Archivo mensual: marzo 2020

Venezuela. Jaque Mate?… EE.UU…??

Hospital San Juan de Dios… Gustavo Petro ante la crisis del Corona Virus

Gustavo Petro en directo: ante la crisis del Corona Virus le propone a Colombia #PetroEnElTercerCanal #TercerCanal

Grave situación por Coronavirus en Ecuador


https://www.elcomercio.com/actualidad/romo-ecuador-coronavirus-inhumaciones-colectivas.html 

María Paula Romo: ‘Se está adecuando un lugar que se convertirá en un campo santo en donde vamos a realizar inhumaciones colectivas’
La ministra de Gobierno, María Paula Romo dijo que la fecha tope de las medidas restrictivas hasta este momento es el 5 de abril. Foto: Twitter María Paula Romo

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, señaló la noche de este domingo 29 de marzo del 2020 que ya está establecido un espacio en el Cementerio Municipal de la Junta de Beneficencia de Guayaquil para realizarse inhumaciones colectivas.

«Se está adecuando el lugar que se convertirá en un campo santo. En este lugar vamos a realizar inhumaciones colectivas, será una tumba junto a la otra para que se pueda cumplir con esta tarea de una manera responsable y de una manera digna», dijo la Ministra en una entrevista con Canal UNO.

Esto se logró gracias a un convenio que fue firmado ayer entre la Prefectura del Guayas, el Municipio de Guayaquil, el Ministerio de Salud y la Junta de Beneficencia. Las tumbas estarán una junto a la otra y tendrán su respectiva identificación para que las personas sepan en donde están sus familiares fallecidos, sean a causa de coronavirus o no.

Además se refirió al drama humano que viven algunas familias del Puerto Principal, ya que sus seres queridos han fallecido en sus hogares y sus cadáveres no han podido ser retirados de sus casas.  

«En Guayaquil en circunstancias normales hay un promedio de 64 defunciones por día. Hoy, que las funerarias no están haciendo la recogida de los cadáveres, que tenemos toque de queda, familias enteras en aislamiento y que además tenemos casos sospechosos de coronavirus, esto se ha desbordado en estos últimos días y ha provocado un drama muy lamentable, desde el punto de vista humano», dijo la Ministra.

Además, señaló que ya se ha enviado un «equipo grande» de Criminalística a Guayaquil, «este equipo ha multiplicado la capacidad de hacer la recolección de cadáveres». 

Esta recolección estará a cargo de las Fuerzas Armadas, Policía Nacional, Comisión de Tránsito del Ecuador, quienes se «han puesto al servicio de la ciudad de Guayaquil para que podamos ayudar en esta tarea y esperamos que ya no tengamos este retraso a partir del día de mañana».

«La cantidad de personal y automóviles que se ha destinado nos permitiría hacer esto de una manera mucho más rápido», reiteró.

Según el reporte oficial, que recoge datos hasta las 17:00 de este domingo 29 de maro, en el Ecuador hay 58 las personas fallecidas por el covid-19,  1 924 casos positivos y 2 869 están bajo sospecha.

En país rige un Estado de excepción y de aislamiento domiciliario masivo y obligatorio, como estrategia para tratar de frenar la expansión de la pandemia en el país.

Entre otras medidas, el Gobierno decretado un toque de queda de quince horas que va desde las 14:00 hasta las 05:00 y rige también una restricción a la circulación de vehículos, de acuerdo con los últimos números de la placa.

Las restricciones exceptúan a vehículos con salvoconducto que cumplen actividades básicas relacionadas con la atención de salud, seguridad, abastecimiento de alimentos, medicamentos, exportaciones y otros.

También se ha regulado el ingreso de personas en horarios permitidos a mercados, supermercados y farmacias.

El pasado 11 de marzo el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, decretó la emergencia sanitaria en todo el país para intentar frenar la expansión del contagio del coronavirus.

Tomado de diario EL COMERCIO, de Ecuador.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: https://www.elcomercio.com/actualidad/romo-ecuador-coronavirus-inhumaciones-colectivas.html. 


Venezuela. Cliver Alcalá… Cercado Guaidó por conspiración en Golpe de estado

Venezuela. Cliver Alcalá y el intento de golpe de estado desde Colombia

Si hay un escenario propicio para teorizar sobre conspiraciones ese es el coronavirus…

Daniel Estulin: “España no puede salir viva de esta crisis”

El analista de inteligencia ruso Daniel Estulin asegura que “estamos viviendo el fin del capitalismo, una crisis sistémica planetaria”

Daniel Estulin
Daniel Estulin/Foto: La Razón

Si hay un escenario propicio para teorizar sobre conspiraciones ese es el coronavirus, y si existe alguien ducho en la materia ese es Daniel Estulin, autor de varios libros sobre el club Bilderberg y analista de inteligencia ruso. Estulin desconoce cuál es el origen dela pandemia, pero no descarta la versión sugerida por funcionarios chinos según la cual el Ejército de EE UU habría introducido el virus en China. Lo que sí tiene claro es que esta crisis sanitaria -“que es secundaria”- acelerará el fin de ciclo que, añade, estamos viviendo, con el desplome de los mercados y el final de la era iniciada con los acuerdos de Bretton Woods en 1944. “España no puede salir viva de esta crisis”, pronostica en esta entrevista con LA RAZÓN.

¿Cómo va a cambiar el mundo tras el coronavirus?

Lo que se nos viene encima es una crisis de una magnitud que solo la hemos visto en dos ocasiones en los últimos dos mil años. La primera fue entre los siglos IV y VI, cuando apareció el feudalismo. Y el segundo momento vino con el nacimiento del capitalismo a partir del siglo XVI. Lo que estamos viviendo ahora es el fin del capitalismo, una crisis sistémica planetaria. El capitalismo necesita una continua expansión, abrir mercados nuevos, porque sin mercados nuevos el capitalismo muere. Esto lo decían Karl Marx y Adam Smith. El coronavirus está siendo una excusa para buscar una explicación de la quiebra de los mercados planetarios, cuando esto es algo que empezó mucho antes. Lo de Italia también es fácil de explicar. 114 bancos de Italia están en quiebra. Tener coronavirus es fantástico porque pueden dejar de pagar y echar a la culpa del default al virus.

¿El mundo está preparado para afrontar una crisis de este calibre?

El modelo económico ha llegado a su fin. En 1991, los dos modelos existentes, el comunista y el capitalista, se juntaron en uno solo que duró hasta 2008, cuando comenzó el principio del fin. En 2008 aún existían formas de salvar el sistema, limpiando los elementos parasitarios, pero ahora existen burbujas creadas por los bancos, que han aumentado la deuda en un 70%, que no se pueden eliminar, o sí se pueden eliminar, pero eso sería mediante una guerra termonuclear o bacteriológica o con un coronavirus, una fuerza mayor que en la mayoría de los contratos permite no pagar la deuda. El modelo negociado en Bretton Woods en 1944 solo funciona con una expansión sin límite del capitalismo. Pero hemos llegado al final y lo que estamos viendo ahora son las consecuencias de la quiebra.

¿Habrá movimientos geopolíticos importantes? ¿Ganadores y vencedores después de esta pandemia?

Estados Unidos y China llegaron a un primer acuerdo comercial, que da como ganadores a los americanos. Pero China y EE UU son la cara y la cruz de una misma moneda, son el mismo sistema económico. Al ganar Trump este acuerdo comercial, ahora estamos viendo la respuesta de China. Xi Jinping, que es emperador y no un presidente, está jugando de forma asimétrica y tomando cartas después de que EE UU haya ganado la guerra comercial y Europa haya cerrado las puertas a China con aranceles. Xi Jinping plantea otro juego. En China hay muchos coronavirus. Y la consecuencia de eso es el cierre de mercados y empresas. Ningún barco chino ha llegado a los puertos americanos desde hace un mes. Por eso hay tanta escasez, porque la mayoría de las cosas se fabrican en China.

Desde 1991 y hasta hace poco tiempo teníamos un mundo unipolar, dominado por el mundo liberal banquero financista, donde se produce un crecimiento a costa de los demás. Cuando la Unión Soviética murió y mientras Occidente pudo expandirse, el sistema unipolar siguió funcionando hasta 2008. Ahora estamos viendo la muerte de un sistema y el nacimiento de otro nuevo que nadie conoce. Por eso Putin, Trump y Xi Jinping están hablando de sentarse después de las elecciones de EE UU y decidir las nuevas reglas del juego para este mundo post crisis y post Bretton Woods. Desde 1991 la lucha se produce dentro del capitalismo, una lucha entre financistas, banqueros y parásitos de Wall Street contra industralistas nacionalistas. Donald Trump es la cara visible de este grupo alternativo antibanquero y antiliberal. Si gana las elecciones de noviembre, podremos decir que el liberalismo estará llegando a su fin, pero no me refiero al liberalismo pensado por Voltaire, sino al liberalismo financista parasitario que no produce nada y vive de la especulación. La Unión Europea es el ejemplo marco de este liberalismo desenfrenado planetario, y por tanto está destinada a morir. En una generación solo va a quedar poco de lo que hoy es Europa. Lo más probable es que haya un montón de países nuevos.

¿Cree que esta pandemia puede perjudicar las aspiraciones de Trump de ganar la reelección en noviembre?

Joe Biden, que tiene demencia, representa la cara de los liberal financistas. Trump ni siquiera es el representante del Partido Republicano, sino la cara visible del ala industrialista nacionalista. Pero la lucha no es entre Trump y Biden. El único país en el mundo con el lenguaje capaz de explicar lo que está pasando es Rusia porque somos los descendientes de la URSS, que era un modelo alternativo y exitoso que quebró por unas causas que ahora no voy a explicar por falta de espacio. Trump va a ganar sí o sí, y va a seguir la lucha contra el liberalismo, representado por las agencias de inteligencia, la burocracia de Washington, los medios de comunicación, Silicon Valley, Hollywood, etc.

Funcionarios chinos insinuaron que el Ejército de EE UU había introducido el virus en China. ¿Qué le parece la teoría?

No soy virólogo y no voy a lanzar teorías de la conspiración. No sé cuál es el origen de la pandemia. Pero tampoco dudaría de esa teoría, sobre todo teniendo en cuenta que Estados Unidos es un país que ha sido capaz de lanzar una bomba atómica y de meterse en infinidad de guerras. La lucha ahora es por definir el modelo post crisis. Lo del coronavirus es secundario. Existe una histeria planetaria con este virus, pero esto es solo la antesala del primer acto, que empezará en septiembre o en marzo del año que viene como muy tarde. Entonces la gente sí saldrá a la calle, porque un día se dará cuenta que los bancos estarán cerrados. Es lo que sucedió en la Unión Soviética en 1991, cuando el 40% de la población perdió hasta el último céntimo de lo que tenía en el banco. Esto va a suceder a escala planetaria. Lo que viene es una crisis sistémica dos o tres veces peor que la de 1929.

Sí, nos encontramos ante el fin de la clase media, que surgió con fuerza en España en los años sesenta y setenta y se fortaleció en EE UU durante la era de Reagan. Ahora, como estamos llegando al fin del modelo, la clase media va a morir. La gente saldrá a la calle y les van a acribillar a balazos. Todas las medidas de tipo marcial y de toque de queda que se están ensayando ahora son métodos para poner a punto el plan de seguridad férreo que vendrá dentro de seis meses o un año como mucho. Las fuerzas de seguridad nacionales están haciendo un ensayo general de lo que va a venir. Todo lo que está pasando ahora lo llevo explicando desde hace 15 años.

Los Gobiernos de muchos países han anunciado planes ambiciosos de rescate. ¿Hasta qué punto serán efectivas estas medidas para salir antes de la recesión que se avecina?

Cuando las empresas abran dentro de uno, dos o tres meses van a estar quebradas y el resto no van a poder pagar los salarios. Y si no pagan, los trabajadores no pueden comprar. Habrá un efecto dominó. España no tiene industria pesada y su agricultura, como sois parte de la Unión Europa, ha volado a otros países. Tampoco tenéis una política monetaria propia porque todo se decide en Europa. No sois un país, al igual que otros países europeos. España no puede salir viva de esta crisis. Las ayudas están bien pero no servirán para nada porque la crisis no es de un sector, es sistémica. En Alemania, Deutsche Bank está en quiebra desde hace años. Y Commerzebank también. Estos dos bancos han perdido el 90% de su valor en la Bolsa. Boeing está a punto de quebrar, General Electric lo mismo. Te puedo dar una lista enorme de empresas en esa situación. Pero no es una cuestión de un número de empresas, sino de un modelo. Ninguno de los doce premios Nobel de Economía desde 2008 ha explicado la crisis sistémica que se nos viene encima.

¿Qué piensa cuando le tachan de alarmista y aficionado a las teorías de la conspiración?

Hace años, cuando empecé a publicar libros como los del club Bilderberg, la gente decía que era un teórico de la conspiración. No es así. Yo soy doctor de Inteligencia Conceptual y soy coronel de contrainteligencia militar rusa, con 24 años de servicio. Trabajo con presidentes, primeros ministros y bancos centrales de varios países, hoy más que nunca. Con la que está cayendo ahora y lo que he explicado en mis libros, se le ha borrado la sonrisa a más de uno. La quiebra está a tu alrededor y todo el mundo se ha dado cuenta. Mis previsiones a nivel económico, político y social están ahí.


Artículo tomado de:  https://www.larazon.es/internacional/20200322/ip7bpsjtqvcblmhcchctpt6wby.html

VOLTEANDO LA TORTA

El espectáculo mediático macabro del coronavirus

Publicado el 25 de marzo, 2020

Por Gonzalo Salazar

Hasta diciembre de 2019 los pueblos del mundo estaban en el proceso de despertar y movilizarse por sus derechos y necesidades; el capitalismo se hundía en otra crisis estructural, ni la estrategia de la guerra  4G (Cuarta generación) ni el chantaje nuclear daban los resultados esperados por el imperialismo Occidental; los capitalismos de Oriente y Occidente se enfrentaban por el dominio de los mercados, las materias primas y posiciones geoestratégicas; la farsa del cambio climático no funcionó; la movilización de la mercancía laboral se complicó –se ahogó en el Mediterráneo- con los neonacionalismos (racismo y xenofobia), la ingeniería social no dio para atomizar y enfrentar a toda la humanidad; la máquina de imprimir dólares se desbocó tanto como la deuda, mientras la falacia criptomonedera se esconde detrás de la corrupción y los negocios offshore (paraísos fiscales), mientras las bolsas dejaban a los viejos sin futuro y la depresión gringa se mundializaba; hasta que apareció el genio de la lámpara capitalista con su varita biotecnológica cumpliendo el deseo de los amos del mundo: conminar al ganado humano en el panóptico global, en celdas individuales, para poder realizar los cambios que el sistema mundo capitalista necesita para continuar existiendo con otras máscaras.

 En esta debacle, a la que nos lanza el capital biotecnológico financiero-farmacéutico dejará muchas bajas, unos muertos y otros deshabilitados, entre los primeros están los adultos mayores y los lesionados por otras pandemias y patologías, metidos en el mismo saco del covid-19, los deshabilitados son los millones de pobres y miserables que quedarán en la calle desocupados, en los manicomios, en las cárceles, los quebrados (PIMES) o más endeudados, los que se rebuscan el día a día en las calles. En estos momentos los gobiernos prometen todo tipo de ayudas: reducción de impuestos, de tarifas, pagos de arriendo, mercados, cuando la mayoría de gobiernos han privatizado la salud, la educación, los servicios públicos básicos, las carreteras, hasta la cultura y la política, además de la deuda externa pública y privada, que en la mayoría de países supera su PIB (la deuda mundial supera más de tres veces el PIB mundial). Por otro lado, los Estados continúan rescatando al sector bancario-financiero y a las grandes empresas (quitándoles a los municipios y a las regiones sus presupuestos para destinados a las problemáticas sociales como es el caso de Colombia).

 Entre los economistas hay una disyuntiva: apoyan el patrón oro, o acaban con el dinero fiat, o sea, salvan la financiarización de la vida, o continúan con los genocidios y la eugenesia para pasar al capitalismo transhumanista, cosa fácil con la mundialización del miedo, que permita imponer la dictadura fascista local-global, aceitada con la desinformación mediática-monotemática. Y lo lograron paralizando y callando al mundo. El Banco Mundial, el FMI, el BID, el BCE, las grandes corporaciones financieras, de un momento a otro aparecieron con billones de dólares para prestar a todos los países “enfermos” –excepto Venezuela- Por arte de magia desaparecieron los conflictos, los terrorismos, los 30.000 niños muertos diariamente por hambres y enfermedades de fácil curación, los miles de muertes diarias por dengue, los cientos de miles de muertos anuales por enfermedades respiratorias diferentes al covid-19. Los conflictos en Yemen, Irán, Siria, Sudán, el Congo, Venezuela, las migraciones, la expropiación de los recursos naturales y energéticos a los pueblos del sur dejaron de existir.

 El espectáculo mediático macabro del coronavirus les sirve a las élites para mostrarse, sea como “infectados” o como filántropos; por todos los medios aparecen estrellas de cine y del deporte, celebridades y directivos estatales y empresariales, felices ostentando su “fortaleza” física y mental para afrontar la “enfermedad”, dando consejos y opinando sobre las cantidades de muertos e infectados. La falsimedia difunde hasta la saturación desinformación y mensajes contradictorios, mientras la solidaridad internacional brilla por su ausencia en Occidente, a excepción de Cuba y Venezuela, que han mandado personal especializado, medicamentos y equipos, junto a Rusia y China, a las egoístas y colonialistas “potencias” europeas que aplican las sanciones comerciales ordenadas por Washington contra esos países que ejercen principios humanitarios.

 ¿Qué tal si los millones de zombies hambrientos y ciegos, hoy conminados y controlados desde la oscuridad de las cavernas (bunkers) de los financieristas, eugenésicos y colonialistas, nos quitamos las mascarillas de ovejas, nos organizamos, nos miramos a los ojos, nos abrazamos y salimos a destruir todas las fronteras, a detener a esos sicósociopatas, -gobernantes y plutócratas nacionales y transnacionales- tomándoles la fría temperatura de sus cerebros y corazones, encerrándolos –en anexos siquiátricos- por el resto de sus días para despojarlos de los virus de la avaricia, la atrocidad y la indiferencia, de su morbosa tranquilidad y ufanía?

¿Qué tal si recogiendo nuestra dignidad, les cobramos los miles de millones de niños y niñas abusados, bombardeados, asesinados con los virus del hambre y la pobreza, inutilizados por su sistema mediático-educativo, por no decir de los millones de trabajadores/as esclavizados, de la juventud rebelde torturada y asesinada por reclamar justicia y respeto?

¿qué tal si les tapamos sus bocas que nos idiotizan y nos expresamos con nuestras propias voces?

 ¿Qué tal si de una vez les cobramos la gigantesca deuda por sus riquezas materiales y culturales, obtenidas fraudulenta y violentamente en más de 500 años, y distribuimos toda la riqueza del mundo equitativamente –incluyendo medios de producción, productos y los mal llamados servicios-?

 ¿Y si de una, vuelve cada pueblo a producir sus propios alimentos sanos, -devolviéndoles sus tierras a los campesinos empobrecidos y desplazados, si desarrollamos nuestras medicinas y tecnologías, utilizando todo el acumulado científico-tecnológico expropiado a la mayoría de la humanidad?

 ¿Qué tal si nos autogobernamos a partir de hoy, partiendo del hogar la asamblea y la comunidad local, creando y administrando nuestras propias economías y justicia?

 ¿Qué tal si hombres y mujeres del pueblo nos confraternizamos y amamos en igualdad y solidaridad dirigiendo nuestras miradas y nuestros pasos hacia la destrucción de nuestros verdaderos y únicos enemigos: el miedo, la ignorancia, el conformismo y las pobrezas, que los sistemas de clases, castas, razas y patriarcales nos han impuesto, entre ellos el capitalismo?

 No nos preguntemos qué estarán pensando y haciendo las élites capitalistas, globalizadoras, fascistas y nazis, solo miremos y sintamos en este encierro pánico-pandémico lo que somos y dónde estamos; qué nos falta, qué nos incomoda, qué no nos deja ser, qué debemos y podemos hacer por el presente y el futuro feliz de la humanidad, porque esta situación parece un ensayo más de manipulación que ejercen los poderosos sobre nuestras mentes y cuerpos. Muchos dicen que después de hoy el mundo será otro, lo que necesitamos definir es si será de todo todas y para todo todas con justicia y dignidad, empezando por nuestra propia casa y país.

 Marzo 25 de 2020

Imagen

Colombia. En Bogotá y Medellín acataron las 34 excepciones del presidente Duque (En el toque de queda)

Mensaje de Vladímir Putin a la nación sobre la situación del coronavirus

Mensaje del Presidente de la CUT Diogenes Orjuela

Imagen

25 de Marzo #ParoEnCasa Presidente de la CUT Diogenes Orjuela

Imagen