociada…………………………………………….. 124
4) La coordinación negociada requiere que los grupos subordinados pasen de una conciencia
subalterna a una hegemónica……………………………………………………………………………………………….. 124
11.3 LUCHA, PARTICIPACIÓN Y TRANSFORMACIÓN……………………………………………………………… 124
1) La descentralización sin instituciones y valores unitarios llevaría a conflictos entre intereses
seccionales ………………………………………………………………………………………………………………………… 124
2) Los intereses seccionales serían transformados a través de la práctica democrática en un ambiente
de igualdad ………………………………………………………………………………………………………………………… 125
3) Los partidos políticos deberían articular fuerzas de los grupos subordinados para desafiar la
hegemonía del grupo dominante …………………………………………………………………………………………… 125
11.4 UNA SOCIEDAD AUTOACTIVADA Y AUTOGOBERNADA………………………………………………….. 125
1) El interés social puede ser definido solo democráticamente………………………………………………….. 125
2) Es necesario avanzar simultáneamente en la igualdad y en la substitución del mercado por la
planificación democrática……………………………………………………………………………………………………… 125
3) No hay igualdad sin propiedad social…………………………………………………………………………………. 126
4) No hay igualdad sin abolición de la división social del trabajo ……………………………………………….. 126
5) El modelo de coordinación negociada es una propuesta optimista y realista…………………………… 126
122
Página 261
11.1 INTRODUCCIÓN
1) OBJETIVOS DE LA PLANIFICACIÓN DEMOCRÁTICA
La tercera parte expuso los objetivos de la planificación democrática, como yo los veo: traer el
proceso de producción bajo control social, de manera que los recursos productivos sean utilizados
para satisfacer necesidades sociales; la democracia participativa, para que las personas definan las
necesidades sociales ellos mismos; y la abolición de la división social del trabajo, para que así todos
tengan igual acceso a actividades sicológicamente productivas. El objetivo general fue resumido
como autodeterminación por sujetos autoactivados en una sociedad autogobernada. La cuarta parte
describe un modelo de planificación democrática que promovería estos objetivos.
En este capítulo de conclusión, yo especulo sobre las perspectivas de una transición hacia una
sociedad autogobernada basada en la coordinación negociada. Desde mi punto de vista, lo que se
requiere, tanto en el Este como en el Oeste, es la continuación de la tendencia histórica a largo plazo
hacia la democracia política y económica. Lo que suceda depende de lo que las personas hagan, de
la acción política y social.
Página 262
2) PROBLEMAS DEL ESTATISMO
La reacción contra el estado ha ocurrido porque las personas han experimentado la actuación estatal
como opresiva, arbitraria e ineficiente. En los países estatistas la experiencia ha sido un sistema
político monolítico, escases crónicas y una falta de dinamismo, que han fomentado la alienación, la
apatía y el conformismo. En los países capitalistas ésta ha tomado la forma de paternalismo de
bienestar, insensibilidad del sector estatal hacia los consumidores y usuarios, corporatismo e
ineficiencia producto de la suspensión parcial de la función reestructuradota de las crisis
capitalistas. El resultado en ambos sistemas es un redescubrimiento o reevaluación de las supuestas
virtudes de los mecanismos de mercado.
La actividad burocrática es constituyente del control estatal. Éste es experimentado como algo
alienante porque reprime los impulsos de las personas hacia la autoayuda y sus deseos de
autodeterminación. Éste no es una acción colectiva socialmente controlada que sea propiciadora del
desarrollo individual.
3) LA TAREA ES SOCIALIZAR EL ESTADO, NO PRIVATIZARLO
Sin embargo, como fue planteado en el capítulo 5, es crucial no perder de vista el aspecto público o
común del estado. El camino no es resucitar la empresa privada, sea capitalista o seccional,36 sino
complementar el aspecto público de la propiedad y actividad estatales con un creciente control
social sobre el estado y con nuevas formas de propiedad y control social. El pluralismo económico
no debería igualarse a una economía mixta en la que la propiedad pública y la privada coexistan. El
control social requiere democracia política y económica y es por tanto incompatible tanto con el
estatismo como con la propiedad privada.
36 Nota de CP: Devine se refiere a situaciones cuando la empresa de propiedad colectiva de un grupo de personas.
123
4) LAS REFORMAS DE MERCADO HAN SURGIDO COMO UNA REACCIÓN AL CONTROL ESTATAL
En el Occidente, la nueva derecha ha hegemonizado la reacción contra el control estatal. Ella ha
promovido exitosamente las fuerzas de mercado como la única vía para darle espacio a la iniciativa
personal y aprovecharla para el bien general. Ella ha dirigido, interpretado, amoldado e integrado
todos los impulsos de autoayuda y autodeterminación en la dirección del individualismo y la
iniciativa privada.
La respuesta predominante de los socialistas no dogmáticos en el Occidente, desorientados por el
éxito de la nueva derecha y sin ninguna alternativa creíble, ha sido promover el socialismo de
mercado como el camino.
Página 263
5) IMPOSIBILIDAD DEL SOCIALISMO DE MERCADO POR LA INCOMPATIBILIDAD ENTRE LAS FUERZAS DE
MERCADO Y LA PLANIFICACIÓN
Se dice que él evita los peligros del estatismo y facilita las ventajas de combinar la planificación con
la descentralización en la forma de un mecanismo de mercado regulado.
Este argumento fue analizado en el capítulo 4 y se encontró deficiente. Tanto el análisis teórico
como la experiencia histórica nos conducen a concluir que la planificación y la operación de las
fuerzas de mercado son incompatibles. La expansión de grupos organizados persiguiendo sus
intereses seccionales es una de las características mejor documentadas de las sociedades
desarrolladas. En una economía basada en el mercado estos grupos intentan frustrar el
funcionamiento de las fuerzas de mercado cuando éstas les afectan negativamente. Ellos presionan
por la acción estatal para compensar la inestabilidad y desigualdad inherentes en la economía de
mercado. Sin embargo, el interés individual estrecho que es la fuente de motivación en una
economía de mercado se manifiesta en la esfera política en la forma de pedidos de tratamiento
especial, grupos de influencia, corrupción, acción directa y de cualquier tipo disponible para
influenciar las decisiones estatales. El resultado, como ya ha sido mencionado, es que el control
estatal es experimentado como opresivo, y la creatividad de las personas es usada para evadirlo en
lugar de para promover la acción colectiva acordada democráticamente.
Página 266
11.2 LA NEGOCIACIÓN: RETROSPECTIVA Y PERSPECTIVAS
1) LA TAREA ES AUMENTAR EL ALCANCE DE LA NEGOCIACIÓN QUE YA TIENE LUGAR Y CREAR CONDICIONES
DE MAYOR IGUALDAD
En las sociedades capitalistas existentes, la negociación tiene lugar dentro y entre empresas
económicas y órganos estatales, dentro y entre organizaciones autogobernadas, y entre las primeras
y las últimas. El proceso de transición hacia una sociedad autogobernada consiste en expandir el
alcance de estas negociaciones, entendiéndolas a nuevas áreas, trabajando para la inclusión de todos
los grupos afectados, y creando las condiciones en las que las negociaciones son cada vez más entre
iguales.
Desde la Segunda Guerra Mundial ha habido tres áreas principales dentro de la esfera económica en
las que se ha ganado en experiencia relevante a este proceso: la tendencia hacia el neocorporatismo,
con la evolución de procedimientos para llegar a consensos amplios sobre prioridades
entre los principales intereses en la economía; acuerdos para coordinar las actividades de empresas
en industrias o sectores particulares; y pasos hacia la democracia industrial. Los dos primeros
fueron discutidos en el capítulo 2 y el tercero en los capítulos 6 y 9.
124
2) EL RESULTADO DE LA NEGOCIACIÓN DEPENDE DE LA CORRELACIÓN DE FUERZAS ENTRE LOS
PARTICIPANTES
Como en todas las negociaciones, el resultado depende de las fuerzas relativas de los intereses
involucrados, del balance de poder predominante. Dada la posición privilegiada del sector
empresarial en una sociedad capitalista, por supuesto, siempre existe el peligro de que los intereses
subordinados logren solamente una representación simbólica o sean cooptados, y en general esto es
lo que ha sucedido.
Página 269
La negociación actualmente es principalmente entre esos que tienen poder como parte del grupo que
controla la sociedad. En la esfera económica de sociedades capitalistas ésta complementa y
modifica la influencia de las fuerzas de mercado, que continúan siendo dominantes. Los grupos
subordinados han forzado su entrada en las negociaciones en la medida en que ellos se han hecho
más poderosos como resultado de su autoorganización y acción, ayudados por la fuerza moral del
ideal democrático. Sin embargo, su falta de poder económico y su conciencia subalterna hacen que
ellos permanezcan subordinados, oscilando entre cooptación y oposición.
3) REQUERIMIENTOS INSTITUCIONALES PARA LA COORDINACIÓN NEGOCIADA
Cambios institucionales en tres áreas claves son requeridos actualmente para lograr un mayor
control social sobre la producción mediante una coordinación negociada conciente. Estos son,
primero, formas de participación de los trabajadores en la toma de decisiones estratégicas en las
empresas, seguido por la organización de grupos de consumidores y comunitarios; segundo, pasos
hacia la creación de grupos de trabajo en industrias o sectores que estén formados por
representantes de las empresas mayores, sindicatos y otros intereses, para discutir estrategias del
sector e intercambiar información sobre las inversiones; y, tercero, el renacimiento de un Consejo
Nacional de Desarrollo Económico, o un órgano comparable, para discutir prioridades generales,
incluyendo políticas macroeconómicas y un acuerdo voluntario sobre los ingresos que tengan en
cuenta la necesidad de evitar la inflación en el contexto de un movimiento hacia un empleo pleno
redefinido y una mayor igualdad. Todos estos tres cambios son posibles dentro del mediano plazo,
no suponen cambios concurrentes en la propiedad legal, y tienen la fuerza de la idea de la
democracia económica detrás de ellos.
4) LA COORDINACIÓN NEGOCIADA REQUIERE QUE LOS GRUPOS SUBORDINADOS PASEN DE UNA CONCIENCIA
SUBALTERNA A UNA HEGEMÓNICA
Sin embargo, el requerimiento crucial para el avance democrático es el fortalecimiento y
transformación cuantitativa y cualitativa de las organizaciones autogobernadas autónomas de la
sociedad civil: sindicatos, grupos de consumidores o usuarios, y otros grupos de interés o de causa.
Esto necesariamente entraña la transición de una conciencia subalterna a una hegemónica, y por
tanto del papel de los partidos políticos.
Página 271
11.3 LUCHA, PARTICIPACIÓN Y TRANSFORMACIÓN
1) LA DESCENTRALIZACIÓN SIN INSTITUCIONES Y VALORES UNITARIOS LLEVARÍA A CONFLICTOS ENTRE
INTERESES SECCIONALES
En la ausencia de una conciencia hegemónica y de procedimientos de coordinación negociada
consolidados, la descentralización de la toma de decisiones a los grupos más cercanamente
involucrados es probable que tenga efectos contradictorios. El control de las edificaciones y
125
terrenos por asociaciones de vecinos, o el control de las escuelas por asociaciones de padres podrían
resultar en discriminación racial o de clase social. Empresas controladas por los trabajadores
podrían perseguir intereses seccionales o autoexplotarse. En general, el crecimiento de centros de
poder descentralizados, en la ausencia de instituciones y valores unitarios, es más probable que
resulte en conflictos seccionales, esclerosis institucional y estancamiento social a que resulte en una
cooperación armónica.
2) LOS INTERESES SECCIONALES SERÍAN TRANSFORMADOS A TRAVÉS DE LA PRÁCTICA DEMOCRÁTICA EN UN
AMBIENTE DE IGUALDAD
La alternativa es que los intereses seccionales sean transformados de manera que puedan trabajar
conjuntamente sobre la base de una definición de interés social general acordada que sea diferente
de la ofrecida por el grupo dominante. Lo necesario es una experiencia transformadora que entrañe
una interacción social en un contexto donde se discuta qué es lo que promueve la igualdad en cada
situación concreta.
Página 272
El avance progresista requiere un clima político y una moral, informados por los valores de
democracia e igualdad, y la existencia de medidas creíbles y realizables que promuevan esos valores
en cada situación específica.
3) LOS PARTIDOS POLÍTICOS DEBERÍAN ARTICULAR FUERZAS DE LOS GRUPOS SUBORDINADOS PARA
DESAFIAR LA HEGEMONÍA DEL GRUPO DOMINANTE
La agencia para articular un desafío hegemónico, o varios desafíos, a la hegemonía del grupo
dominante existente, puede ser solo, desde mi punto de vista, el partido político transformado. Al
nivel de la sociedad como un todo, el proceso de articulación y transformación involucra una
interacción entre partidos políticos y filosofías y los variados grupos de interés.
El reto de los partidos que buscan articular los intereses de los grupos subordinados sobre la base de
valores emancipadores e igualdad es contribuir a una simultánea transformación de la conciencia y
un cambio en la correlación de fuerzas en la sociedad.
Esto requiere que los partidos sean ellos mismos transformados aprendiendo a respetar los
diferentes intereses representados dentro de ellos mientras que al mismo tiempo articulando esos
intereses sobre la base de intereses compartidos y una visión estratégica común.
11.4 UNA SOCIEDAD AUTOACTIVADA Y AUTOGOBERNADA
1) EL INTERÉS SOCIAL PUEDE SER DEFINIDO SOLO DEMOCRÁTICAMENTE
A no ser que se suponga, equivocadamente, que el interés social es obvio y no problemático, éste
puede ser solo construido socialmente por las personas a las que ese interés les pertenece.
2) ES NECESARIO AVANZAR SIMULTÁNEAMENTE EN LA IGUALDAD Y EN LA SUBSTITUCIÓN DEL MERCADO POR
LA PLANIFICACIÓN DEMOCRÁTICA
Existen, por tanto, dos aspectos interconectados del proceso de avance hacia una sociedad
autogobernada: primero, el logro de la igualdad, de manera que la negociación sea entre iguales; y,
segundo, la sustitución de las impersonales fuerzas de mercado por el control consciente de la
actividad económica planificada. Los dos aspectos están interconectados porque ninguno es posible
sin el otro. La igualdad es imposible sin reemplazar las fuerzas de mercado como el mecanismo
coordinador de las decisiones económicas, porque las fuerzas de mercado operan mediante la
desigualdad y la reproducen. La substitución de las fuerzas de mercado por la coordinación
126
negociada es imposible sin igualdad, puesto que cuando las personas tienen que escoger entre
relaciones desiguales de dependencia personal y relaciones basadas en igualdad formal donde la
desigualdad es mediada por la coerción de las fuerzas de mercado, ellas eventualmente optan por las
últimas.
3) NO HAY IGUALDAD SIN PROPIEDAD SOCIAL
Una vez que la igualdad política formal como ciudadanos ha sido ganada, el objetivo siguiente es
ganar la igualdad económica, que es en todo caso necesaria para una igualdad política plena. El
inmerecido ingreso derivado del desigual control de la propiedad es incompatible con la igualdad
económica y en una sociedad moderna esto es la parte moral de la defensa de la propiedad social
común de los medios de producción.
Página 275
4) NO HAY IGUALDAD SIN ABOLICIÓN DE LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO
Sin embargo, para lograr una sociedad autogobernada de sujetos autoactivados, la desigualdad clave
que tiene que ser superada es la desigualdad en el acceso a las actividades sicológicamente
productivas de la sociedad. Es teóricamente posible concebir una sociedad en la que las personas
disfrutan de igualdad política formal e iguales ingresos, pero continúan divididos en los que hacen y
a los que se les hace, en organizadores y los que se les organiza, en planificadores y los que se les
planifica, en los que manejan y los que se les maneja. Pero una sociedad tal no sería autogobernada,
las personas no serían autoactivadas, y ellas no serían iguales.
Las características de las actividades, de las relaciones, en que las personas se involucran
determinan sus posibilidades de autodesarrollo. Estas actividades y relaciones constituyen la forma
en que las personas se producen, se crean ellas mismas.
La abolición de la división social del trabajo es la precondición para terminar con las formas más
viejas de opresión y desigualdad, entre hombres y mujeres, y entre el trabajo mental y el manual.
5) EL MODELO DE COORDINACIÓN NEGOCIADA ES UNA PROPUESTA OPTIMISTA Y REALISTA
Página 276
La acción política transformadora tiene que estar informada por una visión creíble de una mejor
sociedad. Uno de los factores que inhiben tal acción ha sido la crisis de la visión socialista
tradicional, y no en menor medida la pérdida de confianza en la posibilidad de combinar libertad y
democracia con la planificación. Yo espero que el modelo de planificación democrática mediante la
coordinación negociada contribuya al análisis de cómo combinar, particularmente en relación a la
economía, el optimismo sobre la posibilidad de una sociedad mejor con el realismo sobre cómo son
las personas y lo que ellas pueden llegar a ser, lo que nosotros juntos podemos hacer de nosotros
mismos. ◄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s